31 julio, 2008

Daylight again

Tomo prestado el título de mi primera entrada desde el nuevo piso de un disco catártico de mis amados Crosby, Stills & Nash. Uno tiene ya una edad y sus referentes, incluso, se remontan a la época de los Flying Burrito Brothers. En fin...jamás hubiera pensado que tardaría tanto en publicar una entrada. Una semana entera sin escribir, una semana tremenda en la que, claro, uno bebía y empezaba a disfrutar de la nueva casa pero en la que, al final de cada día, sentía un cansancio tal, que le era imposible sentarse al ordenador y escribir nada sensato. Puede que hoy haya sido la primera noche en que he descansado de veras y me he dicho, al despertar, "de nuevo, la luz del día!". Y aquí estamos, para los pocos amigos y lectores que sobrevivan cerca de un ordenador y no anden desperdigados en vacaciones mil (¡bien merecidas!): se hizo de nuevo la luz y he amanecido con ganas de escribir.

Tomo prestado de un post anterior el collage alegórico que preparé para intentar definir el cava con el que brindamos la primera noche en la casa nueva: Celler Batlle 2000 de la casa Gramona. De los cavas catalanes de larga crianza (éste sólo se hace cuando hay buenísimas cosechas y pasa no menos de 7 años en la bodega: el 2000 ha salido al mercado hace pocos meses), Celler Batlle es el que más me gusta y con él nos estrenamos. Diréis, los lectores que lo conocéis (sólo se han hecho de él 15000 botellas), que es un infanticidio. Y os daré la razón: pero para mí era un símbolo y "sacrifiqué" una de mis botellas para hacer los honores a algo que nos ha costado tanto y tanto con otro algo, este cava, que aprecio sinceramente. Con mayoritaria xarel.lo, este es, casi un cava de pago, pues la uva procede de la viña La Plana. Es, ahora mismo, de un amarillo muy descansado, muy relajado, bastante transparente y, como todos los "Batlles", tiene una burbuja muy fina y persistente, muy delicada y pujante. Sus aromas son de gran juventud, frescos, con aires de melocotón de los que por aquí llamamos "gabachos / franceses" (de carne blanca, prieta y fragante), con puntas de hinojo, con ligeros toques de mantequilla y de cremosidad en boca pero con una estructura, con un esqueleto todavía muy livianos al paladar. Su posgusto empieza a evocar ya ciertos aires de bollería francesa, pero se nota que necesita años de guarda, en los que seguirá desarrollando los terciarios de su crianza y dando momentos de gran placer. Para comprar y para guardar.


De los otros vinos que he tomado durante estos días (ambos para comprar y consumir ya), me quedo con dos especialmente placenteros, aunque por razones bien distintas. Ambos, con todo (de hecho los tres que comento hoy), se dejan acariciar por la última sentencia del inefable Theise: "sólo los mejores vinos te dejan degustar el silencio", el silencio que provoca su presencia, el silencio y la discreción que acompañan a su creación. Poco ruido y mucho talento y tradición hay en este Josmeyer Gewürztraminer Grand Cru Hengst, vendange tardive, de 2001. Una de las mejores bodegas alsacianas mima su pago Hengst, del que saca impresionantes Gewürzt. y no menos grandes rieslings. Este vendimia tardía del 2001, con 12,5% y una temperatura de servicio sobre los 10 ºC, es puro, es delicado, es muy fino y te habla, directamente, a golpe de susurro. Agua de rosas, mango maduro (con su aire de madera), melocotón, con un punto de carbónico todavía. Es ligero también en boca, ágil y vivaz, y te regala con un posgusto de terpenos, de muscat y de pera de Puigcerdà bien madura. Llamadme loco pero este vino lo tomamos con un atún en ligero escabeche (si alguien quiere la receta, la daré muy gustoso) y el resultado fue muy atractivo.

El tercer vino de esta nueva presentación es uno de los mejores albariños que tenemos el gusto de poder tomar por estos pagos. Solemos hablar con grandes halagos del Cepas Vellas, y con razón (aunque algún día diré algo de mis últimas sensaciones con su 2006) pero Gerardo Méndez ofrece un albariño joven, en su marca Do Ferreiro, que es, también, una gran fuente de placer y de felicidad. Si se compra en la tienda saldrá por unos 10-12 euros. En restaurante, según la suerte que tengas...yo no tuve mucha y la primera cena fuera de casa fue en El Suquet del Almirall, un restaurante a pie de paseo de la Barceloneta (mirando al Port Vell), con una discreta y bastante tranquila terraza. Allí, cenamos bien (grandes buñuelos de bacalao, con el tropezón entero en el corazón del rebozado; gran pan con tomate, coca de pan, vaya; buenas croquetas de pollo, dignas; fritos de pescado bastante ligeros y sabrosos; buenos mejillones y caracoles de mar), aunque los vinos salían por bastante más del doble que en tienda. Cayó el Do Ferreiro 2007, sin crianza claro, con 13,5% , con buen servicio de copa (Spiegelau) y de cubo con hielo y agua. Embotellado en febrero de 2008, es un vino jovial, que te habla casi en sonrisa, fresco y muy vegetal, con aires de manzana ácida y de musgo. Es distinto a otros albariños de gran calidad, en los que el acero les ofrece un aire más agresivo y mineral. Proporcionó otra nota para añadir al código Theise: lo dice la segunda pista del CD que DJ Camblor No tuvo la gentileza de regalarme (¡y con el que paso grandes ratos en el coche!), en su Pequeña Serenata Atemporal, "Happyness is so hard to find...". Pues eso, añadamos un último punto al Código Theise y hablemos, también, de aquellos vinos que, sin más, nos ofrecen momentos de silencio, de placer y de felicidad en nuestras vidas. Los tres que hoy reseño, sin duda, podrían acogerse a estos principios. Por lo que a mí respecta, y en este momento de la mía, así fueron, y así os lo explico.

Lo dijo Epicuro mucho mejor que yo: "el límite de la magnitud de los placeres es la eliminación de todo dolor. En cualquier lugar donde hay placer, y duranto todo el tiempo en que éste dura, no hay dolor ni pena ni mezcla alguna de ambas." Estos vinos producen placer y, en consecuecia y mientras duran, provocan ausencia de dolor y de pena. ¡No es poco!

26 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Supongo que habrán sido unos días tan largos como agotadores hasta completar la mudanza y digo supongo porque para mi estos últimos días hasta alcanzar hoy por fin las vacaciones han sido larguísimos y más cuando convives con alguien en vacaciones, se junta la desidia de las vacaciones en casa y el trabajo.

Me apunto el Do Ferreiro, el Cepas Vellas me pareció un gran vino pero me apetece más para soportar el verano otros vinos más, no se, probare con el Do Ferreiro.

Un saludo

Anónimo dijo...

Buenos días, unos compañeros blogger como vosotros han sacado un juego interesante relacionado con la gastronomía, os dejo el link lo veo xulo y divertido , creo que nadie ha hecho algo así como ahora.

http://www.7canibales.com/juego/

feliz veranO

Olaf dijo...

No soy muy amante de la Gewürtz, pero ese de Josmeyer me pareció fabuloso cuando lo probé, un gran vino sin duda.
El cava ese... me han dicho que el 2000 viene muy bueno, así que habrá que conseguir algunas botellas.
Saludos veraniegos

Olaf

Vins i més dijo...

Saludos Joan, tranquilo a mi me pasa lo mismo, hay épocas vacias de bloguismo, pero enseguida el mono aprieta y te apetece compartir lo último que has hecho/bebido/comido...
Apunto el cava a ver si le damos caza... Por cierto tu que tanto sabes, del 10 al 14 andaré por Barcelona y he apuntado los sitios que indicas de tapeo. El Quimet cierra, sabes algo que esté abierto o alguna cosa nueva que no hayas referenciado y valga la pena...

J. Gómez Pallarès dijo...

David, el Do Ferreiro sin crianza, en efecto, está superior. A su buena temperatura y buen precio, casi imbatible. Reconozco mi flaca últimamente por el Zárate pero vaya, ahí están ambos para estas noches y tardes de 30 y pico!!!
Y sí, muy cansado ando, pero todo lo mejoraremos!!!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, anónimo, lo miraremos y a ver qué tal. Me reconozco poco amante de los juegos en línea pero prometo echarle un buen vistazo mientras intento pensar con qué delicado y fino vino me refresco hoy, que a lo que parece está ya siendo el día más caluroso en Barcelona!
saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querido Olaf, para "vencer" ese sentimiento (y lo pongo entre comillas porque ya sé que tú rpuebas de todo y sin prejuicios) te recomendaría, si no lo has probado todavía, la línea de gewürztraminer de la zona originaria de esta uva, Tramin / Termeno, en el Alto Adige italiano: mis dos bodegas preferidas son la de Alois Lageder y la de Hofstätter. El Kolbenhof es este último es una experiencia por la que cualquier amante del vino tiene que pasar. Creo, vaya.
Ya me dirás...
Sobre este cava, ya sabes donde conseguirlo bien de precio, ¿verdad? Para guardar un par de cajas, si hay espacio y presupuesto, e ir abriendo una botella cada dos meses: menuda experiencia!!!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

El Vaso de Oro, el Tapasç24, el Rosal 34 entre lo más granado de la ciudad, Inopia...y muchos más. El rey de las referencias es Encantadísimo, ahora en Flickr, pero si quieres direcciones te las paso en un rato. Ahora tengo que ir a por un recadillo.
Encantado de estar de vuelta y de ver que hay tanta gente al "otro" lado!
Saludos, ViM!
Joan

Gourmet de provincias dijo...

Pues bienvenido y hasta pronto. Coincidimos por apenas unas horas. Me conecto entre maleta y maleta antes de salir mañana para un par de semanas sin internet y sin móvil en el cabo del fin del mundo (o Cabo Corrubedo, si prefieres, más prosaico pero se refiere a lo mismo).

Volveremos a mediados de mes con las pilas cargadas y ganas de seguir un año más al pié del cañón.

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Fantástico plan, Jorge!!! Que disfrutes de tu entorno preferido, que cocinéis a gusto y que vuelvas con las baterías a tope y un montón de recetas para compartir con todos.
Un abrazo
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Joan, efectivamente este Do Ferreiro, es un estupendo albariño igual que el Zarate. Ambos sin tener que recurrir a sus magnificos hermanos mayores son unos grandes vinos para disfrutar en estos momentos veraniegos o en cualquier otro.
Tomo nota, como otras veces del Celler ahora solo me falta encontarlo por estos lares.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Reconozco que ese punto casi agraz que le da las largas temporadas en inox al Zárate me tiene loco, Carlos. Do Ferreiro sin crianza es mucho más tranquilo, por decir algo, más susurrante pero igualmente placentero, muy varietal pero en susurros: lo que quería para esta tanda inaugural, sí.
Por lo demás, seguro que encuentras quien te mande algunas botellas de Celler Batlle de Gramona, Carlos: hay quien vive de esto! Si hiciera falta, por supuesto puedo darte indicaciones.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Llevaba tiempo sin frecuentar blogs amigos. Un placer encontrarte relajado despues del strees de la mudanza.
Con vinos de ese estilo la paz llega al espiritu y todo vuelve a la normalidad en el mismo instante del descorche.
Yo sigo de un lado a otro, y espero no sosegarme hasta septiembre.
Iremos contactando.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues espero, amigo LGdN, que tus trasiegos te sean tan fructíferos como los isleños que comentabas. Hoy he tenido ante mí, en una vinoteca olvidada de barrio, un Único del 1996 y tentado he estado, pero al final me he ido a L'Ánima del vi y me he agenciado con algunos vinos naturales (más algún gran riesling que tengo en la fresquera), que saldrán esta noche en la primera cena con unos queridos amigos en el piso nuevo.
Me voy a lucir, vaya.
Estamos en contacto!
Por cierto, ya puestos, ¿tú estarás en la European Wine Blogger Conference a finales de agosto en Logroño?
Saludos
Joan

Jose luis Louzan dijo...

Me alegro de tu reentre en estas fechas tan desoladas al bloguismo Joan¡¡.

Me encanta tambien lo del Do Ferreiro porque es hasta ahora mi preferido de este año.

Este fin de semana se celebra en A Coruña el IV salon de los vinos y aguardientes gallegos. Haber que encuentro...

Un abrazo

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues ya contarás tus impresiones de primera mano, amigo Jose: catando, catando, seguro que acabas encontrando cosas interesantes que recomendarnos y que vender.
Yo estoy encantado de la vuelta, aunque sea esta una época de cierta vagabundez...pero ando ilusionado porque hoy tenemos la primera cena con unos queridos amigos en la casa nueva y les he preparado (me he preparado, vaya, a qué engañarnos) un par de cosillas que espero den gran satisfacción!
Saludos cordiales!
Joan

Jose luis Louzan dijo...

Ya me imagino que a esta hora no estarás por aquí, logicamente, pero para mañana..

Estoy probando un Monterrei mezcla de Godello y Treixadura y me ha parecido notar ¿Levadura de pan?...

No se, es que no me ha disgustado y para tenerlo claro porque es levadura, pero no parece artificial, sino como integrado en el conjunto...

Bueno, paranoias mías a lo mejor

Anónimo dijo...

felcidades por haber terminado la mudanza; esto es una de las activades más estresantes que existen; ahora a disfrutar ¡¡.
Del Josmeyer el Gewustraminer del 95, que la pasa el Herr está fenomenal. Un abrazo.
federico

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno Jose, en la Do Monterrei tendríamos que ver qué bodega y de qué año era el blanco que probaste. Según la vinificación que usen, el aroma a levadura de pan es perfectamente posible, tanto si se trata de una crianza de blanco en madera como si se trata de una largo contacto del vino con sus levaduras, claro. Así es que a falta de saber bodega, añada y tipo de vinificación, tu nariz estaba fina y seguro que detectaste este tipo de olor.
El abanico, por lo demás, puede ser muy amplio, siempre relacionado con la levadura y con el pan, desde la propia levadura der París (difícil de oler) hasta la más variada bollería francesa!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querido Fede: muchas gracias por tus palabras. Ayer, para celebrar la primera cena con unos amigos en el piso nuevo abrí una de las botellas qu esé que te son queridas: Prüm Wehlener Sonnenuhr Auslese del 1994!!! Extraordinario contenido! Espero poder hablar de ello!
Un abrazo y un beso a tu santa.
Joan

Anónimo dijo...

Apreciado Joan: Si señor, gran elección,para un gran momento. Yo abrí hace poco un Grans Fassian Riesling Eiswein GK 1992, que te lo recomiendo fervientemente si te puedes hacer con él. Y aún tengo por abrir el famoso Dr Burkling Wolf Wachenheimer Gerümpel Riesling Auslese “R” 1990.
Estos días voy menos de alemanes por que estoy haciendo un cursillo intensivo de "Côtes du Rhône" ( auto aprendizaje) Muy interesantes vino sobre los que sabía y se poco, he empezado con los genéricos y cuando apruebe el cursillo tengo un par de Hermitages esperando como premio. Salud¡¡
Federico

J. Gómez Pallarès dijo...

Jamás he pasado por este KG, Fede, pero conociendo la casa y sus productos, ya me imagino los momentos de placer que os dió esta botella. El B-W R sí lo he probado y es un enorme vino también. Por lo demás, no te arriendo las ganancias haciendo un intensivo de Cotes du Rhone en pleno verano!!! Espero que vayas combinando los poderosos tintos con botellas más "estilizadas" y con algunos blancos de marsanne, rousanne, viognier... Es una buena experiencia, sin duda.
Saludos cordiales
Joan

Anónimo dijo...

Hola, Joan

fel�z verano y, sobre todo, fel�z p�so nuevo!!!

Desde Estambul, Nur�a Gonzalez.

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, Nuria, muchísimas gracias!!! Qué ilusión recibir un mensaje de buena voluntad (ya sabes, la "eudaimonía"!) desde Estambul!
Un abrazo y feliz estancia, y no olvides los mosaicos tardoantiguos!!!
Joan

Anónimo dijo...

Hola Joan,

Tras la tormenta viene la calma y ese acogedor lugar elegido será estupendo para esas bacanales que te pegas.

Acogedora vida y buen vino en la nueva "concha".

Joaquín

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Joaquín, ya se sabe post nubila, clarior...así es que ahora a acomodarse, a adaptarse y a empezar a disfrutar del asunto!!! Que son cuatro días, aunque ahora mismo esté bien lejos de esa "concha", en la madre tierra mallorquina!!!
Saludos
Joan

Publicar un comentario