07 agosto, 2008

Sineu



Con lo que me gusta la expresión mallorquina "s'hora baixa" (atardecer, cuando empieza a caer el sol), viene ahora Martí Ramis y me ofrece algo que todavía me parece mejor: "s'hora blava", la hora azul en que esta foto está tomada, aquella en la que el cielo se convierte en una carta de todos los azules: la hora de Magritte. Este año serán menos días pero no renunciamos al aire y a todo lo que nos da Mallorca. Cambiamos de lugar, cambiamos de ambiente y nos vamos al centro mismo de la isla, a Sineu: aires de campo, aromas de trigo, fuerza de la isla donde todo se concentra, Sineu está en la llanura central y ha sido habitada desde que ésta existe. Desde allí iremos quizás más a algunas playas del norte que del sur, pero estaremos a tiro de piedra (así se matan los conejos en la isla) de Maria de la Salud, de Muro, de Petra, de Lloret de Vistalegre: otra Mallorca, sin duda, la interior pero que también nos apasiona. Me gustaría poder escribir notas, más breves, desde la isla, explicando alguna de nuestras correrías. A ver si hay suerte y el tiempo y las ondas acompañan...

4 comentarios:

Jose luis Louzan dijo...

Pues ya en la isla, si puedes y tienes ganas podrias probar el nuevo vino de Frances Grimal
"4 quilos" se llama (me parece)...
Tengo mucha curiosidad porque el An/2 me gusto bastante y quisiera saber cual es la linea de este...

Todo claro despues de disfrutar mucho de la isla y de tu familia que seguro que te lo tienes merecido. Buen descanso Joan y hasta la vuelta...

Anónimo dijo...

Buen descanso, merecido tras una mudanza. Salud y buen yantar.

Roberto

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, querido Jose, entre mis tareas pendientes está la de hacerme con alguna botella de esta, ya casi famoso, 4 quilos...pero me temo que tendré que acudir a mis vinotecas de guardia, o en Felanitx o en Ciutat porque en Sineu no salgo de lo más habitual. Ayer debuté con un correcto muscat de grano menudo 2007 de la Finca Son Bordils, seco y con bastantes terpenos en el ambiente.
Primer día de playa, estupendo, en Canyamel y un paisaje espléndido: verde y agradable todo, con halcones cazando mientas escribo, chorlitos cantando a lo lejos y las gallinas en el prado...qué mas?
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Roberto, ya ha caído algún buen "pa amb oli", la versión del "pa amb tomàquet" mallorquón, pero con este extraordinario pan que sólo se encuentra en Mallorca, casi sin sal y fermentada la masa de una manera tan especial...pura delicia.
Descanso y buena vida: Mallorca está espléndida y el camino que hemos hecho hoy hacia Artà y de Artà a Canyamel ha sido espectacular.
Saludos
Joan

Publicar un comentario en la entrada