12 junio, 2016

Tintos de verano: una propuesta fetén

Mar millor
Según la Wikipedia, el tinto de verano es "un combinado típico español realizado con vino tinto y gaseosa o refresco con sabor a limón." No entro a discutir ni a debatir esta "definición" y parto, además, del concepto de que "para gustos, colores". Pero en días en que el calor de verdad se hace presente, en días en que las propuestas más adecuadas para el verano parecen pasar sólo por el frío (presentado en forma de helado; o de cóctel con bebidas hiperalcohólicas, etc.), me apetece reivindicar otra manera de entender el "tinto de verano". Porque si es tinto, quiere decir que proviene de uvas tintas. Y si es de verano, quiere decir que se toma en verano, que es estación en que los calores aconsejan comidas y alcoholes ligeros, frescos, moderados y de fácil digestión.

Mi tinto del verano no tiene una fórmula fija, permite ser disfrutado en cualquier lugar del planeta en el que coincidamos con el verano y sólo pide espíritus divertidos, avisados y algo rebeldes que, sin duda, encontrarán la botella necesaria allí donde estén. Mi tinto de verano está hecho con cualquier uva tinta, sea monovarietal o en ensamblaje. También admite pequeñas aportaciones de uva blanca. Procede de viñedos que han tenido la menor cantidad posible de tratamientos y, casi siempre, efectuados de la forma más natural posible. Mi tinto del verano es de uva vendimiada y llevada con rapidez a la bodega donde, con raspón o sin él (aunque a mí me gusta más con la madera natural de la que vive la uva), ha empezado una maceración carbónica (que puede completarse o ser sólo semicarbónica). Mi tinto del verano ha tenido un contacto moderado con los hollejos y aunque las uvas sean potencialmente tánicas, sus hacedores han preferido primar las esencias de la fruta antes que otras cualidades. Su color es tinto, claro, pero dentro del abanico único de los colores de la tintura hay muchos matices (algunos pueden incluso parecer rosados, pero de uvas tintas mayoritarias son...). Cualquier recipiente es bueno para los procesos de fermentación (pipas y maderas de cualquier tamaño; lagares de cemento; depósitos de acero inoxidable; plásticos alimentarios...) pero es importante que sus posibles aromas no pasen al vino. La fermentación arranca y termina sin ayudas externas y con las levaduras del campo y de la bodega. Hay que embotellar pronto sin estabilizar ni filtrar (a ser posible). Hay que sulfitar lo mínimo posible también (de preferencia nada, si se ha podido usar el CO2 de la fermentación como protector natural). Mi tinto del verano se sirve fresco, jamás frío, para que podamos saborear ese vínculo entre personas, tierra y uvas. Puede tener un poco o un mucho de carbónico pero jamás le vendrá éste por un refresco gaseoso sino porque el gas de la fermentación alcohólica se ha conservado en botella.

Mi tinto del verano es un vino fetén que, tomado con la moderación que convenga a cada cual, hace el bien al cuerpo, al espíritu y a las buenas compañías que lo beban con uno. Mi tinto del verano provoca largas sobremesas y mejores siestas. Facilita la amistad y los sentimientos sinceros. Mi tinto del verano tiene nombres y apellidos. Propongo algunos y me dejo muchos más. Por supuesto, sería genial que los lectores de este post propusieran sus tintos del verano también. Los que se me ocurren ahora mismo, por ejemplo, son: Brutal 2015 de Antonio Vílchez. Kabronic 2015 de Samuel Cano (El Patio). Vinya Sanfeliu 9Rei 2014 de Jordi Sanfeliu (Ecosetrill). La Amistad 2014 de Rafa Bernabé (Viñedos culturales). Château Paquita 2014 de Eloi Cedó (Sistema Vinari).  Syrnacha 2014 de los Valenzuela (Barranco Oscuro). Roig Boig Tranquil 2015 de Toni Carbó (La Salada). El Marciano 2015 de Alfredo Maestro. Almendrito 2014 de Mariano Taberber (Cuevas). Merla 2015 de Josep Mª Pujol-Busquets (Celler de les Aus, Alta Alella). Kedungu 2014 de Jürgen Gouws. El Cosmonauta y el viaje en el tiempo 2015 de Iker Mauleón (El Mozo Wines). Xérico 2015 de Roberto Oliván (Tentenublo Wines). Lirac Rouge 2014 de Eric Pfifferling (L'Anglore). Plou Plou Point Barre 2014 de Philippe Bornard. Fleurie 2014 de Philippe Pacalet. Sus Scrofa 2015 de Ramon Parera y Jordi Arnan (Celler Pardas). Vía Revolucionaria Bonarda Pura 2014 de Matías Michelini. El País Pipeño 2015 de Roberto Henríquez. Y etc.

Beban ustedes tintos, ¡que también son para el verano!

20 comentarios:

Jose dijo...

Hola Joan,
añado los Morgon de Lapierre, básicos de Bourée, Lafarge y Lecea y, desde luego, la trepat de Carles Andreu.

Abrazotes,

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Jose!
Me encanta ver cómo se amplia y redondea la idea de "tinto de verano"!!! Trepat de Carles Andreu: no tiene ningún tipo de maceración carbónica o semi pero su frescura y fragancia, su ligereza y amabilidad le hacen ser, sin duda, un gran "tinto de verano"!!!
Abrazo!
Joan

Mariano dijo...

Fantástica idea! Reivindico Galicia para la colección... Bastión de la Luna 2013 de Rodri Méndez, Ponte da Boga (cuanto más viejo, mejor), The Flower & the bee Sousón 2014 de Gomariz, Xión Tinto 2014 de Attis, Alanda Tinto 2013 de Mateo, Pradio Mencía 2014,... entre otros... ah! y fuera de Galicia La Perra Gorda 2014, de Germán, y el sensacional Los Besos que te robé 2015 de Orly Lumbreras

Abrazote

Joan Gómez Pallarès dijo...

Estupenda aportación, querido Mariano!!! De una tacada, hemos metido en el listado al noroeste peninsular y un par de joyas de la meseta.
Abrazo!
Joan

Vicente Vida dijo...

Genial idea, Joan.

Sin pensar mucho la mayoría de los tintos hechos por Envínate, así como La Perdida de Nacho Gonzáles, creo que no harían malos tintos para el verano. Algunas garnachas de Gredos, las más ligeras y fragantes como La Danza del Viento tampoco estaría nada mal en la lista.
Abrazos
Vicente Vida Lanzas

Joan Gómez Pallarès dijo...

Querido Vicente, muchas gracias!
Yo tampoco pensé mucho: cogí papel y boli y me puse a anotar los vinos que había bebido en los últimos tiempos que respondían al criterio que me fijaba. Y salió esto, sabiendo que era una lista incompleta y reflejo, tan sólo, de una idea y de mi consumo personal.
Genial tu contribución a la causa de los vinos tintos de verano. Hay amigos que comentan aquí y allá que prefieren los blancos o los espumosos, etc. A mí me gustan todos y no rechazo nada. pero la expresión que ha quedado fijada es la de "tinto de verano", no la de "blanco de verano", etc. Por eso, quise provocar y proponer un poco a partir de eso. Y eso fue lo que escribí. Un post con otro tipo de vinos sería eso, otro post...
Abrazo y gracias de nuevo!
Joan
Joan

Pol Turull dijo...

Estimat Joan,

quan necessària és tenir una llista com la que esmentes, i -tot i que a l'estiu encara més-, jo li dono vigència vitalicia i anual. Amb el teu permís afegiré:

Perill Noir de Clos Lentiscus
Biot de Vinyas d'Empremta
As Furnias
Philipppe Bornard Point Barre
Jean-Louis Dutraive (Domaine de la Grand'Cour) Fleurie Chapelle des Bois
Clos du Rouge George de Cyril Fhal
Matassa Coume de l'Olla
Cos Sicilia Pithos Rosso

I ja paro... aviam si aquest estiu podem gaudir-los tots! I sinó, doncs quin remei... seguirem a la tardar.

;-)

Una abraçada.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Està clar que tenim gustos i sensibilitats molt semblants, Pol!!! No només has citat a uns quants bons amics: és que "compro" la llsta sencera i hi afegiria el Felurie del Thévenet júnior!!!
Abraçada!
Joan

Smiorgan dijo...

Hola a todos.

Jose se me adelantó con el Morgon de Lapierre (no se me sale de la cabeza cuando pienso en tintos frescos y ligeros), al que añadiría el de Piron.
Junto con Mariano y revindicando Galicia, yo añadiría el Fusco de Xurxo.
Y de estas tierras levantinas he probado este fin de semana el Finca Collado Syrah Monastrell, que servido a una buena temperatura creo que iría genial para un tapeo en una terraza cómoda.

Buena propuesta, Joan.

Saludos.

Malena dijo...

Hola Joan y todos!
Divina lista y creciendo.
Expando territorio... Vámonos a Portugal!
Los Vinhão 2015 de Vasco Croft en Aphros y de Fernando Paiva en Quinta de Palmirinha, los dos Vinho Verde. El Phaunus Palhete 2015 también de Aphros, con 70% Loureiro y 30 Vinhão hecho en ánfora, las Bagas hechas para beber del año del genial Mário Sergio en Quinta das Bágeiras, Bairrada, estamos a 8 kmts del Atlántico! Aunque toda una señora, la Baga 1999 de Antonio Marques da Cruz en Quinta da Serradinha, Lisboa, los elegantes Gilda 2013 con una parte importante de Merlot y María da Graça 2014 90% Alfrocheiro, ambos Bairrada, frescos fresquísimo, tensos sobre todo el segundo, todos maravilla... Y que pase el que sigue! Abrazos!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Buenas tardes, Elías, y muchas gracias por tu propuesta: Jo Piron es lo más, sin duda! Y añadir a la lista tintos bebestibles veraniegos a Xurxo me parece genial! No he bebido este Collantes que propones y me pongo ya a buscarlo!
Gracias y un abrazo!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Querida Malena, nadie como tú puede hacer propuestas tan sugerentes de vinos atlánticos!!! Conozco algunas cosas, también alguna de las que has propuesto a través de Twitter, y me parece una mejora notabilísima de este listado que estamos haciendo entre los pirados que pensamos que "los tintos también son para el verano"!!!
Mil gracias y besos!!!
Ps. Por cierto, considerar que ese Quinta da Serradinha del 1999 puede ser el tinto del verabo me parece soberbio!!! Un vinazo...

Smiorgan dijo...

Pues ya que Malena nos lleva hasta el Atlántico portugués ¿qué tal un Luis Pato Baga + Touriga Nacional 2013 de la IVV Beira Atlántico? Me gustó bastante en la última degustación a la que asistí por estos lares.
Y revisando mis notas de esa cata, y aunque sé que a la mayoría de los habituales de esta página no les convencerá este tipo de productores, otro vino que me parece que a unos 14º puede ser muy agradable con los calores es el Álvarez Nölting Syrah 2014.

Saludos.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Todo lo que venga de los Pato es bueno, Elías! Por lo demás, aquí hay lectores para todos los gustos, así que tus sugerencias son muy bienvenidas!!!
Hay cosas muy interesantes que han salido aquí mismo y en twitter y en facebook! Yo, por decir uno de los que hacen amigos míos que se ha quedado en el tintero, propondré otro: el Blankaforti de Jordi LLorens, que es un animal de verano puro y duro!!!
Saludos!
Joan

Anónimo dijo...

Oportuno una vez más Joan; tu propuesta tiene importancia y actualidad. En este ambiente tan banal y despistado con propuestas como la de potenciar el consumo del calimocho esta entrada vuelve a dar en el clavo.
Abrazo fuerte, amigo.
Pedro Barrio.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Pedro! Me pone de los nervios ver cómo mucha gente se dedica a según qué refrescos... Todos tenemos nuestros gustos, pero conviene hacer saber que hay muchos vinos que son ideales para los días de calor... tomados, los vinos y los días, con ponderación!
Un abrazo!
Joan

Anónimo dijo...

Hola Joan

Castillo de Belarfonso 2014 y Malpaso 2014
Bodegas Canopy

Saludos
Jose

DANIEL RIBAS dijo...

Hola Joan,
Molt de temps sense contactar-te. Jo disfruto molt a l'estiu del "Raig de raïm" del Celler Pinyol de Terra Alta.
Salutacions

Daniel

Joan Gómez Pallarès dijo...

Daniel, moltes gràcies per la teva proposta!!! La Terra Alta sempre atrau!!!
Salut i bons vins!!!
Jian

Joan Gómez Pallarès dijo...

Jose, muchas gracias por la sugerencia canopea, que siempre está llena de gozo y de placer!!!
Saludos a todos!
Joan

Publicar un comentario en la entrada