23 febrero, 2014

La tiranía de los 140 caracteres

Me levanto contento y descansado. Ayer por la noche tuve un estimulante (menudo adjetivo...será que el sueño me roba inspiración adjetival...) encuentro con los amigos que organizan el Salone del Gusto de Slow Food (otoño de 2014, en Torino). Vamos a montar una buena con vinos españoles allí: "in bocca al lupo!" Ayer por la noche, en L'Ànima del vi, topé, además, con varias realidades: la de un amigo que acababa de superar (me dio esa impresión, y por eso le felicité) un complicado y duro examen que le ha llevado meses de prepararación. Supe, además, que varios otros amigos estaban implicados en esa prueba y estoy contento por ellos: ¡seguro que acaban todos con el diploma deseado! Eso sí...me dejó con la mosca tras la oreja, su despedida final: "por fin, puedo beber vino sin más".

La de una amiga que había confiado ciegamente en otro amigo para un cambio de trabajo, se queda tirada "en medio de la noche" y todavía espera una explicación... El tiempo acabará colocando a cada cual en el lugar que se merece, y quien siembra vientos, ya sabemos qué acaba recogiendo...Mi amiga ha tenido suerte y ya está trabajando de nuevo, tras el insólito plantón, en otro proyecto vínico interesante.

Ayer me fui a la cama con la impresión de que José Miguel Márquez (Bodegas Marenas) cada día trabaja más fino y acertado, con más luces y conexión con su tierra y con lo que ésta puede dar. Su Cerro Encinas 2011 (montepila) me pareció un vino soberbio. Y su 2012, con poco más de botella, creo que será un gran vino también. Ayer me fui a la cama con la sensación de que Jordi Llorens (Celler Jordi Llorens) es ya una bonita realidad: su Blankaforti 2012 (CS y garnacha) es un vino de placer, con cerezas golosas, fresco, también serio. Ambos son gentes a las que hay que tener en cuenta.

Hoy me he levantado con varias convicciones. Una. Dentro de menos de una hora, Orlando Lumbreras y Juancho Asenjo nos harán pasar un rato estupendo en R3, Placeres Mundanos. ¡Atentos, pues! (y si no, al podcast todos). Dos. No te fíes de las personas que no te aguantan una mirada limpia a los ojos. Te la acabarán pegando. Tres. Siguen sucediendo un montón de cosas interesantes en el mundo del vino en este país. Y hay que estar atento para conocerlas, beberlas y contarlas para que otros las conozcan y beban también. Cuatro. No me acabo lo que sucede en nuestra vieja  Europa vitivinícola en esta reencarnación entera. Cinco. ¿A quién le preocupan los 140 caracteres?

4 comentarios:

Toni dijo...

A casi nadie parece que le importe lo de los 140 caracteres. Solo hay que ver lo mucho que se escribe ahora en Twitter y lo prácticamente nada que se escribe en los comentarios de los blogs...

Anónimo dijo...

Buenos días, Joan.
Soy un amante al vino que lee con frecuencia tu blog y he pensado que la siguiente iniciativa puede ser de tu interés. A través de verema.com he sabido que Juan Luis Beltrán, un usuario de dicho portal, ha lanzado un proyecto verkami para salvar una vieja viña en Cebreros. En el vídeo de presentación, Beltrán habla del pasado de la zona y describe un amargo panorama de destrucción agrícola, que ha reducido de 600 a 200 hectáreas la superficie de viñedo en los últimos años. Como sabes mejor que yo, Cebreros es tierra de garnachas mágicas, uvas que dan vinos tan puros y austeros como la estricta tierra castellana que los nutre. Aunque no conozco personalmente al autor, su iniciativa me ha parecido lo bastante interesante como para aportar mi granito de arena y divulgarla. Sería hermoso que, entre todos, pudiéramos salvar algo de este naufragio. Por si te interesa, adjunto el link de verkami y el de verema, donde hallarás cumplida información sobre el asunto.
http://www.verkami.com/projects/7956-salvemos-un-vinedo-del-arranque
http://www.verema.com/foros/foro-vino/temas/1173306-salvemos-vinedo-arranque
Saludos cordiales,
Roberto Sanz.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Toni, llevas toda la razón...Los comentarios han bajado mucho en los blogs y, por lo menos en mi caso, también el número de lectores (desde diciembre más o menos, la bajada es sostenida). No sé a qué atribuirla, la verdad, pero existe y supongo que parte de la explicación está en la "competencia" que nosotros mismos nos hacemos, también a nosotros mismos, en Twitter, Facebook, Instagram y etc. La gente, por lo demás, se decanta cada vez más por un formato sencillo y corto de lectura, creo que esta segunda razón es la que acabará llevando a los blogs a su desaparición casi total. Me gustaría tener números de blogs activos y desaparecidos en el último año para hacerme una idea más clara de lo que pasa...pero no tengo tiempo de buscar esos datos...
Saludos!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Apreciado Roberto, la idea es muy bonita y Cebreros, como sabemos los amantes de las garnachas pongamos por caso, es tierra de privilegio para algunos tintos sobre todo.
Todo mi apoyo a la idea y a ver si la gente se anima. Con tu enlace será más fácil!
Saludos!
Joan

Publicar un comentario