30 mayo, 2009

El genoma del vino


Malena, de Somosene, tuvo la brillante idea. Marcelo Isarrualde puso su genio creador al servicio de la luz y de la tierra. Nuestros amigos bodegueros se prestaron al descubrimiento, con un saber estar que desborda la página escrita. Slow Vitis'09 se prestó gustoso y medió entre las partes. El resultado (completo, en esta entrada del Observatorio del Vino) es un primer esbozo de mapa del genoma del vino. Quiero decir con ello que cuando miro con detenimiento la foto de cada uno de nuestros bodegueros y asocio el sentimiento que me transmite con sus vinos, que he probado y conozco bien, sé que hemos topado con una idea bonita, con un proyecto estimulante: el DNA de ese organismo vivo, que son sus vinos, está intimamente relacionado con sus propias personas y con aquello que sabemos de ellas a través de la luz captada por Marcelo. Miro las fotos, veo sus vinos. Bebo sus vinos, reconozco a las personas tras la foto. Me gusta esa idea. Mucho. Disfrutadla.

28 mayo, 2009

Slow Vitis'09: algunos vinos


Dos cosas quiero decir sobre Slow Vitis'09. La primera tiene que ver con qué se entiende por éxito en un suceso de este tipo. Para mí "éxito" es poder conocer y dar a conocer vinos que no había probado antes y, además, poder descubrir cosas que me parecieran realmente interesantes (nuevas y no). Lo segundo, claro, es explicar cuáles fueron esos vinos. Ya sabéis...no quiero hablar, en estos casos, de mejores o peores, sólo de lo que me pareció más al punto en los pasados 10 y 11 de mayo: por estar en la organización no me pareció bien andar tomando notas. Así que cuanto sigue es, en exclusiva, fruto del recuerdo de la fascinación. Albet i Noya Tres Macabeus de Can Milà 2008 es la bonita historia de la macabeo de tres parcelas que tenía que acabar sus "días" en una segunda fermentación. La calidad del vino, la fragancia de esa uva hicieron decidir a Josep Maria que se tenía que quedar la cosa en vino tranquilo. Un gran acierto. Me pareció muy atractivo el carácter de la gorgollassa (alias fogoneu) de Noa 2005 de Vins Toni Gelabert, un vino tánico, pero discreto, especiado, que te traslada de inmediato a lo mejor, más interior, de Mallorca. La trepat de Carles Andreu 2007 me sigue pareciendo un vino muy característico y constante en la manifestación del varietal, con un paladar casi acuoso y una exhibición de pimientas en nariz. El Priorat estuvo muy presente y muy bien representado: Mas Doix 2006 mostró su bisoñez y, al mismo tiempo, el enorme potencial de su garnacha. Costers 2006 de Genium Celler me pareció, en cambio, en un punto ya muy interesante de madurez, con una fragancia de altura.

Los vinos y la forma de trabajar de Dominik Huber y Eben Sadie, en Terroir al Límit, me parecieron de lo más destacado: por su manera tranquila de entender la relación con el viñedo, por el cuidado que ponen en respetar, vinificar y embotellar las características de cada parcela. Sus vinos atrapan, sin más. De Dits del Terra ya he hablado en otra ocasión, pero su Vi de poble de Torroja 2006 me pareció un vinazo, de una mineralidad firme y cautivadora. La misma atraccción que me produjeron los vinos que la familia Pérez Ovejero presentaron. Sara ha mamado esa tierra, conoce al dedillo esas cepas y le está dando a sus vinos lo que pedían a gritos: el ADN del Priorat está allí, sobre todo en su Camí Pesseroles 2006 que me devolvió a un Priorat sin afeites que estaba empezando a no recordar, un vino casi rugoso, con los pliegues de la tierra en la copa. Me impresionó. En un cambio de tercio total, allí a la vera estaba otro vino muy especial: la malvasía de Sitges Sasserra 2005, de Vega de Ribes. Enric es un hombre tranquilo, que trabaja al mismo ritmo que sus cepas: sin prisa, sin pausa. Su malvasía vinificada en seco está llegando a cotas enormes, con unos aromas de garriga y un poderío sápido...Costará de entender (incluso me pasa en casa...) pero las Tres Uves 2006 de la familia Valenzuela me sigue atrayendo mucho: el aguante y terpenos de la vijiriega y la viogner en altura, la fugacidad de la vermentino, encuentran un equilibrio que los años no hacen sino potenciar. Encuentro que el Vinya Sanfeliu 2007, el tempranillo de Jordi Sanfeliu (qué imparable binomio éste del buen vino y el mejor aceite), estaba en un momento espléndido, con una combinación seductora entre el cuero, la cereza madura y el algarrobo. El Más Estela 2007, el blanco de Vinya Selva del Mar, me sigue pareciendo uno de los grandes blancos de este país, vino con el frescor del mar, vino que te hace sentir casi Odiseo en tierra de Feacios. Burbujas había varias, pero mi nariz y mi paladar goloso se quedaron, en esos días en que apuntaba ya la calor, con el Vatua! de los Colet, un espumoso atrevido y hermoso al mismo tiempo, como la fragancia y el frescor de la rosa recién cogida, que tanto me recuerda. ¡Caramba, qué vinos! Ahí está el éxito de un acontecimiento como Slow Vitis: que cada vez que se haga sea capaz de atraer bodegas y vinos interesantes. Que la gente se entere más o menos, ya es problema de otro tipo.

La foto del viñedo con vegetación procede del archivo de El Periódico de Catalunya y fue publicada en su suplemento gastronómico Gourmet's de 14 de mayo pasado.

24 mayo, 2009

Joan d'Anguera Bugader 2005


Darmós, en la DO Monsant. Viñedo casi montañoso en la finca de El Bugader. Tradición de los Joan d'Anguera que arranca de 1820 y se asienta en una espléndida realidad: Josep y Joan d'Anguera. Una de las primeras syrah plantadas en España. Conocen muy bien esta variedad en su tierra. Suelo de arena y arcilla, compacto y con buen drenaje ("panal"). 95% syrah y 5% garnacha. Fermentación entre 27 y 29 ºC. Maceración entre 30 y 35 días. 14 meses en botas de roble francés tronçais de la casa Radoux, nuevas. Mínimo de 12 meses de botella en bodega antes de salir al mercado. 15%. Conviene abrir la botella una hora antes del servicio y tomarla sobre los 15-16 ºC. No la decanté. Pocas palabras bastarán: es un vino que me emociona. Cereza muy madura y juventud a borbotones en el color. Mineralidad de impacto. Cedro, regaliz, grosella negra. Paladar redondo, profundo, denso. Largo posgusto, muy largo. Orégano, tomillo, sequedad, ligero amargor de algarrobo. Cereza madura, es un vino carnoso. Esta botella y una de 2006 me las pasó Roger (del blog Lysios), que es un enamorado de los vinos de los d'Anguera, por indicación de Joan. Es un lujo tenerles por amigos. Bugader 2005 puede encontrarse entre los 35-39 euros en tienda. Serán dineros muy bien invertidos. Se trata de una de las mejores syrah de este país, si no la mejor, y creo que evolucionará mucho y bien durante largos años. Las añadas 2006 y 2007 de Bugader prometen todavía más...Comprad y guardad cuando salgan al mercado.

20 mayo, 2009

Es un placer que conviene compartir


Mi amigo Roberto es una de las cosas buenas que me han pasado desde que abrí esta "tienda" al público. Tipo vital, de amplia experiencia, socarrón y dicharachero, se mira y se come la vida desde una perspectiva que me gusta. Todavía me gusta más, claro, que comparta conmigo alguna de las maravillas que rodean su nativa tierra de Valladolid. Compartimos, en efecto, pasión por los quesos y por los vinos, entre otras, y en los últimos tiempos me ha hecho llegar un par de cosas que, como a él le pasó conmigo, quisiera compartir ahora con vosotros. El Queso de oveja de la Quesería Artesanal de Mucientes, por ejemplo, un queso de leche cruda de oveja, curado y bastante reposado cuando lo tomé yo (pasta ya bien amarillenta, casi trigo maduro, muy compacta y de grano firme), con un impresionante sabor al pasto de las ovejas y al sotobosque, picor muy agradable y enorme posgusto.

O la Torta de Quesos Cañajeral (en la foto), en Pollos (también Valladolid, por donde pasé hace bien poco con mi amigo Pedro), una torta de leche cruda de oveja con un mínimo de dos meses de curación, de corteza ya tirando a ocre e interior más bien licuado, que servidor tuvo la desfachatez de ir tomando a cucharadas (como la buena paella...). Es otro queso que impresiona, con un poder en nariz y en boca enormes, regusto vegetal tremendo (del pasto de las ovejas mezclado, aquí, con el cuajo de flor de cardo, que es el que se usa) y un tono amargoso y de campo segado, que dejó a la familia en las nubes. Roberto me regaló también un Marques de Olivara tinto roble del 2006 (DO Toro, del Grupo Garvey), cuyos taninos marcados, su madera justa y sus aires de fruta de arándano negro y de pimienta, casaron bien con el queso de Mucientes. Con la torta y sus aires tan vegetales y algo amargosos, textura más bién líquida e intensa, le pegó de maravilla un Colet Assemblage, de Sergi Colet. Quienes seguís este cuaderno sabéis de mi devoción por esta casa: un cruce entre la tradiciones del Penedès y de la Champaña, con la chardonnay y la pinot noir campeando gráciles, la suavidad, cremosidad, frescura y fruta del Assemblage extra brut de los Colet aportan una fantástica combinación a la torta de Cañajeral. Al ser, ambos quesos, generosos en sabores y sensaciones, conviene irlos tomando poco a poco. A lo largo de los días de vida e indulto que han tenido en casa, he gozado de ellos con otro tipo de vinos, pero creo que los perfiles de los que he descrito, casan muy bien con los quesos que Roberto quiso compartir conmigo.

17 mayo, 2009

Suplemento Gourmet's de El Periódico


La directora del suplemento gastronómico Gourmet's de El Periódico de Catalunya, Anna Riera, me ofreció la posibilidad de colaborar en su publicación. Me lo pensé poco, la verdad, porque me gusta cómo presentan sus textos y el tipo de fotografías que proponen. Me he puesto a ello y el pasado 14 de mayo ha salido mi primer artículo con ellos. Salió la cosa rodada, tras el Salón de Vinos Naturales y Slow Vitis'09: "¿Qué es el vino natural? Argumentos para despejar la paradoja". Aquí está ese primer trabajo. Espero que podáis acceder a él porque, de pasada, estoy inaugurando una nueva herramienta (¡para mí!) que me permite poner archivos pdf en este cuaderno.


14 mayo, 2009

Lo mejor de Slow Vitis'09: Gaia























La madre Tierra, Gaia, renace cada año y se transforma en vino. Gaia, ahora lo sé, pasea ya entre nosotros y augura una nueva Edad de Oro. ¿Lo mejor de Slow Vitis'09? He reconocido a Gaia y sé dónde están sus vinos. Cuánto sabía Virgilio...

11 mayo, 2009

L'Hereu de nit 2006


Cuatro variedades de uva vendimiadas en su mejor momento entre finales de agosto y mediados de septiembre de 2006. Mayoritaria macabeo (55%) y resto a partes iguales entre la xarel.lo, la parellada y la monastrell. Aquí está el "pequeño" secreto de este nuevo cava de añada de Raventós i Blanc, porque el lento prensado de la monastrell y ese pequeño rato que el zumo de la uva pasa con la piel y la pulpa de la fruta le confieren un color bello, de un levísimo rosado que se mueve entre el "ramato" (mínimo cobre) y la suave piel exterior de la cebolla de Figueres. Es un vino de 12% que pasa 15 meses en rima y que tomé a 10-11ºC. Tiene una burbuja muy fina, constante y en alegre y bullicioso ascenso, que contrasta con unos aromas y un paladar delicados y de discreta expresión. Me recuerda mucho a la frambuesa recién recogida porque tiene una notable acidez y frescor en boca (sin cosquilleos salvajes de carbónico) y, al mismo tiempo, ese dulzor de la fruta roja. Con algo más de temperatura, uno descubre ese paladar amable con aires de cereza (casi diría de crema de yogur con cerezas) que hace que el cava termine encantándome. Me atrevo a dar un consejo: estábamos en los postres en casa y un trago de L'Hereu de nit 2006 con un fresón del Maresme amplificó y potenció los sabores y virtudes de ambos. Delicioso y sutil bocado, el conjunto. Pagué 11 euros por él y me parece un buen precio. Sin duda será uno de mis cavas del verano.

08 mayo, 2009

Slow Vitis'09: el programa


Domingo y Lunes de 11:00 a 20:00 horas. Precio: 8 € (copa de regalo) degustación ilimitada. 6 € (copa de regalo) socios Slow Food. Todos los laboratorios son gratuitos, reserva imprescindible (máx. 20 personas).. El domingo habrá servicio de comida y bebidas a cargo del restaurante La Mosca, así como venta de pan ecológico de la panadería Barcelona-Reikjavik. También contaremos con música en directo por la tarde. Las bodegas que lo deseen, podrán vender sus vinos. Laboratorios del gusto DOMINGO 10 de mayo (público general). 17h-18h: Taller sensorial sobre el corcho. El papel del corcho catalán en vinos y cavas. A cargo de Institut Català del Suro. 18h-19h: Slow Food y su papel en el mundo del vino. Degustación de la malvasía de Sitges, producto protegido por Slow Food por su escasez de producción y su fragilidad. A cargo de Slow Food y Enric Bartra, productor de Malvasía. 19h-20h: Iniciación a la cata de uvas autóctonas con degustación de 4 vinos autóctonos. A cargo de Víctor Arnau somelier de Bodega Cols. Laboratorios del gusto LUNES 11 de mayo (profesionales). 11-1h: Mesa redonda: Vinos Biodinámicos. Qué son y quiénes son en España. Certificados y elaboraciones libres. 17h-18h: Garganega, una variedad italiana declinada en cuatro estilos en una sola bodega (Ca’rugate). Cata. A cargo de T. Rossini, somelier, colaborador de Enoteca d’Italia. 18h-19h: Taller sensorial: El corcho en profundidad. Porqué mejora un vino con un tapón de corcho. A cargo Institut Català del Suro. 19h-20h: maridajes entre afines. Vinos autóctonos y embutidos autóctonos ecológicos. A cargo de Meritxell Falgueres, somelier y comunicadora enológica, y Llania, colaborador de Slow Food.

BODEGAS

Cava Colet
Barbara Fores
Toni Gelabert
Selva Viti vini
Serra de Cavalls
Celler Carles Andreu
Bodegas Almanseñas
Txacolies Alava (*)
Celler Ficaria
Trosset del Priorat
Cellers Pascona-Baronia d'Entença
Cellers Ripoll Sans - Closa Battlet
Mas de la Caçadora
Genium Celler
Raventos i Blanc
Celler Mas Doix
Enoteca Italia
Ripoll- Sans- Closa Batllet
Bodega Ampelidae
Albet i Noya
Vega de Ribes. Enric Bartra. Malvasia de Sitges
Molino y Lagares de Bullas
Serrat de Montsoriu (Cellers Trallero Casañas)
Barranco Oscuro
Bodega Marenas
Escoda Sanahuja
Bodega Cauzón
Viña Sanfeliu
Celler Laureano Serres Montagut
Bodega Mas Martinet

Txacolies de Araba (*) INVITADOS SLOW VITIS, 09

Arabako Txakolina “Xarmant” de Amurrio
Bodega “Beldui" de Llodio
Txakoli “Garate” de Okendo
“Señorío de Astobiza” de Okendo
Txomin Solaun “Mahatxuri”, de Amurrio

06 mayo, 2009

En la piedra y en el vino, la inmortalidad


Estancia Piedra es el fruto de una ilusión, de una visión, de un sueño y de una gran inversión. Grant Stein es el protagonista y gente muy del vino como Ignacio de Miguel, Miguel Revuelta "Chupete", Santiago Rivera e Inma Cañibano, los imprescindibles complementos. Viñedos de tinta de Toro de más de cincuante años alredededor del Guareña (los parajes de Bocarraje y Paredinas) proporcionan el elemento impresincible, sin el que nada podría ser: la uva de calidad en un terruño de privilegio de la DO Toro. Juego con las palabras, "piedra", "estancia", "stein", para hablar de permanencia e inmortalidad alrededor del buen vino. La naturaleza hace el resto. Eso se da en la bodega que inaugura el nuevo edificio en la carretera de Toro a Salamanca, km 5, Toro (Zamora), durante estos próximos días. Me hacen el honor de incluirme en un ritual simposíaco que nos retorna casi a los tiempos homéricos. Queridos amigos me han precedido pero a mí me toca hablar del asunto que apuntaba en el propio edificio de la bodega. Será el próximo viernes 8 de mayo, a las 19 horas. Charlas, buen vino de Piedra, un pequeño tostón que pasará rápido (¡lo prometo!), más vino y, claro, mejores charlas. No es un mal programa, ¿verdad? A ver si algún vecino se anima...

03 mayo, 2009

Donnafugata Ben Ryé 2006


La isla de Pantelleria ha sido y es tristemente famosa: lugar de horroroso destierro en la Antigüedad, es hoy puerto de desembarco forzoso de gente africana en busca de un mundo mejor...Pertenece a la provincia siciliana de Trapani pero está más cerca de la Sidi Bou Saïd tunecina que de la isla grande. Es Mediterráneo en pura esencia: tierra volcánica, verde y áspera a la vez, según la costa, sol, Venus a raudales, sal, agua de mar, puro cristal. Me apetece tomármela de vez en cuando en una copa y para eso no hay como un vino de pasas de la isla (DOC Passito di Pantelleria). La moscatel de Alejandría se llama también zibibbo en Italia y no sería descabellado que la palabra proceda del áraba "zabib", que significa "uva pasa". En efecto, en la isla la moscatel se recoge a mediados de agosto (¡no toda, ahí está el truco, sólo la cantidad a pasificar!), se preparan estas enormes extensiones de cañizo y la uva pasifica al sol durante 20-30 días.


En septiembre, se recoge el resto de la uva y, fresca, se prensa según el procedimiento habitual. El mosto de la uva pasa y el de la uva recién vendimiada se unen y, tras convertirse en vino (sobre 14,5% de alcohol), pasa a tinas de madera durante cuatro meses. Otros seis de botella (en el caso de este Ben Ryé 2006) y el vino ya está listo para el comercio. A mí me apetece tomarlo no muy frío, sobre los 12-13ºC. Ahí muestra todo su potencial el passito di Pantelleria, entre el mejor frescor de la moscatel vinificada en seco y la enorme sapidez y concentración de la pasa. Le define, en mi opinión, el sirope de naranja. Ése es su color, sin duda, y ése es uno de sus rasgos: frescor de la piel de la naranja rallada, concentración de la amable naranja en azúcar. Los frutos secos, nueces y avellanas, también están en ese "paisaje", como el pan de higos, el aroma de las uvas pasas de nuestro mar y un leve recuerdo de hierbas (orégano) y orejones de albaricoque. Es un vino denso, lento, de beber pausado y largo retorno. Por supuesto, se puede tomar solo a cualquier hora, pero unos postres con chocolate y harina le sientan muy bien: nosotros lo tomamos con una "cristina" (la mona clásica catalana, con sus huevos duros y de chocolate) y estuvo el vino a gran altura. Lo compré por 28 euros en Milesim (en internet, servicio rápido y muy eficaz), botella pequeña, gran placer.

La foto de los cañizos de Pantelleria es de Claudio Cammarata. La de la botella es de la bodega (by Donnafugata).