04 septiembre, 2009

Érase una vez el vino...


Los amigos del portal de enoturismo en España Turismo de Vino han lanzado una buena idea que me apetece ayudar a difundir (en la medida de mis posibilidades, claro...). Se trata de su primer concurso de relato corto relacionado con el vino. Ellos han propuesto tres inicios para tres historias (La visita; La cata del loco; Mensaje en una botella) que quienes quieran concursar, tienen que completar y finalizar. Las bases del concurso se encuentran en este enlace y lo único que hay que procurar, además de escribir bien y con ilusión, es no superar las 600 palabras por relato. El plazo de admisión de originales termina el 1 de octubre y aunque me llame el asunto como la alberca al cochino, no voy a participar. Ya me presenté a un concurso hace un año y dije que ahí terminaba mi afán de competencia. En el mundo de la comunicación del vino y de la gastronomía, me muevo por puro placer y por el sentimiento de pasarlo bien. Sin otra pretensión. Pero si hubiera decidido participar, de los inicios propuestos me quedaba con éste: "La visita. Una lluvia fina heló la esperanza de quienes deseaban un baño en la playa esa mañana. Media hora más tarde, con pocas ganas, salían en coche para visitar una bodega. Aquella visita cambió sus vidas…" Que hubiera seguido así: "Nada habían planeado y con una dirección, y un teléfono como única documentación, pusieron rumbo al sur de la isla..." El relato terminaba: "Esa primera copa de su vino le supo a gloria, tierra y cepa en vena, borró penas y sinsabores y le devolvió la paz que hacía tanto había perdido."

6 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me parece interesante la del loco, yo la hubiera acbdo:

"El loco consiguió sacar el dedo de la botella, pero no por ello dejó de estar menos loco. Por fin -pensó - aquella botella maldita protagonista de la extraña historia, había decidido soltar a su presa."
D.

J. Gómez Pallarès dijo...

Para gustos, colores, D. Ya sabes, la imaginación no conoce límites y la realidad siempre supera a la ficción. Sólo hay que engarzar ideas y presentarse. Ánimos!
Joan

Bentley dijo...

Qué pasa nos estaremos volviendo locos.
Yo también hubiera elegido este empiece de una forma loca.
Aunque prefiera estarme volviendo loco, con las sensaciones que me ofrece, BCN.
Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, bentley, lo más importante es que disfrutes de tu estancia en Barcelona!!!
Sobre el relato que cada uno prefiera creo que se proyectan las experiencias personales, aquello que uno quiere trasladar o imaginar...
A mí me hubiera gustado "hablar" de cosas de mis islas (no sólo Mallorca, Sicilia y Cerdeña, Tenerife y Gran Canaria también) y por eso me quedé con el inicio de la playa...
A cuidarse!
Joan

Carlos dijo...

Pues parece chulo. Igual me presento. Voy a ver si se me ocurre algo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Carlos, sería estupendo que un escritor como tú (y no es broma) se apuntara a este concurso. Las cosas que te leo donde publicas y escribes casi siempre son de lo que más me gusta en la red.
Échale un buen champagne de media tarde y seguro que algo interesante se te ocurre!!!

Publicar un comentario