30 agosto, 2014

Alemany i Corrió, Despullat 2013


Irene Alemany y Laurent Corrió, penedesenca y borgoñón, son bien conocidos por sus tintos a base de cabernet sauvignon, merlot y cariñena, de la zona central del Penedès y del Garraf, tanto como por sus blancos más recientes, con xarel.los del Garraf. Dan contenido real a la definición "vino de garage = vino de almacén" (que no de almacenista) en este país (tampoco hay tantos...) y lo hacen con ideas claras y propias, fruto de su trabajo en la Borgoña y de sus años, ya llenos de experiencias, en el Penedès (desde 1999).  Puesto que siempre digo lo que pienso, con respeto enorme por el trabajo que la gente hace, diré que su estilo con los tintos no terminaba de encajarme con lo que yo veía en ellos, en Irene y Laurent (sencillez, proximidad, humildad, gran conocimiento de las variedades)  y nunca terminé de disfrutarlos. Bien es cierto: son vinos que agradecen años de botella y no siempre estamos dispuestos a dar a las botellas ese margen...Todo cambió con este Despullat 2013. Ya dije en su momento que buscaba, y no encontraba, su primer Despullat 2012. Y cuando probé una primera copa del 2013, Lauren casi me dijo que "mejor"...porque no estaba muy satisfecho del resultado de esa añada 12.

En cambio, el 2013 (14%), probado la primera vez de una muestra de barrica, era una cosa bien distinta y su cara y la de Irene, cuando lo servían, delataban tanta satisfacción como expectación. Cariñena monovarietal del Garraf de cepas de 70 años, esa primera copa ya me dejó sin respiración:  violetas, frambuesas, tensión y potencial enorme junto con fruta, mucha fruta para un vino hecho con un 75% de raspón y sin sulfitos añadidos. Dejé pasar unos meses y hace bien poco bebí una botella. Las sensaciones de placer aumentan y todo lo que percibí en abril de 2014, se confirma en julio. Vino fascinante, vino emocionante, vino desnudo (en efecto), vino auténtico. Cariñena de raíces, cariñena pura, fruta roja concentrada, maquia. Fruta alborozada: ciruelas, moras. Puck dando saltos por el claro del bosque a la luz de la luna. Aceitunas kalamata: acidez, morbidez, frutosidad. Pergamino. Si algún día hago un tinto, quiero que se parezca a éste. Albaricoques. Fruta de hueso de secano. Cerezas. Un vino largo y de gran placer. Un vino serio y alegre al mismo tiempo. Un vino intenso.  ¿A qué esperan?