17 mayo, 2011

Montsants y Priorats de 2009

Tanto en la presentación de la añada 2009 como en otros eventos realizados al socaire de la Fira de Falset, he tenido ocasión de probar muchos priorats y montsants en las últimas semanas. Puede que a nivel de prueba homologadora, la más interesante sea esa presentación de añada (siempre dos anteriores al año en que uno vive) en la DOQ Priorat y la DO Montsant, porque te permite conocer el estado de la cuestión de la mayor parte de vinos de ese año. Soy de los que lleva muy mal aquello de "2009, añada muy buena en tal zona", porque no hay dos bodegas iguales ni tres que cojan la uva el mismo día ni cuatro que vinifiquen exactamente igual. Así es que de este teclado jamás saldrá una calificación tipo "la añada en Priorat y Montsant en 2009 ha sido...". Tener la oportunidad de probar la mayor parte de 2009 en una sola mañana tiene sus ventajas e inconvenientes. La ventaja, claro, es logística: no están todas las bodegas, pero sí la mayoría, en una sola sala y con una degustación (este año en la sala polivalente de Marçà: mucho mejor que en salas anteriores en Falset) en condiciones.

El inconveniente mayor es el momento en que pruebas los vinos: siempre alrededor de la fiesta del 1 de mayo, cuando algunos de ellos han sido recién embotellados y la mayoría han salido de las barricas sólo para ser sometidos a cientos de paladares golosos. Injusto es para muchos que se presentan, todavía, sin los mínimos ropajes que les harán ser vinos de verdad. Faltan meses, por lo menos en muchos casos. Años en no pocos. Y a pesar de todo, vamos a probar porque siempre hay algo que no conocías y, sobre todo, para intentar valorar qué va a ser digno de seguimiento atento en los próximos meses y años. Poco me he podido llevar al "zurrón" este 2011 con lo probado de 2009 (alguno hacía pequeñas "trampas" y te daba a probar 2008...): más que en otros años, los vinos necesitan tiempo y completar su proceso en bodega. Por lo tanto de lo negativo, nada diré (no sería justo). De lo positivo, sí pienso escribir, aunque sea poco.

Montsant de primavera 2011

Del Celler Cal Pla (Porrera), su Planots 2009 me atrajo más que en ocasiones anteriores. Hay que decir que este año la proporción de garnacha es mayor que la de cariñena (40%) y que lo que va al vino es el ensamblaje, tal cual, que ofrece el viñedo (¡me gusta ese concepto!). Y el viñedo tiene 105 años...Ofreció una nariz impresionante, una mineralidad estremecedora y, de momento, mucho terciario (cuero viejo). Pero es un vino que promete para el momento en que se encuentra (* * ↑). Del Celler Noguerals (Cornudella de Montsant, con vinos en ambas DO) me gustó el Noguerals 2009. Me pareció un vino serio, con los taninos muy bien puestos y unos terciarios algo "chateauneufdupapizados", austeros y con arranque. En mi opinión, para que empiece a reposar ya en botella (* * ↑). Aunque esta zona ha dado ya algunos grandes rosados, creo que lo mejor en este campo está por venir. En este sentido, me sorprendió y gustó mucho, del Celler Pahí (Poboleda), el Gaubança 2010. Estos jóvenes tienen ideas y no tienen miedo: ¡buena combinación! Se han formado muy bien, además, y conocen su tierra como nadie. Este rosado es buena prueba de lo que digo: garnacha y cariñena sin derrapar, prensado muy suave (se aprovecha un 25% del mosto) y vinificado como blanco. El resultado es un clarete espectacular, con un gran potencial sápido y aromático: frescor enorme, jarabe de grosella, grosellas verdes, sin carbónico. Además, es austero y directo pero con estructura. Me recordó mucho alguno de mis Bandol preferidos. Si se encuentran botellas (¡a 6€!), será uno de los frescos del verano (* * *).

De la Bodega Vermunver (Marçà) me llamó la atención su Gènesi Selecció 2009. 60% garnacha y el resto, cariñena de viñedos de 80 años, con maderas de segundo año y un precio de escándalo: 8,5€. Es un vino perfectamente integrado, sin aristas, fresco y frutal, ¡¡¡un vino para comer!!! Su propietario lo tiene claro: "queremos vivir como personas y hacer la añada, no hacernos ricos" (* * ↑). Sin duda se trata de la mejor RCP que probé en esta degustación. Dejo para el final, dos menciones especiales. La primera, fuera de cartel. Quiero decir que se trata de un 2008...pero me dejó tan encantado (es la primera vez que me pasa con esta bodega, lo confieso), que no quiero dejar de destacarlo. Se trata del Ferrer Bobet Selecció Especial 2008 de Ferrer Bobet (carretera de Porrera a Falset). 1000 botellas de una extraordinaria cariñena de Porrera (orientación NO), muy especial, delicado, sutil: uno de esos priorats que susurran, no gritan... (* * * ↑). No sé si será posible, pero intentaré hacerme con una de esas botellas...En una línea parecida, en cuanto a voz y entonación, pero con una paridad en el ensamblaje entre garnacha y cariñena, me confieso enamorado del cambio que estoy notando ya en el Clos Fontà 2009 de Viticultors Mas d'en Gil (en Bellmunt). Muestra una delicadeza de tiempos pasados y que parecía que no volverían ya a estas tierras. Cerezas maduras, tomillo en flor, mina de carbón. Tiene casi un punto salino. Es largo y esencial. Salí con la intuición de que el espíritu de Masía Barril había vuelto a este vino (* * * ↑).

3 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Joan, era la primera vez que asistía y creo que no es una cata profesional, es un juego para ver como ha ido la añada 2009, norte del Priorat excelente, sur, mucha calidez. No creo que la situación actual del Priorat este como para vender en Premier, un profesional creo que tendría que poder definir que serán los vinos con exactitud, con los copages ya perfilados, con un tiempo de afinamiento en botella, una añada 2008 sería más apropiada y más cuando mucho de lo que allí había eran muestras de barricas.

Por cierto, creo que sería una gran oportunidad para que los nuevos elaboradores, esa gente joven que esta empezando tuviera oportunidad de dar a conocer sus vinos,Trossos del Priorat, Pardelasses, Rampell....

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, David, no estoy de acuerdo contigo en este caso. Creo que se trata de una cata de auténticos profesionales en la que nos permiten pasar a algunos amateurs que escribimos. Yo bebí y comenté cosas con algunos de los grandes summilleres y restauradores de este país, que son los que venden esos vinos. Y también había akgún gran distribuidor. Otra cosa es que por muy variadas razones faltaran no pocas bodegas significativas... Sobre nortes y sures no hablaré sin un buen teclado... Estoy en el móvil... Seguimos! Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y por cierto yo llevo ya varias ediciones y se quieta o no cierto test de añada sí es... No hay muchas otras ocasiones de este estilo...

Publicar un comentario en la entrada