27 octubre, 2009

Opération Baobab

Estoy pasando la semana de viaje en Senegal. Hasta donde he podido informarme (es mi primer viaje a ese país), el asunto de los vinos va a estar complicado allí. No el de la comida y sus recetas, que promete ser apasionante, ni el de las cervezas, por las que sienten cierta predilección y menos todavía, el de los zumos, en los que son auténticos especialistas. Aunque no os lo creáis, es un viaje de trabajo, pero me llevaré la cámara de fotografiar y aunque sea pobre emulación de twitter y etc., intentaré escribir en el cuaderno alguna impresión de cosas interesantes que encuentre, con breve comentario. A ver si los enlaces y el resto me respetan...Puesto que sigo a rajatabla aquello de vivir con el "blog" el día a día, no hay despensa de posts vínicos a la que acudir. Así es que prefiero contar de qué va la cosa para que nadie piense que he decidido empezar a descuidar mi cuaderno. Objetivos tengo dos: 1. abrazar el primer baobab que se me insinúe. 2. Escuchar en directo a la Orchestra Baobab: ¡me encantan! Ya véis que la cosa será algo monográfica...¡hasta pronto!

La foto del baobab es de Pascal Baobab.

12 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Me alegro que puedas entrar en contacto con esa cultura, quien pudiera. Estas en el pais cuna de grandísimos músicos, anda que si te coincide algún concierto de esos ya sería la bomba

el pingue dijo...

¡Qué envidia! A mí también me gusta la Orchestra Baobab. Disfruta mucho.
Por cierto. Ayer estuve con Inmaculada Cañibano de Estancia Piedra. ¡Qué gran recuerdo de tu paso por la bodega tienen!.
Un abrazo

J. Gómez Pallarès dijo...

S., ya estoy disfrutando como cerdo en alberca (aunque aquí, claro, de cerdos pocos) de la comida, de los arroces, de las salsas extraordinarias y de las infusiones, de gengibre y de flor de hibiscus.
En cuanto a la música, Ndor está en la ciudad pero por ahotra no he averiguado que tenga previsto actuación alguna. Hizo una el sábado pasado!!! Ando ahora detrás de la Orchestra Baobab, a ver si me dan información fehaciente.
Y a disfrutar loq ue me deje el trabajo!!!
Saludos,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Con Inma y la Estancia Piedra / Stein, el recuerdo cariñoso e imborrable y mutuo!!!
Hoy he estado ya con mi primer baobab. Ha sido un encuentro muy desigual:es un árbol sereno, muy fuerte, visto dsde abajo me recuerda al elefante, coriáceo, de una pieza, pero con frutos y flores. Una exeriencia fantástica.
Un abrazo,
Joan

VINITERRANEUM dijo...

Senegal es un pais fantastico. Tuve la suerte de visitarlo bastante hace ya unos años pero supongo que ha cambiado. De Dakar hay que destacar el Club Tiosan, o algo parecido, con la mejor musica local y los mejores musicos de la capital, a unos minutos con taxi del centro de la ciudad. Para comer o cenar el restaurante Point d'interrogation, cerca de la Avenida Pompidou, y del bar Ponty, es una eleccion fantastica. Comida local, ambiente local, buenos precios, cocineros caboverdianos, musica maliana, y ademas preparan el mejor Thiof (Chof) del pais.

SUerte

Iesus dijo...

Amigo, Joan:
¡Pagarás caro el haber provocado en mi imaginación tu imagen y la del baobab en pleno idilio! ¡no sé el porqué, pero te me apareciste como Harpo Marx poniendo su pierna en alza sobre la mano de alguna chavala!
Suerte en tu viaje y ¡que suerte nosotros, que lo leeremos!
Un abrazo.

Sobre Vino dijo...

¡Que disfrutes!

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias por tus consejos prácticos, V. La verdad es que ando tras la Baobab, pero no voy a rechazar nada interesante que se me ponga a tiro. Creo que mañana por la noche seguiré "tu programa" íntegro.
Por ahora he probado algunos thiof muy buenos, arroces fantásticos y zumos descalabrantes: el de hibisco, el de baobab. el de gengibre...
Este país cae a trozos, la coudad no se sabe ni cómo acabará pero en general se detecta una cierta alegría, que todavóia no sé cómo definir, que se pega mucho. La música ayuda, claro.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Esta noche he tenido otra sublimación, em forma de otro baobab extraordinario, escondido en pleno centro de la ciudad: en el Centre Culturel Français. Una maravilla de más de 15 metros de alto, completamente distinto al de la imagen del elefante que me ha inspirado el anterior comentario. Antes el árbol era serenidad y fuerza, esta noche ha sido esbeltez y, siempre, inspiración.
A ver qué dara para comentar, porque cuando se vive tan intensamente, la memoria te suele jugar malas pasadas....
Un abrazo fuerte!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, SV, aquí andamos, de alucine en alucine!
Joan

Olaf dijo...

Buen viaje Joan! Ya nos contarás.

Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Hoy he llegado ya a la sublimación de mi asunto con el baobab, Olaf: me lo he comido!!! Vaya, bebido: resulta que hacen también zumos con su pulpa, y hoy he comido con uno de ellos,una gozada entre el zumo de melocotón bien dulce y el de mango, más madera...
Estoy experimentando un enriquecimiemto de mis perscepciones sensoriales del copón!!! No sé si las usaré con el vino, pero aquí casi todo es nuevo para mi nariz y mi gusto!
Saludos,
Joan

Publicar un comentario