11 julio, 2018

Credibilidad y reputación

Hace ahora casi cuatro años, Quim Vila me pidió un texto para el blog de su empresa, Vila Viniteca. Se publicó el 29 de septiembre de 2014, con el título de "¿Por qué no beben vino los jóvenes?". Generó interés y debate y nos dejó a todos con sensaciones suficientemente positivas, aún sin saber qué resultados reales haya podido tener, como para que os propusiéramos un segundo texto.

Como el primero: yo le planteé el tema a Quim. A él le pareció bien. Me tomé mi tiempo para escribir y revisar y le pasé un texto que él, tras lectura reposada y meditación, aceptó sin titubeos ni cambio alguno. Conviene decirlo en público por si acaso alguna malicia...

El segundo texto se titula Credibilidad y reputación y lo hemos publicado ayer, 10 de julio de 2018. En el fondo, habla de algo muy parecido al primero: cómo conseguir, en el mundo del vino, el respeto que nace de la espontaneidad de los jóvenes; cómo hacer que el vino y su consumo formen parte, también, de la cadena de transmisión de valores que haga que nuestro mundo sea algo mejor.

Os presento la reflexión y propuestas. A ver qué os parecen.

JGP a la biblioteca de l'ICAC 13 de febrer de 2018 by R.Granell

La foto es de Manel R. Granell en la biblioteca del ICAC

2 comentarios:

Jose dijo...

Caro Joan,
qué gusto leerlo; leerte. Todo. Hasta los espacios en blanco.

Me has traido a la memoria "un suceder". En una ocasión, en un sarao de productores, me explicaba que hacían vino en ecológico, pero que no se pueden permitir pagar certificaciones y demás. Le explicaba que a mi eso me da igual. Si me dice que lo hace, me da un apretón de manos y mirándome a los ojos lo mantiene, a mi me vale.

Abrazotes,

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

Qué bonito, querido Jose, lo de los espacios en blanco... a veces cero que abuso de las pausa y los puntos suspensivos, pero los pongo siempre con mucha intención. Puede que me equivoque y no siempre estén en el lugar más adecuado, pero pienso mucho en las pausas y los silencios, los espacios en blanco.
Y creía, en efecto, cosa que no podía decir en el blog de Vila, que había que leer los dos textos juntos. No fueron escritos con esa finalidad, cierto, pero una vez escritos, sin haberlo pensado especialmente, el final de este último enlaza bien con el del primero.
Esos "sucederes"... cuánta razón. He vivido tantos también que, al final, solo quieres eso: que te digan la verdad y punto, qué hacen. Las certificaciones pueden ser importantes para vender fuera y para cierto tipo de gente, pero nosotros queremos ver la verdad en los ojos y en el apretón de manos, claro!
Otro "suceder" mío de los primera años de VPN, cuando hacían pequeñas ferias/encuentros en Barcelona (yo también monté uno!!! Slow Vitis, qué tiempos...): la gente ponía su mesa y sus botellas y en primer plano, las analíticas de los vinos!!! Nadie se cría nada de nacie y menos, de los que se llamaban productores de vinos naturales!!! Y ellos, sin más, ponían los papeles encima de la mesa. Por suerte ya no lo hacen porque en la mayor parte de casos, sabemos bién qué y cómo lo hacen. Y si no, que cuenten!
Abrazo fuerte y mil gracias por la lectura!
Joan

Publicar un comentario