08 noviembre, 2009

Point d'interrogation



Esto de los blogs es fantástico porque la gente intercambia consejos y comentarios libre y desinteresadamente. Y siempre suelen ser de alguien que ha estado sobre el terreno. Ya me entendéis: consejos de primera mano, no de prestado. Uno de los mejores que me dieron fue el de Viniterraneum (por lo demás, un blog de los importantes, con una gran cantidad de información sobre botellas interesantes y poco conocidas normalmente): "¿Cocina senegalesa en Dakar? Point d'interrogation". Ese era el consejo. En el número 40 de la calle Assane Ndoye, hay que pasar varias veces para caer en él, camuflado entre un minihotel y un burger en la esquina con J. Gomis. Sólo cometimos un error: ir por la noche. Estos restaurantes mínimos (no habría más de 24 plazas, con unas sillas que lo dicen todo) compran lo que pueden cada día y por la noche, queda lo que queda...el objetivo era un buen tiep bou dienn (el plato nacional del Senegal, con arroz rojo al vapor con salsa de tomate, verduras, el pescado (thiof). Pero se había acabado al mediodía.


Compensamos con unas excelentes gambitas salteadas con verduras y salsa de tomate (con verdura también), y una merlucita a la brasa con arroz con coriandro. El restaurante es, sin duda, lo más auténtico que he probado en estos días en cuanto a comida del país y tiene, además, el arroz mejor cocido: de grano menudo (en Senegal lo sirven siempre roto dos veces), cocido al vapor, no sé la variedad, pero es de sabor muy intenso. Sin duda, es el gran acompañante de cualquier plato que lleve alguna salsa. Platos sencillos, sabrosos, intensos y fragantes, sin demasiados secretos, la gente del lugar (muy mayoritariamente musulmana practicante) suele acompañarlos de zumos de lo más variado. En ? los tomamos con bissap. Y sin duda fue mi mejor bisssap. Bissap significa "hibisco" en wolof (la lengua indígena mayoritaria en Senegal) y suele ser demasiado dulzón. Los cálices del hibisco se recolectan tras la estación de las lluvias (ahora, vaya) y se dejan secar. Después se usan en pastelería y en esta infusión (en otros países se la llama "karkadé"), que es tonificante, diurética y digestiva. Este bissap estaba muy rico, poco azucarado, penetrante, muy ágil en boca, con un sabor vegetal integrado en aires de grosella. Casi parecía un roibos aromatizado con ella. También se sirve frío y casi es adictivo. ? es una buena dirección a tener en cuenta en Dakar para comer senegalés de veras. Si os es posible, id al mediodía.

14 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

joan,este vaso parece un kalimocho,jejeje

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, S., si es que sólo tenéis una cosa en la cabeza!!!
Lo parece, sí, pero es infusión de flor de hibisco, una pasada!!!
Joan

Bentley dijo...

Hola Joan
Si yo me encuentro en un local con sillas como esas, entro por curiosidad.
La pagina de Viniterraneum, ya merece la pena por dos de sus entradas. La dedicada al Fondillón Brotons y al Amontillado de Toro Albalá.
El refresco de Hibisco lo conocí el otro día en el restaurante mejicano “La Taqueria del Alamillo”. Aunque el de la foto parece más autentico.
He comido un plato parecido al Tiep bou, en Suramérica.
Me alegro que tu periplo fuera tan fructífero.
Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, bentley!
El periplo ha sido intenso e interesante, muy cansado pero con buenas experiencias que he vivido y puedo contar!
Una amiga me comentó que en Barcelona existe un restaurante donde sirven las cosas más importantes de la cocina senegalesa. Se llama Teranga, que significa "hospitalidad" en wolof, y aquí tienes una referencia:
http://www.carballada.com/wordpress/2007/04/teranga
Todavía no he podido ir, pero digo yo que se podrá tomar un bien bisssap allí! Por otra parte, la flor de hibisco se consume en todo el mundo, aunque probablemente más en África, en la costa este y en la oeste.
Saludos!
Joan

VINITERRANEUM dijo...

Me alegro que te gustara el Point y que disfrutaras de Dakar. Parece que el tiempo no afecta al restaurante, las mismas mesas, los mismos individuales, los mismos platos de arroz y las crevettes con aguacate. Aunque no encontraras el famoso Chof (thiof) creo que es mejor ir al Point a cenar. Los mediodias son una locura de entrar y salir, de oficinistas, músicos...

Un saludo,
V

J. Gómez Pallarès dijo...

Me faltó el plato nasciona, V., que quería tomar allí porque me parecía d elo más auténtico qque vi por Dakar. Pero vaya, lo que tomamos estaba real,mente bueno. Y del precio...saqué foto para no olvidarlo, aunque no la he publicado: costó menos de veinte euros la cena de cuatro personas.
Gracias de nuevo por el consejo!
Joan
PS. Por cierto, ese Bosconia del 96 es estupendo, pero tan difícil de encontrar...

VINITERRANEUM dijo...

Sí, es cierto. El Bosconia 96 ha desaparecido de casi todos los comercios y es más fácil encontrarlo en restauración. Pero no hay que deseperar. La 2001 puede superar, y quizás de mucho, la del 96. Aunque todavia hay que esperar un mínimo de 5 años para estar seguro. Con los Bosconia nunca se sabe (pero parece que sí). Es una de las mejores inversiones de futuro, sin duda, aunque no dé dividendos. Una sugerencia: Quater Rosso 2006, cosa fina!!!

Saludos, V

J. Gómez Pallarès dijo...

Realmente, V., juro que no sé quién eres, pero alucina ver cuánto sabes y pruebas, la verdad. Este Quater Rosso de Firriato, que no he probado jamás, pero del que he leído algo de su cosecha de 2005, pasa por ser algo muy siciliano. Sé donde encontrarlo, así es que iré a por él seguro.
Los bosconias, cuánta razón cuando elaboran ese gran reserva: 1973, 1976, 1981, 1996, quizás en efecto 2001. Siempre ando en su búsqueda pero fuera de la zona son bien difíciles de encontrar a precios razonables.
Salud,
Joan

VINITERRANEUM dijo...

Pse, pues no sé qué decir... El GR me parece gran vino, pero inaccesible, difícil, caro y escaso. Algo elitista en comparación con el Reserva. Claro que no están al mismo nievl, pero no creo que así lo piensen en bodega. El 2001 va para grande, o quizás muy grande, se verá, y no creo que ningún otro lo alcance en Rioja.

Tienes suerte de echarle mano al Quater, ya no queda en ningún lado. Dicen por ahí que quizás es el mejor vino nuevo italiano. Lo que ya no entiendo es de dónde sacan un racimo de nerello capuccio en Trapani, tan lejos de Catania y del Etna. Eso sí que es un misterio. Si puedes, cómpralo y comparte.

Saludos, V

J. Gómez Pallarès dijo...

Supongo que sucederá como casi siempre en Italia: algún depósito irá arriba y abajo...
Seguiremos a la caza de estas maravillas...
Joan

margot dijo...

Hola Joan,
Hace unos años... la vida me llevaba cada dia a vivir momentos emocionates.En uno de ellos tuve la suerte de hacerme amiga de una gran persona,que cuando nos vemos nos decimos...
-Hola hermana de sangre!
Ella es preciosa por fuera y por dentro,de piel tostada claro, nariz pequeña, mirada felina o de paz según su momento.
Y una sonrisa tímida y franca.
Es de la tribu de los watusi, ella es de las mas bajas de su familia me decía, es de Kenya.
Tiene un encanto especial, cuando va por la calle se giran a mirarla.
En cuanto a persona es impresionante su bondad.
Hace 5 años que no nos vemos y la hecho de menos.
Debido a su amistad,conocía gente de diferentes lugares de Africa.
He intentado comer su comida en fiestas a las que fui invitada, pero es para mi imposible,no puedo con el picante, aún que te pongan poco, para mi siempre es mucho.
Conoci varios bares donde solo iban africanos y algun amigo/a blanco que los acompañaba como era mi caso.
Te diré uno por si te apetece comer comida africana, y te dejan entrar, es el único que recuerdo su dirección.
La Vinya.
Rambla Badal,129.
Sants- Montjuïc
Ya me contaras.
Un abrazo.
Margot

PD:
Disculpa por alargarme tanto hablando de ella, solo quería darte la dirección y ya ves...
Gracias Joan.

margot dijo...

Si crees que el comentario esta fuera de lugar, o no es el sitio adecuado no lo pongas.
Bona nit.

J. Gómez Pallarès dijo...

Margot, cualquier consejo es muy bienvenido y si se trata de "renseigmements pratiques" de lugares afrocanos interesantes en Barcelona, más bienvenidos todavía.
Tomo buena nota!
Tienen una proximidad y una familiaridad que casi choca, al principio. A mí, al cabo de dos días también me trataban de "blanco de alma africana". Estupendo!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

No te preocupes, Margot. Si elegí el blog y no el medio web, es porque me gusra mucho que la gente se extienda en lo que crea más oportuno, eso sñi, siempre que guarde alguna relación con el tema fundamental del post. Por supuesto que tu intervención va por ahí. asíq ue bienvenida, y perfecto!
Un saludo,
Joan

Publicar un comentario en la entrada