10 octubre, 2010

Blogs: opinión e información

Darío Rodríguez, director de Desnivel, en El País Semanal 1775: "En un mundo donde Internet obliga a darlo todo al instante, donde hay mucha opinión pero poca información, donde muy pocos contrastan sus datos porque todo hay que darlo rápido, una anciana de 86 años, que funciona con las mismas fichas de papel de hace 40 años...que utiliza un sistema informativo tan arcaico que nadie entiende...¡es la referencia mundial!"

carlos_pauner_manaslu_al_campo1

Da que pensar, sin duda, porque no basta ya con ofrecer opinión (ésa era la base de los blogs), por muy independiente que ésta sea. Hay que completar con información, hay que contrastar datos y hay que ofrecer innovación. Todo ello sin descuidar la expresión escrita, gráfica y sonora (si cabe) y lo que hace que un blog sea un blog: ¡la rápida interacción!

La foto que representa las dos ascensiones (la de Pauner y Soria al Manaslu) y la de los blogs, ha sido publicada en Desnivel por Tente Lagunilla.

16 comentarios:

Smiorgan dijo...

Hola, Joan.
Precisamente eso estoy intentando hacer en mi blog desde aquel hilo de discusión en este tuyo.
Informarme todo lo que puedo sobre las castas, elaboración, elaborador, etc. E intentar transmitirlo.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenos días, S., está claro, empezando por mí mismo, que al ser estrictamente amateurs, hay días o semanas en que puedes hacer muchas cosas para documentar, para aprender y para escribir y semanas en que no puedes más que escribir sensaciones. Creo que lo importante es combinar ambas cosas y acabar mostrando cierta solvencia que haga que las opiniones, cuando "sólo" son eso, sean creíbles y aceptables por el lector.
Me refería un poco a eso. Hace unos días, mi amigo Víctor Franco publicaba un fantástico post en su blog, dedicado a los vinos de los Chaves y a la colina de l'Hermitage:
http://www.polakia.com/2010/09/la-maestria-de-la-familia-chave.html
Un post precioso y preciso que parte de una cata única (a la que no asistí, para mi desgracia) pero que documenta mucho más allá de las percepciones de esa cata. Ése es un buen ejemplo. Y cuando Víctor habla, la gente escucha, aunque hable (= escriba) poco.
Creo que hay que intentar ir un poco por aquí.
Sobre los profesionales ya nada digo, porque se supone que tienen todo el tiempo del mundo para hacer, precisamente, lo que aquí propongo "sólo" como desideratum para los blogueros.
Saludos!
Joan

SIBARITASTUR dijo...

Pienso que la cosa no tiene muchas vueltas. El autor de un blog decide abrir un espacio y dejarlo abierto a quien quiera verlo, como tener abiertas las puertas de tu casa, o de una habitación. El lector decidirá que hacer con ello, si entrar o no, si mirar o no o si la vista tiene o no algun interés. Como una casa propia el blog tiene una forma, un ordenamiento, lo que sea pero propiedad del autor y si te gusta bien y sino no entres/no mires...

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, S., dicho así, suena la mar de sencillo. Y tienes razón claro. No sé por qué me preocupo por darle vueltas al asunto...mira que dije en la anterior, que era la última ocasión en que hablaba del tema, pero me motivó la reflexión de un periodista profesional de algo tan lejano a lo nuestro como es la escalada (si salvamos al Gallifa, claro...).
No volverá a pasar, lo prometo. Y lo que tú dices: que cada cual se meta en la casa que le guste más!
Saludos,
Joan

Smiorgan dijo...

Lo que creo que Joan nos quiere transmitir, Sibarita, es que, con la actual proliferación de fuentes de información, el que quiera que la suya siga estando ahí, siga siendo visitada y consultada, debe ofrecer algo que la gente busque, o que en otros sitios no se encuentre, o hacerlo más atractivo.
Estoy totalmente de acuerdo en que, la finalidad del sitio de cada quien, es la que su propietario le quiera dar. Y la importancia que cada quien de a las visitas/consultas/referencias, es asunto de cada uno. Pero en el fondo, nuestros blogs acaban siendo un poco nuestras criaturas, a las que quremos, mimamos y queremos lucir.

SIBARITASTUR dijo...

Joan, a mi no me molesta nada que se hable de estas cosas, pero que le digan a uno como debe de tener su casa me parece demasiado. Otra cosa sería sugerir, opinar etc pero la casa ya es simplemente por existir y depende de cada uno si entra o no, la mía está abierta.
Smiorgan, te doy también la razón pero mas que lucir, yo diria mas bien que "te muestro lo que pienso", si te gusta o no es cosa tuya...

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo mío va por lo segundo que comentas, Sibarita: "te muestro lo que pienso". Y por supuesto que mis reflexiones son en voz alta pero para mí son. Jamás se me ocurriría decir a los demás qué tienen que hacer...Se trata de un género literario, vaya, que consiste en decirse a uno mismo todo aquello que quiere ser a través de aquello que no quiere ser. En retórica se llama a eso "priamel". No lleva, mi comentario, mayor "malicia" que decirme a mí mismo por donde debería ir.
Saludos,
Joan

Smiorgan dijo...

Si yo también te doy la razón, Sibarita. Esta es mi casa, si te gusta bien, y si no, pues hay mas, ha sido un placer.
Pero hay a quien le gusta recibir visitas, tener la casa siempre llena de gente, que haya alegría y alboroto, y para eso debe tenerla limpia, arreglada, bien presentada, Y ofrecer o buena conversación, o buena música o buenas raciones :)
Saludos.

Oscar Gallifa dijo...

Por (reptantes) alusiones,

Ultimamente me dedico con la mismas ganas al negocio de la escalada como al de escribir un blog... ambas empresas, creo yo, son difíciles de llevar y todo aquel que pretenda sentar unas bases para ello debe saber que cada involucrado es diferente al anterior, nadie camina de la misma forma ni con la misma longitud de paso: cómo en tantas otras faenas de la vida, que cada cual haga lo que quiera o pueda.

Por otro lado, amigo Joan, cada vez que te leo me entra ese picorcillo de estómago que hace que vuelva a tener ganas de liarme la manta a la cabeza y reinicie la 'escalada'. La duda está en si hacerlo sólo o tirar también de los de la cordada de toda la vida, los que de verdad tiran de la cuerda cuando hace falta.

Ojalá nos veamos pronto, aquí o allá, pero que sea copa en mano! :-)

Un abrazo.

OG

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabía yo, querido Òscar, que la metáfora de la escalada te pondría!!! A ti y a Carles, sobre todo!!! Ya sabes que esa entrevista era a la Dama del Himalaya y, la verdad, me dejó bastante boquiabierto: había oído cosas de ella pero jamás leído una entrevista / reportaje a fondo.
En fin...todos tenéis razón cuando decís que, sea en blog o en cordada, cada cual haga lo que quiera o pueda. Pero creo que olvidáis un factor clave: el de la exposición al público. Cuando escribes o haces algo para el público en general (no hablamos aquí de listas de suscripciones: esto es en abierto puro y duro y sin red), sencillamente, publicas y pierdes el control sobre lo que has hecho. Deja de ser tuyo y pasa a ser leído, interpretado, admirado u odiado, etc., por el Lector. Y muchas veces no sabemos quién es, qué formación o intereses tiene...
Yo veo una diferencia entre hacer una escalada solito o con tu amigo de confianza, en que haces exactamente taly como tú dices, a hacer otra con cámaras, luz y taquígrafos. Lo siento, pero en esta segunda tú no puedes ir al ritmo que quieras, sinó al que marca la cordada. Si no sigues, tienes que parar.
Ahí está la cosa. Por las razones que sea y sin entrar a juzgar (ya he dejado escrito que cuanto digo me lo digo a mí), tienes que parar. Porque no encuentras lo que tú buscas, porque no puedes seguir el ritmo, porque te da la gana, sencillamente. Yo ya lo he hecho dos veces, y aquí me tienes!!!
Así que no piero la esperanza de que tu sentido común y fina percepción del mundo del vino vuelva a la parte pública del asunto.
Saludos!
Joan

younganissa dijo...

Joan,

El periodista Antoni Bassas resumia l'altre dia amb molta finor que les noves tecnologies han escurçat distàncies i millorat la relació entre les persones amb afinitats semblants, però que no han pogut incorporar ni l'olfacte ni el tacte per raons òbvies.

Crec que el teu bloc és innovador en la manera de descriure els vins; realment és com si els pogués olorar. El tacte ja és una altra cosa, no ens podem donar la mà per la pantalla, però que responguis els correus puntualment és molt d'agrair.

Són coses impossibles de trobar en els mitjans convencionals i no diguem a Internet.

salut i vi,

antoni

J. Gómez Pallarès dijo...

Té molta raó, en Bassas, Antoni (jo també vaig veure aquest programa!), però crec que hi poden haver maneres de "donar la mà", d'oferir textures que superin una mica la pantalla, sense haver de caure en les trapalleries d'en Gary Vainerchuk. Com que sóc força inútil, informàticament, parlant i no m'ajuda ara per ara ningú, m'està costant una mica dur a la pràctica el que tinc al cap, però crec que ja he trobat la solució.
Aviat en faré una prova.
Merci per llegir!
Joan

Carlos Palahí dijo...

Querido Joan.
Por la parte que me corresponde.
De pequeño me cautivó un reportaje de la tribu Masai en la que se accedía a la etapa adulta tras cazar un león en solitario con la única ayuda de una piel de vaca medio roída, un escudo 'quitamiedos' y lanza en ristre como Don Quijote...
Lo que viene a decir esa famosa 'Dama del Himalaya' es que los amigos son indispensdables en el camino iniciático, pero al final debes ascender tu solo hasta la solitaria cima.
y otra cosa.Hoy en día, información hayla en exceso, lo que me da miedo es su intencionalidad.
Un fuerte abrazo.
Carles.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, compañero! A mí, de pequeño me fascinó, más que un reportage, una novela sobre ese mismo rito de iniciación: Orzowei recuerdo que se titulaba, escrita por Alberto Manzi. Creo que después hicieron un serie de televisión o un reportage. Igual fue eso lo que tú viste!!! Yo me quedé en la novela, que realmente me impresionó. La recuerdo muy bien.
De la Dama me impresiona que JAMÁS haya ascendido a montaña alguna!!! Tiene toda la documentación, tiene todos los contactos, toda la información (sobre todo de los sherpas!!!) y tras durísimos interrogatorios (supongo que lo serán, vamos) acaba diciendo "me temo, querida, que esas fotos y esos detalles no bastan para confirmar que ha pisado la cumbre...tendrá que volver Usted allí"!!!
Me parto sólo de pensar en entrevistas de ese tipo a un montón de profesionales del sector del vino. "Ll siento, Señor, pero me temo que tendrá que volver a describirme ese viñedo y ese vino porque mis datos ni terminan de concordar con los suyos...". ¿Te imaginas?
Y sí, al final siempre estás solo. Mejor irse acostumbrando!!!
A cuidarse y vigila, que tu compañero de cordada me parece que está empezando a tirar del hilo!!!
Una abraçada,
Joan

gaia07 dijo...

Caro es.
Tal y como lo has contado ya tengo ganas de probarlo, así que lo añadiré a mi lista de especiales para grandes ocasiones. Anoto todos los datos que das, incluso los de tus comentaristas, un placer oírte.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Es caro? Sin duda, pero te devolverá este vino todo lo que pagues por él, ya lo verás. Gracias por tus palabras , Gaia. Joan

Publicar un comentario