25 marzo, 2016

Táganan Tinto/Red 2014

Tàganan Vinos Atlánticos Tinto Red 2014
Este post tiene varios objetivos:
1. Manifestar mi admiración por el grupo de enólogos que viene en llamarse Envínate: Laura Ramos, José Martínez, Roberto Santana, Alfonso Torrente. No hay vino que hagan que no me diga cosas interesantes, atractivas. Me gusta su manera de hacer las cosas, su sabiduría silenciosa y tranquila, su dominio, su humildad, sus ganas de aprender y, sobre todo y más que nada, me gustan su futuro y los vinos que harán de los que todavía no sé nada.

2. Mostrar que este Táganan Tinto 2014 (13%) es un paradigma de 1. Es un vino hecho en la tierra de uno de ellos (Roberto Santana, Taganana, Santa Cruz de Tenerife), con plantas y variedades muy antiguas de la isla, que han sobrevivido en pie franco: negramoll, listán negro, vijariego negro, listán gacho, moscatel negro. Es un vino que nace de viñedos con el mínimo tratamiento, que ha fermentado con la ayuda de sus propias levaduras y que lleva un poco de raspón. También unos meses de madera bordelesa usada (varias medidas) en la que ha hecho la maloláctica espontánea. La madera que no es de la uva no se nota casi nada en aromas: ayuda a hacer el vino. Tiene los sulfitos mínimos que ellos consideran necesarios para que el vino se mueva (normalmente por debajo de los 40 mg/L). Pronto considerarán que con menos también van bien las cosas.

3. Demostrarme que pocas palabras también pueden describir bien las huellas que un vino como éste deja en mí: "bajo el volcán, las sensaciones golpean con amabilidad. Es un vino fresco, rústico, amable, ácido y directo. Huele a pedernal y a picotas. Sabe a agua de la cántara, tiene un mínimo de reducción y de cuero y me recuerda ratos pasados bajo la sombra amable de un zoco, en la zona de los tintes de color azul."

4. Constatar que cuando alguien tiene acceso a viñedos con las características que desea y tiene un vino en la cabeza, no hay nada ni nadie que le/les pare. Ni reglamentos, ni normas: nada. Este vino, impresionante por tantas cosas, no está amparado por DO alguna: es un vino tinto de mesa, sin más. Se puede comprar en la red o en la tienda por unos 14€. Y es, además, un homenaje a la manera sencilla y sabrosa de hacer las cosas que tienen en el norte de Tenerife.

5. Decirles a todos ustedes que gracias (no se me ocurriría decir "por culpa de...") a un nuevo proyecto que pronto verá  la luz, los posts tendrán una periodicidad algo irregular. No pienso matar al bloc, por lo menos no antes de su décimo cumpleaños (sic!!!)  pero no siempre tengo la suerte ni la capacidad de beber en una sola semana varios vinos de los que desee decir y compartir cosas.

¡Feliz Pascua para todos pero en especial para aquellos que creen que la resurrección de la carne también es posible gracias a un gran vino como éste!

13 marzo, 2016

Volvoreta 2013

Volvoreta naturalmente 2013
Monte bajo a 800 msnm, cascajos y arena, profundidad y buen drenaje. El paisaje que el Duero ha dibujado en su recorrido cercano a Zamora, en Sanzoles, es extremo y muy adecuado para la vid. Acompañan otros elementos clave para tener uvas de calidad: un clima continental y árido, con temperaturas extremas y poca lluvia, un suelo pobre y lo más importante: gente que sepa observar y entender qué necesita esa tierra para que sus frutos no perezcan en el intento de alimentarse y de crecer hacia la luz. La familia Alfonso pertenece a este tipo de personas. En cultivo ecológico desde los inicios de Finca Volvoreta, y ahora en prácticas de biodinámica incluso "avant la lettre" (cuajo de oveja, por ejemplo), usan también la cubierta vegetal responsable, en la justa medida que los suelos necesitan para fijar los minerales y airearse mejor. El resultado es una excelente tinta de Toro, la uva de la zona (emblemática de la Denominación de Origen Toro) y, por supuesto, su uva. Volvoreta 2013 es el vino que hacen de la forma más natural posible.

Esa tinta entra en la bodega y fermenta con sus propias levaduras y las que ha ido recogiendo por campos y bodega. Saben ya lo suficiente y tienen, además, la sensibilidad adecuada para dar el paso de no sulfitar en ningún momento del proceso. Y tras la fermentación alcohólica, la maloláctica la hace la uva en barricas bordelesas y en tinajas de barro. El resultado final es un vino con la fuerza, la rusticidad y la energía de la tinta de Toro, pero también con la frescura y la elegancia de la fruta servida de la forma más auténtica posible. Con 14,5%, agradece la botella. Lo seguirá haciendo, sin duda, por unos años más. Cuando lo bebo me viene a la cabeza la complicidad entre hombre, viñedo y caballo cuando se ara con ellos la tierra (aunque confieso no saber si los Alfonso los utilizan). Pienso en el sabor intenso y en la fina tanicidad que tiene esta uva. Y recuerdo montes llenos de tomillo y orégano en flor. Huelo laureles y nuez moscada en el estofado. Siento la frescura y los aromas de las ciruelas y del agua con chocolate. Unto rebanadas de pan con mermelada de cerezas picotas. Me vienen mirto y azules por doquier. Y veo a ese Apolo agazapado detrás de María que sonríe casi como si fuera un Baco...

07 marzo, 2016

¿Petróleo y vino? Carta abierta de Ton Rimbau

chapas de araña de Porcel.lànic de Ton Rimbau

Ton Rimbau es el viticultor que, desde el Penedès y con la ayuda de Manel Avinyó, crea una bodega llamada Porcellànic que a nadie deja indiferente. Con las arañas-tigre como emblema y la autenticidad de lo que hace como divisa, Ton parece entrar en conflicto con los que, en su zona, quieren regular los llamados "vinos naturales". Ton asiste a una reunión sobre el tema y sale de ella con ganas de escribir una "carta abierta". Me pide que la difunda y le propongo publicarla en el blog. Me da su autorización. Sobre qué es un vino lo más natural posible ya escribí un libro, así es que ahora mismo me limito a atender el ruego de Rimbau y publico su carta, sin opinar. Es ésta:

Os hago saber que en la zona del Penedès ya están pensando en poner normas a los vinos naturales. Ayer asistí a una reunión sobre este tema y mi posición fue que no se debe regular. Ya tienen los vinos ecológicos y biodinámicos, que ya son naturales, para regular. Les comenté que el petróleo también es natural y que si alguien quiere poner petróleo en su vino, debería poderlo hacer, otra cosa será si sanidad le autoriza a vender su vino o si alguien se lo compra.
Pienso en divulgar la idea de que los que pongan la palabra NATURAL, hagan lo que quieran pero que digan lo que hacen, así ya tenemos la norma que algunos quieren tener con el afán de limitarlo todo.
Espero que todos los que os consideréis productores de vino natural (lo pongáis o no en la etiqueta o en vuestras comunicaciones),  no dejéis que nos regulen algo tan bonito como lo que tenemos: nuestros vinos son los más diversos de todos y los que menos se parecen unos a otros, no perdamos nuestra diversidad. Recordad que esto nos pasa porque hemos abierto un nicho de mercado y ya los grandes quieren esa parte del pastel de una manera u otra.
Quiero decir que espero que esta carta sea traducida a la mayor cantidad de lenguas posibles. Para mí será un honor que hagáis vuestra esta carta y que la traduzcáis con vuestras palabras sin perder el espíritu. Gracias a todos.

Salud y vino

Ton Rimbau