25 octubre, 2013

Digital Wine Communications Conference

Darrer EWBC ara DWCC
Cuando vosotros estéis leyendo esta entrada, andaré yo de lleno en la mayor locura de mi vida enófila: Digital Wine Communications Conference! En mi vida había organizado ni montado una cata en público. Y por primera vez, y con la inestimable ayuda de Tom Perry, Catavino me convence para que la dé. Y en inglés...La idea se merece cualquier esfuerzo, sin duda: la reivindicación, sincera y sutil, de la capacidad de envejecimiento de los riojas de añadas más bien antiguas. Nada nuevo, por supuesto, entre los que amamos el vino de La Rioja. Pero es la primera vez que se monta una sesión de cata con este tema, Ancient Rioja Tasting, en la reunión de comunicadores digitales del vino (antes European Wine Bloggers Conference).

Poca broma porque van a salir piezas importantes, tipo Barón de Chirel del 95; Gran Reserva 904 del 82 o Viña Soledad del 59. Junto con otros siete vinos muy interesantes, que van a demostrar dos cosas. Una ya la tenemos clara: los riojas envejecen bien y con finura. Otra, quizá, no tanto: ¿cómo influyen los estilos de vinificación, diacrónicamente observados, en la conservación de un vino? Hoy mismo, cuando leáis esto, intentaremos encontrar algunas respuestas. Mi locura no va a terminar aquí. La organización y Doug Frost MW/MS me convencen, además (¿en qué andaría yo esos días...?) para que participe, todavía con Viña Soledad en mi paladar, en una conversación a tres bandas (también con Jenny Siddall) sobre Rioja - Tradition and Innovation at the Frontiers of Flavor, para hablar más bien de los sabores culturales de mi experiencia  de años en la Rioja. La idea me pareció muy interesante. Y allá voy a intentar decir algo también.

En pocas palabras: va a sufrir mi querido blog unos días de cierto parón y la actividad en Twitter, Facebook e Instagram va a crecer. Ya sabéis: bajando esta misma página a mano izquierda, tenéis los enlaces por si os apetece seguir la evolución de mi batacazo.


4 comentarios:

Lluís Pablo dijo...

Jo, jo, quan més gran et fas més jove ets!!! Felicitats i frisant per veure comentaris a Twitter...m'interesa moltíssim el tema de treballar la vinya abans/ara/(futur?).

Joan Gómez Pallarès dijo...

Benvolgut Lluis...no ens passem, eh!!!??? (culcada d'ulls). Ho vaig passar molt bé, confesso, però quasi més als !complements" del congrés que al congrés mateix...solen passar aquestes coses...
El treball de la vinya és la meva obsessió, sens dubte, i no hi ha secret per a mi: el millor vi sempre sortirà de la vinya més ben plantada i situada en relació als raïms que té i a com la treballa qui la cuida. I em vaig concentrar en això, lluny de les festes oficials i les collonades dels congressos, que cada vegada m'agraden menys. Una tarda amb Juan B. Chavarri a La Grajera; una tarda amb en Pedro Balda i l'Abel Mendoza, a San Vicente de la Sonsierra i un matí amb en Pedro Oliván. trepitjant les vinyes, veient com havia anat l'anyada 2013 a La Rioja, saben qui havia fet què on i tastant totes les FALs possibles, i alguna FML ja!, per entrendre la realitat d'una part del 2013 a una de les zones més importants del món viníciola mundial. Com deia l'Abel (per a la seva zona; el comentari, sens dubte, no val per a tot): "un año muy muy complicado...irems viendo cómo va todo esto...", mentre tastàvem els seus blancs i el seu MC, que estava també en ple procés.
Abraçada,
joan

Anónimo dijo...

bueno yo entiendo tus argumentos por normales, solo indicarte que mires el papel que en esta fiesta tienen las otras bodegas de Torroja, es como si "los otros catalanes" de Candel se hubieran cambiado los papeles y marginaran a los originarios. Es triste ver como en cal compte se elimina la posibilidad de presentar la añada a las demás bodegas de Torroja y se incluyen a otras de fuera con una prioridad que si que es escadalosa a mi entender. Los extrajeros son las bodegas de Torroja dejadas de lado o con un triste papel de relleno en la cata polpular si acaso para que se consuma menos vino de los protagonitas. Falta generosidad por eso yo que tengo amigos en Torroja y no soy parte intereada creo que es totalmente justificado afirmar que se utiliza Torroja como decorado y se margina curiosamente a las bodegas autóctonas incluso por detras de las de jerez, Alemania Italia.Por lo tanto no te puedo dar la razón ni validez a tus argumentos. Preguntate que papel tienen en la fiesta el resto de las bodegas de Torroja y veras que los "otros" son los de aqui.Yo si fuera bodeguero agruparia al resto de bodegas y haria una fiesta de la vendimia o "festa de la verema de Torroja" autenticamente de Torroja abierta a todos y donde todas las bodegas de Torroja fueran protagonistas y podría a Pitu Roca en un aprieto a ver si prefiere lo de aqui o el Harvest Festival privado que utiliza a Torroja como decorado (me reafirmo en lo dicho y a la realidad me remito). Saludos.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Valentí, creo que te has confundido de post a la hora de tu contraargumentación, pero no lo puedo arreglar desde la moderación de blogger...
Lo siento. Pero publicado queda, por supuesto. Y paso a comentar alguna cosa de las que propones.
No quiero que me des la razón, claro, sólo busco aportar mi punto de vista que, como el tuyo, parte de lo que vivo personalmente en Torroja (paso no pocas horas allí al cabo del mes), de lo que vivo a través de la gente que conozco que es o vive allí (sigo sin entender tu distinción entre lo foráneo y lo autóctono, entre lo extranjero y lo local: ¿Josep Luis Pérez nació en Gratallops?) y de lo que oigo de los que pasan por allí.
Creo que confundes. Una cosa es un acto digamos de celebración privada de fin de vendimia con invitados (la fiesta de la que hablamos) en la que alguna bodega de las que está en Torroja celebra con quien quiere ese fin de vendimia. Y lo hace en su pueblo porque es su pueblo no porque sea un decorado. Como si yo, que también hago un vino mínimo en Torroja, decidiera celebrar algo e invitara a quien me pareciera. ¿Estaría bien o mal? Ni lo uno ni lo otro. Sería un acto privado en el pueblo que me ha acogido. Sin más.
Las fiestas de Torroja, auténticamente de Torroja como tú dices (el sentido de ese adverbio también se me escapa) y abiertas a todos, son otras dos, no ésta: la fiesta que se hace en la piscina, sobre el 25-26 de agosto de cada año, en la que participan todos. Y El Tast de Cal Comte, en el que, igualmente, participan todas las bodegas de Torroja que quieren. Son dos y están abiertas a todas las bodegas de Torroja. Esas son las fiestas de Torroja, no sé si auténticas o no, pero en las que están todos. De estas no hablas ni dices nada. Todos tienen su papel en ellas, también las "bodegas extranjeras" de Torroja (qué expresión tan desafortunada) y siguen usando lo que tú llamas "decorado Torroja", con la misma propiedad y razón de ser que los demás.
Lo de Terroir al Límít y L'Infernal es una fiesta privada a la que se invita a todo el pueblo, todo el que quiere ir, en una parte de la misma. Y quien quiere, tiene la oportunidad de charlar, insisto, y de probar vinos que igual le hacen reflexionar sobre cosas que está haciendo él en la suya. Me parece una bonita oportunidad.
Por Pitu Roca no puedo ni debo hablar, pero creo que has puesto un mal ejemplo, de nuevo: no conozco a nadie más abierto que él a visitar, probar y conocer a cualquier bodega nueva que se le ponga por delante. Sea de Torroja o de donde sea. Y por supuesto, le he visto catando tanto en la festa de la verema de la que hablamos ahora como en la de Cal Comte, en la que todas las bodegas de Torroja están presentes.
Saludos

Publicar un comentario en la entrada