28 marzo, 2011

Vitis Vinífera de Cuvée 3000, 6ª edición

TNC

En este templo de imposible digestión neoclásica, ofició hace unos días Baco redivivo. Es cierto (algún compañero lo ha hecho notar): llevaba unos zapatos curiosos, pero aún así, como a una de las reencarnaciones del dios me lo tomo. Si hasta lleva siempre consigo a un bondadoso y sabio Sileno...Vamos, que Joan Valencia y todo su equipo de Cuvée 3000 han vuelto a demostrar que se puede seguir creciendo, habiendo llegado ya a lo que uno veía como cierto límite: la 5ª edición de Vitis Vinífera. Esta 6ª edición ha cambiado y renovado expositores, ha mudado local (mucho más amplio y cómodo el vestíbulo del Teatre Nacional de Catalunya: pasaron más de 1200 personas y no sucedió nada grave), ha consagrado a la garnacha tinta (sin especificar más) como una de las uvas reinas de quienes marcan tendencias en el mundo del vino (Joan Valencia, José Peñín, Josep Roca, Víctor de la Serna, Juan Carlos López de Lacalle...) y sólo ha topado con un pequeño detalle que, a algunos, quizás pasó desapercibido: el día elegido. Un nodazo planetario acompañado de bajas presiones y temporal en Barcelona que, en mi opinion, perjudicó la cata de muchos vinos tintos presentes.

Me quedo con esa duda porque, la verdad, lo que había sacado como primera conclusión es que la mayor parte de blancos que probé tendían hacia la polifonía y a una mayor expresión de la peculiaridad de su uva. Por el contrario, los tintos tendían a una cierta monotonía y homogeneización, provocada por métodos de vinificación parecidos que acaban ocultando la expresión de la fruta y de su terruño. Con esa idea me fui. Probé, incluso descubrí, muchas más cosas interesantes en blancos que en tintos y veremos si eso se acaba convirtiendo en una tendencia. De lo que más me gustó: el monovarietal de xarel.lo de Mas Candi Desig 2009 (DO Penedès), muy floral, austero pero grande en boca, lo llena todo (* * ↑). La compañía de vinos Tricó (DO Rías Baixas) sigue a buen nivel con su Tricó 2009, un vino con acidez, manzana y muy vibrante en boca. Uno de los grandes del verano (* * ↑). De las Bodegas Puiggrós (DO Catalunya), me sorprensió su Sentits Blanc 2009, una garnacha blanca de viñas viejas con cuatro meses de madera que, en unos meses, estará grande grande (* *). Taleia 2009 (con un 13% de sémillon blanc) sigue siendo un vino de frescor impresionante (* * ↑). El Miserere 2006 de Costers del Siurana (DOQ Priorat) está llegando a niveles de Viña Tondonia catalán, no digo más (* * *).

VITISVINIFERA

El otro gran blanco del Priorat es, ahora mismo, el Pedra de Guix 2008 de Terroir al Límit (garnacha blanca, PX y macabeo) para un vino que ganará mucho con el tiempo (* * ↑). Es primo hermano de Les Calcinaires Blanc 2009 de Domaine Gauby: un vino de flor blanca pletórica, con limón, bella acidez en boca. Uno de los grandes de la sesión (* * *). Exactas sensaciones me dió el Cuvée "Le Cayrol" 2009 (con rolle y macabeo) de Domaine Majas: el poder de la macabeo y el frescor de la rolle dan un conjunto muy atractivo (* * *). Subiendo hacia el norte, uno no descubre nada si dice que los vinos de los Jobard estuvieron a gran altura, en esta ocasión un punto por delante su Mersault "Tillets" 2009 (sobresaliente su frescor y volumen: * * *). El mejor blanco de mi sesión lo descubrí en Mâcon-Villages, "Quintaine" 2008 de Domaine Guillemot-Michel, un vino con toda la tipicidad de la fruta, con frescor tropical, con acidez. En boca se amplían sus poderes y se abre como un abanico que todo lo cubre (* * * ↑). De los pocos rosados presentes, lo mejor sigue siendo el imprescincible Château de Pibarnon Rosé 2010, seco como nunca, con pomelo y lichy a raudales. En junio estará superior (* * *).

De entre los tintos, poco voy a destacar. Además del día y del clima, muchos son vinos para tomar dentro de unos años. La gente hablaba muy bien de los vinos de Mugnier pero mi nota literal es que todos estaban planos, tirando a vulgares (* ↑). De Luciano Sandrone, tres cuartos de lo mismo. Todos son vinos que necesitan años y días buenos. Sólo el Barolo Le Vigne 2006 estaba fino y largo (* * *). Me gustó bastante el Massuria 2007 de Mas Asturias (DO Bierzo), buena fruta y austeridad, cacao (* * ↑). No sé por qué pero algunos de los que mejor sobrevivieron fueron franceses: el Cuvée "Majas" Syrah 2009 de Domaine Majas (* *); la syrah "Champin le Seigneur" 2008 de Jean-Michel Gerin (* *) y, sobre todo, la syrah del Domaine du Coulet "Brise Cailloux" 2008, con una profundidad y una esbeltez especiada... (* * *). Los mejores tintos de mi sesión, con todo, fueron los de Juan Carlos López de Lacalle, de Artadi. Y ni tan siquiera puedo aconsejar que los compréis porque no sé cuando saldrán...El concepto, que ahora empieza ya a ser tendencia (sólo faltaba que el genio de López de Lacalle se apuntara), es embotellar por separado los vinos de cada terruño. Aunque no deje de presentar Pagos Viejos, empezarán pronto a salir botellas con los nombres de cada uno de esos pagos, ¡por separado! La muestra que tomé del Carretil fue sobrecogedora: esa tempranillo tiene una energía y una carga frutal que darán mucho que hablar (* * * ↑).

24 marzo, 2011

Salón de Vinos Naturales, tercera edición

Salon de Vinos Naturales 3
De la parte de Francia,

- Julien GUILLOT - Domaine des Vignes du Maynes - Borgoña
- Mathieu LAPIERRE - Domaine Lapierre - Beaujolais
- Thierry PUZELAT - Puzelat-Bonhomma & Clos du Tue-Bœuf - Valle del Loira
- Nathalie GAUBICHET & Christian CHAUSSARD - Nana Vins et Cie & Domaine le Briseau - Valle del Loira
- Bernard BELLAHSEN - Domaine de Fontedicto - Languedoc
- Axel PRÜFER - Le Temps des Cerises - Languedoc
- Jean-Sébastien GIOAN - Potron Minet - Rosellón
- Antony TORTUL - La Sorga - Languedoc-Rosellón

De la parte de España,

- Laureano SERRES - Mendall - Terra Alta
- Joan Ramón ESCODA - Celler Escoda-Sanahuja - Conca de Barberà
- Antonio VILCHEZ - Bodegas Naranjuez - Granada
- Josep TORRES - Casa Pardet - Costers del Segre
- Jordi SANFELIU - Vinya Sanfeliu - Costers del Segre
- Juan Pascual LÓPEZ - Viña Enebro - Bullas
- Julián RUIZ VILLANUEVA - Bodega Ecologica Bruno Ruiz - Toledo
- Fabio BARTOLOMEI - Vinos Ambiz - Madrid
- Alfredo MAESTRO TEJERO - Bodegas Maestro Tejero - Ribera del Duero

La lista se ampliará, habrá muestras de otros productos que apunten a la filosofía de estos viticultores y, seguro, ¡habrá más de una sorpresa no anunciable! Merece la pena dedicarle unas horas del próximo domingo ¡o el día entero!

20 marzo, 2011

Molí dels Capellans trepat 2009

Ossobuco con risotto al zaferano

Una receta tradicional de ossobucco a la milanesa te puede solucionar, de forma muy agradable y barata (no pasó de 6€/kg lo que compramos: para cuatro glotones, bastará 1 1/2 kg...), una comida sabatina. En casa, con tanto deporte y tipo con la testosterona a niveles altísimos, la pasta fresca es, casi, la orden del día. Saltarse esa rutina estuvo bien. Nos faltó algo de tiempo y de paciencia para que el tuétano se fundiera más y más lentamente. Pero la carne era sabrosa y, casi siempre es así, tierna y melosa. A mi cargo anduvo el risotto al azafrán que ofició de acompañante. Es una de las posibilidades: hay quien acompaña sólo con arroz hervido, hay quien perpetra otro tipo de risotti. En este caso, me conformé con hacer un caldo corto de verduras y pollo, al que añadí el azafrán ligeramente tostado. No quería una explosión, quería sólo una pinzelada porque mis hijos son algo pejigueros...La cosa anduvo sólo correcta. El vialone nano que usé estaba ya demasiado viejo, mezclé además dos añadas y la cosa no pasó del "bien".

Se me arregló bastante el asunto en cuanto abrí la botella que tenía prevista para esa comida: Molí dels Capellans trepat 2009 (sabe mal pero esta web no da todavía información...). El vino me lo había recomendado mi amigo Xavi, de Clap de Ceps, que es una de las mejores y más completas tiendas de vinos, aceites y exquisita alimentación enlatada que hay en Tarragona. Merece la pena hacer el "pequeño" esfuerzo de acercarse (junto a la escalinata que sube a la catedral, en la C/ de la Merceria), porque Xavi y su selección siempre tienen cosas interesantes que recomendar. Y algún tesoro escondido en las alturas de los anaqueles... Una de ellas fue este monovarietal de trepat de la DO Conca de Barberà, que con 12,5% y seis meses de roble francés de segundo año, ofrece atisbos de la gran tipicidad que atesora el trepat. Es un vino zalamero, con aromas de pimienta de Sechuán, de clavo y de flor de violeta, delicado y bastante penetrante. Quizás le reprocho eso: que se muestra muy contenido en la expresión del varietal, como si sus hacedores no terminaran de confiar en sus posibilidades., Las tiene, ¡y muchas! De nuevo esa pimienta, roja ya y en el árbol, con un punto agradable del resto del carbónico (¡es 2009!) en su primera hora de vida fuera de la botella. Y siguen esos aromas de violeta en primavera: una combinación atractiva de acidez y de perfume algo dulzón. A las 24 horas el vino cae (es un vino que hay que abrir y beber, sin más), ganan mucho los terciarios, el algarrobo maduro, un poco de cuero viejo. En cualquier caso, se trata de un trepat interesante (tomado sobre los 14-15ºC) que tiene ahí el poder y la gracia de esa uva pero al que falta todavía un paso más para ser un gran vino.

Es un vino * * ↑

Molí dels Capellans trepat 2009

15 marzo, 2011

Bott Geyl Les Éléments 2008

Bott Geyl Les élements 2008

Deiss, Zind Humbrecht, Ostertag, Trimbach, Frick pero también Tempé, Josmeyer y Bott Geyl. Alsacia da para muchas, muchas cosas en el mundo del vino y si bien una parte importante de la atención (y con razón) se la llevan los vinos con azúcar residual (Gewurzträminer y moscatel, sobre todo), las vinificaciones en seco de Gewurzträminer, de pinot gris y de riesling pueden llenar tu olfato y tu paladar de cosas interesantes. Cuando viajas, aunque sea mentalmente, y has probado buena parte de los grandes riesling alemanes del Mosela, del Palatinado, del Rheingau...Alsacia parece quedar un poco en segundo plano y bebido lo bebido a estas alturas de mi vida, probablemente con razón. Pero siempre hay que estar atentos porque ¡nunca se sabe cuando saltará la liebre!

A mí me saltó hace unos años en TerroirVino, en Génova. Casi escondidos y pasando desapercibidos entre la multitud de bodegas italianas, el joven matrimonio que lleva ahora el Domaine Bott Geyl (en Béblenheim, Alsacia), llamaba la atención. Eran jóvenes, sí, eran hermosos, también, pero sobre todo hablaban con pasión y orgullo cuando te llenaban la copa. Me quedé en un segundo plano, empecé a beber sus muscats y Gewurzträminer y me quedé prendado. Será la edad pero me cuesta ya que esta uva me atraiga. Y los Bott Geyl lo hicieron. Me acerqué de nuevo, me fijé en las manos de él (vigneron de los de verdad) y me quedé a charlar. El resumen es sencillo: "todo sucede en el viñedo". Su práctica es ecológica, su modo de hacer discretamente biodinámico (incluso en las tisanas...). Desde entonces, son una de mis bodegas predilectas en Alsacia.

Sus lieux-dits y grands crus ofrecen tanto riesling, como Gewurzträminer o pinot gris, pero a mí me gusta contrastar las cosas con los básicos. En Bott Geyl se llaman Les Éléments y el otro día, para mi sorpresa, vi que tenían algunas botellas en La Vinacoteca. Compré la mar de contento este 2008 (12,5%) por 11€ y me quedé prendado por su frescor impecable, por su acidez algo melosa, compensada, penetrante pero no lacerante. Dos años de reposo le han dado un aplomo bonito, pero con esa alegría que le da el toque de citronela, de hierbaluisa, de lima y de hierbabuena. Es una acidez que se concentra en los laterales del paladar y penetra con alegría. Su mineralidad es muy tenue, delicada. Un buen vino a un precio muy interesante.

Es un vino * * * ↑

10 marzo, 2011

Xococrash con Miquelius bobal 2005

Xococrash d'Isaac Balaguer bona

Isaac Balaguer, su barrio, su pastelería. No le conozco más que a través de lo que he comido de él, pero es un tipo que me cae bien. Sin fuegos de artificio, sin ruidos innecesarios, en una pastelería de barrio, con la única pretensión de hacer el trabajo bien hecho, con buenas materias primeras y el objetivo de "endulzar los momentos mágicos de la vida". Es un pastelero de escuela, que ofrece acabados discretos pero de gran calidad estética. El placer, como no puede ser de otra forma, empieza en la vista, sí, pero culmina en el paladar. "Xococrash" se llama el pastel que comimos en la última celebración familiar, y es un "semifreddo" de dos texturas de chocolate con crujiente de barquillo. Delirantes las tres capas del pastel en la boca: la inferior, base sólida del pastel, de barquillo casi crujiente. La central, el "semifreddo" con dos sabores de chocolate, suaves y delicados. La superior, con una gelatina de caramelo y fresa. Hay que conocer las sencillas y deliciosas cosas que hace este pastelero llamado Balaguer. De veras.

Necesitaba un buen argumento de chocolate para contrastar con una botella que nos había regalado un amigo de mi santa, Marc. Ya la etiqueta llamaba poderosamente la atención: Miquelius. Tinto 2005 bobal. Vino en estado puro. "Caramba", pensé, "y yo sin enterarme de qué es un vino en estado puro". El amigo había dicho "cuidado, que es un tinto dulce", como si fuera una rara auis. Y en la nevera se quedó hasta que llegó la ocasión que despertó al ladrón que llevo en mí...Indagué un poco: Bodegas Dagón, en la DO Utiel-Requena. Miguel Jesús Márquez, que estudió en Francia e hizo prácticas con Pierre Overnoy. Buena tarjeta de presentación, sí señor. Bobal de la finca de Los Pedriches (no sé la edad de las cepas, pero esa bobal parece vieja), a 800 metros de altitud, en tierra cultivada sin desherbantes químicos, productos fitosanitarios ni abonos químicos. Márquez se deja llevar por las lunas y no usa otra levadura que la del viñedo y la fruta. 14 meses de roble viejo francés para una sobremadurada bobal con un muy discreto azúcar residual. Es un vino especial, sin duda, de taninos recios y boca más bien aspera. No es un vino empalagoso, sino directo, contenido en alcohol (¡13,5%!), con cierto aire de taller de carpintería y acetaldehído, que no molesta para nada. Tiene el aroma del chocolate hecho con agua, sabe a pan de higos y posee un frescor grande. Compensa a la perfeccción la sedosidad del pastel porque este vino es, en el buen sentido del término, rústico. Habrá quien no me crea, pero a ratos casi me sabía a uno de los últimos LBV de Niepoort.
Sin saber qué vale, este vino me supo a * * ↑

Xococrash 2 d'Isaac Balaguer

08 marzo, 2011

Mis valoraciones * * ↑

Se trate de vinos o de restaurantes, en mis notas suelo indicar una valoración que me permita situarme en una escala de valores. Estas semanas pasadas, algunos amigos, en público o en privado, me han pedido que empiece a hacer públicas estas apreciaciones. Nunca me han gustado las escalas numéricas, con cifras que ocultan una falsa objetividad tras el velo de la evidente, necesaria e intransferible capacidad subjetiva de quien está comiendo y bebiendo. De forma por completo natural (eso fue lo que primero anoté cuando me encontré ante una gran cantidad de botellas que tenía que probar), empecé hace años con este sistema de asteriscos y flechas. Los asteriscos indican una gradación, de menos a más interesante para mí. Las flechas indican capacidad de mejora y de llegar al siguiente asterisco. O incapacidad de mejora y, por lo tanto, posibilidad de que vaya para atrás mi valoración.

Esto no tiene mayor secreto: no pretendo que nadie comparta o asuma lo que escribo o valoro. Es, sin más, mi sistema. Y si a alguien puede ser útil esta indicación, estaré encantado. Asumo, por lo demás, las críticas habituales a cualquier sistema subjetivo de valoración porque el mío, claro, también lo es y no tiene más valor que ése. Si unís valoraciones con las palabras que describen, tendréis una idea más precisa de por dónde van las cosas. Uno de esos amigos se quejaba, precisamente, de esto: dos vinos excelentemente descritos, con palabras parecidas y que uno podría haber pensado que merecían una puntuación parecida, eran en realidad valorados de forma muy distinta. Asumo, aunque no me guste, que con las palabras no basta. Ahí van, pues, mis valoraciones a partir de hoy.


*
* ↑
* ↓
* *
* * ↑
* * ↓
* * *
* * * ↑
* * * ↓
* * * *
* * * * ↑
* * * * ↓
* * * * *
* * * * * ↓


Puesto que mi límite siempre ha estado en los cinco asteriscos, no ha lugar una flecha hacia arriba que apunte a una mejora tras ellos. Para mí, un vino o un restaurante con cinco asteriscos es el máximo. El mínimo no es un asterisco, es , y representa un vino o un restaurante como ejemplo de catástrofe absoluta en todos los sentidos, tambien el de la presentación. Para mi suerte, muy pocas veces he tenido que anotar eso en la libreta. Jamás para un restaurante. Más de una vez para un vino...

05 marzo, 2011

Vino puro del Maule

Clos Ouvert Tomenelo 2007

Clos Ouvert Tomenelo 2007. Vino puro del Valle del Maule, en Chile. No tengo datos sobre su vinificación, pero sé que estos chicos trabajan los viñedos en biodinámica y su método es natural. Lo que, dicho por unos franceses, significa (en principio...), que no le añaden al vino más que el mínimo SO2 que el viaje de Chile a Europa requiere. Carmenère, syrah, cabernet Sauvignon, por lo menos. 14%. Vino denso, con empaque y cuerpo. Vino de eucalipto y brezo. Vino abierto, vino redondo que se asienta con gran placidez en el paladar. Casi sorprende su frescor con esos 14% declarados. Perfecta maloláctica. Vino, otra vez (qué suerte tengo últimamente) sin aristas. Tomillo y orégano. Cereza madura. Muestra una intensidad y complejidad aromáticas de largo recorrido. Atisbos de raspa. Aromas de verdor. Impresiona y se disfruta. No sé si quedan botellas, pero la mía (tras ardiente recomendación de Rafa Bernabé), la encontré de lance en Lavinia, por unos espléndidos 16€ (¡aunque en la tienda virtual la vendían a 9€!).