26 julio, 2012

Terra Remota Caminante 2010

Devastation by Mònica Quintana
No tengo una planificación de mis posts (temas, tipos de vino, zonas...) más allá de aquella que me manda la única norma sagrada: jamás repito un vino. Eso me obliga, muy gozosamente por lo demás, a beber siempre cosas distintas, a aprender algo de personas, bodegas o tipos de uva que conocía poco. Y etc. Sólo le veo ventajas a esa manera de proceder. No sé si el de hoy es un post obligado. Sé que cumple la norma básica (jamás había probado el vino blanco de Terra Remota) y sé que el vino procede del lugar del que hoy quería hablar. Entre Capmany y Sant Climent Sescebes. Una de las zonas más castigadas por los incendios en el Alt Empordà que, parece hoy, están ya bajo control. Quienes amamos la naturaleza y conocemos más o menos su evolución y su historia, sabemos que el fuego forma parte de ella. El fuego que surge de una manera espontánea y prende cuando la vegetación está, por así decir, preparada para recibir las cosas buenas que el fuego también conlleva.

No es el caso. Lo hemos visto. Lo sabemos. Seis colillas mal apagadas en un párquing de la autopista han quemado unas 15 mil Ha de vegetación. Han matado por lo menos a cuatro personas. Han malherido a muchas más. Han producido muerte, devastación, tristeza, impotencia. Vincent lo explicaba muy bien. No voy a añadir más. Pero necesitaba encontrar dos cosas para poder escribir hoy: una foto que mostrara de forma tan trágica como bella esa destrucción. Y un vino que simbolizara aquel lema latino, post nubila, clarior. He tenido suerte: lo más difícil, ha acabado siendo lo más fácil. Gracias a la generosidad de Mònica Quintana, puedo publicar hoy su foto Devastation. Cuando haya pasado la tempestad, el sol brillará con más fuerza. Cuando haya pasado el incendio y la tierra y quienes la cultivan  puedan asimilar las heridas que algunos humanos le han infligido, la vegetación renacerá. Con más fuerza que antes. Más verde que antes. Pasarán unos años y el paisaje, aunque habrá cambiado, volverá a ser paisaje. Y los cultivos y los animales y las personas, también. La foto de Mònica muestra el presente pero anuncia el futuro: el cielo volverá a ser, todo él, azul, y el sol brillará sin filtros de muerte. El vino, Caminante 2010, simboliza también qué quiero decir. Está hecha por gente que escogió ese lugar, por gente que construyó una bodega ejemplar en ese lugar y por gente que está empezando a hacer vinos francos, sinceros, luminosos y abiertos. Como éste.

Garnacha blanca, chenin blanc, chardonnay. Fermentación en inox y en barricas usadas. Reposo con sus lías durante seis meses. 14%. Hay que abrir la botella y dejar que se airee. Hay que tomarlo sobre los 12ºC. Tiene el color amarillo del sol brillante cuando ciega tus ojos: casi blanco. Huele a lima-limón. A corteza raspada de limón. A anís estrellado. A infusión ligera de regaliz. Tiene un punto de mantequilla salada en la boca. Es un vino mordaz y ligero. Fresco y fragante. Sólo tiene un problema: es un vino caro (sobre los 17€ en tienda). Es, con todo, el tipo de vino (como algunos otros blancos en l'Empordà: tampoco era tan sencilla la elección hoy, de veras) del que quería hablar hoy porque representa ese sol que empieza ya a aparecer tras las nubes de ceniza. Los irreductibles (amigos) Galos sólo temían una cosa: que el cielo cayera sobre sus cabezas. La gente del Empordà, que vive bajo un cielo de mil matices, saldrá adelante. Y nosotros estaremos con ellos y les ayudaremos.
Terra Remota Caminante 2010

20 comentarios:

Jordán Cortés dijo...

Hola Joan,

Precisamente guardo una botella en España. Hace ya un año que me traslade a Londres y por el aquel entonces y puesto que la añada era 2010, me pareció oportuno conservar.
Aprovechando el momento para decirte que recientemente he probado un vino del cual había leído algo en este espacio allá por el verano pasado, el vino en cuestión es Domaine Marcel Lapierre Morgon 2010. Rerultó franco, fresco y vibrante en boca, com tu bien decias, yo tampoco me cansaria de beberlo. De hecho acompaño una agradable cena en una de las noches más calurosas que recuerde en mucho tiempo.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Hola, Jordan, es un Vino que podràs seguir guardando, creo, porque tiene cuerda para un buen rato todavía. En cuanto al Morgon de Lapierre, 2010 es un año fresco que se deja disfrutar enseguida. Si es en magnum, mucho mejor! Felices Olimpiadas! Joan

Jorge Díez dijo...

Muy hermoso, Joan; seguro que la gente de la zona lo apreciará.
Un saludo.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Jorge! Últimamente ando algo estupefacto en lo que a reacciones y comentarios (públicos o priivados) se refiere. Nadie me ha comentado nada de nada. Y fíjate tú: desde hace un par de meses escribo más a gusto que nunca y me lo paso en grande. Pero los calores suelen hacer que la gente se relaje en verano. No lo tengo muy estudiado pero algo de eso hay... Saludos! Joan

Smiorgan dijo...

Precioso y sentido post, Joan. Llevamos un año horroroso con los fuegos.
El vino suena más que interesante. Lav Chenin me ha resultado en lo poco que he probado, una gran casta.
Sobre lo que haría yo a los malnacidos causantes de los fuegos, prefiero no hablar.
Yo he catado hace poco algunos blancos interesantes también.
Un saludo (voy a ver el encendido del pebetero, soy un gran can olímpico).

Smiorgan dijo...

Ehem...
Es obvio que no soy un "can" olímpico, si no un "fan" :) (El teclado del tablet...)
Saludos.

Joan Gómez Pallarès dijo...

El vino es interesante, Jorge, pero creo que lo será más con el paso de un par de años. Eso, quizás, ponga más en valor el precio que se hace pagar por él.
Muchas gracias por tus palabras: tengo una pequeña reflexión, por lo demás, en marcha sobre inversa proporción entre el tiempo que dedicas a escribir un post e interés de la gente por él.
Seguimos!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Algo raro me parecía lo del "can" olímpico, pero como de sectas sé bien poco, pensé "habrá una facción de afectos de la seca del can = cínicos" que también son olímpicos.
me dejas más tranquilo con lo del fan. Los amigos del vino en Londres andan como locos con la que les cae encima.
Por cierto, yo que no soy ni fan ni can, no sé si se encendió la antorcha, el pebetero o lo que se inventaran al final. ¿Han emoezado ya oficialmente?
Saludos,
Joan

Smiorgan dijo...

La competeción ya había empezado, pero ayer se inauguraron oficialmente. El encendido del pebetero fue muy bonito, y la ceremonia me gustó.
Hoy habrá que empezar a ver a Thorpe, Mireia y compañía batiéndose el cobre.
Saludos.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Estaba comiendo en Madrid (un desastre de lugar, por cierto, que se llama Frost: congelado me dejaron, en efecto) y vi que los japoneses zurraban a esa selección de furbó que iba a por el oro antes de bajar del autocar. Ya vi que la competición había empezado...
Veremos en qué acaba todo esto!
Joan

Jorge Díez dijo...

Lo de la relajación con el calor yo también lo creo. Seguro que comparto mucho de esas reflexiones sobre el placer de escribir, lo que uno espera y la respuesta de la gente. Y sin embargo, en ello sigo ;-)
Ánimo, y a combatir ese calor.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Ahí estaremos, Jorge. Algo de eso voy a decir en mi próximo post.
Gracias! E igualmente!
Joan

Vicente Vida dijo...

Hola Joan
Enhorabuena por tu post. Omito comentarios sobre el fuego, la indignación que siento hace que lo que escribira no debería ser publicado.
Me ha atraído tu nota sobre ese blanco ampurdanés. Vinos que no había probado, y que me ayudarán a pasar el agosto madrileño.
Espero tu próximo post con interés. Más que el tiempo que se dedica al post, me parece que lo que incide negativamente en los comentarios son las calores del verano, que nos tienen un poco "aplatanados".
Saludos
Vicente Vida

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus comentarios, Vicente. Lo de las colillas me tiene realmente alucinado: esta madrugada se ha declrado oficialmente extinguido el incendio del Empordà (incendios, vaya) y entre el viernes y hoy mismo por la mañana he recogido no menos de tres testimonios directos de gente que había visto cómo alguien lanzaba una colilla desde el coche EN EL EMPORDÀ!!! No sé qué tiene que suceder para que la gran cantidad de descerebrados, incultos, insensibles, presuntos delincuentes contra los bienes de todos y los de algunos en particular recapaciten. Es una cosa que me tiene desbordado.
Sobre lo otro, creo que tiene que ver por supuesto con el verano: todos los que tenemos o recordamos un histórico de estadísticas en una web de participación o en un blog sabemos que la gente está, en julio y agosto, para otros menesteres. Y suòngo que hacen bien, caramba: yo también paso menos rato frente al ordenador ahora!
Pero creo que, por lo menos en mi caso, también tiene que ver con el tiempo de lectura que la gente pasa en cada post y lo que este post "pide". Algo diré hoy mismo, pero vamos, ya te aseguro que será más breve!
Feliz rentrée!!!
Joan

JuachoAsenjo dijo...

¡¡Felicidades por el bellísimo artículo-homenaje!!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, compañero!!! Un abrazo!!! Joan

SIBARITASTUR dijo...

No en este caso particularmente pero tiendo a no creerme muchas veces las explicaciones oficiales a ciertos sucesos.
Respecto al vino, lo probé en el mes de noviembre y me pareció que la rcp no era del todo buena. Son de esos vinos llaman la atención aunque no convenzan del todo, te dejan dubitativo y volverías a probarlos con el tiempo.
Si quereis echarle un vistazo a la cata está publicado en el blog

Joan Gómez Pallarès dijo...

Coincido plenamente con tu apreciación del vino, Jorge: ahora mismo, vale más de lo que te da la botella cuando la bebes. Creo que es el mayor reparo que le pongo en mi comentario. A pesar de los días pasados, tengo todavía un culín guardado (como es costumbre), para ver cómo evoluciona, pero tengo claro que es un vino para ver cómo funciona en unos años.
En cuanto a las explicaciones y aunque no haya estudiado periodismo, no me creo jamás una fuente si no la contrasto personalmente. En este caso, es sencillo: expliqué lo que daba la versión oficial pero sus conclusiones creo que tardarán un poco en llegar. Por lo que he visto personalmente y me cuentan gentes en quienes sé que puedo confiar, la hipótesis de la colilla es muy sólida. Quién la fumó, ya es harina de otro costal.
Repasaré tu nota.
Saludos!
Joan

monica dijo...

Joan, disculpa però no he comentat fins avui. Moltes gràcies per la menció i comentar-te també que em sembla molt interessant i plena de sensibilitat la manera que has tingut de parlar d'aquest tema que ens ha afectat tant a tots.
Salutacions i gràcies de nou!!

Joan Gómez Pallarès dijo...

Moltes gràcies per dir-hi la teva, Mònivca. Si no hagués estat per les teves fotos, no hauria escrit aquest article. Aquests dies hi he tornat a pensar en l'Alt Emporsdà cremat: un boig ha intentat per dos cops cremar la muntanuya de Sant Salvador, un dels llocs emblemàticament verds del sud de Mallorca, a Felanitx. La primera vegada va cremar 20 Ha, que per aquí no és poc. La segona ha estat a punt de matar el cor del bosc, a 2 km justos d'on vivim. Veure en directe tot plegat ha estat un desastre, però sentir i veure el oaisatge cremat després, flairar la misèria i la devastació del bosc cremat, encara que sigui poc, em va deixat dos dies sense dormir.
No he pogut fer-ne fotos ni parlar-ne. En aquest cas, si les sospites sóon encertades, quanta més publicitat, pitjor.
Gràcies de nou per les teves fotografies i el teu permís per publicar-ne una aquí!
Joan

Publicar un comentario en la entrada