13 mayo, 2012

Metablogging

De Vinis  Abans
"Hablar de un blog desde otro blog" ha dejado de tener sentido, tal y como sentenció Gapingvoid hace ya años. Quizás le pondría una excepción, que suelo perpetrar una vez al año, por lo menos. Hablar de tu propio blog desde el blog puede, todavía, tener algún sentido. En el caso concreto de hoy, tiene dos. El primero es el informativo. Peter Hodder-Williams y yo hemos introducido algunos cambios en el diseño y presentación del cuaderno y quiero, aunque sea mínimamente, presentarlos. El segundo es más reflexivo, pero tiene que ver con un cambio importante: por qué existe ahora, en la parte inferior del blog, una herramienta que permite leer al instante los tuits que publico. Como podéis ver por la fotografía que reproduce la pantalla de la anterior versión de De vinis, yo ya no me sentía cómodo leyendo mi propio blog. El tipo de letra, su grosor, su compaginación en la línea y en los párrafos, me pesaban un poco. Era como esos vinos que salen de una no-selección de las uvas: las pasas van al mosto y aunque el vino huela bien, siempre acaba pesando en el paladar (sobremaduración...). En el blog me pasaba lo mismo: era bastante ágil su lectura, pero acababa pesándome. Hemos cambiado el tipo de letra, que vuelve a una raíz más clásica de la tipografía, hemos ensanchado su cuerpo, aunque no lo parece porque el perfil es más ligero. Hemos enmarcado el texto de cada post en finas líneas verticales para que el ojo se sienta más cómodo en el campo de lectura. Y la gran "revolución": el tipo de letra pedía a gritos dejar de marginar a la derecha. De forma congruente, se han modificaco también todas las letras que aparecen en el blog, título y subtítulo incluídos.

Estamos contentos con el resultado. Creo que se ha ganado en agilidad y en comodidad y la lectura del cuaderno es, ahora, más amable y sencilla que antes. Por decirlo en pocas palabras: hemos quitado todas las pasas de la vendimia y creo que nos va a salir un "vino" más austero, más de aromas primarios, más directo y vivaz. También se ha introducido una mejora en las suscripciones. Hasta ahora el blog sólo ofrecía la posibilidad de la sindicación de contenidos a través de RSS. Ahora, cuando pinchéis (en la parte superior derecha) en "Suscripciones", os saldrá una tercera pestaña: "Suscripción por mail". Basta que uno escriba su email allí y lo mande. De forma automática, recibirá una respuesta, pinchará un enlace que se le ofrece y a partir de ese momento, cada vez que publique algo en el blog, tendrá aviso de la novedad.  El segundo objetivo es más de reflexión sobre el papel del blog en relación a aquello que estoy empezando a hacer con Twitter.  Si sustituimos Blogger y Twitter por las palabras que les definen en inglés me será más fácil explicar qué pretendo hacer. Frente a Twitter, bloguear es, ahora mismo, "macroblogging". Seguimos hablando de escribir en un blog en el sentido de sentirte dueño de tu propio medio de comunicación. Hablamos de hacerlo sin límite de espacio ni de caracteres, aunque los que saben de esto recomiendan no superar los 1000 por post. Hablamos de una compaginación personalizada y meditada de textos e imagen. Hablamos de la inmediatez en la interacción entre escritor y lector hasta el punto de que, no pocas veces, se cruzan los papeles y muchos lectores (para mi suerte) se convierten en escritores y protagonistas activos del blog.

Frente a esto, surge con fuerza imparable el "microblogging", que aquí personalizo en la herramienta que más se está usando si hablamos de texto e imágenes, Twitter. Si habláramos sólo de imágenes, esto tendría otro nombre. Si de vídeos, un tercero. He decidido someterme a la prueba y explorar las fronteras del lenguaje y de la descripción de vinos y comidas con la losa (por ahora muy pesada para mí) de los 140 caracteres. Hablamos de una compaginación de texto e imágenes que es la misma para todos. Hablamos de una compulsión en la escritura que roza lo frenopático. Hablamos de cómo controlar y hacerte tuyo este medio alternativo de comunicación que, en el fondo, puede servir para lo mismo aunque con ropajes distintos. No me interesa deciros "¡Hola, buenos días, hoy amanece nublado en Siberia!", ni cosas por el estilo. Me interesa (de nuevo la metáfora del vino) la idea de un "vino" de añada con maceración carbónica frente a un vino que tiene su buena fruta (¡sin pasas!), madera y necesidad de cierto reposo.  Twitter representa, para mí, la oportunidad de encontrar un estilo distinto para hablar de las mismas cosas. No vais a encontrar allí opiniones sobre si la almohada del hotel es una porquería o sobre si el avión sale con retraso. Vais a encontrar lo mismo que en De vinis pero con un esfuerzo muy grande para ajustar estilo, lenguaje, formas y maneras de describir vinos y comidas a un formato que es el mismo para todo el mundo: 140 caracteres que se reducen drásticamente si enlazas una foto.

Para poder hacer este ejercicio que, dicho sea de paso, me apetece mucho, necesitaba que "macroblogging" y microblogging" compartieran un mismo espacio a los ojos del lector. Esto ya sucedía en Twitter porque todos mis posts salen automáticamente allí, en forma de enlace/tuit. Pero no sucedía al revés porque las herramientas para poner Twitter en Blogger no me gustaban nada. Hemos trabajado con Peter para arreglar eso. La segunda gran novedad es, pues, que al final de la página principal del cuaderno (y de cada página, vamos) y tras el post que aparezca, encontraréis los cinco últimos tuits que he escrito. Se ofrecen con el mismo estilo que los textos del blog, pero con un formato más libre y, claro, actualizado también al instante. Hay que advertir dos cosas: sólo pueden salir mis tuits (saldrán cinco) y si alguien se interesa por una conversación o tema, tiene que pinchar el enlace. La segunda es que este diálogo que me propongo y os propongo sobre dos formas de escribir bien distintas (hablaríamos del epigrama, brevedad y aguijón del tuit, frente a la poesía épica, reposo y meditación del post) pero sobre un mismo tema, me obligará a no escribir según qué cosas en Twitter. Porque claro, todo va a salir en el blog...Ojalá os interesen estos últimos cambios. Parecen sucintos y poca cosa, en la comparación con la versión anterior del cuaderno, pero para mí son importantes y me obligan, sobre todo, a replantear contenidos y formas de expresión. Por naturaleza, habrá temas y momentos que pedirán directamente "macroblogging"/Blogger, mientas que otros encontrarán mejor acomodo en el "microblogging"/Twitter. Para unos terceros, tendré que pensar con calma qué hago...En resumen, abandono el acomodo de las formas conocidas y con la "excusa" de esta redefinición tipográfica de De vinis (también hemos modificado mínimamente la plantilla de Twitter, pero allí es casi imposible personalizar...), me lanzo con armas y bagajes a la experimentación y a la búsqueda de los contenidos más adecuados para cada formato de blogueo. Termino: en esta reflexión, mi presencia en Facebook deja de tener sentido. Jamás creé contenidos específicos para FB que era, para mí, un mero repositorio de datos. Ahora tiene menos sentido todavía. Quien lo usaba como "alerta" para los posts nuevos, ya tiene resuelto el problema (con la pestaña nueva de Suscripciones).

Espero que os gusten las novedades y que me sigáis acompañando en este tramo de mi vida en el 2.0 de los vinos y sus comidas. Prometo dedicación intensa, pasión, subjetividad total pero bien argumentada, viajes, experiencias, voluntad de compartir aquello que vaya conociendo y aprendiendo y tanto placer como sea posible. Y por supuesto, siempre sigo abierto a que, también en esta reflexión metabloguera, vuestras opiniones y comentarios me hagan repensar alguna de las cosas que, ahora, veo bastante claras.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la evolución, Joan. Te seguiremos de cerca en esta nueva etapa.
Un abrazo y suerte.

Matoses.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias, M. Por ser vos quien sois y representar lo más granado y florido de aquellos que estamos entregados a la causa del buen comer y beber. Me siento cómodo y halagado por tu lectura y por saberte cerca. Promoeto, por lo demás, limitar los neologismos a lo imprescibdible! Acículorrefrescante, pongamos por caso...aunque confieso que el jueves tomé un espumoso que respondía con precisión dibujada a ese adjetivo: el, con cada añada, más extraordinario Assemblage de Sergi Colet.
Un abrazo!
Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Menuda mañanita tipográfico me estoy dando...Ya me perdonaréis, ¿verdad?, pero corregid vosotros mismos donde "promoeto" por "prometo; donde impescibdible" por "imprescindible"; y donde "acículorrefrescante" por la palabra de moda entre los comedores de enjundia de este país: "acídulorrefrescante"(espiralidoso, si uno quiere completar el palabra).
Joan

Jose dijo...

Hola Joan,
como comentaba en ocasiones anteriores me gusta la limpieza en la imagen, líneas y tipografía. Es realmente cómodo de leer. No obstante los Tweets a final de página sigo sin verlo. Fuerza a desplazarse por toda la página para llegar a ellos y se pierde, quizá, el "llego y veo". Sin embargo manteniendo la limpieza estética tampoco se me ocurre gran cosa. ¿Adición de un tab en las opciones de la parte superior que mediante un roll-over desplegara los tweets automáticamente?

Por otro lado la distintición entre blog y tweets me parece lo más sensato. Hay ocasiones en que hay más que de sobra con 140 caracteres y otras que no basta con 1000. Palabras, las necesarias, ni una más ni una menos.

Saludos,

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

Hola, Jose, tus observaciones son siempre sensatas y muy bienvenidas. Entiendo lo que dices pero la idea era, sencillamente, hacer una distinción entre los dos tipos de posts, micro y macro, pero que los dos estuvieran, más o menos, en un mismo plano de igualdad. Poner un desplegable implicaba como un cambio de jerarquía, por una parte; y por la otra, también que no lo ves en un mismo plano de lectura. Es cierto que uno tiene que desplazarse hasta el final pero, por otra parte, es imposible que todo lo que presenta una página inicial de blog que lleva texto se vea a primer golpe de ojo. A no ser que hagas aquello del "Siga leyendo...", que no me gusta nada.
Me gusta que compartas la reflexión de fondo que me ha llevado a poner a ambos en el blog: voy a intentar que cada tema tenga sus palabras justas y en su formato más adecuado.
Por supuesto, le seguiré dando vueltas. Y muchas gracias por la sugerencia!
Joan

Jose dijo...

Mmm... pues es una forma de verlo, sí, el que no existan dos jerarquías, si no dos líneas paralelas. Lo del 'siga leyendo' no, por favor, que es como un "Sigue probando que hay miles de premios" :-/

Saludos,

Jose

Joan Gómez Pallarès dijo...

Sencillamente, Jose, hay un antes (macroblogging en Blogger) y un después (microblogging en Twitter) y por eso propongo leer primero uno y después, el otro. Pero ambos conviven en mí como dos formas de expresión distintas aunque sobre un mismo tema genérico. La única diferencia es el reposo de los textos: los primeros van enmarcados porque son textos de mayor reflexión, de documentación, de investigación a ratos. Los segundos van más por libre porque son fruto de otra circunstancia, aunque la chispa la produzca lo mismo, un buen plato, un vino...
He estado mirando mucho por ahí (ya sabes, lo del bench-marking!) y me ha parecido, por ahora, la mejor opción para que convivan en un mismo ámbito de lectura.
Saludos!
Joan

El Gaitero del Cabo La Muerte dijo...

Maestro te seguiré siguiendo,
un abrazo,
Carlos

Joan Gómez Pallarès dijo...

Será un placer, Carlos, ya lo sabes!
Un abrazo,
Joan

Cuina Cinc dijo...

Bon dia, Joan,
M'ho llegiré més tard,
Ara tan sols un comnetari: t'he vist a http://www.cupatges.cat/noticia/827/cupatges/capitol/abadal
una abraçada, bona setmana,

Joan Gómez Pallarès dijo...

Bon dia, CC! Doncs ens trobem més tard! Ara em miro l'enllaç, merci! Joan

Joan Gómez Pallarès dijo...

Ja ho he vist, CC. Et deus referir a que ara he recomençat una col.laboració amb Cupatges.cat, oi? Ja feia temps que n'havíem parlat però jo anava massa enfeinejat i tenia molt poc temps per les coses del vi. Ara, les coses han començat a canviar i hi torno,amb més força i ganes que mai, tant al bloc, com a Cuptatges, com a alguna altra petita cosa que estic preparant.
Salut,
Joan

SIBARITASTUR dijo...

Hola Joan. Hac tiempo que vengo usando este sistema tuyo en mi blog pero con el problema de que hacer con el Twitt.
Tu planteamiento me parece muy acertado y es el que a mi me gustaria darle. Llevo tiempo pensando en como avivar o como darle vida propia al twitt sindo algo complementario pero independiente al fin y al cabo.
Lo utilizaba mas como un anuncio de las catas del blog pero he intentado varias veces generar material exclusivo, pero me encuentro varias dificultades. Una es el escribir desde un móvil, muy lento, engorroso y con un corrector que modifica palabras. Se echa un tiempo en ello que no me gusta y si twitteas varias veces al día...
Este problema lo veo mas acusado cuando estoy de feria, si quiero ir twitteando algo que me gusta pierdo mucho tiempo de cata.
A mi desde luego me parece un formato con mas futuro que el blog y algo tengo que discurrir o decidir

Joan Gómez Pallarès dijo...

Hola, S., por supuesto hay muchas posibilidades para que convivan ambos sistemas de blogueo. Yo me quedo, ahora mismo, con la que intento describir en este post. Voy a hablar de lo mismo pero con objetivos y, por lo tanto, maneras distintas. Pongamos dos ejemplos:
1. Estoy comiendo un bocadillo, nuevo, fantástico en Fastvínic. Al haber hecho ya un artículo de síntesis sobre qué representa este local para mí, lo que me apetece ahora es describir con brevedad la novedad que como. Twitter es lo ideal: https://twitter.com/#!/blogdevinis/status/197677522421420033/photo/1
2. Como el caso que describes: en una feria de vinos en Madrid me impresionan una serie de botellas. In situ se hace complicado (aunque, como ya sabes, desde los servicios de Intervin se hacen maravillas!), pero tomo mis notas. Sentado en el tren de vuelta, improviso una serie de tuits para describir algunos de los vinos: https://twitter.com/#!/blogdevinis/status/195254510539653122
En cambio, tanto si se trata de un vino, como de un plato como de las impresiones de una feria, si quiero reposo y más maduración del tema, por las razones que sea, tento Blogger a mano.
Lo del teclado, en efecto, puede ser un problema también para mí, que soy algo torpe para esas cosas. Pero vaya, no hay como coger un teléfono con algo más de pantalla o, si da el presupuesto, un iPad o un portátil. La gran ventaja de esto, en el fondo, es que uno puede escribir tuits y posts desde varios tipos de aparato.
Conste que yo no lo hago porque crea que el microblogging tiene más futuro que el macroblogging. Lo hago porque creo que son complemantarios, precisamente, y puedo usarlos sin contradecirme para nada. Ambos me permiten trabajar con calidad (lo de las fotos de los tuits es mi punto débil porque mi smartphone tiene una cámara regular...) y el límite, ahora mismo, está en mi capacidad y en mi imaginación. A ver qu'e soy capaz de hacer con cada uno de ellos, pero siguiendo estas ideas claras.
Saludos,
Joan

SIBARITASTUR dijo...

Si yo estoy en la misma línea que tu pero me encuentro con esos problemas que comento y aún no he tomado una decisión al respecto.
Lo que dices de twittear despues de una feria tienes razón pero una de las "gracias" de este formato es la inmediatez y no haciéndolo en el momento creo que se pierde un poco, no te parece?.
Cuando me referia a que tenía mas futuro era simplemente una forma de hablar, no era literal.
Yo los veo complementarios pero como dije, son independientes e investigar sobre ello como tu quieres hacer, me parece un acierto.

Joan Gómez Pallarès dijo...

La literatura, J., también la que habla de vinos y comidas, está hecha de la realidad tal y como uno la quiera percibir, tal y como uno la quiera transmitir y tal y como uno la quiera recibir. Si yo escribo, ahora mismo "Estoy ante la concentración máxima del sol de Ravello en una botella: Furore Bianco 2011 de Marisa Cuomo", puede que alguien piense que es "ahora mismo estoy", pero a lo mejor, hace dos horas que estaba ante la botella. Quiero decir que la inmediatez no consiste sólo en decir las cosas en el momento exacto en que están pasando. Estoy casi seguro que nadie va a notar la diferencia entre escribir un tuit justo en el momento en que estoy bebiendo un vino o dos horas después. Quiero decir que eso forma parte de mi reflexión. Para mí lo importante es ver cómo consigo transmitir en un máximo de 140 caracteres las características para mí más sobresalienbtes de un vino o de una receta. Es más importante que hacerlo en el momento en que bebo o como. En ese sentido, inmediatez para mí es la que me proporciona el lector en el momento justo en que recibe mi descripción. Pienso más en términos de espontaneidad y vivacidad que no de inmediatez en el sentido en que se suele usar Twitter.
No sé si me explico porque a ratos pasará (pasó, vaya, en Intervin sin ir más lejos) que la espontaneidad de la descripción coincida casi con el momento en que están pasando las cosas, o casi...pero no lo siento yo como algo imprescindible. Digamos que veo más bien Twitter como un trampantojo de esa realidad inmediata, más que su transcripción al momento.
Menudo rollo te estoy pegando...lo siento mucho! Pero es que, como tú, ando dándole vueltas al asunto y llego a conclusiones que, si me lo ponen a "tiro", cuento.
Gracias!
Joan

Smiorgan dijo...

Alguna vez me ha rondado la idea de Twitter para algo como lo que dices, Joan. Un apunte rápido sobre un vino, una comida, una música...algo que apatece compartir pero que no te inspira como para sentarte al teclado a componer un post "en serio".
Lo que pasa es que soy un viejo recalcitrante, que se resiste a subirse al carro de Twitter ahora que está de megamoda, cuando lo conozco desde su ya lejano parto.
Me pasa como con las "redes sociales". Cuando Google creó hace eones Orkut, algunos ya fuimos invitados y formamos parte de aquel embrión. Mira tu ahora los "feisbus", "tuentis" y demás.
En fin, que de momento creo que no me subiré al carro de la moda.
Saludos.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Te comprendi bien, Smiorgan, pero no lo mires como una moda. Te apetece o no, en eso siempre estaremos de acuerdo porque para gustos, colores. Pero yo lo veo como un brillante retorno al pasado. No pretendían eso, sus inventores, creo...Pero han conseguido que una pequeña parte de afectos al tuit vuelvan su cabeza hacia la literatura aforística que, no por casualidad de los tiempos, está viviendo una nueva juventud. Lleva ya varias, de Marcial a Wagensberg, pero ésta me parece interesante y muy con los tiempos que nos toca vivir. No hay más que darle la vuelta a las cosas!
Saludos,
Joan

Cuina Cinc dijo...

Joan,
http://www.cupatges.cat/noticia/827/cupatges/capitol/abadal
En el meu últim post ho vaig posar per acompanyar un vi que estava buscant i ho vaig veure..
Gràcies Bona nit,

PD:http://cuinacinc.blogspot.com.es/2012/05/ca-lamador-cuina-innovadora-al-parc.html

Joan Gómez Pallarès dijo...

Bona nit, CC. Ja hi he fet un comentari: una bona tria, i de proximitat, per plats de muntanya com els que vau menjar. Amnb els cigrons aquest Abadal criança del 1007 segur que hi va quedar bé!
Salut,
Joan

Cuina Cinc dijo...

Gràcies, Joan,
sota mínims:))
s'acaben les piles.. demà més,
bona nit

PD: la comprovació de paraules... un rotllo

Joan Gómez Pallarès dijo...

Bon dia!!! I sí, un bon rotllo a no ser que facis col.lecció de paraules fetes a l'atzar!

SIBARITASTUR dijo...

De rollo nada Joan, agradecido del diálogo. Evidentemente que es mas importante el contenido y como enfocarlo que la inmediatez. Pero creo que con ese sistema de comunicación, la inmediatez es importante.
Por ejemplo, tu como opinador de vinos, vas a una feria y a la vez que catas vas poniendo foto y breve comentario. Para mi como lector tiene mas importancia así que luego cuando vayas a casa, ordenes y lances 7 twitts.
Yo le doy vueltas a todo esto porque llevo tiempo intentando decidirme a como enfocarlo- la verdad es que tampoco pienso mucho sino ya la hubiera tomado.
Yo creo que para que funcione bien teien que funcionar de forma independiente a un blog , aunque haya cosas complementarias, hay que generar contenidos distintos y no sólo de uno mismo...

Joan Gómez Pallarès dijo...

Es cierto, eso, Jorge. Pero mi tesis era que el ector no tiene por qué saber cuándo, exactamente, estoy yo lanzando esos tuits y esas fotos. Algunas de las cosas que publiqué, por ejemplo, en la feria de Lavinia en Madrid (pro otra parte, muy interesante y con un montón de viticultores de gran peso en sus zonas) fueron escritas en el momento y algunas otras, dos horas después. Otras, cuatro horas después. Pero la secuencia fue única y no creo que la gente notara muchas diferencias. Me refería a eso: no creo que tenga un valor intrínseco, per se, el hecho de publicar exactamente en el momento en que conoces éste o aquél vino.
Bien, son maneras de pensar, por supuesto. Pero mi punto de vista no era tanto como escritor sono como lector. Y como lector no percibo tantas diferencias entre un momento y otro. A no ser, claro, que el tuit consista en "Estoy en la estación de Atocha y voy a coger el tren!". Bien, también en ese caso, puedo estar "mintiendo" o simulando como un bellaco.
Joan

Publicar un comentario en la entrada