14 julio, 2010

Patio ensamblaje 2008

Logo El Patio

Me di de bruces en el suelo hace unos días, sí, buscando vinos naturales en mi barrio. Pero me levanté, también...y lo hice en un patio que jamás había pisado, pero del que conocía no pocas cosas. Me sonaba el asunto casi a Augusto Monterroso ("cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí"), pero había unas botellas, sí, y se intuía la sonrisa y bonhomía de su hacedor, también. Fresco El Patio ensamblaje 2008, a 15ºC lo tomé, y aunque podía haber pasado lo que Jose apuntaba hace poco, la botella salió redonda, con una esfericidad que me dejó buen paladar y mejor cuerpo. 13% para un vino de tierra calcárea, algo de regadío de apoyo y mayoría de secano, donde casan tempranillo y graciano, por parte española, y syrah y petit verdot, por parte francesa. 8 de julio, a las 21 horas, día de tierra y de fruto, con la luna a punto de nueva. "Buen día para este vino", pensé. Y acerté.

En ese "casamiento" domina la buena relación entre cepas y la mano sabia del viticultor. Vinificaciones por separado, mínima intervención en el campo y en la bodega y un buen reposo en botella. Como todo, el vino tendrá sus días buenos y sus días malos, pero si coges uno de los primeros, ¡menudas sensaciones! Vino intenso, glicérico, con lágrima y tono de picota bien madura, sabe a masa de pan del de antes, con levadura, aceite, algo de sal, frescor de agua y, al final, un puñado de cerezas. Huele a las cerezas tras salir del horno, huele a compota con esa fruta y huele a regaliz roja. Sus taninos son maduros y golosos, mucho. Esa uva madura tiene un contrapunto salvaje, casi vegetal, fino y leve, agradable. Pasé horas antes de dar en mi cabeza con él: esencia de cedro. Es un vino brioso pero elegante, contundente pero fino y sensible. Tiene un posgusto largo y sabroso, con un poco de café ligeramente torrefacto y caramelo de violeta. Hoy me salió redondo, sin aristas, muy placentero. Sal ahumada y laurel a las 24 horas. Un placer.

El Patio es el de Samuel Cano en Mota del Cuervo (DO La Mancha). En la foto luce, sonriente como siempre le he visto (segundo por la izquierda, en la fila de abajo), con sus conmilitones (¡aquí sí vale la palabra!) de la Asociación de Productores de Vinos Naturales. Samuel ama a su tierra, cultiva ajos (menudos ajos) y patatas en sus campos. Tiene cepas y desde hace unos años ha entrado con fuerza en la elaboración de vinos. Quiere aprender haciendo camino y sus compañeros le ayudan. Aunque usa variedades de otras tierras y que conocieron otras características de suelo y de clima, el vino que ofrece es un vino manchego por completo, un vino que transmite vibración por su tierra. Es fácil decir esto, lo sé, cuando conoces bien al dueño, has hablado con él, sabes qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace. Pero para eso estamos aquí, ¿verdad? Para que nos hagáis confianza y sepáis: quien quiera despertar en un patio manchego y tomar un buen desayuno de cuchillo y tenedor, lo acompañe con un vino de Samuel. Si uno no quiere moverse de casa, que es otra opción..., puede comprarlo en Vino Bodega. Si quiere moverse, en Barcelona, puede ir a L'Ànima del vi. El Patio ensamblaje 2008 sale por 11 € y su Patio Airén 2008 (que es el vino que le dará, aunque no la busque, la fama: La Mancha y la poco apreciada airén llevadas a cimas jamás exploradas), por 9 €.


viticultores_naturales

18 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

La probé el otro día y me gustó bastante de primeras, tengo que abrir otra con mas tiempo para tener una idea mas concreta.
El patio blanco 08 creo que nos dará mas alegrias que el 07, ya veremos (hoy cae otra)

J. Gómez Pallarès dijo...

Tengo mis notas tomadas, abundantes, del Blanco 07 y ahora empezaré a tomar alguna del 08, también. De hecho las recibiré la semana que viene, pero de lo poco que he bebido, creo que, con reposo, ganarán. Por eso decía lo de la "fama" de Samuel!!!
A ver si paso por tu blog y leo tus impresiones.
Saludos,
Joan

Jose dijo...

El blanco siendo él mismo... es cambiante. Distinto en la añada actual respecto a la anterior y aun más cambiante el último sorbo respecto del primero. Él mismo y distinto a sí mismo.

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Digamos que eso me parece esencialmente bueno en un vino, en un cuerpo vivo que cambia por momentos. Estar dos horas, dos días, ante una botella con una copa, ir oliendo, ir sorbiendo, ir sorprendiéndote de cómo va cambiando...¡eso me gusta de veras!
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Joan, buen vino ayer, gran vino hoy y miedo me da lo que podamos llegar a encontrar en el básico de Samuel Cano dentro de unos meses, hay equilibrio, terruño y fruta con dosis de elegancias difíciles de encontrar en otros vinos sin sulfuroso añadido en su elaboración.

Solo un apunte, en el PVN solo hay cinco bodegas y en la foto salen unos cuantos más, Samuel creo que por el momento tan solo comparte filosofía y la pasión necesaria para elaborar unos vinos tan impredecibles.

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, David, soy bien consciente de que no todos los que salen en la foto son de PVN (ahí están Valenzuela, el maestro; Laureano el irreductible; Escoda, el total; Vílchez el auténtico; Saavedra el marchoso; están Marenas; Jordi Sanfeliu y para mi suerte (todo eso que me falta por aprender!!!), hay algunas caras que no conozco.
Por lo demás, siempre he oído que a Samuel le pierden los sulfitos en la analítica (esos 20 mg/L), pero a mí ya me da igual que esté aquí o allá, que sus análisis salgan así o asá. Sé qué hace, sé cómo lo hace y me gustan sus vinos!
No necesito más para disfrutar de sus vinos y, la verdad, tampoco tengo actualizada la lista de los VPN ahora mismo. No sé si ha entrado alguno nuevo o ha caído otro...
Acabo de mirar el blog de PVN y no he sabido ver ese listado.
Saludos,
Joan

Smiorgan dijo...

El blanco tiene una personalidad muy pero que muy suya. Pero es bueno, muy bueno.
Si te ha gustado ese ensamblaje, Joan, dale un tiento al Selección. Creo que también te gustará mucho.
Yo he tenido el honor de probar de barrica varias cosillas de 2009, y promete.
Saludos y a disfrutar de esas cositas buenas que hace Samuel.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, S., al Selección si me he asomado, a las barricas no, porque en El Patio sólo he estado en mi imaginación, aunque pasé no pocas veces cerca...la jugada es que en ese tiempo no conocía todavía a Samuel. Las Tablas de Daimiel fue uno de mis lugares preferidos hasta que murió...ahora parece que ha renacido pero todavía no he vuelto a él.
Y eso, a seguir disfrutando de estos vinos. Esta noche hemos cenado de nuevo con el rosado de trepat 2009 de Vinya Sanfeliu y sigue espectacular, espectacular...
Joan

7caníbales dijo...

En 7caníbales hemos estrenado "De Narices", una nueva sección dedicada al mundo del vino con 4 nuevos caníbales de primera categoría: Ferran Centelles, Cristina Alcalá, Jordi Bort y Lluis Ariza. En la primera entrega, el gran sumiller de elBulli nos habla de una cata vertical de "Alemany i Corrio", mientras que entrevistamos a Custodio L. Zamarra, decano de los sumilleres españoles. Por otro lado, la sección también incluye "En Fermentación", un apartado dedicado a las noticias del mundo del vino. ¡Que lo disfrutéis!

J. Gómez Pallarès dijo...

Porque sois vosot5ros, Caníbales, y me caéis bien, hago la difusión de esta nada encubierta publicidad.
De todas formas, en aras de la información masiva, bien está que penséis que también puede salir aquñi esta información.
Y una reflexión final: si estos cuatro cracs del asunto vitivinícola (Centelles, Alcalá, Bort y Ariza) son Caníbales, ¿el resto en qué escala de la antropofagia andamos?
Miedo me da pensarlo...
Saludos!
Joan

Malena dijo...

"Es fácil decir esto, lo sé, cuando conoces bien al dueño, has hablado con él, sabes qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace. Pero para eso estamos aquí, ¿verdad? Para que nos hagáis confianza y sepáis..."
Es así. Confianza, que se dice pronto. Yo también conozco a Samuel y me alegra muchísimo leer tu nota de cata. He pasado por estos vinos y no hay caso te dejan maravillado. A propósito anoche también cenamos con un "ángel caído":)

J. Gómez Pallarès dijo...

No es difícil coincidir en la empatía que genera Samuel, ¿verdad, Malena? Si además sus vinos saben bien...
Ahora paso a ver en qué consistió ese "fallen angel"...
Joan

jordi dijo...

Deliciosa descripción del contrapunto de esencia de cedro. Pensé en un suave deje de resina de pino blanco, pero me pareció demasiado rebuscado. Tu descripción me permite rescatar ese primer pensamiento.
El blanco de Airén y Verdejo es un vino insólito, muy recomendable, pero me cuesta "explicarlo". Lo nuevo a veces se resiste.
Un saludo,
Jordi

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Jordi. Yo le di muchas vueltas al asunto, no para buscar el adjetivo o la expresión adecuadas (esto sería tanto como poner el carro ante los bueyes), sinó para encontrar en ese cajón de mi memoria qué me recordaba exactamente ese aroma terciario del Ensamblaje. Me costó pero me salió: en Mallorca, existen unps pequños productores de jabones naturales que hacen también lociones para los mosquitos y tienen, en su taller, todas las esencias con las que trabajan. Oliendo oliendo, caí en que una de ésas era la esencia de cedro, que usan en mínimas proporciones porque parece ser que es algo que no gusta a los mosquitos. Eso no es peyorativo, conste, porque tampoco les gusta la albahaca...
La verdejo, en ese ensamblaje de blanco, es mínima y tampoco sabría decir bien qué le aporta en cuanto a aromas. tengo que tomar alguna botella nueva 8espero que me lleguen la semana que viene) para intentar deslindar, en mi mente, ambas variedades. En cualquier caso, es un blanco que sigue mucho la estela de algunos grandes naturales, pienso sobre todo en Matassa blanco o el fiano d'avelino Don Chisciotte y en cosas parecidas. No sé si Samuel ha probado estas cosas, pero si lo hace, tendrá un gran modelo a través del que seguir mejorando.
Saludos,
Joan

Petita cuina dijo...

Contenta de haver descubierto tu rinconcito, aunque fuera por casualidad, pèse que en alguna ocasión hubiera pasado fugazmente por aqui, jamas me havia quedado a "escuchar".
Tambien contenta por que ahora mi curiosidad aumenta, (consciente de mi ignorancia en éste vuestro "mundo") a sabiendas de que jamás seré una entendida en vinos sólamente se darme cuenta de cuando me gusta un vino (muchos hacen que se me "arrugue" la lengua o simplemente no me pasan bien como si me costara tragar).
Seguiré atenta las recomendaciones.

Salut!
Núria.

J. Gómez Pallarès dijo...

No hay como abrir caminos, Núria!!! Jamás he concebido un buen comer, una receta interesante, un rincón, un restaurante donde me dieran algo interesante, sin un buen vino al lado. De aquí, de hecho, nace el blog: en origen se titulaba "De vinis cibisque", "Sobre vinos y sus comidas", y hay en él un montón de posts sobre recetas, propias y de otros, de restaurantes, de descubrimientos, etc. Me encanta cocinar también, comprar y pensar con qué acompañaré las cosas que cocino. Una cosa me ha llevado a la otra...Si le añades mi pasión por el campo, pues la "ensalada" ya está servida.
Gracias por abrir tus fantásticas recetas a sus combinaciones con los vinos: las unas sin los otros no son nada.
Termino: un amigo romano, en su pequeño, auténtico restaurante (Alfredo e Ada), conserva en la pared del fondo la inscripción qu epintara su padre tras la II Guerra Mundial: "Un pasto senza vino è come un giorno senza sole", una comida sin vino es como un día sin sol!!!
Salut,
Joan

samuel cano dijo...

Siento llegar tan tarde a la conversación, pero este post fue escrito en julio, época criminal para mi mente y mi espiritu. Los ajos y las viñas me tenian absorvido y poco o nada miré la pantalla en esos dias.

En cuanto a vuestras reflexiones, lo primero gracias por los alagos y como siempre, esto nos hace seguir adelante con animos renovados. Del ensamblaje, me quedo con lo que comentais de esencia de cedro, no es que sea uno de mis descriptores favoritos, ya que me recuerda a un exceso de madera y ya sabeis lo poco que me gusta la ebanisteria.

Del blanco, Matassa no lo he probado y deberia, porque he leido y oido gran cantidad de alagos y habría que comprobarlos. Pero el Chisciotte si lo he probado y olé por mi si mi blanco se acerca a eso, me gustó mucho el 2006. Joan, la verdejo en el blanco no aporta muchas cosas buenas, si acaso un poco de alcohol al conjunto, ya que la airén tenia poco en 2008 y el verdejo se subió muy rapido, pero no es una variedad que me haya gustado, ya que la elaboración que yo hago, la de rueda no la lleva muy bien, y aparecen al tercer dia los toques ajerezados que ya no se quitan.

Gracias otra vez a todos y

Salud y buen vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, Samuel, lo mejor de todo es que aquí estásm, a pesar de lo duros que son los juliosy agostos y, en parte, los septiembres!!! Espero que el trabajo haya ido bien y culmine mejor!
Sobre lo del cedro, siempre que lo suelto es el positivo: es una madera muy noble que en nada entorpece el gusto del vino, en mi opinión. Por otra parte, no es fácil para mí encontrarlo. Así que cuando lo huelo, me gusta.
Lo de la oxidación, pues eso, que hay que tenerla muy bajo control. Sabes mejor que nadie que cierta oxidación ayuda a una mejor conservación, pero si te pasas de la línea (y ¿cómo controlar eso?, yo no sé) al bebedor suele echarlo para atrás ese tipo de aromas, siempre que no sean vinos de Jerez o del Jura!
En fin, amigo, que ojalá que termines la campaña muy bien y que nos sea dado vernos más pronto que tarde!
Un abrazo y, eso, buen vino!
Joan

Publicar un comentario