23 diciembre, 2013

Reto 2011: días de complejidad


Que las tierras que dan grandes vinos tintos, pueden dar grandes blancos también, lo saben las piedras que las pueblan y los viñerones que las cuidan. La historia nos enseña que el prestigio y el dinero han venido de los tintos, pero la experiencia y la buena guarda nos dicen que los blancos siempre acaban siendo esa "liebre" que hay que cazar, esa "sorpresa" que hay que perseguir. Y la Manchuela no iba a ser una excepción...Juan Antonio Ponce lo demuestra aunque para hacerlo, tenga que proponerse un reto e, incluso, darle a su vino blanco ese nombre, Reto. Reto por la albillo, única, que da contenido a este vino. Reto porque la casa y la razón social de la bodega están en Iniesta pero la bodega donde el vino se hace y crece está en Villanueva de la Jara. Reto porque este vino, como todos los de Ponce, se hace sólo con las levaduras que proceden del viñedo y de la tierra que cuidan Juan Antonio y su padre. Mejor cuidas tu tierra, menos la tratas, mejores levaduras tienes. Chauvet dixit...

Aunque a veces se tenga que sufrir y se pida a las barricas (donde el vino se hace) que ayuden a Arrancar por Dios (abreviado APD: vocabulario básico del vino natural) ¡la fermentación! Había empezado a beber los vinos de Juan Antonio gracias a la tienda que Benoît Valée tenía abierta en Gràcia, L'Ànima del vi (ahora bar de vinos naturales en el Born). Clos Lojén, La Casilla, PF...vinos que siempre me atrajeron y me gustaron. Pero en Alimentària 2012 conocí Reto...Juan Antonio andaba por la feria probando vinos y yo charlé (poco) y bebí (bastante más) con su padre, hombre discreto y tenaz que apoya a su hijo de manera ejemplar. No es tarea fácil, no. Estoy casi harto de ver (y no contar) los problemas, las trifulcas, los enfados y las riñas que los jóvenes tienen con sus mayores "por culpa" de las ideas que quieren estos introducir: que si labramos menos, que si el marco de plantación, que si no echamos herbicida ni pesticida, que si cobre y azufre el mínimo, que si levaduras las del viñedo...El Sr. Ponce está con su hijo y lo pude comprobar cuando estuve en su bodega, un año después de Alimentària. Bebí Retó 2012 de la barrica y me pareció un vino soberbio. Ya llegará.

Pero mientras tanto, toca beber y disfrutar del Reto 2011, un vino de 13,5%, monovarietal de albillo que sólo se encuentra en los viñedos de los Ponce. Un vino único que ofrece mucho sobre todo si se tiene la paciencia de no beberse la botella de una sentada. Con vinos así casi me lo impongo: los días te dan matices y te susurran complejidades de una uva, de una tierra, de un trabajo y de unas personas que hablan poco pero tienen mucho que decir. CO2 todavía en la copa y en boca, que sienta de maravilla al vino: es su mejor protección. Membrillo en sazón. Levadura de París. Frescura, arcilla y canto rodado. Hierbabuena. Agilidad. Raíces y tubérculos. Profundidad. Interés y atractivo. Ágil pero con carácter. Un año de botella le ha sentado de maravilla pero tiene para largo: un vino que vivirá años. Con las horas, se abre a la cidra, a la mazorca de maíz al horno. Campos de lavanda en flor. Jabón de Marsella. El vino crece y corre con tres y cuatro días. Es un corredor de medio fondo: buen trotón, que se cansa poco y se muestra vivo y entero hasta el final, alegre, de la botella. Un vino que da mucho más de lo que vale.

Postcriptum. No lo hago casi nunca, pero como el jefe aquí soy yo...me apetece dedicar este post a un cura, a una sumiller y a un químico que me han dado, con sus palabras, mucho más de lo que reciben de mí.

12 comentarios:

Jose dijo...

Hola Joan,
¿qué es levadura de París?

Gracias & saludos

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

Buenos días, Jose!
Por aquí llamamos levadura de París a la levadura de panadero, la que te venden en las panaderías para hacer subir tus masas con mayor rapidez, la que se usa en las masas madre.
No sé de dónde viene la expresión, la verdad. Lo buscaré porque es muy bonita. Cuando voy al horno a por levadura, pido de París siempre y cuando la tienes en tus manos y la deshaces un poco, fresca, huele a algo parecido a lías, a masa de pan...
Saludos!
Joan

Jose dijo...

Hola Joan,
lo cierto es que es un término precioso, sí. Es la que por aquí llamamos levadura fresca de panadería.

Gracias & saludos,

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

De eso se trata, en efecto. Después lo busco, a ver qué sorpresa encuentro. Por lo menos para mí...
Abrazo!
Joan

Fredi Bassal dijo...

Muy interesante, lo buscaré, me apetece mucho probarlo !!!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Fredi, si pinchas en el enlace que hay en la última palabra antes del postscriptum, verás qué fácil es encontrar este vino!

Anónimo dijo...

Hola Joan, la varietat en concret és l'Albilla de la Manchuela o Villamalea. L'Albillo és més comú, l'Albilla pot ser que només la tinga aquesta bodega.

El raïm d'aquesta varietat és molt curiòs, no acaba de ser blanc del tot, te una miqueta de color.

Salut i gràcies pel teu blog!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Moltes gràcies per la informació concreta! Quan vaig estar amb en Juan Antonio a Iniesta i a Villanueva em va comentar que havien acabat el perfil genètic del raïm (ell en deia albillo) i que tenien ja clar que el seu només el tenien ells, per ara... I ara sé que té aquest nom específic d'Albilla de la Manchuela o de Villamalea.
Fantàstic!
Agraït jo!
Salut i bons vins!
Joan

Lorenzo Alconero dijo...

Hola Joan. Aprovecho este día de asueto para poder leer algunos de tus artículos que tenía pendientes, un placer como siempre. En especial este dedicado a los Ponce, a quienes tuvimos la oportunidad de visitar no hace mucho. Lo que más me ha gustado de tu texto, además de poder suscribir punto por punto cada frase del mismo, son los buenos recuerdos que me ha traído. Muchas gracias.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Buenas noches, Lorenzo, y muchas gracias por tu lectura y por tus palabras! Me gusta que mis textos sirvan para dos cosas (aunque puede que haya otras...): la primera, que motiven a la gente a comprar vinos, a beber y a visitar viñedos y bodegas. La segunda, que produzcan sensaciones positivas como la que cuentas.
Genial! Como geniales son los vinos de los Ponce!
Muchas gracias a ti por pasar por aquí, por dejar tu comentario y por seguir leyendo!
Saludos!
Joan

Donatus dijo...

Saluus sis, Iohannes dilectissime!
Ayer mismo probé in situ el blanco del 2013. 'Im-prezionante', que diría el otro. Tuve el privilegio de probar, además, las pruebas para el Clos Lojén de la misma añada y el P.F., que es uno de mis favoritos, y que me pareció todavía más afinado que las últimas añadas, siempre necesitadas de un buen ratico en botella. El que probé de la cuba me lo hubiera puesto allí mismo encima 8-P
Aproveché para mostrarle a Juan Antonio este post, y tenías que haberle visto la cara de satisfacción y agradecimiento. Te envía saludos y agradecimientos sinceros.
En fin, aprovecho la ocasión para saludarte y felicitarte por este blog que tan buenos ratos nos da (Noli te plus dubitare de hac re, magister: permulti sumus qui legentes delectamur).
Io Saturnalia!
Valeas.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Donate mi karissime!
Muchas gracias por tus palabras. Es un placer tener a lectores como tú, un placer de los grandes que encuentres ratos de otium negotiosum en estas páginas! Me encanta leer novedades de Juan Antonio. He podido beber michas cosas de la cosecha del 2013 pero no de la Manchuela. Así que me alegra ver que tu percepción de lo que ha pasado en Iniesta es tan positivo.
Y también entiendo el mensaje de Juan Antobnio! Él es poco dado a las redes porque su concentración en el trabajo del campo es máxima: tú le enseñaste este post!
Un fuerte abrazo y ya has visto las consecuencias de palabras como las tuyas: non plus dubito!!!
Io Bacche!!!
Iohannes

Publicar un comentario