18 enero, 2009

¿El mejor pa amb tomàquet de Barcelona?


Creo que Barcelona ofrece, en estos momentos, una de las mejores alianzas posibles entre el pan y sus acompañantes. Que el pan está en el origen de la civilización, es cosa ya archisabida; que el pan ha sufrido sobre todo en los últimos treinta años de mi memoria gustativa y olfativa, una constante degradación y virulentos ultrajes, todos lo sabemos; y, por fin, que algunos reductos (allí por donde paseemos o visitemos, todos podríamos nombrar alguno) resisten, aislados, a las hordas de "legionarios" romanos, también. Voy a nombrar, ninguna sorpresa, a uno de ellos en Barcelona: el Forn de pa-pastisseria Vilamala, en la C/ Agullers (barrio de la Ribera). Su pan rústico y sus coques de full amb crema son dos elementos esenciales de mi ITV periódica. Cuando ando mal, cuando necesito reparación física y espiritual, mis piernas me llevan, lentas pero seguras de lo que hacen, tercas, invariables, a la C/ Agullers.

No sólo por el Vilamala, que sería ya razón suficiente. Frente a él se encuentra ese imprescible "taller de servicio" donde mi cuerpo se restablece y donde mi espíritu reencuentra la paz y el sosiego. La Teca de Vila Viniteca es aquél lugar donde el pan y los productos de Vilamala encuentran a sus mejores aliados, embutidos irrepetibles, conservas alucinantes, la mejor afinadora de quesos de Barcelona (Eva Vila), aceites fragantes y, por supuesto, todos los vinos de Vila para ser tomados en las mejores condiciones posibles. Combinación y alianza únicas, sin duda, en esta ciudad. Estuve hace unos pocos viernes (cuando voy solo, procuro ir siempre antes de que llegue la marabunta, sobre la una y cuarto, una y media) y me sentí, casi, como en el comedor de casa un día de cada día: solo, bien atendido, con la "civilización" navideña rugiendo todavía a mi alrededor y yo, en el ojo de su huracán. Paz y buen vino para un pa amb tomàquet único, grandes rebanadas de pan rústico, corteza consistente, interior con apenas oxígeno, reposado y tierno, levaduras en su perfecto sitio con una longaniza superior de Vic, su pizca de sal y un aceite fragante, que me ofrecían ese retorno anhelado a la civilización primigenia, hecha de naturaleza y de levaduras, de bacterias y de fermentación. Hacía falta un vino para la ocasión y la vista se me fue hacia mi rural y amada Mallorca, donde la tierra, se piense lo que se piense, tiene todavía un valor y las cosas que se hacen en ella, también. Tierras rojizas, calls ferruginosos acogen, en Felanitx de nuevo, el proyecto renovado de Francesc Grimalt y Sergio Caballero, 4 kilos Vinícola. Y sus 12 Volts 2007 me estaban llamando desde la barra. Ese pa amb tomàquet con un vino pensado para comer, más un poco de coca de crema, rozaron el momento perfecto. Callet, CS, merlot y syrah para una combinación que une amabilidad con rusticidad, tipicidad mineral con tanino riguroso. 12 meses de barricas (60% roble nuevo americano, 40% roble usado de primer año francés) para una fermentación controlada de 20 días y una maloláctica, previa al roble, hecha en acero, dan un vino de 13,5% de un intenso color rubí, capa media, con aires de cierto raspón, con la aspereza de la callet contenida por la merlot y la syrah. Fruta buena, fruta discreta, mora madura, pimiento asado, vinosidad poderosa, muy bebible y dócil en boca, sin concesiones al espectáculo gratuito. Sus "doce voltios conectaron, en efecto, con mi sistema nervioso con facilidad y recargaron mis baterías", maltrechas. Fue un buen vino, a precio razonable (sobre los 13 euros la botella) para, posiblemente, el mejor pa amb tomàquet de Barcelona...

La foto de La Teca es de Encantadísimo.

31 comentarios:

El Gaitero del Cabo La Muerte dijo...

Joan:
Hace tiempo he oido hablar del 12 Voltios y me llamó la atención, ahora ya se que se puede beber, el problema es que aquí vivimos en el desierto del vino.
Enhorabuena, para ti y para el vino.
Carlos,

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenos días, Carlos,
estos días pasados, redactando un post que saldrá en breve, pensaba, en efecto, la suerte que uno tiene desde hace unos años viviendo en Barcelona. Reconozco no conocer a fondo Londres en el tema vínico (suponfo que será una maravilla como NYC), pero de las ciudades europeas que conozco, Barcelona se ha convertido en un buen lugar, definitivamente, para los amantes del buen vino: la incorporación de Monvínic a nuestro panorama; la existencia desde hace pocos años de tiendas como L'Ànima del vi, como L'Enoteca d'Italia; como La Part dels Àngels; la consolidación de Vila, de Lavinia; el mantenimiento en lo más alto del Celler de Gelida; la fundación de tiendas o distribuciones radicadas en Barcelona, alguna de las cuales vende también al detalle y, claro, a través de internet (Cuvée 300; Vinialia; BCNWine; Milesim); la existencia de cadenas franquiciadas que ofrecen también buenos productos (La Carte des Vins y una amplia selección de pequeñas pero imprescindibles tiendas que podríamos llamar de barrio (Petit Verdot, OgumVinus, Celler can Pujol y muchisísimos más), y muchos etc. (no pretendo ser exhaustivo) lo proclaman.
Por lo demás, a ti que te gusta comprar en la red, estoy seguro que los vinos de 4 voltios estarán disponibles en más de un lugar. A ver si tengo tiempo después y lo rastreo.
Todo ello, ya sabes a qué te "obloga", gozosamente claro: a pasar unos días en la ciudad!!!
Saludos,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Donde "4 voltios", léase "4 kilos", y perdón por la confusión...
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Precisamente Joan esta semana me puse en contacto con la bodega para adquirir ambos vinos y me remitieron al distribuidor mas cercano a mi lugar de residencia,...Asturias, la pena que ya no tienen 4kilos y el 12 volts lo venden por cajas, esto va al hilo del comentarios sobre el desierto vinicola que a veces se vive en ciertas zonas.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues es una pena, sin duda. Anteayer mismo tuve en mis manos varias botellas de 4Kilos, pero no compré ninguna porque me superaba algo el presupuesto que tenía in mente. 12Volts tenían también en Vila Viniteca.
No hay duda, en cualquier caso, que tener muchas tiendas a mano te facilita para ir buscando retales. Tener que fiarse de mayoristas, distribuidores o ventas por internet tiene eso, que no es inmediato y que no siempre hay stock.
Sin duda, me siento afortunado. Todavía lo sería más si tuviera cerca alguna otra de las tiendas grandes de Madrid, pero no puede pedirse todo, vaya.
Por ejemplo, una de las lagunas de esta ciudad, son los vinos portugueses: aquí sí que tenemos un problema de representación y de distribución importante.
Ya se sabe, la perfección no existe. Y que así siga!
Joan

Bentley dijo...

Joan eso de tener Vilamala y la Teca de Quim enfrente es lujuria y alevosia.
Reseño otro local que tu conoceras, es Turris per Xavie Barriga en Carrer d'Aribau, 158.
Saludos
P.D. Por favor espero nos tengas informados con antelación del evento Slow de Vinos con Sintonia.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, bentley!
Conozco el horno, sí, porque está relativamente cerca de casa (menuda suerte la mía, vamos). La gracia de Vilamala es que se le puso por delante la reconversión del antiguo colmano de los Vila y, claro, la metamorfosis ha sido espectacular...
En casa tenemos devoción por otro horno de toda la vida. Ahí va una buena información, de las de antes que no sé cuanto durará: nosotros le llamamos por su sobrenombre, "el forn de les loques", con perdón, y estña en la C/ Rosselló de Barcelona, junto a la Floristería Pasanau, entre Urgell y Villarroel, a dos pasos del Clínico, acera de mar. Entras en ese desvencijado local y los aromas te tumban directamente.
Otra buena noticia es que el Barcelona-Reikjavik ha abierto sucursal en la C/ Astúries de Gràcia, junto al metro de Fontana, en lo que era, años ha, un antiguo horno junto a la travesía de Sant Antoni: incluso han reciclado alguna mesa. Una gozada.
El "problema" de estos locales es que el pa amb tomàquet te lo haces en casa. La gracia de Vilamala es que te lo pueden hacer en La Teca.
De Slow Vitis'09 tendré informados a todos, por supuesto. Andamos ahora en los inicios de la organización, pero será en el Convent de Sant Agustí en el mes de mayo. Y el protagonista será el vino natural. Así de sabrosa será la cosa!
Seguimos,
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Perdona que discrepe, el mejor pa amb tomàquet de Barcelona, si vale provincia, es el que nos comemos en casa, pan de panadería Nerea de Martorell, la de mi hermano,y el tomate del huerto de mi padre, cuando es temporada, y si además le sumamos un buen jamón o paletilla de la sierra de Huelva ya ni te cuento, el vino el que quieras, si quieres, por ejemplo, el que hemos bebido durante la comida de hoy un Ferratus 2005.


Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Y ahira que lo pienso, bentley, sería divertido, interesante y muy nutricio, que quienes pasen por este post y por el blog, propusieran un horno de pan de aquellos donde se encuentre pan de verdad, donde la masa suba con la debida lentitud y donde se huela a lo que hay que oler.
El mío, el del barrio que todavía sobrevive, es el de la C/ Roselló; preguntad por Pilar y dejaos llevar por el instinto!!!
Según mi santa, que compra allí desde niña, no tiene ni nombre público. El letrero reza "Forn de pa", y la puerta tiene aquellos 40 años.
A por él!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Eh, David, no vale eso!!! Que yo hablaba de locales públicos. Pero si lo entiendo bien, tu hermano tiene un horno en Martorell y ésa es tu opción. Venga, anímate y da las señas. Yo hablaba de Barcelona ciudad, es cierto, pero si de este post sale un mapa emocitivo-gastronómico de los mejores hornos que la gente conozca, será estupendo!!!
Los tomates del huerto de tu padre, serán de consumo particular, claro...
Saludos!
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Nada, nada me lo guardo para mi, ja, ja.

Un día con calma te podría apuntar alguna panadería en Castelldefels con obrador, de esas quedan muy pocas, y los tomates los podríamos comprar en lo que yo denomino " huertoland", pequeñas tiendas a pie de huerto junto Jardiland.

Si necesitas algún cable con lo de los vinos naturales ya sabes que yo soy un incondicional y además ahora dispongo de todo el tiempo del mundo.

Un saludo

Bentley dijo...

Joan gracias por tu rápida respuesta y por aportar más direcciones.
Uhmm! Ya estoy recibiendo los efluvios, me da ganas de salir en estos momentos.
Solo falta que nos pongas un GPS.
Moltes gràcies.

J. Gómez Pallarès dijo...

Vale, David, guardemos eso para los secretos del sumario.
Tomo buena nota de lo de Slow Vitis y lo comentaré porque tu experiencia puede ser muy valiosa.
Esto de Jardiland me suena a lo que vi el año pasado que hace el ayuntamiento de Cornellà junto al campo de atletismo y el club Delfos: unos huertos públicos (los hay en varias ciudades, vaya), donde un montón de felices ciudadanos cultiva su parcela y produce de todo. Más de una vez estuve tentado de entrar y preguntar si alguno vendía algo al detalle, pero no me atreví.
Esa sería una buena idea: los mejores tomates y judías verdes y lechugas y pimientos, directos de productor a consumidor!
Seguimos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Acabo de encontrar la página web del Gremi de Flequers de Barcelona y completo raudo: C/ Rosselló 112, PANADERÍA TORRAS, se llama y recuerdo que no hace mucho han puesto una Paninoteca al lado. Es de inspiración italiani (quei panini...) y con un poco de suerte compran el pan al lado!!! Tengo que ir a comprobarlo ya. Además, la Taverna del Clínic (C/ Rosselló 155), de la que algunos han hablado muy bien, y con razón (http://www.flickr.com/photos/encantadisimo/sets/72157602004566118/) (yo no he hablado, pero la disfruto igual), está justo delante y puede que también compren su pan allí. Tengo que preguntar porque allí sólo he tomado tapas y no pa amb tomàquet.

Bentley dijo...

Nuevas propuestas, en Madrid.
Cosmen & Keiless Pza. de las Salesas,8
Pan Cake C/Castelló, 3
Viena la Baguette C/Sta. Brigida,6
Le Pain Quotidien C/Fuencarral,95

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, bentley! A ver si alguien más se anima: ya tenemos indicios de buenas panaderías en Barcelona, Madrid, Martorell (sin dirección precisa) y a poco que salte la liebre, tendremos una de las grandes sorpresas escondidas, en Rubí (Barcelona).
Buenos días a todos, a la espera de la nueva ola de frío polar por aquí...y llevamos ya...
Joan

Xabi dijo...

La verdad que yo me alegro muchisimo de vivir en Barcelona y disfrutar de esta facilidad para la adquisición de los vinos que quiero probar..cuando hago catas con mis compañeros de curso, cuando quiero probar algo con mi novia...hay mil buenas opciones, y yo que no soy de aqui, tambien me alegro mucho de leer post como este y apuntar sitios que habeis recomendado,

con respecto al 12 Volts, lo probé el ultimo domingo del pasado año, no me sorprendió nada, no me esperaba nada mas...ya que me encantó, lo disfruté mucho!!

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Creo que una de las cosas más gratificantes de la vida, Xabi, es instalarte en una nueva ciudad e ir descubriendo las maravillas que "oculta", sea la ciudad que sea y sean las maravillas que sean. Fases muy productivas de la vida, en el sentido más espiritual del concepto, aseguro.
Me agrada coincidir contigo en este 12 volts: en efecto, creo que es un perfil de vino que compartimos!
Saludos,
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Llegó la liebre (a paso de tortuga por eso... arff,arfff...).

Efectivamente, en Rubí se esconde una de las pocas (y últimas) panaderías de pueblo, donde el obrador (bendito reducto) es propio y trabajado con buen tiento.
Y como no sólo de pan vive el hombre... pues eso, que por pastas artesanas no será.

Parece que tenga comisión en el tema, no?? pues puede, ya que como muchos de por aquí sabéis, tengo "acciones" en el negocio :-))

Con tu permiso Joan: http://www.vadebacus.com/2007/11/el-pan-nuestro-de-cada-cata.html


Cuando quieras ya sabes, yo pongo el pan y tu los tomates, que algún vinito seguro que encontramos por ahí para deleitarnos!

Una abraçada!

OG

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Paso de tortuga, tú? Con la de entreno que llevas!!!
Me faltaba a mí este clásico de Rubí, esa joya escondida que la gente tiene que conocer: bienvenido el enlace y, sobre todo, el pan que se hace allí, que he probado sólo una vez, pero qué vez...
Una abraçada, Òscar!
Joan

Nuria Gonzalez dijo...

Hola, Joan

sólo he leido la entrada y algunos comentarios y me ha encantado que hablarais de panaderias donde, actualmente, hacen pan que se pueda comer. Mi pequeña aportación es el Forn Mistral de Ronda Universitat, no tanto por el pan (que es bueno) sino por todo lo que tienen allí: pizzetas, cocas (una muy buena de escalibada) magdalenas, crusans. Me gusta todo.
Un saludo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Nuria, buenos días!
Muchas gracias por tu aportación. Hace cierto tiempo ese Forn ha abierto una tienda para totmar tentempiés en la parte trasera, frente al teatro. Lo que vale la pena es la angosta tienda que comentas tú, cuya entrada está por la Ronda, en efecto. Y no olvidemos sus ensaimadas que, junto al despacho de la Avenida Mistral, pasaban hace años por ser las mejores de Barcelona.
Saludos!
Joan

cuatro especias dijo...

Sólo puntualizar 2 cosas:

1- Por tierras gallegas, disponemos de blancos buenos, pero no llegamos a ese nivel de oferta que teneis en Cataluña.

Muchas veces he tenido que revolver mucho para conseguir un buen vino en concreto y salvo que lo compres en el corte inglés, lo cual deja tu bolsillo, bastante desgarrado, tenemos que conformarnos con lo que hay.

Eso si, en los viajes, siempre me aprovisiono de algo.

2- EL pan con tomate nuestro, no tiene nada que envidiar al vuestro.

Nuestro pan gallego, de bolla, casero, elaborado en horno de leña y que aún se puede conseguir en muchos sitios es una delicia.

Si a eso le sumas un buen jamón ibérico y un buen aceite de oliva virgen extra ¿Con que nos encontramos?
Pués con un pan con tomat gallego, que no te deja indiferente.

Y eso que no soy nada galleguista, me considero totalmente normal.

Pero debo reconocer, que en mi casa el pan con tomat, del que soy gran adicta, es espectacular.

En este caso, aunque no podamos hacerlo, me encantaría una cata entre 2 tostas y ver cual resultaría mejor.
Creo que lo tendríais difícil.

Aún así, vuestro pan con tomat, y en donde nos indicas, es estupendo.

Menudo rollo, te he soltado.

Creo que me he despertado algo temperamental.

Un abrazo

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenoa días, 4E! Algo "arrauxada" que decimos por aquí, sí te veo, pero eso no es malo! Ya sabes que en el Empordà lo que cuenta es esa mezcla de "seny" (criterio) y "rauxa" (una pizca de locura, de dejar que los sentimientos te lleven). Y eso es lo que te ha pasado en la loa al pan gallego. Por supuesto, la bolla rústica en horno de leña es algo imprescindible, tal y como la propones.
El "pa de pagès", rústico catalán; la bolla gallega y el mollete antequerano, son tres de los panes a los que mejor sienta el tomate. En las tres zonas se sirve de forma bien distinta, más parecida en Galicia y en Catalunya, más casi golosina en Andalucía (con la pulpa del tomate servida en cuchara sobre el pan), pero esa mezcla con un chorretón de aceite de verdad, bufff, te deja el cuerpo para lo que sea!!!
Yo tampoco soy de nacionalismos en estas cosas. Bueno sí, uno tengo!!! El de mi "soberano" cuerpo: me gusta lo que me gusta, venga de donde venga y lo haya echo quien lo haya hecho. ¿Productos de calidad? Allí estaré yo!
Saludos
Joan
PS. Sobre los blancos, empezaríamos un tema que no es el de este post, pero tengo claro que la zona donde mejor se tratan las variedades blancas es, con característoicas radicalmente distintas, Andalucía (Marco de Jerez) y Galicia. Catalunya, también, pero modestamente creo que en un segundo peldaño, por ahora.

Bentley dijo...

Joan efectivamente los vinos blancos no son de este post. Así que animate y cuelga uno que me gustaría aportar datos sobre las tres zonas que mencionas.
Saludos

Bentley dijo...

Por cierto el próximo mes de Febrero se celebra Fòrum Gastronòmic Girona 2009 y el miércoles 25 se dedica al FórumPan. Estarán David Nelson, del horno Barcelona–Reykjavik en Barcelona y Fidel Pernía de Masa Bambini de Sevilla, dos primeros espadas de las masas y el horno.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, bentley, no es que estuviera pensado así, pero la verdad es que el próximo post va de un vino blanco, de un productor que es uno de mis favoritos sin más. La cuestión es que es de un poco más al norte que Galicia, aunque las raíces celtas de ese territorio no andan muy lejos. La pena es que no creo que permita hablar mucho de las variedades blancas del noroeste peninsular, aunque sí de cómo se pueden hacer las cosas.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya no voy a dar para tanto, bentley. Dis uolentibus, estaré en el Fòrum el sábado 21, en una sesión coordinada por Manuel Gago. Y el lunes, en una de esas actividades paralelas que nadie que ame otra de las variedades blancas más impresionantes que han sido y serán (la riesling) se puede perder: la presentación de la añada 2007 por parte de los mejores productores alemanes (de la mano de Roca y Wöhr). Si me cojo el 25 (aunque la oferta es supertentadora), ya me echan del trabajo...

Anónimo dijo...

Hola Joan. Felicidades por tu blog.
No puedo estar de acuerdo en que Eva Vila sea la mejor afinadora de quesos de Barcelona. En las varias ocasiones que he comprado quesos en La Teca, siempre han estado pasados de punto, como si no se vendieran y se les pasaran de rosca. Encuentro que los afinan bastante mejor en Murria. Estoy acostumbrado a comprar queso en París.
Saludos afectuosos, Francesc

Anónimo dijo...

Hola Joan. Felicidades por tu blog.
No puedo estar de acuerdo en que Eva Vila sea la mejor afinadora de quesos de Barcelona. Las varias ocasiones que he comprado quesos en la Teca, estaban demasiado hechos, como si no salieran con la frecuencia debida y se les hubieran pasado de rosca. A mi entender, afinan mejor en Murria. Estoy acostumbrado a comprar queso en París.
Saludos afectuosos, Francesc

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas tardes, Francesc, y gracias por tus palabras.
No me he explicado bien y puede, como me pasa a veces, que me haya podido la hipérbole. No conozco a todos los afinadores de Barcelona y es cierto que en Murria compro más vino que quesos. Mi experiencia con Eva siempre ha sido buena, pero vamos, también confieso que muy experto no soy en quesos. Algo he aprendido con los años que llevo comièndolos pero reconozco que mi higado siempre me suele decir "ve con cuidado".
Así que como cada día (soy de los de plateau frommages en casa antes de la fruta) pero poco.
En Paris, yo siempre voy al mercado que hay al aire libre en el Boulevard Raspail, entre los números 70 y 90 aproximadamente. Hay también una deliciosa tienda en una de esas esquinas que es donde más he disfrutado comprando, oliendo y charlando de quesos: Nicole Barthélémy, 51 rue de Grenelle (esquina con el boulevard).
Saludos,
Joan

Publicar un comentario en la entrada