20 agosto, 2009

¿Miércoles? ¡Mercado en Sineu!



Aceitunas, patatas, cebollas, pimientos verdes y rojos, tomates de pera, mieles, avellanas, almendras, nueces, vinos, sobrasadas, lomos, aparcamiento para burros, burros, y mulas, perros rateros, gallinas de Guinea, gallos de Mallorca, albahaca, menta, azadas, hoces, azadones, cubos de latón, cuchillos de todo tipo, paamboli, llengo amb tàperes, vino, cerveza, uva, albaricoques, ropa, joyas, cuentas y abalorios, sudor, gritos, negocios, cambalaches, chales, encurtidos, melones, sandias, cerámica, helados artesanales, panes, cocarrois, panades, coca de verduras, zumos naturales, bocadillos, cenachos, sombreros, higos, panes de higo, quesos, calcetines, calzoncillos, calabacines, calabazas, flores, romero, lechugas, tomillo, churros, para qué seguir...si estáis en Mallorca y os cae en miércoles, hay que ir a Sineu. ¿Os vais a perder 700 años de tradición condensados en una mañana?

22 comentarios:

elvinet dijo...

t'ha agradat, eh? si és que ja m'agradaria estar on tu estàs aquests dies ;) ja fa anys que no hi vaig, però tornaré ;)
una abraçada
Demos

el pingue dijo...

Sólo por estas cosas merece ya la pena Mallorca. Me imagino cocas con esos pimientos, tomates y cebollas; panes tostados repletos de sobrasada, encurtidos y vinos rosados, .....
Yo quiero ir a Mallorca!!!!!

J. Gómez Pallarès dijo...

Dos mercats són imprescindibles per a mi, Demos, encara que a l'estiu, la pressió dels turistes que només van a fer el guiri, no a comprar menjar (més que res perquè viuen en hotels), és molt gran: el de Sineu i el de Santanyí. Tenen la gràcia afegida que es fan ben bé al voltant de l'església, com els mercats medievals. La resta té coses (el de Felanitx, el de Santa Maria, el d'Inca...), però per a mi no són comparables.
Sí,, m'agrada molt anar a mercat, des de petit!
Salut i bons vins!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Esta mañana, querido Roberto, he paarado en el horno de Maria de la Salut (fíjate tú que nombre tan bonito para un pueblo) y he compraado unas panades de carne y guisantes para cenar (ahora toca playa!!!) y una coca de verduras, con todas las verduras allí metidas y coronada por un arenque, que me ha dejado el choche perfumado perfumado!!!
Ánimate y déjate de formenteradas: si uno ama elcampo, el buen comer y el mejor beber (de eso hablaré otro ía, quizás, porque uno de mis cabreos diarios, es cómo maltratan en general los restaurantes de por aquí los vinos de Mallorca. Digo yo que alguien pagará algo extra porqu een todas partes tienen los mismos que, precisamente, no son los mejores ni tan siqyuiera en RCP), tiene que pasar una temporada en Mallorca, coche en ristre. Llevamos casi tres semanas aquí y siendo como es una isla que la gente percibe como pequeña, le he mertido al coche más de 2000 km!!!
Un abrazo,
Joan

Daniel dijo...

Hola Joan, salutacions també des de Ses Illes, jo em trobo prop de Bunyola. Per desgracia el mercat d'ahir a Sineu ja m'arriba tard, però si tens alguna recomanació interessant pels propers dies, estaré encantat de rebre-la.
Arreveure.

Daniel.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Daniel!
Doncs dissabte tens el mercat de Santanyí, al voltant de l'església també;i diumenge, pots triar entre el de Felanitx i el de Santa Maria, tot i que el primer (per si vas amb nens petits), té més bestiar que el segon, que també.
Salut i bona estada!
Joan

José Luis Giménez dijo...

Hoy sí. ¡La envidia me corroe desde los calcaños! ;)

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Si los alemanes de la Hansa pueden, tú también, Jose!!! Tómate unos días y descubre (o redescubre) Mallorca!!!
Saludos,
Joan

Yerga dijo...

En el mecado de Santany tienes ademas la oportunidad de desayunar churros en un puesto callejero y, sobre todo, un estupendo bocata de camaiot en el bar que está casi enfrente de la carnicería, al lado de un puesto de espartos, da gusto ver como lo preparan y zampartelo con una cerveza y unas aceitunas.

J. Gómez Pallarès dijo...

Una de las cosas divertidas de estos mercados es ir con hambre, claro, porque entonces el mercado gana mucho en interés: tú apuntas estos bocatas fatntásticos de camaiot, pero en Sineu hay paradas que venden embutidos y quesos, que compran el pan en C'an Toni, el horno/pastelería de la plaza, y te preparan in situ unos bocatas tremendos. Creo que me voy a buscar casa en Santanyí. En Sineu hemos estado muy a gusto, pero el tema playas, que impera mucho en casa, nos lleva al sur. En el norte aprovechamos muy a gusto todo lo de la península de Artá, pero hay que echar bastantes km cada día...
Joan
PS. Eso sí, la llengo amb tàperes y el frit de Sa Plaça de Sineu, no los tienen tan al punto en Santanyí...

Allan Gaskin dijo...

Vaya! A medio artículo me ha entrado un hambre =D
Gracias por compartir!

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias a ti por leer, Allan!!! La verdad es que una exhaltación del gusto, del buen vivir, del mejor comer como es el de estos mercados mediterráneos, da para que muchos muchos perros de Pavlov y todos sus estóomagos trabajen duramente!!!
Saludos muy cordiales,
Joan

samuel cano dijo...

La madre que os pario a todos, hasta en catalan me está entrando un hambre de mil demonios. Lo de los mercados para mi es igual, cada sitio donde voy tengo que ir al mercado ver mirar, preguntar, comparar, hasta del mercado de labradores de madeira me traje un quilo de patatas de siembra hace un par de años.

Este año en Florencia, en Como y en Milan he estado en los mercados centrales, y bastante triste, poco y muy muy caro. Pero de eso ya colgaré fotos y unos reportajes que tengo preparados. Sobretodo para darte las gracias Joan y a los chicos de la enoteca, ha sido genial.

Por cierto, en mercado no habrás comprado ajos????

Salud y buen vino.

José Luis Giménez dijo...

Epa!

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, Samuel, fantástico que lo hayáis pasado tan bien!!! Me alegra mucho! Los mercados divertidos e interesantes en Italia están en los barrios, casi nunca los mercados centrales. Hace mil años sñolo el mercado de la carne de Roma, junto al monte Testaccio era digno de visión y, sobrer todo, de manducar junto a él.
Me alegra que hayáis vuelto bien y, por supuestísimo, NO hemos comprado ni un ajo. Los chicos de la Enoteca d'Italia estñan esperando su parte porque justo llegó tu paquete, me iba ya para Mallorca. Pero la semana que viene tendrán ajos y sal de la buena!!!
Un abrazo,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, Jose, si te tuviera cerca te daba un abrazo!!! Menos mal que tengo quien me cuide la casa cuando me voy a dar un trote por ahí...Gran disfrute, hoy, con una chardonnay ecológica (segunda botella que confirma las grandes sensaciones de la primera) de Petra, de Ca'n Coleto, 2008. Qué pena que estas cosas apenas saldrán de la isla...
Un abrazo,
Joan

José Luis Giménez dijo...

En la distancia, abrazo recibido ;)
Se me ocurre pensar (mal hecho con la caló que hace) que quizá ese mismo aislamiento hace que algunos productos, incluidos algunos vinos, hacen que puedan seguir siendo lo que son; nadie dice a qué han de parecerse, con quien han de competir o cuantos puntos referenciados ameritan. Sólo quizá.

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Hoy he tenido una suculenta conversación con Toni Gelabert, Jose (Vins Toni Gelabert, en Pla i Llevant, Manacor) y él representa un poco lo quwe tú dices: aunque conoce gente en muchos sitios, tiene claro lo que quiere, va a lo suyo y lo consigue. Su bodega es una maravilla de equilibrio, de paz y de tranquilidad; su pasión por ese tipo de uvas que se han conservado gracias a la insularidad (callet, gorgollassa, giró, sobre todo), ha hecho que se preocupe sólo por preservar, en su vinificacuón, las cualidades organolépticas de esas uvas, que él conoce tan bien; su forma de entender su tierra, ha hecho, además que él tenga su aproximación a lo biodinámico. No quiere etiquetas ni nada parecido: toma lo que cree que es mejor para su tierra y para sus uvas y desecha lo que ñel llama extremismos, que no le permiten ofrecer lo mejor de sus uvas. Eso sí: sus viñedos son una maravilla y hace seis (6) años que no echa ningún producto químico a sus cepas, ni las riega, ni nada de nada. Y hay que conocer después sus vinos y maravillarse ante lo que sale de su tierra y de su bodega.
En fin...que ser isla tiene, claro está, ventajas que ván más allá de la literatura (que también).
Joan

Herr Direktor dijo...

Joan,

entiendo a mi "primo" Samuel, no hace falta que compres, hablamos en septiembre, me acaba de enviar AJOS (en maýusculas), rojos y de donde toca!

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, de hecho los míos son blancos y puros como la Virgen María...
Hablamos, que tengo que comentarte un tema privado que tiene que ver con cierta efemérides.

elvinet dijo...

Hola Joan,
això dels guiris t'entenc perfectament, jo tinc la Boqueria al costat i no t'explico la dificultat que puc arribar a tenir de moure'm entre tots. Arriba a ser impossible poder arribar a un lloc sense haver de dir en francès, anglès o alemany que si us plau si poden deixar passar :) ara durant els mesos de juliol i agost es fa quasi insoportable, però dura tot l'any.
I Santanyí ... mmm ... Joan, m'estàs fent dentetes de debò ... però me n'alegro que ens transmetís les teves experiències ;)
Una forta abraçada
Demos

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Demos,
és inevitable que els mercats atreguin gent de tota mena, compradors del dia a dia i turistes de molts tipus diferents. Penso en mi mateix quan viatjo i hi ha dues coses, ciutat a la que vagi, que procuro no perdre'm: els mercats i els cementiris. És la millor manera de saber com entén la gent la vida!
Jo sóc client de la Boqueria, encara que visqui una mica més lluny i és una mica com el que passa a Santanyí i Sineu, encara que en aquests llocs hi ha molts venedors d'altres coses. N'he descrit algunes, però un any hi vaig comprar un boomerang indígena australià fins i tot!!!
Salut i bons vins!
Joan

Publicar un comentario