31 diciembre, 2010

Mis vinos en estas fiestas (ii)

Santa 2010 por Marcelo Isarrualde

El Cuvée Blanc d'Argile de Vouette & Sorbée es uno de aquellos champañas que cualquier amante de la chardonnay tiene que beber alguna vez. Procede de un territorio ya muy cercano al de Chablis y la uva es algo especial. Cepas jóvenes, fruta y punto, maduración en roble y un vino que se sale de los parámetros habituales de un blanc de blancs. Mi botella fue degollada el 9 de diciembre de 2009 y la abrí más de un año después. Pera limonera, membrillo verde, brutal acidez y un punto de chispa en la boca que casi recuerda a uno de esos antiguos petazetas. Lima-limón, manzana ácida reineta (había comido una dos días antes...). Mucha fruta y pocas trazas de mineralidad. Mucho frescor y ganas de llevárselo todo por delante. Da miedo pensar qué dará con más botella este vino...De todas formas, confieso (para ser honesto con los lectores habituales de este cuaderno) que, por precio y cantidad de satisfacción recibida, me quedo con el Fidèle.

Maximin Grünhaus, Abstberg Auslese 2006 del Fuder 45. 8%...Algunos pensarán que es un vino de postres. Pero con el estómago vacío y a la hora de la merienda, esto se sale del marco de las percepciones, os lo juro. La primera sensación que tienes es que es un vino para dentro de 10 años. Pero una vez abierta la botella...la fruta opulenta, que todavía no ha empezado a perfilarse en botella, puede con todo. Una "panoplia" donde se mezclan la lima-limón, la citronela, la marialuisa, la mermelada de mandarina. ¡Qué divina estructura tiene este vino! Es Auslese, sí, pero su botrytis es ligera, matizada vuela como el viento que refresca esos viñedos del padre Abad. Para comprar y guardar. O no...

Torres Mas La Plana 1996. Hacia años que no lo probaba y su existencia, la del viñedo, la de la seriedad con la que en Torres se han tomado la selección del clon que tienen en Pacs del Penedès (el viñedo es de 1966, pero las cepas tienen una media de 25 años de edad) y el vino final, ofrecen una explicación a por qué algunas variedades foráneas (es un monovarietal de cabernet sauvignon) pueden tener su razón de ser en el Penedès. Puede que no dentro de la Denominación de Origen y sí como Indicación Geográfica (léanse Ustedes el prólogo de Jordi Alcover en la Guia de Vins de Catalunya 2011: ¡merece la pena!): no en vano, la bodega compara desde hace años su vino con los cabernet sauvignon de Burdeos. A mí este 1996 me ha parecido más austero y atlántico que nunca y hacer eso en las coordenadas del Penedès tiene su mérito ante el clima y razones del Medoc. El aroma de la variedad es muy franca y abierta: pimientos verdes y rojos hechos al calor del hogar, donde se mezclan los verdores de la piracina con la suavidad y tacto de la madurez. Humo. Redondez. Austeridad. Tierra y trufa. Tomate a la brasa y coca de trempó mallorquín. Tiene el tacto del raso al paladar pero con una rusticidad auténtica.

tornadoiso por Sole Felloza

8 comentarios:

margot dijo...

Querido Joan.
Como me gustaria poder tener esa paladar tuyo, es una joya.
Decir que el Cuvée Blanc d'Argile
tiene aroma y sabor de pera limonera y membrillo me parece fantastico!!!
Te deseo un 2011 pleno de paz y de éxitos profesionales.
Un abrazo.
Margot.
PD: te mandé un correo y no tuve respuesta, quizás no te llegó.
Me han mandado varios y no me han llegado.
No era importante...

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias, Margot: que el 2011 traiga, para ti y para los tuyos mucha salud, buenas recetas, grandes vinos y mejores compañías!
Un abrazo,
Joan
PS. Y no, no me llegó nada tuyo por vía privada. Ya sabes cuál es el mail, si quieres volver a intentarlo. Estaré atento no se quede en algún filtro previo, a veces me pasa...

Anónimo dijo...

Hola Joan:
Enfrascados en tareas para las que contamos contigo ( ya te contaré en breve ) no tenemos tiempo para catar todas estas bestias que nos pones por aquí. Ya sabes de nuestra forzosa especialización y de que la gran mayoría de los vinos que catamos son mucho más humildes; es lo que tiene dedicarse a hacer el mismo trabajo de campo cada año.

Gracias, primero, por entender de manera tan diáfana la aplicación del concepto Indicación Geográfica que introducimos en la edición de este año. Digo introducimos cuando no es nuevo, cuando sólo lo queremos adaptar; pero resultaría tan novedoso aquí en Catalunya, que sonaría casi a invento. En segundo lugar, lo que valoro es que lo mencionas sin conflicto, poniendo la calidad por delante de la clasificación de un vino, y sobre todo sin la duda sobre si vale la pena hacer ese vino o no asociada a su calidad, y no a su pertenencia a DO alguna. Es exactamente la propuesta que hacemos en la Guia de este año. Esto ayuda mucho más de lo que puedas creer; me da a entender que está bien expresado el concepto, y que si se quiere entender, se comprende perfectamente la dirección de la argumentación en nuestro libro.

En cuanto tenga más noticias te llamaré para tener una charla contigo y asimilar puntos de vista que nos interesan, obviamente.

Un abrazo fuerte

Jordi Alcover

J. Gómez Pallarès dijo...

Benvolgut Jordi,
todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. "Cierta desventaja" vuestra puede ser la hiperespecialización a la que, como Sísifo, os habéis comprometido. Pero al mismo tiempo, yo envidio el profundo conocimiento que vais atesorando del territorio, de sus gentes y de todas sus variedades autóctonas de uva. Leo vuestra Guía y alucino de la cantidad de cosas que me quedan por conocer, sin moverme de Catalunya...
Por lo demás, ya sabes que aquí sólo salen a pasear unas pocas de las botellas que "caen" y no pocas de las que se han bebido están también en vuestra Guía...incluso en las 110 primeras posiciones!
Creo que la lectura de vuestras conclusiones y, en consecuencia, vuestras propuestas son tremendamente desafiantes para los viticultores y, todavía más, para los consumidores. Pero yo tengo claro que no hay otro camino: por eso he querido ejemplificarlo, precisamente, con un CS del Penedès, quizás uno de los mejores vinos de esta tierra. A pesar de su bondad, el mundo de sus referentes no está aquí, sinó en otras latitudes. Y esa es, creo, la esencia de vuestra propuesta. Otras DO lo entendieron muy bien, aunque en los últimos años están equivocándose tanto como acertaron antaó (la DOC Rioja es el ejemplo más palmario, con esa incorporación alucinante de variedades blancas). Las nuestras lo han entendido muy mal casi siempre y ahora, creo, están empezando a entender que los grandes vinos son aquellos que mejor hablan de su territorio y de su cultura. Eso, aquí, significa sumoll, trepat, macabeu, aunque no todos lo entiendan garnacha, etc. Como en Asturias significa carrasquín, verdejo tinto o albarón. Como en Andalucía significa palomino fino o pedro ximénez. Como en los Arribes significa Juan García o en Valdeorras godello. Y etc., etc., etc. En Italia es así. En Francia es así. En Alemania es así. Lo cual no significa, por supuesto, que un muy pequeño % esté formado por CS o marselan en el Penedès o por viognier en la Conca o por pinot noir en Pla i Llevant o por syrah en La Manchuela. Y etc., etc. etc.
Pero vaya, a cada uva lo que le toca.
Seguimos en contacto y adelante!
Joan

Anónimo dijo...

Jo en tinc 2 de Mas la Plana de 2003...quan recomanes gaudir-ne?

Salutacions

Miquel de la Ribagorça

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Miquel,
vista l'evolució de les darreres ampolles (només n'he parlat d'aquesta però n'havia pres algua altra de força "antiga", crec que un any més d'ampolla li anirà molt bé. I dos encara millor. Potser podries fer allò tan bonic d'obrir una ampolla d'aquí un any i esperar un altre any a obrir-ne una altra, per anar comparant evolucions i sensacions. A mi m'agrada molt fer-ho!
Salut,
Joan

margot dijo...

Querido Joan, disculpa por ese retardo en contestarte.
Me ha pasado con varias personas que no les ha llegado mi correo.
Te lo mando de nuevo.
Muchas gracias.
Margot

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues ahí te espero!
Saludos,
Joan

Publicar un comentario en la entrada