05 agosto, 2013

Qué es Mallorca

A Sineu, es padrí
Mallorca es una sensación. Tengo suerte, quizás: no he nacido en ella. No necesito la genealogía ni reconocer a nadie ni que nadie me reconozca como suyo para estar a gusto en la isla. De dónde eres, de dónde vienes, qué has hecho, cómo se llaman los tuyos, son cosas importantes para un mallorquín. Yo no he nacido allí: siento Mallorca de una manera más ingenua, más visceral. Mallorca es una sensación desde los 17 años. Mallorca es periferia: puedes ir a bañarte en ella, pero harás bien si evitas sus zonas dolorosas, destrozadas de hace años por un turismo que ha intentado comerse la esencia de esta isla. Muchos vendieron, sí, se construyó destruyendo, también. Pero la esencia sigue bien viva.
Betlem  per imprimir
Mallorca es periferia construida pero conserva lugares en los que puedes olvidar si el Tigris queda a mano derecha y el Eufrates a la izquierda. ¿O era al revés? Sa Canova hasta el Cap Ferrutx, por ejemplo, cuando cae el sol y estás tan quieto mirando el Cap rebozado de mágica luz que parece que hayas cometido un grave delito. ¿Son esos los gritos de Polifemo? ¿No estábamos en Sicilia? En el Mediterráneo, todas las islas grandes se parecen, también algunas penínsulas (Mani, el sur del peloponeso). Por eso me gustan tanto todas. Mallorca es la sensación de los mercados, del espíritu del campo, nunca recuperado porque jamás se ha perdido. Mallorca, a ratos, es naturaleza (desde es far des Cap de Ses Salines hasta cala Tugores), a ratos paisaje. Es Salobrar de Campos s'hora baixa Mallorca es harina, son lagunas de sal al atardecer. Mallorca es aceite, son almendros, algarrobos y limoneros. Mallorca es albaricoque, patatas y olivas con hinojo marino. Mallorca es recuperar la sensación de respeto hacia los animales: solo en Mallorca se me ocurriría tener a un perro conmigo. Un "ca rater", por supuesto. Mallorca es un mundo de llanuras cultivadas y de acantilados salvajes. Mallorca es sensación de aves en libertad. Mallorca es volver a sentir, oler y comer aquello que toca cuando toca. Mallorca es un cerdo. Mallorca es un hermoso racimo de uvas. Mallorca es la tierra que me permite volver a la esencia pausada de las cosas sencillas. A la adoración, renovada cada año, del dios de las pequeñas cosas. Cada cual encontrará su lugar, no tengo dudas. El mío es Mallorca. Ya lo sabéis, ¿verdad? Volvemos. ¿O vamos...?

7 comentarios:

Iesus dijo...

Como si abriera la revista mensual. Comienza mi parte favorita: el cuaderno de Mallorca. ¡Qué imágenes! ¡Qué palabras!

Joan Gómez Pallarès dijo...

No podías faltar tú aquí, mi querido Jesús!!! Y que tú digas que las imágenes...caso me cae la cara de vergüenza. Igual me arranco y empiezo a escribir haikus ahora!!!
Un gran abrazo! Y ojalá estés bien y todo en un orden que te sea cómodo.
Joan

Manuel Aguinaga dijo...

Joan, ya he leído dos veces esta entrada.
También yo soy mallorquín, tampoco de nacimiento, fue la Isla, que mí también "se me agarró" a las entendederas.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Hasta las entrañas se te mete la isla, Manuel, y ya no puedes dejarla. Vayas más o menos, ella siempre va contigo.
Joan

deviatge dijo...

Joan,

Mai millor explicat, jo continu-ho anant a Mallorca com a minim una "volta" (com diuen ells)cada any des de fa 44 i continuo trobant tot aixó que dius (afortunadament) fa temps que segueixo el teu blog, i en el meu no podria descriure millor el que es Mallorca.
Felicitats, no tant sols per aquest post si no per tots el demés. Enhorabona

Joan Gómez Pallarès dijo...

Moltes gràcies per les teves paraules! Que un expert en viatges i en Mallorca trobi interessant això m'agrada!
Mallorca la visc des del sentiment. Així és més fàcil arribar al cor de les coses.
Salut!
Joan

deviatge dijo...

Joan,
Moltes gracies pel teu comentari, acabo d'arribar de vacances i no l´he vist fins avui.
Et diré que estic planejant una setmaneta a Mallorca a mig Novembre, amb cotxe i sense preses, seguint les teves indicacions, no tan sols las d'aquest any si no també les anteriors. Sempre será interesant descobrir coses noves.
Després d'un mes a Anglaterra menjan malament i bevent pitjor necessito conectar unaltre vegada amb les coses naturals i fetes amb amor

Publicar un comentario en la entrada