31 enero, 2010

Con las manos en la tierra

He pasado más de un mes sin publicar una nota sobre vinos. He aprovechado para descansar, para pensar cómo seguir, para rehacer algunas cosas de la parte gráfica del cuaderno y para replantearme mi modo de hacer en él. Quedó ya dicha la cosa en el post anterior.

Pero no he dejado de beber, claro. Ni de leer, tampoco. Ni de buscar y probar cosas que conocía poco o nada, por supuesto. Me doy cuenta de que cada vez aprecio más los vinos que mejor puedo identificar con una tierra, con un tipo de uva, los vinos que de una forma más natural (no necesariamente armónica) me hablan sin tapujos del trabajo del bodeguero, del viticultor y de su relación con el viñedo. No hablo sólo de vinos naturales, ecológicos o biodinámicos, certificados o no. Cada vez me importan menos las etiquetas (dan tan poca información...) y las certificaciones (hay un montón de boguereros que hacen cosas interesantes y pasan de ellas por completo) y más conocer la historia dentro de la botella, la mano en la tierra y la cepa y su entorno.


Plantation au Domaine Coffinet-Duvernay

Las mínimas notas que he tomado durante este mes largo se han concentrado. He intentado tan sólo (casi nada) captar aquello que me parecía más esencial del vino que bebía, y traducirlo en una expresión, en una frase, en una palabra escueta. El vino al desnudo, la palabra mínima que acompaña. Por supuesto, si alguien quiere detalles, estoy a su disposición, pero ahora me apetece tan sólo contaros qué vinos me han impresionado durante este tiempo y por qué detalle lo han hecho.

Claude Cazals blanc de blancs grand cru 2000: todo es uno, decía Horacio, la integración perfecta de la burbuja. François Pinon, Goute d'Or, Vouvray 1990: qué hermosa oxidación... Simon Bize et fils, Savigny-les-Baunes, premier cru "Aux Guettes" 2001: la violeta y la flor seca. Grans-Fassian Trittenheimer Apotheke Auslese 1997: la fruta en la alacena, qué gran postre. Drappier Cuvée Antoine Brut Rosé: seda y fresa de bosque en agosto. Edi Simçic, Goriska Brda. Rebulla Reserve 2005 (Primorska, Eslovenia: ribolla gialla): descarnada autenticidad, radical austeridad. André Clouet Un Jour de 1911, botella 488 de la cuvée 16: finura y frescor del raso, tócalo con los ojos cerrados, seda en la noche. Toni Gelabert, Negre de Sa Colònia 2007 (callet): la tierra en la copa. Priorat Tocs 2005: hay fruta, hay madera, démosle tiempo. Priorat Dits del Terra 2004: la fiera domada, dócil, tierna pero con su carácter intacto. David Léclapart blanc de blancs à Trepail, L'Apôtre: no tengo palabras, quiero vivir con él. Priorat Mas de Masos 1999 de Cellers Capafons-Ossó: pureza de un estilo, qué bien sabe envejecer. Valdeorras, Louro do Bolo 2008 de Rafa Palacios: lección, en una botella, de cómo la godello te lleva a Montrachet. Skerk Teran Carso-Kras (Terano) 2006: enorme para la comida, zarzamora y grosella. Larmandier-Bernier Terre de Vertus premier cru brut nature blanc de blancs: amabilidad y tensión de la mejor chardonnay. Nikolaihof (Wachau) 1999, Sussënberg grüner Veltliner: monumento a la botritis contenida, firme dulzor. Cédric Bouchard Inflorescence brut blanc de noirs: la pinot que te envuelve, delicada, casi de textura chardonnay. Larmandier-Bernier extra brut vieilles vignes de Cramant 2004: poderío y sutileza de uno de los más grandes. Está en su mejor momento. Didier Joris, Valais Chamosite 2004 (syrah): la profundidad de la noche, oscuro, sedoso, profundo impacto: mi gran descubrimiento, un camino por empezar (grazie, Antonio!). Rebholz Kastanienbusch Birkweiler 2001: una nariz palatina, una boca napolitana, voluptuoso y seco al mismo tiempo. Único. Rebholz 1990er Siebeldinger Königsgarten Muskateller BA: mi primer momento Theise del año, Sevilla en sus noches de primavera, me embriaga ese fresco y dulce azahar, el limonero en el patio. Citronela. Éxtasis. Amistad.

Por si alguien no se había dado cuenta: éste va a ser un año jubilar para un servidor de Ustedes. Agradezco a mis proveedores habituales la complicidad y la entente cordiale. Quien quiera aprovecharlo y regocijarse conmigo, ya sabe: que me busque.

La foto es de Vincent Dancer, "Plantation au Domaine Coffinet-Duvernay".

24 comentarios:

M. Ángeles dijo...

Sigo tu blog desde hace tiempo y siempre me ha gustado su autenticidad, calidez y, cómo no, su calidad tanto en los contenidos como en su expresión escrita. Me impresiona la nueva línea que has tomado, que en mi humilde opinión, no es sino profundizar en lo que ya hacías.
En este post has conseguido emocionarme con esa búsqueda de lo esencial. Aunque paradójicamente, lo esencial suele ser lo menos simple de todo. Y perdón por el topicazo. Preciosa la foto y preciosas las pinceladas que dedicas a cada vino.
Felicidades en tu jubileo y gracias por compartirlo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hoy leía, M.Ángeles, lo que el santo Jobs pretende con su Ipad en el periódico. Y pensaba: ¿no acaba siendo lo más importante aquello que con la mayor sencillez consigue una mayor comunicación y complicidad?
Eso voy a intentar con el cuaderno: me he despojado de casi todos los arreos, lo he hecho lo más sencillo posible, he conseguido la ayuda de tres grandes fotógrafos...y ahora "sólo" falta ir afinando en los textos.
Gracias por leer y estar ahí!
Joan

el pingue dijo...

¡Cómo me ha gustado!
Por cierto, Peter Sisek "Pingus" se va a poner a elaborar biodinámicos. Leído hoy en prensa.....

Smiorgan dijo...

O lección de como transmitir sensaciones sin lo superfluo y la retórica. Muy bien Joan.
Y cuanto me alegro de ver por ahí un Godello de Valdeorras.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo hace tiempo que no puedo con sus vinos, Roberto...a ver si se arrregla con esto que has leído hoy, aunque ya sabes que no es tema de un día ni de un año una reconversión de este tipo.
Confieso, con todo, que no conozco realmente cómo vinifica ni cómo trabaja la viña: es poco transparente este hombre!
Gracias por tus palabras!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Iré perfilando el nuevo estilo. S., pero no te vas a librar de algún que otro tostón "ancien régime"!
Este vino de Rafa Palacios me ha encantado realmente. Cómo me gusta su relación con la godello...
Joan

SIBARITASTUR dijo...

joan,me gusta esa forma de hablar de los vinos.ese louro lleva algo de treixadura. hablando de godellos,hoy he probado 1 copa de Madai 08 sobre lias,del bierzo,maduro y redondo ya,menos duro q otros,a falta de beberlo con calma, me gusto sín más.

Bentley dijo...

Estimado Joan,
Yo con semejantes descorches, también estaría hibernando.
Variado, bueno, en definitiva joyitas.
Vins san soufre

J. Gómez Pallarès dijo...

No he probado ese Madai 08, S., aunque procuro estar al día de godellos. La gente habla bien de él, habrá que buscarlo!
El Louro lleva un poco de treixadura, sí, aunque no supe contestarme a mí mismo cómo repercutía en el conjunto. El trabajo con la madera y con las lías me gustó mucho, la verdad.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Casi parece una imagen del oso Yoggi, B., en el parque nacional de Yellowstone, en la covacha con Bubbu y abriendo maravillas!
Casi todo lo he tomado en compañía y sí, confieso, que hay una cierta premeditación en lo de huir lo más posible del sulfuroso, aunque ése es un tem que daría para mucha charla. Incluso Joly le pone lo que debe al asunto...
Joan

Orly dijo...

Es curioso Joan: leyendo tu post, parece que estuviera escuchando mi alma, un ser que últimamnete me va mandando mensajes desde lo más íntimo de mi ser.
Aunque no he parado del todo en cuanto a publicar, como tú, escierto qeu llevo un tiempo buscando, escuchando lo que me dice ese "Yo" que todos tenemos entre nuestras entrañas; y me habla de buscar, de seguir explorando en la singularidad,en vinos que expresen la tierra, el sudor y la pasión del bodeguero.
Y, como si de sentimientos gemelos se tratase (y sobre todo impresionado por una ponencia del gran Pitu Roca a la que tuve el palcer de asistir), busco, expresar los vinos con una, dos palabras, y una imagen, que esos vinos creen , en mi retina, una imagen que emocione.
En eso estamos... y hoy me la lectura de tu post me lo ha vuleto a recordar.
Un abrazo

J. Gómez Pallarès dijo...

Menos es más, como decía el gran Mies van der Rohe a partir de la expresión zen. Cada vez más creo en eso, si se hace bien...menos, en el sentido de librarnos de lo supérfluo, para avanzar hacia al esencia de las cosas, es, así, más.
Eso voy a intentar hacer y, veo, en sintonía contigo.
No sé qué pensaría Josep Roca sobre esto, porque su verbo sigue siendo muy generoso. Pero creo que él, por lo menos siempre que le he oído describir un vino, intenta ir directo al alma del mismo. Y conoce, además, como nadie la persona que ha hecho ese vino y la tierra de donde procede. A años luz, incluso podríamos decir que intentamos seguir un poco la huella del gran Roca, cada cual con su estilo, por supuesto.
Un abrazo,
Joan

Malena dijo...

Hoy leía una cita a Eugenio Trías que dice que un poema también puede ser una forma de conocmiento. Creo que lo que celebramos al leerte de nuevo y contártelo es la maravillosa experiencia del conocmiento sensible... (creo que me pasé de rosca pero en realidad es eso) es lo que provoca el vino bueno, la experiencia de la tierra y la vuelta a la relación con la autoestima artesana.
Un abrazo Joan, celebro:)

J. Gómez Pallarès dijo...

Homero y Aristóteles, Horacio, Virgilio y Longino ya sabían y practicaban lo que apunta Trías, querida M.
Nuestra pasión al servicio de la digestión del entorno, en este caso vínico!!! Ahí es nada...creo que Plinio el Viejo también sabía eso...
Me han contado unos queridos amigos con los que cené la semana pasada que tu estancia en Montpellier había sido provechosa! Me alegro: sabes que te debo una, pero justo hoy he renacido de unas cenizas que no han quemado del todo (pruebas y pruebas y sufrir para llegar a un buen diagnóstico!!!: como Nani Moretti pero en cutre, vamos).
Un abrazo,
Joan

Malena dijo...

Sabes que mi madre es, como decimos en el Rio de la Plata, profesora de literatura, así que realmente mamé los clásicos, crecí con la idea del viejo Homero haciendo cuentos por casa. Me emociona que cites a los clásicos que ya lo supieron todo. También esto me ha jugado alguna mala pasada, porque parece que mis análisis literarios eran "demasiado" para una estudiante de tercer y cuarto año de liceo... en fin, una madre hace lo que sea;-)

Montpellier fue excelente. Finalmente daremos un bonito paso; aunque arriesgado, pero... Sevilla trae aires, aromas y sensaciones preciosas y promete tenernos mirando hacia allí ojalá por mucho tiempo.
También charlamos con Dominik Hubert, que a su vez nos presentó a dos amigos de Calce realmente encantadores y con creaciones exquisitas. Para mi Montpellier fue el fin de la frontera entre Catalunya y el Sur de Francia y volví con la sensación de haber ampliado mi territorio mental.

No estás en deuda. Estamos construyendo y el tiempo pasa a nuestro favor y del buen vino. ¿Crees que no hay mucha información en tu nueva etapa? Y debo decir que me emocionó ver que tienes a dos talentos uruguayos de la fotografía entre tus artistas de referencia para el blog.

Va un fuerte abrazo y nos mantenemos al tanto;-)
Malena

J. Gómez Pallarès dijo...

Todo lo que cuentas suena muy bien, Malena, y se van a hacer grandes cosas en los tipos de vino que más nos gustan acá y allá de una frontera, la delos Prirenos, que no tiene razón cultural de ser.
No entiendo, por lo demás, lo que comentas de la información en mi nueva etapa. Y quiero entenderlo porque tú sabes mucho de esto: ¿quieres decir que hay mucha información? ¿O que hay poca?
Ayúdame un poco a definir conceptos. Yo ya tengo las ideas más o menos claras, pero no hay como un buen consejo. Este post, con todo, es especial porque había muchos vinos (más de un mes) de los que decir algo.
A partir de ahora el concepto es habllar de cada vino que saque, menos y más concentrado, como de hecho ha pasado con cada uno de los que he comentado ahora. Pero había tantos...que se ha acumulado la cantidad. ¿Te referías a eso?
Un abrazo,
Joan

IGLegorburu dijo...

Joan, a seguir dando "guerra", de una u otra forma. ya sabes que seguimos leyendo :-)

A cuidarse!

Por cierto, me hace gracia lo de PS y que ahora va a hacer vinos bio. Esto es como..."si ahora hace sol, si ahora llueve...", no porque sea una ideología o forma de ver las cosas en la que se crea ciegamente. En fin...¡qué manera hay de adjetivizar todo y las necesidades que se crean de poner nombre, forma, y encasillar a todo bicho viviente!

Tenemos algo pendiente porque huelo a anillo californiano de nuevo ¿no crees? :-)

Un abrazo
Iñaki

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Iñaki, lo que pasò en territorio Celtics no estuvo nada mal!!! Pena que los Grizzlies nos hayan arrambado un poco la fiesta. Pero, en efecto, creo que la cosa promete.
Sobre Sissek ya nada digo. Si algún día se me presenta una botella del tipo dicho, la probaré y opinaré.
ya el salto mortal lo ha dado con PSI, supongo que para sacar material de los depósitos a la hora en que ya le molestaba...
Esto del vino, quieras o no (qué te voy a decir a ti, que estarás empeñado en el asunto hasta la última coma), es un negocio, claro. Pero en mi opinión, el negocio se puede plantear de dos maneras: con criterio o sin él. En ambos casos, todo el mundo querrá vender sus botellas, evidente, pero los hay que tienen criterio en su relación con la cepa y la bodega y siempre se rigen por él: a veces las cosas salen estupendas, a veces no tanto; y los hay que el único criterio que tienen es el gusto del consumidor mayoritario. Todo esto está muy estudiado y no me extiendo.
Yo sé bién con quiénes me quedo.
Un abrazo y encantado de tenerte de nuevo por aquí. Pronto podré empezar a pasarme por algunos blogs amigos, espero!
Joan

cuatro especias dijo...

Da gusto leerte, eres como una enciclopedia y me relaja además de disfrutar con tus consejos y apuntes.
Nunca dejes de hacerlo

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tu comentario, 4E, pero como decía la letra de una fantástica canción de mi juventud, que cantaba la Orquestra Plateria, "de sabio, Nicomedes".
Lo mejor que me pasa en esto del vino es que siempre ando probando y aprendiendo cosas nuevas: al margen de las sustancias químicas del vino, esto también ayuda a envejecer mejor y más en forma!
Saludos,
Joan

Pablo Orio dijo...

Pablo Orio
Buenas la verdad que te sigo leyendo desde hace un tiempo. Y me resulta interesante la lista de vinos que has podido degustar; considero que es amplia y variada y sobre todo de alta calidad.
Un saludo
www.puntovino.es

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Pablo: procura uno cuidarse, aunque bien es cierto que aquí suelo sacar lo que más me gusta de cuanto pruebo. Lo que sí procuro siempre es la variedad y la mezcla de cosas que conozco con cosas nuevas para mí.
Saludos,
Joan

Antonio dijo...

Prego, Joan!
'-)

J. Gómez Pallarès dijo...

Ci vediamo prestissimo: ho già prenotato per la ribolla gialla!
Da Sevilla, salute e finos!!!
Joan

Publicar un comentario