01 junio, 2016

10 años y un vino: Mas Doix 1902 2009

Mas Doix 1902 2009
Agosto de 2003. Tumbados cerca de un olivo centenario en Ultramort, nos absorbe la lluvia de estrellas de la noche de San Lorenzo. No a todos... Valentí Llagostera (Mas Doix) ha sido ya abducido y rompe la noche con sus ronquidos. De la espontaneidad nacen amistades verdaderas. De ese ronquido estrellado nació una, junto con la promesa de una vendimia futura.

Septiembre de 2004. Tras una vendimia muy compleja en 2003 (esos malditos calores que azotaron Europa...), 2004 se presenta con unas maneras, unas frescuras y unos puntos de maduración históricos. La promesa se hace realidad y a pesar de las lluvias que en el Priorat septembrino no son infrecuentes, disfrutamos de nuestra primera vendimia entre Poboleda y Escaladei.

Mi relación con el mundo del vino cambia radicalmente desde ese momento. Estar en el campo a los pies del Montsant, vendimiar en viñedos de cariñena y garnacha de costers históricos (no sabía en esos momentos que uno de ellos era, además, más que centenario), entrar la uva, seleccionar y empaparte de los aromas de la fruta y de ese inicio de fermentación que todo lo llena y todo lo puede... La parte más auténtica y profunda de la cultura del vino muerde mi alma. No hay posible vuelta atrás. No la ha habido ni la habrá ya. Me dedique a lo que me dedique, el vino está ya en mí y forma parte de mi manera de ser. Por primera vez me siento integrado en la naturaleza hecha paisaje con vides, no soy un mero espectador. Ya no me conformo con descubrir y beber. Quiero entender y formar parte de esa comprensión y de su transmisión.

Octubre de 2005. Tras otra vendimia muy buena (en la DOQ Priorat, 2004 y 2005 son dos grandes añadas, aunque por razones distintas), volvemos con Valentí de Poboleda a Barcelona. Conduce él y como quien no quiere la cosa (es discreto en sus proposiciones), me dice "oye... a ti que te gusta tanto la literatura" (él conoce bien mi formación y mi trabajo) " y también escribir, y ahora estás empezando a estudiar y a conocer el mundo del vino, ¿por qué no escribes un blog de vinos?" "¿Un qué...?!", pregunté yo. Él (siempre muy en la última tecnología) me contó de qué iba la cosa. Llegué a casa y empecé a investigar. Desalentadora búsqueda al principio... Blogs que parecían libros, mínima presencia de fotos, nula atención a qué requería el medio, a la compaginación entre texto y fotos, al tiempo que una persona dedicaba a leer un post...

Junio de 2006. Aprendí la técnica, seguí estudiando y bebiendo y el 1 de junio de 2006, hoy hace 10 años, me lancé. Gracias a Valentí, me lancé. No pienso hacer ninguna reflexión sobre los blogs ayer y hoy: prometí dejar ese camino. Sólo quiero decir que este blog se ha convertido, con los años, en una fantástica herramienta de aprendizaje para mí: de aprendizaje de lectura y de escritura, de vinos, de maneras de hacerlos y de personas que los hacen y los disfrutan. Este blog ha sido la mano abierta y tendida que ha estrechado quien ha querido. Ha sido la aldaba que ha llamado a las puertas de tanta y tanta gente del vino sin encontrar jamás un "no" por respuesta ni pedir una publicación a cambio. Quizá algún "vuelve mañana, hoy no puedo" y algún "no estoy", pero jamás un "no". Ha sido, además, la puerta a una enseñanza de vida que jamás hubiera soñado tener. Me ha hecho disfrutar, vivir, cambiar, viajar, escuchar, mirar y ver, charlar, sufrir y reencontrarme, ser otra persona. Me ha permitido integrarme, confundirme, compartir, emocionarme, percibir las cosas de otra manera. También ayudar. Ha sido una bonita herramienta de transmisión, de información, de colaboración, de ayuda. Pasiones compartidas con tanta gente...

Junio de 2016. No se me ha ocurrido mejor manera de celebrar estos 10 años de vida que abrir y beber la botella que Valentí nos regaló de las uvas que crecen en el coster centenario que alguna vez habíamos vendimiado. Ahora el vino tiene nombre, Mas Doix 1902 (el año de plantación de esa cariñena). Y 2009 fue la primera cosecha que embotellaron. He tenido la suerte de poder beber alguna de las "pruebas de autor" que los Doix-Llagostera habían hecho antes de esta primera botella comercializada, 2005 por ejemplo. Desde el primer momento he pensado que es un vino único, nacido en un lugar muy especial, que explica como pocos la historia del Priorat (la importancia capital de Joan Doix y de su padre) y transmite como pocos los sabores y aromas de una parte de esta tierra. 2009... Año de nieves en invierno y de lluvias en primavera. Año de calores extremos en julio y agosto, aunque con noches frescas. Año de lluvias y temperaturas más moderadas en septiembre. 2009: un año muy bueno... Doble mesa de selección, fermentación a temperatura controlada con sombrero sumergido, 16 meses en barricas de roble francés de grano extrafino, embotelladas 850 botellas en mayo de 2011 sin clarificar ni filtrar. La mía ha sido la número 372. 15%.

(29 y 30 de mayo de 2016) Muros de piedra seca rodean el monasterio. El scriptorium huele a anochecer, a pergamino y a piel de ternera, a tinta azul bien oscura. Los ojos de este vino están en las manos, las manos en la tierra. En la tierra se hunden las raíces viejas de cariñena, en la cariñena está el cielo. El olfato sigue las huellas de los dedos del monje. Finura y elegancia. Intensidad y atención. En la copia existe la lectura previa; en la memoria, la traición. Hay que leer siempre con ojos nuevos, aunque sean los de la memoria antigua, intuitiva. Este vino huele a Virgilio, huele a pureza intacta, huele al final de las Bucólicas. (Apolo en Baco: vino coronado de laurel.) Humo a lo lejos en el anochecer del Priorat. Sombras redobladas por el sol que se oculta. Las hogueras señalan el camino al que vuelve del campo. Hierro y fuego. El pozo de agua fresca da la bienvenida. Laderas de llicorella, tierra de austeridad. Cuando bebes este vino, el silencio se impone como norma: la palabra precisa, el sentimiento, no tienen por qué pronunciarse. Siempre están contigo para quien quiera entender. Y volver a la ley del poeta, que es la de la observación, la de la sabiduría discreta, la de las sensaciones sin filtros y sinceras. En la naturaleza está la medida de todas las cosas, también las que no se entienden. Y su transmisión.

Gracias de corazón a todos los que me habéis ayudado a llegar aquí, hoy.
Començant a fer de blogger, setembre 2006

14 comentarios:

Manel Colmenero Larriba dijo...

Amic:
Ningu ens hagues dit que hi trovariem si no ens haguesin endinsat.
Per sort, et desitjo el cami sigui llarg.
Jo el.disfruto i tu potser no ho saps pero semore em fas costat.
Buen Camino !!
A Itaca

Joan Gómez Pallarès dijo...

Benvolgut Manel,
moltes gràcies per les teves paraules i desigs! Seguirem fent camí i on hi hagi bon menjar i beure, una estona de xerrada i algun paisatge atractiu, segur que ens trobarem! Salut! Joan

Enric M. dijo...

Moltes felicitats i per molts anys!
Un altre d' aquells posts "mítics" del Devinis. Em sap greu però no recordo quin va ser el primer que vaig llegir, també ja fa uns quants anys. He volgut tornar a deixar el meu missatge aquí i no a Facebook com una mena d’ agraïment i de reivindicació per la pausa, per escriure amb el teclat de l' ordinador, amb pantalla gran i no des del mòbil. Una pausa que ni jo mateix exerceixo massa sovint.
Acabo de llegir que el bloc ha estat molt important per tu i voldria recordar-te -ja ho havia fet fa temps- que per mi també ho ha estat per alguns moments de gaudi memorables. Ahir vaig estar a una presentació escoltant en Pitu Roca i escoltant-lo a ell vaig tenir una sensació semblant a quan llegeixo un d’ aquest posts: aquella sensació d' endinsar-te al territori coneixent-lo o no; aquelles paraules que descriuen exactament el que jo no puc i/o no se verbalitzar; aquells viatges que sense haver-los fet, els vius.
Agrair-te també el descobriment de tanta gent que treballa amb passió i que ens fan gaudir amb el seu vi. Hi ha forces vins que probablement no hauria begut mai sense haver-ne llegit el bloc o el teu llibre i me´ls hauria perdut! Precisament acabo de conèixer –per un camí no relacionat amb el vi- l’ Enric Soler i en breu podré fer-li una visita.

Desitjo que la propera vegada que ens retrobem surtin de la meva boca més paraules que a les darreres ocasions, que tinguem quelcom a dir-nos de viva veu.

Salut!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Moltes gràcies, Enric, per les teves paraules. Trobar la paraula justa és tan difícil i es pot fer de tantes maneres, fins i tot callant o fent pauses... Agraeixo molt, infinitament, la comparació amb en Pitu Roca però és claramentr excessiva... Compartim passions, i tant, però ens movem en nivells molt diferents... Ell és un líder mundial respectat pel que fa i diu. I jo un aprenent de bruixot... Però m'afalaga molt, gràcies!!!
Val a ditr que el que abans feia només amb el bloc ara també ho faig a Instagram o a Twitter. A vegades em ve de gust recomanar vins amb menys paraules o amb altres paraules. I el fet de tenir tants mitjans al nostre abast em facilita, també, diferents maneres per compartir sensacions i,a vegades, troballes.
No hi ha sensació millor (hi incloc els vins de l'Enric Soler, que estimo de fa anys) que fer descobrir vins que t'omplen o que me'ls facin descobrir.
En aquest sentit, el bloc ha estat, també, un paisatge ple de trobades i de plaers recíprocs: qui escriu es converteix en lector, i a l'inrevés. Magnífic.
Que gaudim plegats, allà on sigui!
Salut i Plaer!
Joan

Mariano dijo...

Impresiona viajar atrás y ver lo que nos gustaba antes, lo que nos emociona ahora y todo lo caminado. Me ha gustado mucho el post. No te enfades si algún día te robo el formato.

Abrazo, meu

Joan Gómez Pallarès dijo...

No tengo palabras, Mariano... cuando leo y pienso en qué me gustaba y por qué... y en què me gusta ahora y por qué.. Es una de las gracias mayores la de haber podido compartir con todos esta evolución! Cuando se comparte, nunca hay enfado!!! Todo está en abierto y a disposición!
Fuerte abrazo!
Joan

Smiorgan dijo...

10 años, ahí es nada amigo.
Enhorabuena por tanto tiempo al pie del cañón, transmitiendo, enseñando, compartiendo y haciéndonos disfrutar. Salut!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Ahí es nada, Elías... 10 años compartiendo y disfrutando juntos...
Muchas gracias y ojo, que tus cumpleaños no andarán muy lejos de estos, ¿verdad?
Salut!
Joan

Smiorgan dijo...

Mi primer post es de Abril de 2009, aún quedan unos años para tus 10.
Además, yo soy un simple juntaletras y bebevinos a tu lado, querido Joan.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Mientras juntemos letras, bebamos vinos y los compartamos con alguien, iremos bien, Elías!
A por ellos!
Abrazo,
Joan

Bugs dijo...

Una alegría leerte como siempre, caro Joan..
Abrazo enorme y per molt anys més!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias, Bugs, por estar ahí y seguir haciéndolo!!! Abrazo y adelante a toda máquina!!!
Joan

El Gaitero del Cabo La Muerte dijo...

Enhorabuena Maestro, otros 10 años más y yo que te siga leyendo aunque sea con retraso.
Mucha Salud,
Carlos,

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias, Carlos!!! Los dioses me den acierto para seguir encontrando buenos vinos de los que hablar y fuerza para seguir escribiendo sobre ellos!
Mucho de todo para ti!
Joan

Publicar un comentario