07 marzo, 2016

¿Petróleo y vino? Carta abierta de Ton Rimbau

chapas de araña de Porcel.lànic de Ton Rimbau

Ton Rimbau es el viticultor que, desde el Penedès y con la ayuda de Manel Avinyó, crea una bodega llamada Porcellànic que a nadie deja indiferente. Con las arañas-tigre como emblema y la autenticidad de lo que hace como divisa, Ton parece entrar en conflicto con los que, en su zona, quieren regular los llamados "vinos naturales". Ton asiste a una reunión sobre el tema y sale de ella con ganas de escribir una "carta abierta". Me pide que la difunda y le propongo publicarla en el blog. Me da su autorización. Sobre qué es un vino lo más natural posible ya escribí un libro, así es que ahora mismo me limito a atender el ruego de Rimbau y publico su carta, sin opinar. Es ésta:

Os hago saber que en la zona del Penedès ya están pensando en poner normas a los vinos naturales. Ayer asistí a una reunión sobre este tema y mi posición fue que no se debe regular. Ya tienen los vinos ecológicos y biodinámicos, que ya son naturales, para regular. Les comenté que el petróleo también es natural y que si alguien quiere poner petróleo en su vino, debería poderlo hacer, otra cosa será si sanidad le autoriza a vender su vino o si alguien se lo compra.
Pienso en divulgar la idea de que los que pongan la palabra NATURAL, hagan lo que quieran pero que digan lo que hacen, así ya tenemos la norma que algunos quieren tener con el afán de limitarlo todo.
Espero que todos los que os consideréis productores de vino natural (lo pongáis o no en la etiqueta o en vuestras comunicaciones),  no dejéis que nos regulen algo tan bonito como lo que tenemos: nuestros vinos son los más diversos de todos y los que menos se parecen unos a otros, no perdamos nuestra diversidad. Recordad que esto nos pasa porque hemos abierto un nicho de mercado y ya los grandes quieren esa parte del pastel de una manera u otra.
Quiero decir que espero que esta carta sea traducida a la mayor cantidad de lenguas posibles. Para mí será un honor que hagáis vuestra esta carta y que la traduzcáis con vuestras palabras sin perder el espíritu. Gracias a todos.

Salud y vino

Ton Rimbau

2 comentarios:

vinosnaturales dijo...

"La Asociación de Productores de Vinos Naturales apuesta por la transparencia frente a quienes pretenden conseguir una regulación del vino natural que oculte la información real al consumidor."
https://vinosnaturales.wordpress.com/2015/06/02/vino-natural-la-verdad-sin-etiquetas/

Desde la Asociación ya nos pronunciamos hace unos meses, en tres idiomas.
https://vinosnaturales.wordpress.com/2015/06/22/natural-wine-the-truth-without-labels/
https://vinosnaturales.wordpress.com/2015/06/22/vin-naturel-la-verite-sans-etiquette/

Joan Gómez Pallarès dijo...

Hace años, siglos vaya, querida Asociación, los tres idiomas de referencia eran el latín, el griego y el hebreo. Ahora serán el español, el inglés y, con suerte, el francés. Aunque tendría que ser el chino o el ruso...
Casi da igual que Ton supiera o no de vuestra declaración fundacional, modificada ligeramente con los años pero que permanece en sus sustancia. Yo la conozco desde el primer día porque también contribuí a difundirla.
Aunque sea efecto, pues, de la poligénesis (dos pueden estar escribiendo lo mismo movidos por impulsos similares sin conocer para nada lo que el otro ha escrito: eso está bien demostrado en la historia de la literatura), el valor de la declaración de Ton frente a la regulación pretendida y el vuestro suman. Da igual quién llegara antes, creo yo. Lo importante es llegar a conclusiones similares, hacer frente común frente a la regulación y hacerlo de la única manera posible: ser completamente transparentes en lo que hacéis y convertir vuestras páginas web en la mejor y más fiable fuente de información sobre vuestras prácticas en el campo y en la bodega.
Y aquí, querida Asociación, una cosa son las declaraciones generales que agrupan a todos y otra, bien distinta, es la realidad de la transparencia en cada una de las bodegas. Hay que avanzar y. Yo no digo que no hagáis cada uno de vosotros lo que decís, por supuesto. No quiero que nadie piense eso y, ya de entrada, deshago el posible malentendido. Digo que cada uno de los asociados tiene que hacer el esfuerzo de tener una sencilla (o no, ya según las posibilidades de cada cual...) página web en la que explique con claridad y detalle qué hace en el campo y qué hace en la bodega para que el vino llegue a la botella que uno está bebiendo. Y en esto sí que hay que avanzar... y no poco.
La verdad no necesita etiquetas, cierto, ni regulaciones, también cierto. Pero sí necesita información accesible y completa, transparencia total y disipación de cualquier duda que el bebedor pueda tener a través de un canal de comunicación ágil.
Un abrazo a todos, fuerte!
Joan

Publicar un comentario en la entrada