22 septiembre, 2013

Escondite del Ardacho 2012

Escondite del Ardacho 2012
Nombre común: ardacho (lagarto ocelado). Nombre científico: Timon Lepidus. Familia: lacértidos. Orden: Saurios. Clase: reptiles. Animal considerado de interés especial por la legislación actual y también por Roberto Oliván (Tentenublo). Roberto tiene dos indicadores que le dicen si su tierra está sana: los ajos silvestres y los ardachos. Cuando constató que ambos estaban presentes en sus viñedos, respiró tranquilo: la tierra estaba ya como él la quería. El ardacho se caracteriza por su cabeza aplanada y de forma triangular, su cuerpo robusto y sus extremidades bien desarrolladas. Tiene una cola larga. Su dorso es verde amarillento, moteado de negro y con ocelos azules en los costados.

Parcela Abundillano. En Viñaspre (Rioja Alavesa). 0,95 ha. 90%  garnacha, 9% tempranillo, 1% malvasía. 100% vaso alto. Marco de plantación: 1,5 x 1,5 m. Entre 90 y 105 años. A 620 msnm. Zona muy expuesta al frío del Boreas, el viento del norte, y a las precipitaciones que facilita la cercanía de la Sierra Cantabria. Replano sobre margas y areniscas. Suelo poco profundo. Niveles de arena  sobre el 40% y contenido de óxido ferroso alto. Los ardachos y los ajos se encuentran cómodos en Abundillano y aquí nace el primer vino de finca de Roberto.

Mi pretexto era el Día Mundial de la Garnacha (el viernes pasado, 20 de septiembre), pero los que coincidimos en este blog no necesitamos excusa alguna para abrir un buen vino, sea de garnacha o de pineau d'Aunis... Roberto me había regalado la botella. Y salió. Tengo muy vivo el recuerdo de haber bebido este vino en barrica todavía (gracias a un encuentro que, agradeceré siempre infinito, facilitó Juan Cuatrecasas) y la sensación de frescura, de complejidad, de profundidad, de la garnacha me dejó casi en posición "atolondrado". El efecto "amontillado" sigue vivo cuando abres una botella de Escondite del Ardacho 2012: toda la habitación se llena de perfume de garnacha. Alucinante.

Violetas. Zarzamora. Un poco de humo y de madera todavía. Ceniza de sarmiento en posgusto. Pedernal. Arcilla. Tierra mojada. Altitud y Profundidad. Garnacha de altura y garnacha de raíces. Impregna todos tus sentidos. Tomillo. Hinojo silvestre:. Complejidad y riqueza. Caoba y canela. Vino para años. En cuanto digiera la madera (todavía le faltan meses), será un vino de guarda y disfrute grandes. Guijarros y penumbra. Frescura e intensidad. Grosella roja en el fondo del tapiz.
Viñedo de garnacha en Viñaspre de Roberto Oliván

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada