26 abril, 2011

Flor d'Albera moscat sec 2008

Flor d'albera moscat sec 2008

En mi experiencia como bebedor contumaz de blancos de este país y con la firme convicción de que una parte importante del futuro vínico pasa por ellos, aquí tenemos a uno de los grandes. Celler Martí Fabra, Sant Climent Sescebes, DO Empordà. 12 meses de crianza en roble francés, siento que usado por lo menos una vez. Pero tampoco lo sé con seguridad. Moscatel de Alejandría. 13,5%. Dos años de botella le han sentado de maravilla. Sigue con unos aromas delicados y complejos pero ha ganado en estructura. Es fresco y algo glicérico. Es ácido (vivirá seguro unos cuantos años más) y meloso. Me sabe y huele a sol, bien protegido por la sombra de un limonero. A corteza de ese cítrico en un pastel de yogurt. Sabe a pera conference. Sabe a membrillo. Sabe a ese racimo de Teulada en su punto. Sin estridencias, con suavidad. Lo he tenido cinco días abierto en la fresquera y sigue entero, vivo y coleando, dando muestras de manzanilla en la apoteca, de espliego y tomillo. De campo y mineral calizo. Arenisca tras la lluvia. Lo compré en la tienda de referencia de mi barrio (La botiga d'Uve-i). Pagué 8,5€ por él y es, ahora mismo, un vino * * * *

4 comentarios:

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

LO DESCRIBES DE TAL MANERA, QUE HACES QUE MI IMAGINACIÓN LEVANTE EL VUELO Y SE ACERQUE A TU TIERRA, CASI OLFATEANDO CADA TROCITO DE TIERRA QUE PRODUCE ESE VINO.
BESOS

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus comentarios, Elena, siempre tan amables y atentos. Así da gusto escribir sobre los vinos que más me gustan. A ver cuándo salga uno que no me guste tanto cómo lo hago...
Saludos!
Joan

albert dijo...

Hola Joan,
no conozco este Flor d'Albera, pero mi más reciente experiencia con un vino de Martí Fabra ha sido hace apenas unos días con L'Oratori 2008, de garnatxa i samsó. Entero, vivo, amable y sencillo, en el mejor sentido de la palabra: es lo que es. Nos encantó tomarlo con unas buenas carnes hechas a la brasa de encina. Encinas como las de la sierra de la Albera, muy cerca de donde procede L'Oratori. ¿Tendrá eso que ver con que el vino nos gustara tanto? De verdad, fue un descubrimiento.
Cambiando de tema, he disfrutado mucho de tu post sobre La felicitat possible.
Salut,

albert

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Albert. La verdad es que cualquier cosa que salga de este celler merece la pena ser bebida. Este Oratori (yo he probado el 2007) tiene también cabernet sauvignon y sale a un precio que resalta todavía más su calidad. Y yo soy de los que siempre intenta beber los vinos de la tierra donde está comiendo cuando se mueve. Osea que creo que tu percepción sobre L'Oratori bebido en la zona es buena! Por supuesto un buen vino siempre saldrá bien, estés donde estés (si no estás a 2000 metros, claro...), pero a mí8 me gusta mucho ese plus que te da tomarlo en la tierra donde se ha hecho y con la comida de lugar.
Salut!
Joan

Publicar un comentario