05 marzo, 2009

Zind Humbrecht Muscat Herrenweg 2005


Herrenweg es uno de los "lieux-dits" donde el Domaine Zind Humbrecht posee viñedos. Es un terreno de aluvión y granito situado al sur del pueblo de Turckheim, muy cerca de Colmar. Pinot gris, riesling, gewürztraminer, algunos de los grand cru de Alsacia (Hengst y Brand, sobre todo), la fama que acarrea tener como jefe de la bodega a un MW (Olivier, hijo de Léonard Humbrecht tiene ese honor y responsabilidad) y, lo principal para mí, mostrar una línea sólida (biodinámica, además, a lo que parece...¡no me peguen!) en sus vinos, convierten a este domaine en una de las referencias de la AOC Alsace. De la zona me llama poderosamente la atención la belleza de sus parajes, esa condición fronteriza que hace que no sepas si vas o vienes de Alemania y, claro, me atraen más que otros, sus gewürztraminer y sus muscat. No sé exactamente por qué en esta AOC se encuentran algunas grandes bodegas en la vinificación de estas dos variedades. Entre mis preferidas Josmeyer, Bott-Geyl, Trimbach y, también, Zind Humbrecht. Topé con una botella hace un par de meses en Vila (que lo distribuye desde Barcelona), cara cara (24 euros), pero no me resistí...¡las moscateles hiperbóreas me pueden!


Este 2005 lleva también un poco de ottonel, tiene 12,2% y un azúcar residual de 16 gr/L. Las cepas de las que procede la moscatel tienen un promedio de edad de 50 años y justo ahora empieza su larga vida en botella, que se puede alargar no menos de 8-10 años. Creo que hay que tomar estos vinos frescos, no fríos, sobre los 11-12ºC. Es de un color amarillo intenso, casi de limón maduro y su primera nariz es absolutamente cautivadora: quien conozca la uva moscatel de Teulada en su punto, ni verde ni muy maduro, ya sabe a qué huele este vino...agua de rosas, también, muy buena acidez en boca, melocotón. Se ofrece vibrante al paladar (su azúcar es poco y la maduración de la uva fue óptima, con un agosto de 2005 frío y septiembre y octubres calurosos), largo y con estructura, cuerpo y carne de membrillo. Tiene, este vino, el alma partida entre el dulzor de cierta madurez otoñal y la rugosidad, acidez, mínima aspereza de la fruta del membrillo cuando la recoges. Es un vino algo caro, sin duda, pero se disfruta de la primera a la última gota: adictivo, sin dudas.

10 comentarios:

Juan A. Tárrega Ribes dijo...

Joan, mi viña justo mira a Teulada de donde era mi abuela...Buscaré esta joyita.
au

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Juan!
Hay no pocos vinos que me recuerdan ese punto justo de la mejor Teulada, que es la uva de mesa que más me gusta, sin lugar a dudas. Todos los vinos blancos que poseen ciertos terpenos aromáticos, sobre todo si van asociados a cierta cantidad de azúcar, acaban oliendo a ese punto tan goloso de la moscatel de Teulada, aunque la variedad de uva cpn la que se haya hecho el vino no tiene por qué ser siempre la moscatel en sus distintas variedades.
Los vinos de pago se Zind-Humbrecht merecen, en cualquier caso, la pena.
Apa, siau!
Joan

Pilarvi dijo...

Joan,
Y con qué manjar acompañaste este vino (o viceversa)??
Por la acidez y la estructura de la que hablas, me imagino algunos quesos entre blandos y curados. Y con la potencia aromática de estos vinos, quizá hasta un mahó semi... a mí el queso con membrillo, me trae muchos recuerdos además.

Salut!
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

La verdad es, Pilar, que en cada cada cena (y el vino aguantó un par de días y un par de cenas, aunque no te lo creas!!!) salen quesos en casa. Es una costumbre de la familia de mi santa, que aquí se ha implantado. Y el plateau frommages sale siempre...así que a este vino le acompañaron (o viceversa) un pecorino del Lazio de pocos meses de curación, con el que casó de maravilla. Con quesos blandos no salió. Pero lo que más me apasiona es proponer este vinos (como uno de los grandes Kabinett que por aquí podemos comprar) con cierto azúcar pero vibrantes y con largo y ácido recorrido en boca, con algunos pescados de carnes no demasiado prietas, pero muy sabrosas. Este vino debutó con una bròtola sencillamente hecha al horno, con algo de laurel, limón, sal, pimienta (en rama), aceite...y al punto. Me encantan estas combinaciones...Con un Abstberg, como para volverse loco. Éste, un peldaño por debajo, pero muy resultón también.
Salut!
Joan

samuel cano dijo...

Yo lo habria metido con un foie con queso de cabra y miel por encima tostada. No se si es muy contundente y radical, pero seguro que el vino aguanta.

En cuanto a la muscat, por esta zona hay gente que la tiene y le da buen producto. Ruiz-Villanueva la utiliza en su coupage con airen y chardonnay. A mi me encantaria injertar algunas cepas y utilizarla sola en principio y ver como se compagina con la airen, puede ser un puntado incluido hacer un espumoso de ambas variedades.

Salud y buen vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ayer saqué un estupendo Appenzeller para cenar al que le cayó en gracia, y menuda gracia!!!, un Bonnezeaux de Mark Angeli 1999: IMPRESIONANTE!!! No tengo palabras.
En cuanto a lo que dice Samuel, creo que su intuición es muy buena: pongamos por caso los ejemplos de espumoso con malvasía o con riesling, variedades que tienen una carga terpénica importante...montara lgo con la carga de la muscat y el contrapeso de la airén creo que daría grandes alegrías en burbujas!!! Con un poco de azúcar residual, este espumoso podría acompañar de maravilla un queso como el que describes...Aunque el moscato d'asti hace las burbujas de otra forma, la carga potencial de este vino ya la sabemos...
Adelante!
Joan

Olaf dijo...

El Bonnezeaux de Angeli, además de ese año, lo probe no hace mucho... eso si que es una bomba.
A mi los vinos de Z-H no son de los que mas me entusiasman de Alsacia, los encuentro demasiado... de todo.

Samuel, si juntas dos granos de moscatel con tres carretillas de airen... puede, pero como pongas un 4º grano como que ya se lo habrá comido todo. Yo es que no soy nada de moscateles secos, es como la gewurtz, son uvas que me cansan.
Saludos

Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo, Olaf, ese Bonnezeaux, quien lo encuentre que compre cuanto pueda porque, además, da la sensación de que tiene vida para muchos, muchos años.
En cuando a Z-H, digamos que es de las que me gustan, aunque por encima tengo a algunas de las que nombré en el post, de las que he probado casi todo, Josmeyer y Bott-Geyl.
Y en fin, que no tenemos la misma percepción sobre los moscateles, también secos, y sobre la gewürztraminer. De esta última, probé hace bien poco los de Rebholz y me dejaron, como casi todo en esta bodega, epustuflado. Y de mis mejores recuerdos vínicos están las dos primeras veces que he probado el Kolbenhof de Hofstätter. A mí no me cansa, vaya...pero sobre gustos...
Saludos!
Joan

Jose luis Louzan dijo...

Hola Joan. Por no variar vengo a tu casa para abusar de tu enorme "base de datos mental" para que me digas si te suena un S`alqueria de 2006 del que no encuentro información alguna en la web...

¿Lo has probado?, ¿Te suena?...

Como siempre mil gracias y perdón por el constante abuso...

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, José Luis, me pillas por 24 horas...
Me suena, efectivamente, sé quién lo hace y dónde y cómo, también sé quién lo distribuye.
Aquí tienes un enlace con el comentario de Nicolle Croft
It was my turn and I served my offering decanted and slightly chilled (half an hour in the fridge). It was different. It did not have the boiled cherry sweet nose or the rich sweetness on the palate. It was finer, fresher still wonderful smooth ripe red cherry flavours and redcurrant notes but it had finesse and length. A certain vivacity and delicateness. The wine is called S’Alqueria 2006. It is made by Yves Dominque Pages in the northern part of Catalonia from old vine Carignan (80 years), Grenache, Petit Verdot and Macabeo Blanc (yes a few percent of white grapes are added). The vineyards are near the sea and grown at altitude - both factors helping to cool the hot Spanish temperatures and produce freshness in the wine. The terroir is schist.

It has been a life-long dream of Yve’s to produce a top quality authentic wine from this region where his family has a home. Apparently already the wine is going down a storm with interest in France, England and Spain including ‘El Bulli’, the famous three star Michelin restaurant in Catalonia. We all enjoyed it eventhough it was the final wine and by this time it was getting on for midnight. Sign of a good wine - perhaps. Sign of a group of girls who take their ‘work’ very seriously - definitely.

Y aquí el blog de Pagés y de su bodega Vinya Ivo
http://vinyaivo.wordpress.com/
Te decía lo de las 24 horas porque el lunes hay una mega supercata de los vinos que lleva Cuvée3000 y éste es uno de ellos.
No lo he probado todavía y suòngo que el lunes tendré la oportunidad de hacerlo.
Siento no poder darte mi opinión, todavía...
Saludos!
Joan

Publicar un comentario en la entrada