13 noviembre, 2013

Bodega Cauzón de Ramón Saavedra

Cauzón
Ramón Saavedra Saavedra es hijo de la emigración. Sus padres fueron a trabajar a Girona y él creció allí. Cuando la querencia por la tierra (la Sierra Norte de Granada) y por su pueblo (Cortes y Graena, en la parte de Graena) pudieron con su padre, Ramón tuvo suerte. Tenía ya una edad en la que podía decidir si se quedaba o volvía. Ramón ha entrado en el mundo del vino casi como yo, aunque la gran diferencia entre nosotros es que Ramón hace algunos vinos muy interesantes en su Bodega Cauzón. Yo…¡sólo me los bebo! Pero ambos entramos en la pasión por el vino a través de la gastronomía. Ramón empezó trabajando en una cocina como lavaplatos, en uno de los grandes restaurantes del Empordà de los años 70 y 80, el Big Rock de Palamós. Un buen día se puso enfermo un cocinero y el jefe lo tuvo claro: quien tenía que entrar en la cadena del aprendizaje de la cocina tenía que ser Ramón. Le había visto ya entre cazuelas en sus ratos libres y sabía de su pasión. No la ha olvidado: es de los que siempre anda preocupado por la pureza del producto, siempre pregunta de dónde viene esto, cómo se hace lo otro, tiene muy claros los puntos de cocción y de mejor sabor de las cosas…

Pero en su pueblo, y con una rambla impresionante que da cobijo a las aguas a veces desenfrenadas del desagüe de Sierra Nevada en su cara norte (eso intenta mostrar la foto), lo que tocaba eran viñedos. Con una tierra arcillosa y calcárea y plantas a más de 1000 msnm, Ramón cambió su vida en 1996 y empezó a cuidar de cepas muy viejas de torrontés en esa rambla. Y plantó pinot noir, que tan bien se da en esa sierra granadina, y trempranillo y merlot entre las tintas. Y un pupurrí de blancas, entre las cuales la sauvignon blanc, la chardonnay y la viognier, que le dan el que es, para mí, su vino más redondo y de mayor placer: el Cauzón Blanco. En su 2011 (con todas las uvas blancas que he citado) manda la acidez de la sauvignon blanc, el volumen de la viognier y la raíz y la tierra de la torrontés. De todo lo que probamos el día que comimos en el bar de Pili (en Graena: un pollo campero, con patatas, cebolla, romero y tocino de ibérico, que recordaré por el sabor intenso del animal tanto como por la compañía de Jose y de Antonio, amigos de Ramón que saben de esa tierra lo que no está escrito), me quedo también con un ensamblaje de syrah y merlot, el Lozano 2011, con apenas cuatro meses de barrica y una fruta en boca que invita a muchos tragos. Y su Cauzón Pinot Noir 2010, con apenas 13,5%, y un paladar impresionante con posgusto de violetas y tomillo. Los vinos de Ramón son tan francos, limpios y sinceros como él, como su tierra y como el Mulhacén que todo lo preside.
Pollo campero de Pili

18 comentarios:

Productos gourmet dijo...

Hola! Seguimos el blog desde hace un tiempo...
Pasábamos por aquí para recomendar una tienda online de productos gourmet que pronto se abrirá al público!
Se llama "La Granja en casa"
Pronto añadiremos nuevos productos gourmet por si les interesa! ;)

Joan Gómez Pallarès dijo...

Por supuesto, todo lo que afecte en positivo a Ramón, nos interesa!
Saludos y suerte!
Joan

Jordán Cortés dijo...

Hola Joan,

Grata sorpresa al llegar esta tarde a casa y encontrarme tu libro!! no lo esperaba hasta dentro de un par de semanas, por lo tanto me ha hecho mucha ilusión recibirlo. Lo leeré con tanto entusiasmo como el que tu has depositado en el mismo para escribirlo, que no te quepa duda.


Un fuerte abrazo desde Londres Joan

Anónimo dijo...

Buenos días Joan:
No tengo el gusto de conocerte, pero sigo tus comentarios desde hace años, y puedo decir que gracias a ellos he probado grandes vinos y conocido a mejores personas que los hacen, paisajes y su gastronomía local.
Conozco personalmente a Ramón Saavedra es un gran tipo, amable, hospitalario y como dices sincero.
El vino que más me gusta y el que encuentro más original es su Cauzón Blanco.
Por cierto, enhorabuena por tu libro, hacía falta. De una tacada me leí las primeras 100 páginas.
Salud y saludos.
Antonio

SIBARITASTUR dijo...

No estoy al día de los vinos de Ramón porque ya me he perdido las dos últimas añadas. Desgraciadamente no puedo llegar a todo lo queme gustaría y esta es una bodega de las especiales.
Y ya no solo por su forma de trabajar que encaja a la perfección con la forma que tengo de entender el vino, la que más me interesa - a priori- sino por el personaje. Me parece un gran tipo y eso me parece lo más importante.
En cuanto pueda le voy a visitar aunque vete tu a saber cuando será eso. Mientras a ver si vuelvo aprobar sus vinos

Anónimo dijo...

Hola Joan,

Ese Cauzon Blanco se convirtió en uno de mis favoritos desde que lo prové con Ramón hace un año y medio. En cualquier caso, sus vino son espectaculares pero Ramón todavía más.
He quedado encantado de leerte y más lo estaría si puedes pasarte un dia por nuestra tienda en Sant Andreu y abrimos una de las últimas del Cauzon Blanco que tengo guardadas.
El pasado Febrero organizamos una cata con Cauzón, Marenas y Barranco Oscuro, a ver si podemos repetirlo el 2014.

Salut!

Gumer Molina
Vins & Teca

Ramón Saavedra dijo...

Bueno en primer lugar dar las gracias a Joan, compartimos 2 dias de vino, gastronomía,paisajes,arqueología con el amigo Jose y además quise ofrecerle la oportunidad de alojarse en una cueva que es el habitat tradicional de la zona, aunque debo pedirle perdon por no haberle encendido la chimenea! jeje, no existe la perfección!!, la verdad Joan que contigo siempre se abren puntos de vista diferentes y hay una palabra que es la que mas se grabó en nuestra mente hablando de vinos naturales "Placer"

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchas, muchas gracias, Jordán!!! Como tú mismo has dichom creo que eres el primer lector en Londres de mi libro, lo cual es un honor!!!
Ojalá encuentres algo que te interese en él y pases una buena lectura!
Un abrazo,
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Buenas tardes, Antonio, y muchas gracias por pasar por el blog y dejar tu testimonio de amistad y nuen gusto Porque en efecto, Ramón lleva consigo las dos cosas: sabe comer u hacer disfrutar a la gente que come con él. Y sabe beber y hacer disfrutar, además, a la gente que bebe sus vinos con él. Una bicoca de amigo y de bodeguero, vamos!!!
Tengo un recuerdo claro y preciso de la primera vez que bebí ese Cauzón blanco, en L'Ànima del vi, cuando era tienda del barrio de Gràcia, en Barcelona. Y sin duda ese esqueleto de torrontés y esos acompañamientos, más Ramón y la tierra donde crecen, dan un vino especial y muy interesante.
Gracias!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Uyyy, Antonio, olvidé darte las gracias por la tacada... Es de lo más bonito que me han dicho sobre el libro, de veras, y me encanta que haya sido así en tu caso. A mi sólo me pasa con las novelas que me enganchan mucho o con las biografías, que también me gustan. Lees y lees y ni te das cuenta y miras el número de la página y dices "caramba...tan lejos ya!?".
Fantástico elogio. Mil gracias de nuevo. De lector a lector!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Esse es un viaj laego, Jorge, para ti...casi tanto como para mí! Pero merece mucho la pena: esos pueblos de la Sierra Norte, algo olvidados de la mano de Dios, son especiales. Y la zona donde Ramón tiene sus viñedos, además de ligeramente troglodítica (digamos que troglodita pero de nueva generación! Con una bodega sorpresa incluída!), es de una belleza muy grande, a los pies de la montaña, en esa rambla de luz y aire puros...
No sé cómo se distribuyen ahora por el resto de España los vinos de Ramón, pero no creo que sea muy difícil conseguir 2011 ó 2012...
A por ellos! Lo del viaje, ya es más complicado...
Un abrazo,
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Gumer, buenas tardes!
Sé que es una visita que tengo pendiente...Vins&Teca, vaya, sé que la tengo pendiente. Y prometo resolverlo pronto...si es con el acicate de una copa de ese Cauzón blanco, vamos, mejor señuelo no tengo!
Gracias por tus palabras y por el esfuerzo que haces por hablar de y vender estos vinos. Tengo pendiente beber con calma los de Marenas (no pude visitarle en mi viaje, no porque no pudiera quedar con él, porque incluso cenamos juntos!) y entender la evolución que ha hecho en los últimos años, que es importante por lo que sé, y positiva!
Vendré a comprar alguna botella!
Salut!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Joder, Ramón, entre tu cueva y la Morayma al otro lado, en Cadiar, creo que jamás he pasado tanto frío en una cama!!!
Jamás me he disfrazado tanto para entrar en ella, eso lo tengo claro...Pero fueron dos días grandes, con comidas, cenas y encuentros muy muy placenteros Con Jose, con Antonio, con José Miguel Márquez...
Dos días felices gracias a ti y a tus amigos, gracias a tu pollo campero que Pili cocinó de maravilla, gracias al paisaje donde trabajas y habitas, gracias a esa travesía mágica casi de madrugada por Sierra Nevada a diez grados bajo cero.
Soy yo quien se siente agradecido y afortunado, Ramón, por haber,e dado tu amistad y la posibilidad de poder escribir líneas como éstas.
Un abrazo fuerte! Placer y Compartir, sí señor!
Joan

SIBARITASTUR dijo...

Joan no es un problema de conseguir los vinos sino que no da con lo que hay dada mi situación laboral. Voy a tener que montar una fundación para ver si puedo llegar a todo pero el bolso da lo que da.
Fíjate que curioso que a Granada fue 5/6 veces en los últimos años pero siempre antes de que me picara el bicho del vino. Una vez allí tampoco podría faltar la visita Barranco Oscuro, otra imprescindible de la zona. Cuando sea, será.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Asñi será, Jorge,m sin duda! Aunque no te lo creas a mí me pasó lo mismo con el Mosela, el Saar, el palatinado...los años en que más iba y estaba y vivía en Alemania, fueron años en que todavía no había entrado a fondo en el mundo del vino...Una desgracia pero así era, y es cierto que iba tanto a cervecerías como a locales donde sólo se bebía vino (Weinstübe), pero casi ni me enteraba de lo que bebía...
Por suerte, ahora lo estoy arreglando!
Saludos,
Joan

Toni dijo...

Tomé una botella del Cauzón Pinot Noir 209 y me gustó entre poco y nada.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Quizás podrías darle otra oportunida, Toni, 2010 me gustó bastante más. En cualquier caso, el vino que, de siempre, más me ha gustado de Ramón es su Cauzón blanco. Pero hay tendencia en la zona a la PN...

Anónimo dijo...

Hola Joan,

Te esperamos, yo suelo estar por las tardes y el Sábado.

Quizás podamos organizar alguna futura cata contigo o presentar tu libro con los clientes.

Un abrazo y gracias por tus palabras.

Gumer

Publicar un comentario