10 diciembre, 2010

Postales de Turín (i)

Torino dalla Mole

En mis Apuntes de Berlin hice algo parecido a lo que voy a proponeros durante unos días. A través de unos contrastes fotográficos, opinaba y pensaba en voz alta sobre la capital de Alemania. Ahora, con estas "postales" de Turín, quizás escriba más, pero quiero que las imágenes hablen mejor de lo que yo escribo. He pasado unos días en Turín y la ciudad, espejo como nunca del Piemonte, me ha llenado. Turín es ciudad de frío, con grandes montañas y, casi siempre, un crudo invierno. Turín es ciudad de artistas. En lo plástico contemporáneo y en la gastronomía. Sin lo uno y la otra, Turín no se comprende. He paseado, he visto, he charlado, he comido, he bebido. Aquí siguen unas postales que empiezan desde la impresionante Mole Antonelliana y sus vistas sobre la capital del Piemonte. Los Alpes al fondo, el hielo sobre nuestras cabezas y a nuestros pies. Nuestro interior, a buen recaudo y mejor temperatura: gente amable y acogedora en la ciudad más vistosa de una región que ha vivido con la industria y la ha sobrevivido. Como veréis, si os apetece seguir.

Ma che freddo alla Mole Antonelliana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada