30 marzo, 2009

Vinos de Bulgaria


Confieso mi absoluta ignorancia de los vinos de Bulgaria. Hasta hace cuatro días, más allá de Zvetan Todoroff, apenas conocía nada del país. Para mi fortuna, Nedko Nedev (gerente y alma mater de Vinos de Bulgaria) y Juan Manuel Gonzalvo (enólogo de yVinos y asesor de Nedko para la selección de los vinos que importa) han acudido, rápidos y eficaces, a desasnarme. Vinos de Bulgaria es una nueva empresa que basa su negocio en el comercio en la red, sobre todo, y en la selección de vinos que importa: enormes palizas a lo largo y ancho de Bulgaria, en docenas de visitas, en cientos de pruebas. El país está en plena ebullición económica (ha entrado hace poco en la UE) y una de los aspectos que mejor responde a su historia (milenaria) pero, también, a su perfil y vocación de futuro, es la modernización del sector vitivinícola. Proceden de una poderosa tradición (tras la Segunda Guerra Mundia) de gran producción, de enormes bodegas cooperativas en todo el país (de las que apenas queda ya nada), pero tras la caída del Muro y la entrada en el mercado libre, no digo nada tras la llegada del dinero estructural de la UE (programa Sappard), muchas bodegas están cambiando su orientación.

Muchas de ellas dedican ya una parte importante de sus esfuerzos a los vinos de calidad, a mimar las producciones cada vez más bajas y a controlar las vinificaciones cada vez mejor. Nuevas instalaciones, nuevos asesores llevarán quién sade dónde... pero a día de hoy hay ya algunas realidades muy interesantes que merecen la pena ser conocidas: una buena variedad de zonas, un clima, una latitud, bastante parecidas a nuestra Rioja, uvas autóctonas que uno sólo puede probar en Bulgaria.... Tuvimos una sesión con Nedko y Juan Manuel hace poco, en que presentaron y comentaron una pequeña selección de vinos significativos. Tuvieron la amabilidad de invitarme y tomé algunas notas. Vaya por delante que no tenía referentes, es decir, era la primera vez que asistía a una cata organizada de vinos búlgaros. No sé si voy a meter la pata, pues, pero mis impresiones de lo catado fueron éstas. No escribo sobre las zonas de producción ni sobre la historia vinícola de Bulgaria porque la página web que he mostrado antes lleva ya toda la información pertinente.

Por orden de cata. El que menos me convenció fue el primero, un blanco de chardonnay fermentado en barrica de roble búlgaro, el Nobile 2007 de la bodega Logodaj: mucha madera en nariz, que no se va sino que sigue concentrándose, algo de acacia, volumen y vainilla, canela, pero, al fin y al cabo madera y lías sin ton ni son. Con el segundo empezó el festival de la cepa autóctona: un tinto joven, el más básico de la Bodega Pulden, Salta Terra 2006, monovarietal de mavrud, con 12,5%. Cuatro meses de barrica (seguro que bastante usada), para una variedad que me llevó directa a los vegetales recios y nobles de la foja tonda y la lagrein. Puede que le falte algo de estructura en boca, pero este mavrud básico me encantó: no aguanta mucho en copa (evoluciona bien en 3/4 de hora, después cae: pero ésa es una característica de todos los vinos catados, no los hacen ni para larga guarda ni para una evolución de horas en copa), pero tomado a 14-15ºC con verduras a la brasa, por ejemplo, es un vinazo. Y su precio, un escándalo vamos (hay que ir consultando la página web, porque se van actualizando, siempre con ofertas interesantes). El tercero me sorprendió casi tanto como la mavrud: un monovarietal de rubin (cruce de nebbiolo y syrah), el Nobile 2006 de Bodega Logodaj, un vino de capa alta, buena concentración, mucha cereza en alcohol, goloso y maduro, pimienta casi sobre un fondo dulce (como los dulces de la antigua Roma, vaya). Me llevó a los rincones del ripasso y evolucionó bien en copa casi una hora. El cuarto fue otro mavrud, el Unique 2005, de Bodega Pamidovo, con 12 meses de roble del país. No puedo decir mucho de él: empezó muy cerrado y siguió así casi toda la velada. Al final, sacó algo de la casta de la mavrud, pero tengo que darle otra oportunidad. La mavrud se la merece. Siguió un corte bordelés clásico (CS, merlot), de Terra Tangra, el Gran Reserva 2006. Grosella negra, balsámico, chocolate, concentración, poca tipicidad de la CS y mucha de la merlot en 18 meses de roble francés que pesan un poco sobre el vino, por ahora. El último vino probado fue el Emotion 2006 de Bodega Todoroff. Se trata de un ensamblaje de CS, merlot y mavrud que me hizo abrir definitivamente la nariz y las papilas a esta variedad. Este vino tracio resume un poco el alcance que las variedades francesas pueden tener en Bulgaria, donde la mavrud (con un 25%) hace, directamente, de CF: un vino fino y delicado, donde la fortaleza y excesos de la merlot quedan muy bien compensados por el repunte vegetal de la mavrud. Regaliz, pimienta negra, pimientos asados para un vino que tiene también un precio muy competitivo.

Ésta ha sido una primera toma de contacto interesante de veras, pero Nedko y Juan Manuel no van a parar y me anuncian ya nuevos viajes para seleccionar más bodegas, para traer más variedades autóctonas (también tiene en almacén melnik y ruen y están a la búsqueda de buenos vinos con dimiat, misket tinta, gamza y panid) y, por lo tanto, nuevas ocasiones para celebrar esta redescubierta Bulgaria vitivinícola.

24 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Hola Joan.

Coincido en tus apreciaciones, los primeros vinos catados pese a muchos peros fueron los más interesantes por su tipicidad aunque bajo mi modesta opinión Emotion 2006 de Bodega Todoroff estaba tres pasos por delante del resto.

Estoy convencido que Bulgaria nos dará gratas sorpresas y espero que Vinos de Bulgaria estén ahí para contarlo.

Un saludo.

* Que tal los blancos de Castisol?, si vieses como me lleve el carrito.

Gourmetdeprovincias dijo...

Gracias por la pista. No sé si para un novato como yo será un tema un tanto avanzado, pero ha despertado mi curiosidad.

Saludos.

samuel cano dijo...

Anda David, no tiene ni un pelo de tonto el tio. Que bueno esta el sauvignon blanc de los paisanos. Y esperar a que termine su crianza en barrica y saquen también el airen en barrica. Estos chicos tienen muy buen material.

Salud y buen vino.

Adictos a la Lujuria dijo...

Samuel gran día el día de ayer, tus vinos tampoco estaban nada mal, nada mal, lastima no haber tenido tiempo de probar ese 2008 que guardabas para mi paladar curtido en las mesas de los vinos de Francia.

Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, David! A mí lo que me "puso" fue la mavrud, de veras, más en prueza que en ensamblaje, pero vamos ese Todorof estaba muy rico también.
Castisol: un descubrimiento para mí, en efecto, y su sauvignon blanc, tan lejano de otros parámetros más nórdicos de esa uva, me pareció atractivo de veras. A ver si tengo ahora un ratillo para probarlo de nuevo, ya con más calma.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hay la ventaja, GdP, de que esta gente de Vinos de Bulgaria tiene una página web de venta por internet bien montada y con precios muy interesantes. Uno se hace con una selección representativa por pocos cuartos y se hace una idea de lo que hay.
Me consta, por lo demás, que siguen trabajando mucho y ya tienen nuevos vinos para ir probando.
Cúidate!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Samuel, lo sabes mejor que nadie: se conoce los viñedos y la fruta de la zona muy muy bien. Castisol tiene una sauvignon blanc especial, con un caracter frutal muy personal.
Lo del airén, como se comentó en su momento, nos va a dar buenos momentos a los aficionados: tú lo estás demostrando!!!
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Es cierto Joan, esa tarde las variedades autóctonas Mavrud y Rubin fueron las verdaderas protagonistas.

Dejo enlace de lo publicado en Adictos a la Lujuria el pasado 11 de marzo:

http://www.adictosalalujuria.com/2009/03/vinos-de-bulgaria.html

Un saludo

samuel cano dijo...

Buen rato el del domingo de veras, pero ahora y metido en el tema del post. Cuanto piesas que podria dar esa mavrud, si puede ser gran cultivandola bien y elaborandola bien o si por el contrario está limitada?. Y otra pregunta, la otra variedad que provasteis, la rubin, parece atrayente ese cruce de nebbiolo y syrah (puff, con lo que me gusta la syrah y el respeto que me da la nebbiolo), está plantada en otros paises y que caracter tiene atlantico o mediterraneo?

Adictos a la Lujuria dijo...

Lo que más llamo la atención en cuanto a la variedad fueron los vinos más sencillos en el resto las notas de la crianza en barrica se hacían muy presentes, la sensación que causaron es que hay un potencial enorme si se trabaja bien. En cuanto a la Rubin Joan gran conocedor de los vinos italianos durante la cata saco paralelismos entre esta variedad y algunos vinos de alguna zona muy concreta de.... este maldito alemán....Italia.


Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias por el enlace, David, la verdad es que voy tan de cráneo que ni tiempo tengo, ahora mismo, de leer con pausa y sistemáticamente mis blogs de cabecera.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Creo, Samuel, que yo no tocaría la mavrud de su tierra...probada con poca madera y como vino joven. estaba a caballo de la tempranillo y la trepat, para mi nariz, aunque con un punto vegetal algo CF. Aquí tenemos nuestras variedades y sabemos qué hacer con ellas. Allí, las suyas.
Que yo sepa y haya podido leer en la red (no tengo bibliografía en casa de estas variedades), la rubin se produce sólo en Bulgaria, y recientemente:
The Rubin grape is a crossing of Nebbiolo and Syrah grapes and was established in the 1960s in Pleven, Bulgaria. It is grown exclusively in this region. This grape variety has the full body of the Nebbiolo and the spicy pepper flavours of the Syrah.
Tiene un carácter muy mediterráno, en mi opinión, con un punto de monastrell sobremadurado notable (en los vinos que probé, claro), aunque con menos entidad varietal, mucha menos vaya.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, la rubin tenía, en esa vinificación, un punto de ripasso notable, aunque caía con cierta rapidez (al cabo de media hora). En mi opinión, andan muy en la cresta de la maderización de sus vinos, los que probé claro, y eso se nota, como dice David, bastante.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Jose...? ¿Jose...? ¿Dónde estás...?
Joan

José Luis Giménez dijo...

Me disculpe Monsieur Joan, le estaban haciendo una foto a mis bronquios y bronquiolos ;)))

Saludotes,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Espero que la cosa esté controlada! Ya ves que por aquí nos hemos apañado, pero mejor si estás tú, claro.
A cuidarse y, espero, a beber buenos vinos de nuevo.
Joan

José Luis Giménez dijo...

Pshá, ahí ando... con una estupenda mala salud 8-/ y adeplús no puedo beber vino. A ver si se pasa esto rapidito...

Saludos,

Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Este tipo de tormentos me recuerdan a la condena de Sísifo, piedra arriba, puedra abajo del monte...
En nuestro caso, aunque sea a dosis comedidas, no poder probar y provocar nuestro sistema sensorial con vinos, es un poco como la condena de Sísifo.
Que Zeus se apiade pronto de ti y que el panteón grecorromano entero, con Dioniso / Baco al frente nos acoja en su seno olímpico.
Dixi,
Joan

samuel cano dijo...

No Joan, no te preguntaba, para traermelas y plantarlas aquí, ni mucho menos, aunque tengo en mente hacer una colección varietal en una pequeña parcela, es una idea de hace muchos años pero que es dificil de llevar a cabo. Me referia a si piensas que ambas variedades podrían ser la punta de lanza del pais, en el extranjero o más bien tendrán que ir las bodegas y los vinos, ya que no sean variedades para dar vinos de calidad y con tipicidad.

De todos modos son variedades a conocer ya que en Rumania puede que se den también bien y allí tal vez nos tengamos que ir a plantar o a aconsejar...

Salud y buen vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo soy mal intérprete de mercados, Samuel, pero mi nariz y mi paladar me dijeron que las variedades autóctonas me dijeron y dieron mucho más que las variedades francesas tratadas allí.
Creo sinceramente que tienen recorrido y codsas por aportar, en los vinos catados más la mavrud como monovarietal que la rubin, aunque la primera en ensamblajes aporta un nervio y una rusticidad a las variedades francesas que me gustó también.
¿Sabes que Sumarroca tiene un proyecto con la facultad de enología de la URV que busca precisamente eso? Se llama la Vinya del Món y tienen 360 variedades del mundo entero plantadas en el Penedés. En su web dan la información básica.
Saludos!
Joan
PS. Por cierto, gram frustración ayer en Enoteca Barolo (estaba en Madrid), cuando me escapé de donde estaba, cual colegial malhumorado, y me encontré con que hacen horario estándar de comida y siesta: de 2,5 a 5 pm cerrado!!! Me quedé con un palmo de narices y media horar agipilollado ante los escaparates...

José Luis Giménez dijo...

Sí, es extrañamente anacrónico el horario de Barolo. Además cierran el mes de agosto completo.

Saludos,

Jose-en-apnea.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya me veía yo emulando en la sede de la Barolo a los grandes Jose y Olaf en sendas entrevistas ya míticas en los anales de la enofilia española...Y me quedé con un buen palmo de narices. En fin...supongo que les irá bien así y que el coste de no cerrra a mediodía será grande en un barrio con poca circulación de gente (o eso me pareció) a esas horas...Sólo estaba llena la zona de coches de La Ancha...
Y sal ya de la cámara hiperbárica, porque estoy a punto de proponer un magno encuentro para cuando eso sea posible!!!
Joan

samuel cano dijo...

Eso, eso macroencuentro, yo me voy a llevar todos los graneles de cooperativa que no se estan vendiendo, a ver si le bajamos una cuarta y media a un deposito que tengo aquí enfrente de 1 millon de litros.

En cuanto a las variedades y las colecciones. Hay una colección mayor aquí en españa, es la de "El Encin" en Alcala de Henares con casi 2000 variedades diferentes, aunque entre ellas hay bastantes portainjertos y 400 uvas de mesa, pero no está mal. Mi idea era plantar 1000 variedades diferentes y 10 cepas por variedad, en una hectarea, incluso poder vendimiarlas en 4-5 ciclos y hacer un vino con todas las varidades juntas. Pero es un poco dificil.

Salud y buen vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

Cuando Jose dé el disparo de salida, pones los restos en el camión y a correr!!! A ver dónde nos encontramos...un encuentro en la cumbre de la Enoteca Barolo, hummm...
No he estado nunca en El Encin, Samuel y no sé si su objetivo es el de Sumarroca que, veo, sería también el tuyo. Fácil no es, pero excitante y bellísima idea, sí!!!
Todo se andará. A mí es que esto de conocer las variedades de uva, me pone pone...ando ahora con un miniexperimento personal que me está encantando: leer a los autores que hablan de DOs, por así decir, en la Antigüedad (Columela, Plinio) e intentar identficar sus vinos y uvas con las cosas que se hacen ahora en Italia. Bufff...y me salen cosas alucinantes.
A ratos ya pienso "me estoy bebiendo a Plinio"!!!
Salud,
Joan

Publicar un comentario