21 julio, 2009

La Cooperativa, en Porrera



Las últimas semanas me han permitido (¡gracias, dioses, por montarme unos planes tan interesantes!) comer dos veces en el restaurante La Cooperativa, de Porrera. Había oído hablar de él pero no había parado nunca. Mal hecho, muy mal hecho: cúanta ocasión desperdiciada...He hecho las paces, vaya, y me he quedado tranquilo, además, conmigo mismo. El Priorat tiene muchos sitios interesantes, pero confieso que cada vez le descubro más gracias a ese trozo que es, casi, el centro físico de la comarca, los montes y viñedos que van de Torroja a Porrera y se articulan en el triángulo que forman los ríos Cortiella y Siurana. Algunos de los viñedos y vinos más interesantes de la DO se hacen aquí, la variedad de suelos y de microclimas es importante y una de las formas rápidas y sabrosas de entrar a la complejidad del asunto es parar en La Cooperativa.


Porque Litus lo sabe todo de los vinos de la DO, porque los tiene todos, los vende todos (su tienda tiene precios y tesoros de vértigo), los ha probado todos y Mia sabe muy bien qué ponerles a cada uno de ellos. Uno se siente allí muy bien acogido, casi como en casa de amigos. Ambiente amable, sinceridad a espuertas, naturalidad, cocina de alta proximidad. Mia y Litus aman el Mediterráneo por encima de todas las cosas, aquí se cocina al ritmo y con el cariño e ingredientes de nuestras abuelas, pero se está al quite de cualquier detalle que le añada un plus al asunto. Los amantes de la casquería, además, están de suerte. No hay detalle gráfico en este post, pero los callos con garbanzos de mi primera sesión, casi acaban con la incipiente amistad de los que estábamos a la mesa: peleamos hasta la última rebanada de pan por mojar en la salsa...

En esta ocasión (no hay como dejar que Mia te traiga lo que más le apetezca: ya os advierto, los precios siempre son muy convenientes y la cuenta nunca dará sorpresas desagradables; los vinos...a precio de bodega más dos euros por el servicio) tomamos una sopa fría de remolacha, aceite y tropezones de flor de sal, muy sabrosa. Una ensalada del huerto de la casa, con higos, queso de cabra y vinagreta en miel, que para sí hubiera soñado Odiseo tras su periplo. Espectacular el contraste de dulces, amargos y salados. Siguió un flan de puerros y gorgonzola, de gran impacto y remató el asunto, un filete ruso de pollo con berenjenas a la brasa, delicado y muy logrado. Y un extra: conejo en escabeche con un toque de Ras-el-Hanout, el Priorat y el Atlas a un tiro de piedra en tu plato, sublime combinación. Un yogurt hecho en casa con mermelada de albaricoque y una tarta de mascarpone nos pusieron a las puertas de una de las mejores "siestas" de mi vida: en la plaza de Catalunya de Porrera, charlando con un buen amigo, bajo un frondoso plátano y con la bondadosa audiencia atenta a las chorradas que proferían dos extraños en el pueblo.

Nota bene. Aunque hoy no sea el protagonista el vino, que quiero que la gente se concentre en las bondades de esta comida y del restaurante, de Litus y Mia, tengo que decir que la cosa estuvo muy bien acompañada por los vinos de las dos visitas del día: Terroir al Límit, por la mañana, con un Dits del Terra 2006 que estaba muy atractivo, relajado y amable. Y Clos Dominic por la tarde, con un Vinyes Baixes 2006, de una sedosidad y frescor que dejaron al conejo en posición de firmes. De lo que compré en la tienda de La Cooperativa y de sus precios, nada diré, que no quiero levantar liebres...

14 comentarios:

vitor dijo...

Hola Joan! Sóc Víctor (ex-Chozas Carrascal). M'ha fet gràcia aquest darrer article, ja que vaig tenir una llarga discusió amb un dels moderadors de verema via interna, perqué em van suprimir uns comentaris. Només posava en dubte si era necesari encarnissar-se amb els restaurants (a vegades hi han crítiques molt cruels i gratuites)
http://www.verema.com/restaurantes/34859-restaurant-la-cooperativa-porrera/valoraciones/603237

A més com remarco al comentari no hi he anat mai, ni els conec.

Salut!!

Mariano dijo...

Hola Joan,

Ya que hablas de la D.O., acabo de comprar una botella del Camins de Palacios. Dicen que es como un "Pétalos" del Priorat. Me pareció muy interesante por su precio, ¿lo has probado?

Saludos,

SIBARITASTUR dijo...

pero que buena pinta tienen todo..

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Víctor, bien hallado de nuevo. Uno de mis "problemas" (?), por mucho que respete a quien modera y a muchos de los que escriben allí, es que no tengo tiempo de estar al día de los comentarios en Verema.
No había leído opinión alguna de La Cooperativa en Verema y de hecho, da lo mismo, porque lo que siento, bebo, como, así lo describo.
Yo he estado dos veces, el ambiente es tal y como se describe y lo que he comido y bebido en las dos ocasiones ha sido excelente. Uno tiene que buscar allí una cocina próxima, agradable, de recetas de toda la vida, cocinadas a su ritmo. Todo lo que he comido estaba rico y en su punto y algunas cosas, como los callos del primer día o la ensalada y las verduras del segundo, muy rico. Los postres, siempre buenos también. En mi segunda visita, además, me estuve un ratillo mirando su trastienda y compre algunas joyas a muy buen precio.
El conjunto, destacado. Así lo he vivido y comido, así lo he bebido, así lo describo.
Por lo demás, coincido plenamente con los moderadores de Verema en ese hilo: que cada cual escriba según le parezca, siempre que lo haga con respeto y educación, Eso sí, como siempre he dicho, preferiría que cuando se habla con saña de las cosas, la gente firme con nombres y apellidos.
Una abraçada i que vagi molt bé!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Todavía no lo he probado, Mariano. He leído alguna ficha técnica por ahí, los amigos de Vadebacus incluso han publicado ya un post sobre él (lo más probable pues es que no escriba sobre él) y lo probaré bien pronto. Pero todavía no ha caído.
Pásate donde Vadebacus y tendrás unas primeras opiniones.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo me lo he pasado muy bien las dos veces, S., y las fotos son mías, sin trampa ni cartón, sólo con unos toques de Gimp!!!
Joan

Benjamín Berjón dijo...

Hola Joan:

He ido una sola vez a Porrera, pero te puedo asegurar que ha sido una experiencia inolvidable. Visité la Tena, visité la bodega de Dominic y Paco, y rematamos en el restaurante que alguna vez fue el teatro. Un día inolvidable, con gente increible.

Saludos

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Es este restaurante, Benjamín, Lo teatret:
http://www.loteatret.com/
Nosotros también tuvimos la suerte de subir hasta la parte más alta de La Tena, yo además con el coche que conducía Paco, y fue una gran experencia ver el espectáculo desde allí arriba. No lo fue menos la seguridad con que se desenvuelve Paco por esa subida tremenda y el rincón mágico que Dominic se ha construido, a golpe de esqueje y de cariño, en la base.
Pronto hablaré de todo ello y de alguno de los vinos con que Paco y Dominic me obsequiaron.
Saludos!
Joan

Benjamín Berjón dijo...

Joan:

Lo Teatret, allí fue. Lo más curioso es que al no ponernos de acuerdo con Dominic en la hora a la que llegábamos, y después de preguntar por todo Porrera, llegamos a la Tena, no subimos a lo alto, la recorrí con mi esposa, para más tarde coincidir con Paco en el bar.

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues subir solos a la Tena por primera vz tiene su castaña, Benjamín, sois unos valientes. La gente no suele hacerse una cabal idea de qué significa subir a según qué viñedos en el Priorat, aunque a decir verdad, hay muchas zonas en el mundo que tienen viñedos de difícil o muy difícil acceso, en el Bierzo, en el valle del Sil, en el Douro, en Loire...
Lo importante es que terminasteis donde debíais!!!
Joan

Anónimo dijo...

gorgonzola, queso de cabra, mascarpone!....es increíble el poder de combinación de los quesos. Ayer sin ir más lejos se me ocurrió fundir un cremoso queso azul en un arroz salteado con verduras (zanahoria, calabacín y cebolla)y literalmente me chupé los dedos.
Un saludo y a seguir disfrutando!
IsabelYaiza

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Isabel, tomé el año pasado un risotto con gorgonzola en el Piemonte (Alessandria), que me hizo saltar las lágrimas, vamos, Con un buen barolo es una combinación insuperable!!!
Saludos!
Joan

victor m. blanco dijo...

Estoy absolutamente deacuerdo con usted en lo que se refiere al restaurante la cooperativa de porrera. Casualidades de la vida, comí lo mismo que usted, la ensalada de queso con higos y el conejo... absolutamente inolvidable. Fue la primera impresión que me llevé del Priorat, después de casi 6 horas de coche -desde Madrid, llegamos justo para comer y luego visitar Vall-LLach- y me muero de ganas de volver. Por cierto, el Señor, sabe un huevo de vinos. Tomamos un Clos Dominic vinyes Baixes 2006... simplemente increible.
Un sitio absolutamente imprescindible para los que visiten el priorat y los amantes del buen yantar y el buen beber.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Litus sabe un montón: lo prueba, lo conoce y lo vende todo, además!!! Buena elección la del vino de Dominic y Paco: para el conejo, una maravilla, sin duda.
Saludos y gracias por el comentario. Es un sitio sencillo y honesto, donde se cocina de maravilla, se bebe de narices y se está mejor.
Me encanta que se convirtiera en auténtica posada tras ese largo viaje!
Saludos,
Joan

Publicar un comentario en la entrada