11 abril, 2011

Comer y beber. Vivir. Pensar y escribir.

En la página de Cultura de El País del domingo 4 de abril de 2011, Antonio Fraguas publicaba un interesantísimo artículo sobre La filosofía del "pienso, luego 'tuiteo'". Me llega la reflexión recopilatoria de Fraguas en un momento interesante. Hace ya tiempo vengo pensando (a ratos en voz alta) que el formato de imagen y texto que ofrece este cuaderno está casi a punto de extinción. No se me entienda mal: no es que me aburra bebiendo, comiendo y escribiendo sobre mis experiencias. Es que creo que el formato, tal y como lo concebimos, está llegando a su fin. Hablo de formatos, no de capacidad o voluntad de comunicación. La cosa puede tener derivas interesantes (que no son la mía) hacia los videoblogs sobre vino, por ejemplo. O hacia las plataformas que ofrecen variedad de contenidos y formatos, entre ellos los relacionados con el vino (también con una sección en formato blog). O hacia el formato directamente digital de revistas del mundo del vino, que poco tienen que ver con la versión papel de las mismas. En todas ellas encuentro una característica común que me impide poder desarrollar proyectos parecidos: hay un amplio apoyo logístico detrás. Hay inversión detrás. Hay varias personas trabajando detrás. Se trata de proyectos que, aunque hayan empezado desde el puro amateurismo, acaban con una clara vocación profesional, es decir: quieren ser rentables, en su conjunto, para quienes ponen su dinero en ellos.

Todo muy loable e interesante, todo apetecible. Pero no son mi camino. No se me malinterprete: puedo colaborar con ellos (¡de hecho, lo hago!), pero es la vía de otros, no la mía. Porque ¿dónde encajamos, en este nuevo mundo, los amateurs que estamos solos, que queremos seguir solos, que queremos seguir opinando desde la estricta intimidad? Puede que en el concepto del "pienso, luego tuiteo" se encuentre parte de la respuesta. Y hablo de concepto, no sólo de formato. Es cierto que la forma del Twitter es más propia de un teléfono inteligente o de una tabla o de un ordenador "de bolsillo". Yo mismo, hasta ahora mismo, así lo utilizaba: me he enganchado al Twitter y distinguía claramente entre el fogonazo, el titular, la sensación mínimamente desarrollada y siempre con foto echa desde mi teléfono, de lo que desarrollaba en extenso en este cuaderno, documentado, investigado, reflexionado y siempre con fotos desde mi cámara fotográfica o con fotos de amigos profesionales. Fraguas, Carr, Neuman, Andrés, todo ellos escritores/pensadores que participan en el artículo que mencionaba, me muestran otro camino.

Dibujo_Eulogia_Merle_para_El_Pais_3_4_11

Como casi siempre, todo está ya inventado...los líricos griegos arcaicos. La poesía epigramática de un sólo dístico. Apio Clauido el Ciego. Catón. Varrón. Isidoro de Sevilla. Casiodoro. Beda. Basho. Montaigne. Johnson. Renard. Carr. Wittgenstein. Fénéon. Neuman. Andrés. Gómez Dávila. ¿Qué tienen todos ellos en común? El aforismo. La lectura breve. La profundidad del pensamiento condensado. El límite de 140 caractéres que impone Twitter ¿puede ser considerado más allá de la abreviatura incomprensible, de la falta de ortografía, del fogonazo, del "estoy aquí y me duele la rodilla"? ¡Por supuesto! La presencia del formato breve en internet tiene varias ventajas: "este fenómeno contribuye a despejar el malentendido de que hay que elegir entre las tradiciones del pasado o los formatos del presente. Es una señal más de que las nuevas tecnologías no sólo son un instrumento de amnesia. Es dignísimo que aforismos clásicos se cuelguen en Twitter". Andres Neuman dixit.

Más. "El pensamiento breve (en el espacio) no tiene porqué ser limitado". Ramón Andrés dixit. Como ya sucediera con el formato epigráfico en la Antigüedad (y así nos lo cuentan los lectores de esas épocas), la brevedad exige un momento de atención. El aforismo, como resalta Neuman, "obliga a detenerse al lector que va con prisa. Un texto breve ha de leerse lentamente". Cierto. Añadiría yo, y en ese camino voy a andar: un texto breve exige tiempo para ser escrito, paciencia y tesón para ser construido en los límites que el espacio (antes y ahora) te impone. Un texto breve exige lucidez, tanto a quien lo escribe como a quien lo lee. Un texto breve te conecta de forma muy directa con lo que describe. Un texto breve no excluye, por supuesto, la convivencia con otros formatos de expresión en este mismo medio. Todo parecen ventajas, pues. ¿Vivir para beber y comer? No. beber y comer para vivir y ser felices a ratos. Pensar para vivir. Escribir para compartir, para ser feliz y para hacer feliz siquiera a un lector. Y por supuesto, si alguien te lee y no te olvida, no morir. No es poco bagaje. Beber y pensar el vino, comprender para rehacer el vínculo roto con la naturaleza, con el viñedo, con el viticultor que se integra en ellos. Entender (o no, por lo menos intentarlo). Transmitir y compartir la emoción. Era això, oi, Sara?

El dibujo publicado en el artículo de El País y reproducido aquí es de Eulogia Merlé.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

" Voy a escribirte una carta larga porque hoy no tengo tiempo para escribirte una corta".Lo malo son las cortas sin meditación...

Joan, sigue meditando y cuidando tanto tus valiosas aportaciones.

Un abrazo,

Pedro Barrio.

Benjamín Berjón dijo...

Joan:

El mundo está saturado de información, la contaminación visual es palpable, por eso coincido en que hay que ser breves pero concisos. En el caso de los blogs también coincido contigo, pero no hay que perder de vista que para mucha gente es una fuente de desahogo, de catarsis, más allá de lo que pudieran aportar.

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

De todas formas, querido Pedro, por mucho propósito de enmienda que haga, no me salgo con la mía: de vez en cuando me salen parrafadas de este tipo, demasiado largas y farragosas. En fin...es para seguir alimentando la caldera, que si no me paro!!!
Un abrazo y gracias por seguir leyendo!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Es cierto, Benjamín, no todos usan sus blogs para lo mismo. Y todo es muy respetable. Yo intento ir modificando mi manera de hacer las cosas en función de lo que voy sintiendo con este "instrumento" en mis manos.
Saludos y a cuidarse!
Joan

Jose dijo...

Saboreo una vida sin atajos.

(esto incluso me habría cabido decirlo en Twitter...)

Saludos,

Jose

VadeBacus dijo...

:)

J. Gómez Pallarès dijo...

Genial, Jose, tú sí que sabes de aforismos!!! Me lo apropio, con tu permiso!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

No sé por qué, VdB, pero no se me transforma tu sígno en símbolo...cuéntame!
Joan

Jose dijo...

Yo es que las palabras las escribo, las retuerzo, torsiono y, las más de las veces, las disparo ;-)

(y permiso concedido, que para eso nos abres tu blogocasa)

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya veo que eres como una de esas centenarias: se retuercen, se torsionan, se ladean, y no sabes cómo, pero siempre acaban sacando su kg, kg y medio de extraordinaria uva!!!
Saludos!
Joan

SIBARITASTUR dijo...

A mi el twitter- aunque lo uso- me estresa. Si sigues a mucha gente es dificil seleccionar las cosas.
Demasiado link que abrir para ver si te interesa algo. Sin embargo el formato blog es mas directo, mas sencillo, eliges si lees, si haces comentarios y eso está publicado unos días que te permite administar que información/opinión/paja mental quieres leer.
Desde Luego que twitter tienes su cosas positivas y puede ser una publicación interesante según un patrón de funcionamiento definido pero sigue intersándome "nuestra vía".
Todo el mundo tiene derecho a hacer un blog y todo el mundo tiene derecho a leer o no, no hay mas historias...

J. Gómez Pallarès dijo...

Así entre nosotros, S. y demás lectores: estoy hasta el gorro (en catalán decimos "fins a la barretina") de este blogger. Me hace constantes trastadas, la última: pasar diez minutos escribiendo una respuesta a tu interesante com,entario, S., y apretar para publicar; a continuación el programa me dice que "es imposible publicar" y se pierde todo lo que he escrito.
Lo siento, escribía un poco de cómo, por qué y para qué uso twitter, facebook y el cuaderno y que, en el fondo, con este post, lo único que pretendo es autoarengarme para buscar mayor brevedad en algunos de mis post, no necesariamente con 140 caracteres, pero sí más estilo "twitter". Estilo que, con todo, no tiene que ser confundido ni con superficialidad ni con vacuidad. Al contrario, puede ser, aunque no necesariamente aforístico, lleno de densidad y de contenido, más brevce eso sí.
Y el resto, como decía aquel monje zen, podréis leerlo en las ramas del limonero...
Joan

Jose dijo...

Cuando no están recién plantadas ( }:-) ) tienen claro incluso las viejas viñas que hay que dar un kilo para sacar algo en claro... y que lo demás es para diezmos ;^)

Saludos,

Jose

P.S. Estoy tomando una copa de Los Cipreses de... vin de Pays des Gaules :-)

J. Gómez Pallarès dijo...

Auténtico "jus de raisin", sí señor!!! Qué bien que puedas disfrutarlo tú también...ese vino de Paco me transportó a otros tiempos, a otras maneras de hacer las cosas. Vuelven, creo, en algunos casos concretos que merecen ser voceados y, después, bebidos y disfrutados. En el resto, estamos también de acuerdo!!!
Saludos,
Joan

Jose dijo...

Si lo bebo a ciegas lo planto en Beaujolais y me quedo más ancho que largo :-)

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Reconozco que esa maceración semicarbónica puede llevarte bastante más al norte que donde se encuentra el viñedo de Usaldón, sí señor!
Joan

Jose dijo...

Este Los Cipreses bebido de cerca es como algún Morgon bebido de lejos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, bastante, aunque hay que reconocer que la garnacha peluda tiene más entidad que la gamay.
Joan

Malena dijo...

Bon dia Joan y demás amigos!
Me gustaría aquí separa intenciones de tecnologías. Si lo que quieres es escribir, en cierto modo, bajo la filosofía del less is more, puedes hacerlo sin pasar por tecnología, que al igual que blogger, no terminas de controlar totalmente. Por ejemplo puedes escribir simplemente microposts y no sería liante como dice Sibaritastur que le resulta Twitter. Creo que tu tienes técnicos a quién consultar estas cosas:) Por otro lado está el debate muy instalado en la blogosfera anglo de si tiene sentido y es redituable escribir sobre vino. Os propongo vinography.com, que supongo que leéis, pero aquí dejo el dato.
Tu sabes Joan que mi particular preocupación son los contenidos. Y creo que todavía no hay un flujo imortante e influyente de contenido independiente de valor creado en español. Last but not least, els calés, el dinero. Y tienes razón, de independiente es muy difícil por no decir imposible poder crear y publicar a cambio de dinero. Pero este ya es un poroceso que se inscribe en el momento social concreto en que vivimos. Tecnología por un lado, calidad de contendidos por otro, remuneración para sostener por lo menos a la segunda. Porque tengo la sensación, y debe ser mi punto socióloga, que trabajo y dinero circulan por vías paralelas. Un abrazo y como siempre gracias por avivar las llamas lindas...
Malena

J. Gómez Pallarès dijo...

Paralelas, querida Malena, quiere decir que no se cruzan. Y eso a mí me da más bien igual pero a la mayoría de la gente, no. Todo el mundo parece querer (o necesita hacerlo, que todo es muy respetable) sacar tajada económica de su presencia en la red. A mí, como bien sabes y ya insinuas, me interesan los contenidos y sus formas. El resto, si tiene que llegar, ya llegará, pero no lo busco activamente.
Entre forma y contenido, esa es la tesis del post, no hay contradicción. Sólo hay que saber dónde quieres estar y qué quieres hacer en cada momento.
Hace muchos años que sigo a Alder, desde que empezó, y aunque no nos conocemos personalmente, hemos "hablado" (escrito) muchas veces.Él ha seguido un camino que le ha permitido (pero está en los EUA!!!) cruzar esas vías y de su blog ha hecho negocio. Como Vainerchuck y algunos otros. Es muy difícil y podría contar con los dedos de una mano los que han hecho ese proceso. El inverso es más frecuente (profesionales de todos los sectores del vino que usan las redes sociales para amplificar sus contenidos y empresas).
En fin...unos pocos días de elucubración para que cada cual siga su propio camino. El mío, por ahora, se centra en los contenidos, gasta que el cuerpo aguante!!!
Besos,
Joan

Malena dijo...

Si, paralelas es que no se cruzan, lo escribí a consciencia! Y propuse a Alder porque viene publicando acerca de escribir, cómo, para qué, en fin... Es complejo todo esto. Y es cierto que el claro objetivo de la mayoría de blogs es dar visibilidad y proyección a un trabajo que se hace fuera de la red. Ahora, creo que no hay dilema digamos en tu situación, dado que justamente defiendes de modo militante tu condición amateur. Y si bien es cierto que hay que saber dónde estamos y qué queremos, las preguntas o las voluntades de cambio aparecen cuando dudamos...En tiempos inciertos quién tiene algo calro y por cuánto tiempo?

Jose dijo...

Mmm... vaya... la verdad es que creo que es el primer vino que bebo hecho con garnacha peluda... pero lo de menor entidad comparada con la gamay... ahí me has dao :-/

Saludos,

Jose

antociano dijo...

Estimado Joan,
No creo del todo que el formato del blog vaya a la extinción, es como cuando se pronostico la muerte de la radio con la aparición de la televisión.
Son mundos diferentes con dinámicas distintas y a pesar de que soy entusiasta del twitter (la cantidad de tuits que he soltado lo respalda) no dudo en mostrar que tiene como desventaja principal lo efímera que es la duración del mensaje.
Un abrazo desde La Casa.

J. Gómez Pallarès dijo...

Malena, yo voy cambiando cada tanato mis claridades. Quiero decir que como siempre estoy en permanente revisión, ITV mental, eso que veo claro en un momento determinado por X razones, va cambiando...La lectura de esa página de El País me ha hecho dar cuenta de que hay mayor conexión entre distintas modalidades de comunicación en las redes sociales, más allá del puro tema técnico de los 140 caracteres. Hay una forma de decir las cosas que puede ser común y que, por decir algo, podría agruparse bajo un general término "aforismo"...
Yo no renuncio a la esnecia de mi manera de escribir, que suele superar largamente el concepto ese, pero reconozco ahora que, de vez en cuando, me apetecerá ejercitar ese dificílismo arte del pensamiento/descripción breve pero con contenido. No estamos hablando del "Hum...terraza al mar, vino frescó, qué bueno...", que es muy legítimo. Estamos hablando de dar contenido y describir y opinar en un formato más breve, en twitter por narices, aquí por devoción.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Jose, menor entidad en lo que refiere a los taninos y antocianos que proporcionan ambas uvas, al tamaño y características de la piel y de las pepitas, al clima y tierra que les da alimento, al sol que hace crecer esas plantas...todo acaba en un tipo de uva que, por mucho qua la vinificación asemeje tipos de vino, producirá vinos, eso, con una entidad distinta.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Llevas mucha razón, Antociano, en destacar lo efímero del mensaje. Pero para mí lo más importante no es que el mensaje, per se, sea efímero, sinó que gracias a la tecnología y a ese servidor en la nube que (quién sabe dónde...) almacena nuestros posts, ese carácter efímero, por ahora se metamorfosea en perenne: desde hace ya mucho tiempo (desde que me libré de eso que, en mí, se convirtió en vicio) sólo uso la herramienta estadística de mi propio programa, Blogger. Y hay posts que, tres años después de haver sido escritos, siguen visitándose porque un nuevo lector entra en la red, busca ese contenido con el buscador y acaba leyendo ese post que fue escrito hace tres años...La característica de "Biblioteca" virtual que eso confiere a nuestros cuadernos, en tanto que entidades de contenido, me encanta y supera, con mucho, al de las bibliotecas convencionales. Si este cuaderno se conviertiera en libro y el libro quedara en los anaqueles de 20 bibliotecas, la cantidad de usuarios que podría consultarlo sería perfectamente descriptible. Si ese "libro" (cuadrno = dietario = conjunto de posts y sus comentarios a lo largo de cinco años) permanece, como unidad y en cada uno de sus capítulos (= posts agrupados por etiquetas) en la red, el libro es directamente consultable por, literalmente, en todo el mundo. Eso es auténtico "accesi abierto", y el resto son zarandajas. Ese no sucede con los tuits ni con facebook. Eso me sigue atrayendo de los blogs y eso hace que, aunque vaya pensando en cómo mejorar mis contenidos, el cuaderno siga.
Saludos a tu Casa!!!
Joan

Jose dijo...

Ahora sí lo entiendo :-)

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabía yo que algo faltaba en todo esto: un giño de complicidad!!!
Joan

billig sprit på nätet dijo...

Thanks for this nice article. I´ll come back.
Greetings from Germany

Anónimo dijo...

Hola, Joan, me parece bien lo que dices y que hagas los cambios que consideres oportunos pero no nos dejes huérfanos. Saludos. Núria González.

J. Gómez Pallarès dijo...

Esto de Alemania suena raro, ¿no?

J. Gómez Pallarès dijo...

Aquí seguiremos, Núriam hasta que las palabras no sirvan ya para hablar de vinos!
Besos,
Joan

Jose dijo...

A ratos perdidos (mal) leo que ha salido no sé qué listado de los más mejores y más superplús restaurantes. Y que quien dice restaurantes dice vinos.

Me han recordado un importante porqué de los blogs. Un espacio que ni FB, ni Twitter, en este momento, pueden ocupar.

Saludos,

Jose

P.S. Me encanta la entropía de destino lineal. La palabra de verificación es "fooled".

J. Gómez Pallarès dijo...

Acabas de recuperar al mejor Camblor, que parece haber dejado el mundo de los blogs para pasar a FB!!! Unos cuantos nos fijamos siempre en esas "palabras". Así andamos todos, medio "fooled"!!! De todas formas, hay otro camino, además de los que estamos comentando y de los que no se me ocurren (por lo menos a mí!).
Vamos a darle algunas vueltas, a ver si acaba saliendo algo!!!
Por lo demás, he andado unos días por el Císter catalán y tampoco he estado muy atento al asunto de los listados...hoy he leído que mucha gente respiraba con alivio: el orgullo de la cocina española a salvo, con no sé cuantos entre los 50. Eso, seguro, es muy importante para vender y para el turismo de mucho nivel económico. Pero me gustaría que salieran listados de los mejores restaurantes "Poulidor" de cada país...vamos a democratizar el buen comer y mejor beber por debajo de los 30 euros, por ejemplo...Me pongo a tembñar sólo de pensar qué costará, en estos momentos, una comida con vinos en los 20 primeros de ese listado...
Yo quiero mucho a los Roca, sobre todo al mejor camarero de vinos del munco y a uno de los mejores pasteleros que hay, pero hace ya muchos años que les tengo en el altar. Me parece, por decir algo, un poco triste que esta ascensión ranquinera coincida con la salida del listado de El Bulli...
Saludos!
Joan

Publicar un comentario