08 noviembre, 2011

Gramona Rosé brut 2008: dos tesoros...

Gramona Rosé Cáncer de Mama
...en una sola botella. Gramona, la Fundación para la Educación y Formación contra el Cáncer y la Fundación Bamberg promueven la investigación y, por lo tanto, la lucha contra el cáncer de mama gracias a la venta de este cava. De cada 18€ que cuesta una botella, 4€ serán destinados a proyectos de investigación (el cáncer de mama en las mujeres de la tercera edad) y a acciones de información (sobre todo, el refuerzo de la actividad a través de las redes sociales: Cancermama). Dos tesoros en una sola botella: el primero, la acción solidaria que representa (bello icono de Morillas Brand Design nacido para llamar la atención en la tienda). El segundo: que se trata de un cava de Jaume Gramona. Poca broma. Rosado de pinot noir, dos años de crianza, añada 2008. 12%. Hay que abrir la botella y dejar que respire media hora. Tiene el vino un color bello, entre la piel de la cebolla de Figueres y la hueva de la más fresca trucha del Pirineo. Su burbuja es fina aunque escasa. Huele a mermelada de cerezas con poco azúcar, algo ácida. Sabe a una coca con esas mismas cerezas.  Pan de higos. Tiene un perfil vegetal notable, con aires de zarzamora. Es muy cremoso y persistente en boca. Poderoso en posgusto. Es un vino largo, muy adecuado para aperitivos suculentos (con croquetas, por favor) que desemboquen en un buen guiso  de pollo de granja, por ejemplo, con sus orejones, sus pasas, sus ciruelas. Son dos tesoros que merece la pena encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario