21 diciembre, 2008

Raventós i Blanc


Raventós i Blanc es una de mis bodegas de referencia en el mundo del cava. Fundada oficialmente en 1989, la actividad de la familia propietaria, los Raventós, hunde sus raíces en el suelo del Penedès. Muy cerca de Sant Sadurní, desde hace más de 500 años, los Raventós documentan su relación con la viña y con el vino. Don Josep Maria Raventós i Blanc forma parte, además, de la historia (¡escrita y no!) de la DO Cava y su hijo, Don Manuel Raventós i Negra, ha sabido materializar, con una elegancia y una discreción paralelas al roble que simboliza su marca, una realidad que hace apenas veinte años no existía más que en las cepas. De la cabeza de su padre nace el proyecto, pero de la suya surge la idea del "château" dedicado a las burbujas, de la idea del edificio como centro neurálgico de la finca y de un concepto de cava que prima, por encima de todo, la añada, la crianza y la peculiaridad de los distintos climas y terruños, con las variedades de uva más idóneas para cada uno de ellos.

En un mundo como el del cava este tipo de apuesta es arriesgado: aquí toda la uva está a la vista, toda es propiedad de la bodega y controlada por ella y toda recibe su tratamiento específico en función del tipo de vino al que va dedicado. Si, además, sobre esta filosofía campean otras dos divisas, calidad y precios ajustados, la oferta resulta de gran atractivo. Conocía los cavas y algunos vinos tranquilos, pero el azar más absoluto (nada relacionado con el vino) me puso en el camino de Manuel Raventós. Ni corto ni perezoso, le comenté que había tenido la suerte de participar en una cata vertical de ER (1999-2002) y mi admiración por éste, por otros cavas de la casa y por la comunicación y estilo de su marca. Me quedé con la estampa de un gran señor, al que intuí más dedicado al negocio que a lo que a mí me interesa de verdad, el trabajo en la viña y en la bodega. La idea preconcebida se rompía en mil pedazos al cabo de un par de meses, cuando tuvo la gentileza de invitar a unos amigos y a un servidor a una visita a la bodega. Pensando en la clásica visita de edificio y cata, me topé, por contra, con un auténtico agrónomo, con un hombre que ponía por delante de todo la explicación, SU explicación del territorio, de la finca, de las peculiaridades de los suelos, de los microclimas, de qué uva en qué tipo de suelo y por qué. Sobre el territorio y antes de pisar la bodega o de catar de nuevo sus vinos y cavas, comprendí el por qué del éxito de Raventós i Blanc: el vino se hace en la viña y quien lo hace tiene que amarla profundamente y conocer al dedillo sus secretos. El hombre tras la viña, éste sería el subtítulo del artículo y lo que descubrí en Manuel Raventós.

Con el celler como epicentro, tres grandes zonas, con suelos y climas distintos, estructuran la producción. La Vinya del Llac, con 15 ha, es donde nace ER. Es la parte más baja de la finca y recibe la influencia del rio Anoia y de un lago artificial muy próximo. Sus inviernos son duros, las primaveras más templadas y los estíos, calurosos y húmedos. Suelo de fertilidad media y de textura arenosa, con abundancia de guijarros. La zona de La Plana, con 20 ha y a 147 m, es amplia y abierta, con un clima más seco y mayor ventilación. Las estaciones son, en ella, más regulares, su suelo es más arcilloso y su fertilidad, baja. El Serral está formado por múltiples parcelas, con variedad de alturas y bosque cercano y es la zona más adecuada para el desarrollo de las variedades tintas de la finca, sobre todo la CS y la PN, base de algunos rosados. Estas tres grandes zonas contienen viñedos más pequeños, cuyos nombres y variedades plantadas se pueden ver en un mapa muy interesante, en la web de la bodega. Hicimos, además, una pequeña cata con los cuatro vinos más característicos, en sus últimas añadas en el mercado. L'Hereu Reserva Brut 2006 (60% macabeo, 20% xarel.lo, 20% parellada) será el básico de la casa, pero resulta muy convincente. Degollado el 24.09.08, presenta poca burbuja, pero bien seleccionada, fina, con perlaje que culmina en pequeñas coronas y aromas de fruta algo verde (membrillo), anís estrellado, carbónico perfecto, fresco y muy agradable en boca. Está en un momento perfecto y por un precio recomendado de 7,25 euros creo que tiene pocos rivales en el mercado.



El Gran Reserva de la Finca 2003 es, quizás, el que mejor RCP ofrece de toda la gama probada. Con cuatro años de crianza y degüelle tambien en septiembre de este año, incorpora ahora un 5% de PN a las ya habituales xarel.lo (40%), parellada (25%) y chardonnay (10%). Sale por entre 12 y 13 euros y ofrece un bellíssimo color oro intenso, con aires de autolisis importantes, bollería fresca y manzana asada al horno. Poca burbuja a la vista, pero gran perfección en su integración con el paladar. Mi querido Elisabet Raventós en su añada 2003 fue, quizás, el que se mostró en un punto más cerrado todavía. Con su habitual 60% de xarel.lo, 30% de chardonnay y 10% de monastrell estuvo esquivo en la cata. Días después he probado otra botella y muestra su habitual color oro matizado, tenue, con un finísimo perlaje que sube con fuerza a la superfície y forma una corona grande y persistente. Manzana ácida y fruta fresca en primera instancia; gran consistencia en paladar pero con un carácter muy ligero, vinoso pero con la personalidad todavía por mostrarse en plenitud; cierra con una bella nota de manzana ya al horno y de esos brioches bretones de a medio kg que tanto me gustan para cortar en rebanadas. Culminó la sesión el Gran Reserva Personal de Manuel Raventós 2001 (60% de xarel.lo y 40% de parellada), un cava con siete años de crianza por un precio entre los 27 y los 30 euros. Sin duda es un señor precio, pero la botella se sitúa entre las grandes de la gama de larga crianza en la DO Cava y merece la pena ser conocida y probada: un auténtico cava de parcela, de terruño, con la mejor boca de la sesión. Una nariz muy fina de levadura de París; muy largo en boca y en posgusto, con pasas de Corinto y pastel de manzana, con anises y gató de Reyes, con avellanas tostadas y una cremosidad y consistencia enormes, es un vino para largas horas de conversación y para ser gozado en la intimidad. Brindo con él y con mi anfitrión, Manuel Raventós (en la foto, a la derecha), brindo con su familia y con mis amigos y alzo la copa, en el preciso momento en que se produce el solsticio de invierno, con el deseo de que su hijo Josep tenga el acierto y el empeño de continuar la labor de su padre y de su abuelo. Por lo que sé, madera y raíces no le faltan.

La primera foto es de Polakia; la segunda es de Calamar; y la última, de Raventós i Blanc.

14 comentarios:

Víctor Franco dijo...

Joan, enhorabuena por la explicación, perfectamente expuesta. Gracias a tu amabilidad pude disfrutar de esa intensa jornada y gozar de veras con las explicaciones de Manuel, con quién pudimos profundizar algo más en los enredados entresijos históricos de la DO Cava y a la vez, poder reconfirmar que la filosofía de un gran vino nace de la viña.

¡Y qué buen estaba el Gran Reserva de la Finca 2003! Será sin duda mi cava para estas navidades.

Bones festes i, com diue a Mallorca, molts d'anys.

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Victor! Ya sabes que es un privilegio poder compartir con gente como tú catas y excursiones, charlas y vinos. Pasamos un rato muy agradable y, para mi sorpresa, con una explicación sobre el terreno, que me encantó de veras. Ahí está el secreto, claro, del que conocemos no poco en otras DOs, en otros países, pero que nos es menos habitual en la DO Cava. Una gran lección, sin duda, y algunas confirmaciones. Por no hablar de esa historia apenas escrita, con que Manuel nos obsequió y que explica tanto de la actualidad de esta DO. Su futuro es ya otra historia que, honestamente creo, cellers como éste ayudan a perfilar.
Molts d'anys! I Bon Any Nou, que ens dugui noves estones plegats!
Joan

samuel cano dijo...

Como me gusta ver que de verdad el vino se hace en la viña y que no predicamos con el estereotipo de "con la mejor barrica no hace falta ni vino".

Otra cosa que me gusta también es que las visitas a bodega-viñedo estén basadas en el viñedo y no en el acero inoxidable, el roble y la mesa de nogal con copas riedel summiller. Tal vez sea porque yo puedo enseñar viñedo y poca bodega, además ahora en el patio de la casa del abuelo no sube de 0º y no se está muy comodo. Intentaré conseguir para nochevieja algunas botellas de Raventós ya que nochebuena la paso en Francia con la abuela de mi novia, y me escaparé a Reims, asi que las burbujas de la noche del gallo serán francesas.

Felices fiestas y prospero 2009 a todos los amigos virtuales y no tanto.

Salud y buen vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

No se puede negar, amigo Samuel que ese patio (que he visto en algunas fotos) es atractivo, pero en efecto, no en el solsticio de invierno!!!
Seguro que la montaña de Reims, pises donde pises, te proporcionará grandes momentos de placer, sobre todo si sigues la senda de los pequeños RM.
Raventós i Blanc lo cuida todo, hay que decir la verdad, y su edificio de oficinas y de representación está tan cuidado y mimado como sus viñedos y su bodega. Por supuesto su cripta/cava es una pequeña maravilla también. De vasta le viene al galgo o, como decimos en catalán, "de porc i de senyor se n'ha de venir de mena". Esta gente sabe cómo hacer las cosas desde hace mucho pero haber dado el paso (por las razones que sea) de crear su propia marca y de querer distinguirla desde el trabajo en el viñedo exclusivo de su propiedad (este se dice rápido, pero en la DO Cava no es tan sencillo de encontrar a este nivel) y con estos niveles de crianza y de cuidado, no era fácil, y lo han hecho muy bien.
Ahora mismo creo que los más en su punto son el Gran Reserva de la Finca y el Gran Reserva Personal. A ER hay que darle algo más de botella o que cambie la luna...
Y ya para acabar: no estoy seguro de que todas las visitas se traten de la misma forma. Manuel Raventós sabía bien que estaba tratando con, como diría Victor y los colegas de la Peña El Sarmiento, auténticos enochalados y sin más, cogió el coche y nos paseó por todas las viñas, parando en cada una, explicando cada clima, cada tipo de terreno, la mejor uva, los anillos de feromonas, el viento, el frío, la humedad de cada parcela. Sin duda, era lo que queríamos conocer para entender bien a esta marca.
Lo mejor para ti y para los tuyos, también, en este Año Nuevo, y saluda a la catedral de Reims de un rendido admirador suyo!
Y buenos vinos!
Joan

elbaranda dijo...

Enhorabuena por el artículo.
Tuve la oportunidad de conocer a Manuel Raventós en una de sus visitas junto con su distribuidor en Salamanca, y no acabábamos de hablar de vino.
Mira que es difícil vender cava por copas por esta extremadura castellana y hemos triunfado con L'Hereu.
Siendo el "bajo" de la gama resulta excelente para "copear".
Amén del ER -para levitar y uno de mis cavas preferidos- el reserva se ha asentado en la carta, además de ofertar la botella de 3/8, todo un acierto.
Que conste que aunque no participe tan amenudo te sigo leyendo ;-).
Un abrazo y ¡Feliz Navidad para todos los enochalados!.

Pingus Vinicus dijo...

Amigo Joan um Feliz Natal
Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Marius Viniferus!
me alegra un montón leerte de nuevo por aquí. Ya supongo que tu ritmo será muy alto y que incluso el blog y la participación en otros blogs amigos se resiente algo. Pero me encanta saberte al otro lado! Hoy, no lo creerás, pero he pensado en tu tierra porque he tenido un monovarietal de rufete de la Sierra de Francia en la mano, aunque no lo he comprado. No daré nombres pero era muy caro...
Un abrazo, y ¡feliz Navidad y mejor Año Nuevo!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querido Pingus!
Mis mejores deseos para ti y para los tuyos en estas fiestas y en el Año Nuevo de 2009!
Cordialidad!
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Conozco los vinos o los cavas de esta bodega y me parecen estupendos. Todos tienen algo especial pero me quedo con el Elisabet. Me fascinó desde el día que "la" conocí. Fino y elegante fue mi sorpresa en una cata "ciega".
Feliz Navidad Joan.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, La Guarda, amigo mío, alegría la de verte por aquí. Sabes que también te deseo lo mejor, para ti, para los tuyos y para la empresa donde estás!
Una de las cosas buenas, en efecto, que tiene Raventós i Blanc, es su completo catálogo. No he hablado en esta ocasión de sus vinos tranquilos porque creo (la sinceridad, ya lo sabéis los que leéis aquí, va por delante) que, como conjunto, están un peldaño por debajo de su gama de vinos espumosos. Pero su Perfum de Blancs, por ejemplo, me parece realmente un buen vino para los calores; y su La Rosa, otro que tal. A la gama más alta, tanto de blanco como de tinto con madera, le falta un trabajo en bodega, sobre todo, que ya están haciendo y seguro que les acaban dando tantas alegrías como las burbujas. Todo ello, claro, acaba haciendo que la bodega tenga unas armas poderosas, también para la comercialización, que les permite llegar a muchas partes como conjunto pero a través de alguno de sus elementos distintivos.
Lo comentaba Mario (Baranda, ahora ya Marius Viniferus): su 3/8, por ejemplo, es un acierto en según qué lugares. Gustará más o menos a los puristas de la burbuja, pero llega. Su Hereu tiene un precio muy razonable y llega también, junto con calidad. Sus rosados con ligera extracción, al estilo de algunas cosas que se vienen haciendo ultimamente, tendrán más pronto que tarde un buen público porque es otro producto bien hecho y pensado.
A los amantes de la pureza de la burbuja, de la finura, de la autólisis, de la integración, nos "queda" el Gran Reserva de la Finca, ER, y la selección de Manuel Raventós (el primero y el tercero, con degüelles de septiembre de 2008, están ahora mismo muy bien; el segundo, del 2003, necesita algo más de botella, pero si se tiene paciencia con él, a una boca ya de siempre bastante portentopsa, bien pronto se unirá la nariz!).
Un abrazo, ¡y que lo bebas bien!
Joan

Anónimo dijo...

Hola! Ja veus que no som molt "blogger", però m'encanta llegir-te de tant en tant.
Aquesta vegada... Bon Nadal, un bon 2009 i Molts anys i bons!

Una besada,

Riera

J. Gómez Pallarès dijo...

Aquest "som blogger", en primera persona, sona molt eivissenc!!! Per no parlar de les besades, que es fan molt millor a Ses Illes que al continent!
Molts anys i bons, Riera, també per a tu i pels teus!
Molta salut i bons vins, de Ses Illes, també!!!
Joan

Anónimo dijo...

HOla Joan:

Aunque a última hora pudimos incluir esta marca y sus productos en la Guia de Vins. Espectaculares Slencis i La Rosa, más flojo el 11 d'Isabel Negra. Pero los cavas, todos, de sobresaliente; el mejor por su relación con el precio, el Brut base, según el conjunto del equipo. Para mí el ER. A ninguno le hicimos ascos, os lo aseguro.
Una bodega ejemplar, que esperemos que solucione su conflicto, tan cercano en proximidad física como en parentesco.

Un abrazo fuerte para todos

Jordi Alcover

J. Gómez Pallarès dijo...

Jordi, volvemos a coincidir: creo que los cavas están todos en una gran RCP, aunque confieso que los "...de nit" no los he probado todavía. Los vinos tranquilos básicos andan en la misma línea, y los tranquilos con madera están ahí, porque la casa quiere tener un catálogo completo (por razones obvias), pero son bien conscientes (han trabajado muchos años en Burdeos!) de que tienen que seguir mejorando.
Sobre lo otro que apuntas, más allá de un problema estético con unos almacenes que, para mí, tendrían que ir directamente al fiscal de delitos ecológicos, veo a Raventós i Blanc bien tranquilos. Tienen los viñedos históricos, controlan y miman toda su uva, tienen una bodega hecha a la medida de sus deseos, tienen una cava de reposo de botellas nueva pero que parece del período de la Guerra de los Treinta Años (de bien hecha que está) y tienen un edificio de oficinas y de representación alrededor del viejo roble, que muchos quisieran para sí.
En resumen, que si hay todavía conflictos los llevan muy bien y tienen todos los ases del triunfo vitivinícola (que es el que a mí me interesa aquí) en la mano.
Un abrazo y que pases un buen día de Navidad, en el que algún cava de la casa caerá (creo que el gran reserva l'Hereu), más algún otro cava catalán (Huguet gran reserva brut) y otras lindezas que igual acaban siendo relatadas aquí.
Joan

Publicar un comentario en la entrada