02 mayo, 2015

Celler Lagravera, La Pell 2013

La pell 2013 anvers
Vaya por delante que no he estado en el viñedo del que sale este extraordinario La Pell 2013. Pero la noche en que tuve la suerte de toparme con él (en compañía de otro vino muy especial, L'Espectacle 2012), entendí muy bien la insistencia de René Barbier cuando no para de afirmar que con viñedos como estos (los de La Pell o l'Espectacle) no hay más que acompañar. La máxima de Jules Chauvet hecha vino: si tu tierra está sana, si tus cepas están bien y han sobrevivido, pongamos por caso, 125 años (las de La Pell 2013 fueron plantadas en 1889), si tu uva entra en perfectas condiciones, deja al vino tranquilo, acompaña tanto como puedas pero no intervengas. O hazlo lo menos posible. Y acabarás teniendo joyas como la que intento explicaros hoy. Y entenderás por qué un vino como éste se llama La Pell, la piel: la piel de la tierra, la sensación única (cuando sucede) de que estás bebiendo la pureza destilada de la tierra en forma de uvas que se han transformado en vino.

Hoy como nunca lamento que un blog no tenga el poder mágico de transmitir sensaciones y aromas, texturas y emociones. Lo siento: por mucho que me esfuerce, sé que con la palabra no bastará. Hoy no. Así lo sentí cuando bebí este vino, así lo creo todavía hoy. Viñedos de 125 años bajo la influencia del Noguera Ribagorzana en el pueblo de Castelló de Farfanya (subzona del Segrià de la DO Costers del Segre). Bodega, Celler Lagravera, que trabaja en biodinámica desde hace unos pocos años y que encuentra en estas cepas escasas un tesoro que sabe comó tratar. Tierra de cascajos y de aluviones del río, que suaviza algo las temperaturas. En un mismo viñedo, garnacha tinta (mayoritaria), monastrell, mandó, trobat y otras variedades sin identificar. No conozco al detalle el proceso de vinificación pero intuyo máxima suavidad, mínimo trabajo con las pieles en la maceración (creo recordar que 15 días...), suave prensado. Levaduras indígenas. Madera de castaño. 14%, sin filtrar. La única mala noticia de este post...: la botella era la número 57 de 320...

Esencia de garnacha y expresión de la delicadeza es este vino. Mezcla de uvas, cruce de sensaciones y emociones. A ratos parece que te lleve hasta los vinos atlánticos del Salnés o del Loire. Y hay momentos en que te encuentras en el sur de la Borgoña (Rully, Mercurey, Givry). ¿Me estoy acordando ahora del mejor callet del mundo, entre Felanitx y Son Macià? Este vino contiene la verdad de la frescura, de la suavidad, de las violetas salvajes, de las primeras cerezas. Este vino es un campo de amapolas en tus ojos y en tu paladar, es una primavera que explota en tu cuerpo y recorre tu piel con guante de seda roja. Expresión de la fruta, expresión de la tierra, expresión del saber hacer de las personas que han sido capaces de encontrar, de observar, de entender y de embotellar una lluvia de sensaciones como la que me invadió esa noche.

La piel de la uva, la piel de la tierra,  la esencia del Segrià y dels Costers del Segre instalada en mí gracias a este vino. La esencia de las emociones que una copa te puede regalar está aquí. Es tiempo de regalos.

La foto es de Gerard Geli.

6 comentarios:

Jaume Aguadé dijo...

Bon dia Joan,

No et queixis de no haver trepitjat la vinya de La Pell.... pitjor estic jo, que vaig anar-hi acompanyat de l'Ivà Gallego, que em va explicar el projecte... però no he pogut tastar el resultat!

Els ceps que vaig veure eren d'una vellúria impressionant, que les fotos que tinc no acaben de saber reproduir. Si vas a http://www.vinsdecatalunya.org/2014/05/vins-de-la-noguera-ribagorcana.html en trobaràs alguna.

Ets afortunat, Joan!

Salut!

Jaume

Rumbovino dijo...

Querido Joan, aunque hace tiempo no comentamos, nunca dejamos de leer tus notas. Y esta nos gusta tanto como todas las que escribes, pero hace tiempo que no leemos tanta pasión y fuerza en comunicar un vino como en este... Nos impregnaste La Pell en los poros... Un placer!

Salutes y abrazo grande!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Bona nit, Jaume! I moltes gràcies per l'apunt! He llegit el teu reportatge i com sempre tant text com fotos són de primera. Sens dubte no em queixo...El context on vaig beure aquest vi, amb unes quantes garnatxes il.lustres més al costat, va ser impressionant! Però vaja, ara la propera és intentar tastar-lo allà on es fa! Definitivament me n'has fet venir dentera!
Salut!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Tengo que confesar, queridos míos, que en esa sesión, tanto este La Pell 2013 como lo que será L'Espectacle 2012 de René Barbier y amigos me dejaron sin aliento, maravillado y con muchas ganas de una botella tranquila...Todo lo que sale en este post nace de una sola copa!!! Imaginad con una botella!!!
Un abrazo grande!!!
Joan

malVIatge dijo...

Bon dia, Joan

N'estic segur que l'Ivà (sempre a cavall entre Penedès i Alfarras) li encantarà de la manera com parles del "seu" vi. Un enòleg que en tots els sentits viu intensament la terra.

Una forta abraçada

Joan Gómez Pallarès dijo...

Bon dia, MalVIatge!!!
Espero que sí que el faci sentir còmode a l'Ivà el que he sentit del seu vi...però el que tinc ganes de debó, ara, és d'agafar aquesta llançadera Penedès-Alfarràs i poder conèixer de primera mà aquestes vinyes!!!
Una abraçada!
Joan

Publicar un comentario en la entrada