21 julio, 2013

Rasim de Claret Serrahima

Rasim blanc i negre
La cosa empezó hace más de veinte años. Claret Serrahima (en la foto inferior: ¡en la vida real, es un tipo muy amable y accesible!) conoció el proyecto de la Cooperativa L'Olivera, en Vallbona de les Monges (DO Costers del Segre, en plena ruta del Císter: tierra de tradición agrícola y vitivinícola). Se integró en ella, se hizo socio, empezó a diseñar sus etiquetas y, casi de una manera natural y lógica, su cabeza empezó a pensar en vinos. En esa postura le pillaría el fotógrafo porque Claret, uno de los grandes diseñadores gráficos de este país (CLASE BCN), es hombre polifacético y concentrado. ¿Qué vinos me gustan más? ¿Qué vinos podría hacer yo en esta tierra pobre de solemnidad, caliza pura, en una hondonada a más de 700 msnm, pero bendecida por la suave marinada? ¡Vinos dulces! Qué buena idea...en un clima que te permite concentración, que te da ventilación tanto si quieres pasificar en planta como sobre cañizo, Claret y L'Olivera modelaron un entorno de privilegio (en el Tros de Nalec, de Vallbona), aislado por completo y en el que una cabaña de pastor y de herramientas, de piedra seca, sirve de reformado habitáculo. Uvas tintas (garnacha y touriga nacional), uvas blancas (garnacha, malvasía y xarel.lo). Muchos países y vinos recorridos para reconstruir el paisaje dulce que Claret intuïa en sus viñedos (Hungría, Francia, sur de Italia, Alemania...).

Y nació Rasim que, en occitano, significa lo mismo que  racimo en castellano o "raisin" en francés. A Claret le gusta el nombre por su aire árabe. El proyecto nació en 2005 y ahora empieza a sentirse satisfecho con lo que la uva y el vino le dan. Alguien me había advertido de su existencia (el último, Pep Palau en un  tuit muy elogioso) y la casualidad me puso en la senda de Vallbona. Estuvimos en la Cooperativa L'Olivera (prometo dedicarles una visita entera porque el trabajo de integración social que hacen para elaborar sus vinos con personas con dificultades, merece todos los altavoces y toda la atención), probamos los dos vinos de Claret  (no, doctora, no, no tragué...) y después estuvimos en el viñedo. El Rasim vimadur negre 2011 es un vino naturalmente dulce con una base sobre todo de garnacha negra pero con un buen aporte de touriga nacional, que se nota en nariz y en paladar. Las uvas pasifican en la planta y fermentan en madera durante unos meses. 872 botellas de 500 cc en 2011. 15%. Olivada. Chololate negro con agua. Profunda acidez. Ligera tanicidad. Un punto de botrytis. Muy elegante en nariz, con algo de endeblez en boca. Hoja de tabaco, Ceniza. Me gustó pero creo que está todavía algo lejos de su hermano.

El Rasim vipansit blanc dolç 2012, hecho con malvasía, xarel.lo y garnacha blanca, procede de uvas vendimiadas en su punto óptimo y pasificadas sobre cañizos ventilados y a la sombra. No sucede esto en un edificio pero os suena, ¿verdad? A Recioto di Soave, claro...Pues por ahí andan estos primos hermanos: 1185 botellas, 14%, vino naturalmente dulce sin clarificar ni estabilizar y con un mínimo filtrado (las lías se ven, vamos...). Fermentación en barrica. Acidez que hace llorar. Cuerpo y estructura tremendas. Esbelto pero con energía. Flor de azahar. Naranja confitada. Hierbabuena. Frescor balsámico que enamora. Con un punto de botrytis noble también. Creo que es uno de los grandes VND de este país. 11 Ha de terreno, con abundante bosque protector alrededor. 7 Ha de viñedo en el Tros de Nalec (se llama así porque era, yendo de Vallbona de les Monges a Nalec el más cercano a este último pueblo), que están empezando a regalarnos los vinos dulces que Claret Serrahima soñó, un día, en su cabeza. Tiene mérito la cosa.
actualidad.orange.es
La foto de Claret Serrahima procede de actualidad.orange.es.

4 comentarios:

unaexcusaqualsevolper dijo...

Nosaltres en som bon seguidors de L'Olivera, i fa temps li carem fer un post molt especial a aquest Rasim Vipansit blanc tot cuinant uns bombons farcits amb gelatina d'aquest vi dolç. Van quedar bonissims!!!!
Deixo l'enllaç que inclou recepta per cuinetes. http://unaexcusaqualsevolper.wordpress.com/2012/12/21/bombons-de-gelatina-de-rasim/

Jorge Díez dijo...

Suena tentador, muy prometedor. Tanto que no puedo evitar pensar en que ha tenido que ser auténtica tortura no poder tragar esos vinos. Pero cada día está más cerca la liberación del 25...

Joan Gómez Pallarès dijo...

Doncs moltíssimes gràcies per la recepta que se m'havia escapat. Me la miraré amb molt de gust: només la idea d'una geñatina de Rasim ja fa salivar: m'encanten les gelatines!!!
Jo no havia tastat mai aquest vi pansit blanc (beure'l, encara no puc dir que l'hagi begut mai perquè va ser un d'aquests dissabtes en plena llei seca...i vaig fer nas i paladar, però encara no tràquea!) i he de dir que em va sorprendre i agradar molt tot el que la copa em deia.
Salut i merci de nou per la recepta!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Tú lo has dicho, amigo mío!!! Con los dulces hay que ir especialmente con cuidado porque el cerebro, si está muy bueno el vino, no para de decirte "traga, tonto, traga!!!"
Y este, sobre todo el blanco, era muy tentador...
Pronto llegará Santiago!!!
Joan

Publicar un comentario en la entrada