07 septiembre, 2010

Bernabeleva Carril del Rey 2007

Voy a ser breve y pondré un solo ejemplo, el más reciente, ocurrido con el vino que titula el post. Había leído no pocas cosas sobre él y firmadas por gente que me merece respeto, por su pasión por el vino más allá de los intereses creados (que, por muy respetables que sean, siempre acaban distorsionando la percepción y opinión libres sobre lo que bebes), por su formación y por su posición. Pongamos por caso:

"Puntuación: 14.00/20. Rubí granate intenso. Aroma de buena intensidad, con recuerdos de fruta roja bien madura (mermelada de cerezas), bien amparada por la madera, sin molestar. En boca es de cuerpo medio, con acidez correcta, fresco, con fruta suficiente y un final correcto. Fecha de cata: 22/05/2009. Catado por : Jens Riis, Mario García, Manuel Puerto". Es decir, El Mundo Vino, uno de los portales (de El Mundo) más respetados y en el que tengo, incluso, algún amigo colaborando.

Logo de Bernabeleva

Ellos probaron este vino el 22 de mayo de 2009, no sé a qué hora. Yo lo probé entre los días 2, 3 y 4 de septiembre de 2010, siempre entre las 20 y las 22 horas. No creía lo que mi nariz y mi paladar me decían y le di varias oportunidades, tanto comiendo como en ayunas, tanto a temperatura ambiente como a 14-15ºC. Se trata de una garnacha de San Martín de Valdeiglesias (DO Vinos de Madrid), que hacen entre Marc Isart y Raúl Pérez y de la que no tengo detalles de la vinificación. Parece ser que usan grandes fudres troncocónicos (en una foto que publicaba Amaya Cervera, podría parecer que son incluso de 3000 litros), aunque no sé si para este vino en concreto.

El hecho podría ser relevante (conocer los detalles de la vinificación) porque lo que olí y bebí nada tenía que ver con lo que había leído. Mi perplejidad, claro, es absoluta: ¿tanto ha cambiado este vino en un año? ¿No se suponía que su consumo ideal podía ir de 2009 a 2012? ¿Es posible que la nariz y el paladar de un simple aficionado perciba cosas tan distintas a las que perciben los profesionales de la prescripción? Había tenido experiencias parecidas (la más sonada con los Flor de Pingus de P. Sissek, para los que no he encontrado, todavía, ni momento ni paladar que me adapten a sus "exigencias"). Me vuelve a suceder ahora con este Bernabeleva Carril del Rey 2007: mucha madera, más bien decapada antes de barnizar, al cabo de tres días regaliz de palo y un gran peso del alcohol. La fruta, básicamente garnacha, no la olí en los tres días en que mantuve la botella en la fresquera. En boca la cosa empeora: es un vino roto ahora mismo, deslabazado, acuoso, sin estructura y con unos taninos que se funden en serrín. A las 24 horas nada mejora y la madera, en boca, casi se mastica. A las 48 horas, la cosa sigue igual y cuando lo intento a temperatura ambiente, claro, nada mejora. Si alguien me lo explica, se lo agradeceré. Pagué por él 25 €.

35 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Hombre Joan, podría ser tu botella?. Ya que has comentado la fuente, en muchas ocasiones que leo sus catas me quedo muy sorprendido de visiones (puntuaciones), muchas veces están en extremos completamente opuestos a los míos (buenos y malos). Eso tiene su parte buena que cada uno es un mundo y la percepción/gustos es libre.
Lo probé alimentaria, no me llamó la atención en prueba rápida (en feria, una copa, mas vinos....), entre otras notas tengo apuntado "algo sucio, evolucionado , con frescura y tánico".
De esta bodega me gusta mucho el albillo 07
Con respecto al Flor de pingus, probé el 07 y me gustó.

J. Gómez Pallarès dijo...

Por supuesto, S., que puede ser la botella que compré, pero ciertas características del vino, su estructura y el peso de la madera, me hacen pensar más bien que el vino es así. No estaba mal ni tenía ningún defecto de los que podríamos llamar técnicos ni contaminación alguna, etc. Era así. Lo que está claro es que era así en esta fase de su evolución en que yo he intentado tomarlo. Por desgracia, cuando hablamos de un vino, hacemos un corte vertical en su vida y decimos "aquí y ahora", desde que nació y hasta que muera, lo conozco, lo bebo y hablo de él. Nos perdemos mucho de esa vida y conociendo a alguno de los que interviene en su factura, es probable que en un año, esa botella de ese año esté ya en una fase bien distinta de la que yo le he conocido en sept. de 2010.
Pero ése es el "riesgo" que corremos los que hacen vinos y los que los bebemos!!! Cada botella, en el momento de la vida del vino en que la abrimos, es un mundo. Puedes tener indicios de cómo irán las cosas, claro, pero también te llevas sorpresas, en positivo y en negativo. Como la mía última con éste.
Flor de Pingus no me ha gustado en ninguna de las añadas en que lo he probado y no puedo decir nada de Pingus porque no he tenido la oportunidad de probarlo jamás.
Saludos!
Joan

Jose dijo...

Sin menoscabo, en absoluto, de quienes lo cataron en su momento... más de media vez he leido que por algo los profesionales lo son }:-/

Saludos,

Jose

CarlosGonzalez dijo...

Joan, es el riesgo que corremos los compradores de vino. Sabes que hay ejemplos varios de vinos que en apenas un año o dos se van para abajo en picado. No creo que la cata de elmundovino esté equivocada, al contrario, sino que el vino es un ejemplo de lo que apuntaba antes y listos.
Y deduzco que los 25 euros duelen mucho en este caso.
Què hi farem...!
Salut

Smiorgan dijo...

Yo ya he dicho en varias ocasiones que cada vez me fío más de las opiniones de Joan, Sibarita, Jorge, Carlos...que de las de expertos, guías y demás, salvo alguna que otra publicación en la que se atisba una lejanía de las componendas y demás zarandajas.
Por supuesto que puede ser la botella de Joan, pero buf, tantas diferencias, no se yo.
Sí me ha pasado a mi en alguna cata de acercar una copa a mi nariz y decir "dios, tablón duro" y oír al director de cata "mucha intensidad frutal". Igual mi apéndice nasal no es de tanto nivel, pero luego resulta que leo vuestros comentarios de vinos que hemos probado algunos o todos, y sí se parecen sospechosamente.
Flor de Pingus sólo lo he probado una vez, y yo tampoco supe apreciar las cualidades que le hacen costar hasta 100€, aunque bien es cierto que era bastante bebé aún y necesitaba crecer.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, Jose, yo no quiero tampoco que se me malinterprete, sobre todo porque he tenido la "mala pata" de verme en completo desacuerdo con lo que de ese vino opinaron algunos de los catadores de El Mundo Vino. hay allí gente MUY MUY competente y sabia, no necesariamente profesionales todos ellos al 100 del mundo del vino. En eso, aunque muy de lejos por mi parte, en algo creo que nos parecemos.
Cuando pensamos en otro tipo de profesionales, que no voy a nombrar, pero que tienen que vivir de aquello que opinan de las bodegas que les pagan, a ellos o a sus empresas editoriales, puede que la opinión salga ya más distorsionada.
En este caso, me llamó especialmente la atención la nota de cata, precisamente, por el respeto que me merecen los que escriben para el Mundo Vino. Como no me conozco los casos particulares de estos firmantes (de hecho, de la vida particular de la gente me intereso bien poco), no sé si son profesionales al 100 o no.
Lo único que he querido es constatar mi duvergencia a un año vista de sus apreciaciones y, claro, mi estupor.
A ratos, el filólogo que llevo dentro casi piensa, releyendo su nota, que algo ya avisaban: "fruta suficiente...final correcto". pero ahí sí lo tengo claro: no voy yo a sobreinterpretar palabras que se traducen en un 14 sobre 20!
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo también pienso que, en este, es de septiembre, el tal vino ha pegado un bajón tremendo, Carlos, y que es posible que la diferencia entre la percepción de El Mundo Vino y la mía proceda de ese bajón. Algunas veces he tenido la suerte de contrastar opiniones con alguno de los catadores de esa empresa (no con los firmantes de esta, en cualquier caso) y mi paladar y nariz (sí mi formación y dedicación al asunto) tampoco están tan lejos...
Lo de los euros, sí, dolió, pero forma parte de este juego. Los cepto, como con cualquier vino que compro pero no motivó la redacción de este post, en cualquier caso.
salut!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo creo, Smiorgan, que la credibilidad y la confianza tiene la gente que ganársela a golpe de hoenstidad y de sinceridad. En efecto, no todo el mundo lo hace y no siempre la percepción del vino, sin más, pasa por delante de otras percepciones / intereses...Pero yo distinguiría claramente de las catas y puntuaciones que otorgan los de El Mundo Vino de las de las Guías más al uso. Yo me fío mucho de los primeros (con ountuales excepciones y divergencias como ésta). De las segundas, hace ya tiempo que no compro ni me leo nada... quién me ha visto y quién me ve...Cuando le leía a M. Camblor escribir algo parecido, pensaba "exagerado". Ahora yo estoy ahí mismo. Intento elegir cuidadosamente mis fuentes de información, vamos. Y digo a ls claras que El Mundo Vino está entre las que siempre tengo en cuenta. Aunque no en esta ocasión, claro...
Joan

Jaume dijo...

Hola, Joan.

Potser sí que la telepatia existeix!

De manera pràcticament simultània hem publicat textos que, tot i ser ben diferents un de l'altre, tracten d'un mateix tema.

M'ha agradat molt llegir aquest text teu tan absolutament clar sobre una situació amb la que tots nosaltres, un dia o altre, ens hem d'enfrontar.

Salut!

Jaume

J. Gómez Pallarès dijo...

Caram, Jaume, ara mateix vaig a llegir el teu! Ni t'explico el dia que duc...
Salut!
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Joan, hace tiempo que no dejo un comentario, pero sabes que te sigo post a post. Leyendo este ultimo post, pensaba que iba a terminar con una sorpresa, ¡pero en el otro sentido!.
Un fuerte abrazo.
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Carlos! Yo también dedico ratillos de los fines de semana a leer a los amigos y me he alegrado mucho del reconocimiento al Viña Regueiral! Y apenas me da tiempo ya para mantener mi blog y contestar las cosas aquí...Y redactar, pues cuando puedo, la verdad.
Para mí también fue una sorpresa, claro, pero en negativo pues tras ver los comentarios de El Mundo Vino y de Amaya Cervera sobre los vinos de esta gente esperaba otra cosa. En fin...que nunca aprenderemos la lección: para bien y para mal, nunca hay que beber un vino con apriorismos!!!
Un abrazo y recuerdos a toda la familia, que espero esté bien!
Joan

Jose dijo...

No te preocupes Joan, que esas palabras las he dicho yo, no tú.
No pongo en duda la opinión ni paladar de los catadores de El Mundo Vino, pero también sabéis que yo eso de quedarme a medias, como que tampoco y cierto es que rara vez coincido en opinión sobre los vinos catados.
No hacía reflexión, quizá, sobre su caso en concreto, si no sobre la generalidad.
Ahora, afortunadamente para los bebedores, la "oficialidad" es sólo otra fuente más, y cada vez más son una señal más en el conjunto, sin más importancia que otras voces y letras que han surgido de otro modo. Hay crítica profesional que no es más que ruido, ruido comercial concretamente, al igual que otra crítica menos profesional (no por método y rigor, si no por nómina) que supone también ruido únicamente.

Hay muchas fuentes, pero ¿a cuántas acudimos realmente a la hora de la verdad? pues a las que nos resultan fiables y lo cierto es que para muchas cosas vamos directamente a nombres y apellidos concretos. Cada uno los suyos, pero también, cada vez más, la tibieza, la opinión de la no-opinión "por no ofender" o por poner en entredicho intereses comerciales se torna un problema para quienes así se expresan; lejos de ser siquiera ruida, se queda en murmullo desdibujado.

Saludos,

Jose

Mariano dijo...

Mi experiencia fue parecida con otra de las fincas de la bodega (niña bonita, o algo así), sobre todo en relación con el básico que me parece fresco y muy solvente.

Saludos!

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabes, Jose, que mi reino no es de este mundo (por seguir con los Evangelios, que el otro día dejamos con Mateo) y, por lo tanto, mi única bandera es el compromiso con lo que pienso y siento.
Dicho esto, conozco personalmente a algunos de los catadores de El Mundo Vino y por ellos pondría la mano en el fuego, coincida con ellos o no en mis opiniones, paladares y narices. No los conozco a todos, claro, y de los que no conozco, poco puedo decir más que, cuando me tocan los vinos, mostrar mi acuerdo o mi desacuerdo.
El domingo en el País dominical, leí una interesantísima (para mí) entrevista con Rosental C. Alves sobre "El futuro del periodismo digital". Creo que todos, profesionales y no de la información, debieran leerlo, sacar y aplicar conclusiones de él: "los medios deben aparcar su arrogancia" es el titular de la entrevista y creo que dibuja muy bien un panorama que tú también tocas. Fuentes de información hay muchas y el consumidor TAMBIÉN es una fuente, una más. Y en este nuevo mundo de la información (por supuestísimo, también sobre vinos), en esta nueva revolución postguttenberguiana, o se ponen las pilas o muchos desaparecerán. Lo peor, o no, es que ni siquiera se están enterando algunos.
Saludos,
Joan

Jose dijo...

Uy, en el post anterior hay una contestación mia que no apareció. Se debió perder en algún cable retorcido.

Decía yo que mi intención en la frase no era tan pía, ni tan bíblica, si no que hacía referencia a una canción de Loquillo y Los Trogloditas ;)
Yo, como mucho, suelo citar a Isaias: Soy el que soy. Quizá más por que me lleva de la mano a Otello, que le decía eso mismo a "mi buen Yago".

Es importante, como dices, leer no sólo a quienes se asemejan en gusto. De hecho hay personas en cuyo gusto rara vez coincido, pero que me gusta leer y me parecen voz autorizada al respecto, aunque no comulgue yo con sus gustos. Y viceversa hay personas que me resultan incómodas en sus formas y fondos, pese a que sus gustos puedan ser más afines a los mios.
Lectura democrática o algo así.

No obstante me sigo preguntando si soy yo el único gañán que bebe vino. Es decir, parece que para todo el mundo los vinos son de color de rosa y todas están ricos superplús... leche, que incluso cuando están "medianitos" sueltan que mejorará con el tiempo. Pues largo me lo fia vuesa merced, porque ahora no lo veo yo ni para calimocheo :-((( Lo dicho, que a veces parece que el único que gruñe c'est moi ;)

Saludos,

Jose

El Gaitero del Cabo La Muerte dijo...

yo no se nada de vino, a la vista de lo que veo si mañana me encuentro una botella con ese nombre y ese precio, por seguro que no la compro.
A seguir disfrutando a pesar de los pesares.
Una vez mas, Gracies Joan,

J. Gómez Pallarès dijo...

El Garnacha de Viña Bonita es el que comentas en primer lugar, Mariano: experiencia parecida, en efecto, pero creo que algo más caro incluso. Y Navaherreros que será, por precio, el más básico. Aquí no puedo opinar: no lo he tomado jamás, pero si lo veo, por supuesto lo intentaré (acabo de ver que está sobre los 12 euros).
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hay que leer a / y hablar con las personas en quienes uno tiene confianza, piensen lo que piensen. Y sobre el resto que comentas: hay que escribir, hablar de las cosas de la forma más correcta posible, pero diciendo lo que uno piensa. Ni pensamientos débiles ni opiniones supérfluas, sobre todo si uno escribe sobre algo sencillamente porque le apetece hacerlo y no le va otra cosa que la credibilidad. Hay que ayudar a que la gente se forme una opinión libre y crítica y luche por ella.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo que menos gusta, en efecto, Gaitero, es pagar mucho por algo que, en el momento en que lo bebes, no te da nada. A mí no me sabe nada mal pagar un buen precio (aunque tengo mis límites bastante precisos y para nada alegres) pero quiero recibir algo sustancioso a cambio. No fue el caso, claramente.
Saludos!
Joan

Jose dijo...

Hablaba hoy con otra persona y acerca de otro tema el que en estos tiempos que corren nos hemos acostumbrado a decir "Zutano opina tal" o "Mengano dice cual" pero ¿seguimos siendo capaces de escuchar con atención las opiniones las compartamos o no así como de asimilar la información y por encima de todo ello generar nuestra propia opinión?

Saludos,

Jose

Anónimo dijo...

Hola Joan,
No se si dice así exactamente: En la pena va la penitencia.
Si tú le tuvieras que dar a un alumno dicha puntuación, estaría claro que indica.
Sin entrar a hacer juicios sobre los probadores.
Es posible que este vino, tenga el mismo “mal” que los de nuevo corte.
Zona con proyección y un fly... Resultado buen posicionamiento, pero flor de un día.
De esta bodega destacaría el blanco de ¿albillo?
Otros, no hacen tanto alarde y dejan que sus obras hablen por ellos, pongamos como ejemplo: Albillo Real Viento Zephyros.
A disfrutar!

Bentley

J. Gómez Pallarès dijo...

El problema de las fuentes y de su credibilidad, Jose, en tiempos de pensamiento débil y de trivialización de todo (como los que vivimos), empeora notablemente. Hoy, por ejemplo, en la radio más escuchada aquí (CatRàdio) he oído no menos de tres veces "se dice que...", para aportar datos y argumentar!!! Alucinante!!!
La gente tendrá que aprender a seleccionar a sus fuentes de información, es decir, a discriminar. Y si no lo hacen, pues ya saben a qué se arrioesgan...no es desdeñable, claro, el hecho de que a mucha gente le traiga al pairo estar bien o mal informada. Los que quieran información contrastada y sin sesgos de ningún tipo sobre vino, aquí nos tienen.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, Bentley, tienen un blanco de albillo. El que tú propones no lo he probado nunca. A ver si se tercia toparme con una botella!
Yo me siento un poco, con todo, en la obligación (este palabro entre comillas) de "pasar" de zonas con proyección o que estén de moda. Tengo la suerte, quiero decir, de que no hay un jefe de redacción que me diga "tienes que probar estos vinos y escribir esto otro". Así que elijo con un único criterio, muy querido en la Antigüedad clásica y que ha dado grandes resultados en la literatura: VARIEDAD. En mi vida personal (no hablo, claro, de participar en catas temáticas y cosas por el estilo,q ue también hago)nunca bebo dos vinos seguidos de la misma zona ni de la misma variedad de uvas.
Saludos!
Joan

txangu dijo...

Yo de esta bodega me he encontrado en Bruselas con el Arroyo del Tórtolas y el albillo Cantocuerdas. Compré el Tórtolas y, como me gustó mucho, compré más y también el blanco (a pesar de que el dueño me decía que a él le pareció que tenía un lado oxidativo que a él no le gustó nada, esperemos que se pase con aireación).
Del mismo enólogo pero en otra tienda me he hecho con los aparentemente inencontrables A Trabe 2005 tinto (última botella de la tienda) y blanco.

Vins i més dijo...

Hola Joan, yo si he probado el Navaherreros el año pasado en Hisop, me lo presentó la sumiller cuando le pedí un tinto que no fuera muy marcado por madera y alcohol porque hacía calor y me presentó la Garnacha de Navaherreros y si me convenció, fruta y especias, de color granate pero intensidad media tierando a rubí. De todas formas fíjate que parece ser que no evoluciona muy bien pues las notas van bajando su puntuación... A lo mejor con el que has probado pasa lo mismo...

http://www.verema.com/vinos/40266-navaherreros-2007

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, ViM! Muchas gracias por la referencia al Navaherrerros 2007.Parecer que, por su vinificación, éste es un vino para tomar en 2/3 años. Con el que he probado no debiera suceder lo mismo, creo, porque me parece que está precisamente pensado para un consumo más a medio plazo, por lo menos. Creo recordar que los catadores de El Mundo Vino proponían hasta 2012 para el Carril del Rey 2007 y ya ves tú cómo lo he encontrado yo en septiembre de 2011...
Merci!
Joan

Smiorgan dijo...

Jose. En medios especializados se supone que ha de comentarse todo lo probado, pero quizá, en este nuestro medio de "aficionados" dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo sobre todo a compartir lo que más no ha gustado, y por eso es más raro encontrar opiniones negativas.
Aún así, yo mismo acabo de publicar en mi último post, acerca de 4 Riberas (y perdonad la quizá algo pedante autocita): "Sin ser en absoluto ninguno de ellos malos vinos, no me transmitieron gran cosa, y me parecieron todos bastante iguales (incluso me viene a la mente la palabra aburridos)."
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Este programa del carajo se me ha comido lo que quería comentar al hilo de Smiorgan. ¡¡¡No lo sporto!!! La esnecia era que, por estadística, es más fácil, en efecto, que afinemos más en la elección nosotros que un profesional que lo tiene que probar todo, pero creo que lo que Jose quería decir es que tendemos, todos, a endulzar, disimular, enmascarar con eufemismos, circumloquios, perífrasis, vinos que gustan poco o nada. Creo que lo más importante es ser honesto y lo más fiel posible a lo que uno ha sentido al beber o comer algo.
Joan

Jose dijo...

Ese "Se dice que..." es cómo compañero de cama de "Expertos en la materia..." Que dan ganas de decirles que vale, que sí, pues me das el nombre de uno de esos expertos escogido al azar o por orden alfabético }:-/

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Grandes sabios y finos analistas, se autodefinen; buenas cantidades de dinero cobran. Y yo me pregunto dónde tienen el criterio los jefes que les contratan. A lo peor es que son como ellos y nosotros estamos ya en franca retirada o como Custer en Little Bighorn...
Joan

Jose dijo...

Hola Smiorgan,
si te fijas en las publicaciones "oficiales" exceptuando las reseñas de TCA, tooooooooodos los vinos son mu majetes, en los que puntuan salen todos con gomina y raya a un lado. Nuuunca hay vinos con problemas, ni con brett, ni con madera, ni con acidez, ni con... ¡son todos vinos-Arcadia! #-/ Claro, luego va el consumidor/bebedor y se cisca en todo o bien asume que esto del vino es sólo para expertos y no para él.

En el caso de los blogs, pues de todo hay. En mi caso llevo unos cuantos meses que sólo hablo de vinos muy puntuales, de aquellos que me motivan especialmente a decir algo porque son vinos que se salen de la vulgaridad y se desmarcan de la medianía. Durante muchos otros meses hablaba de todo lo que me bebía y lo mismo decía lo malo que lo bueno. Lo sigo haciendo en las "notas de cata" que escribo allá y acullá. Igualmente hay foros y vinos en los que algunas ovejas negras ;^P escriben de sus experiencias tanto buenas como malas, pero echo de menos que sea generalizado el hablar de lo bueno y de lo malo. Más en este mundo-Disney en el que nos ha tocado vivir.
Con la excusa de "hay gente que vive de esto" yo no puedo. Yo vivo de mi sueldo y parte de él lo invierto en vino y su disfrute. Si el vino no me gusta o le observo defectos, lo voy a decir, pero no termino de ver que la crítica constructiva sea algo que se use ni en la blogosfera ni en medios tradicionales u oficiosos.

Saludos,

Jose

Jose dijo...

¿Retirada Joan? Nop, resignación, quizá. Pero claro, lo que sea, será, con las botas puestas y muriendo de pie! ;)

Saludotes,

Jose

P.S. Qué mal que se me da eso de agachar las orejas sumisamente! :-)

Smiorgan dijo...

Crees que a veces, a los humildes ignorantes como es mi caso, nos pueda frenar un poco el pensamiento de decir "pero quien soy yo para decir que este vino es malo?" o "a ver si digo que es malo o tiene algún defecto y estoy metiendo la pata hasta el hombro".
Una cosa es decir abiertamente me gusta o no, lo cual nunca podrá ser criticable, pero a lo mejor una crítica negativa nos cuesta más.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Probablemente lleves razón, S., siempre he escrito y, por lo tanto, pensado que los comentarios (sobre todo si son negativos) tiene que argumentarse y explicarse en lo posible. Esccribir, sin más, "me gusta" o "qué fruta roja" no tiene mucho sentido. No olvidemos, con todo, que no pocas "críticas" profesionales van por ahí...
Para mí, la profesionalidad en el desempeño de algo no se mide porque cobre un sueldo por ello, sino por la competencia y ganas que ponga en su desempeño.
Salut!
Joan

Publicar un comentario en la entrada