16 junio, 2008

Vinos naturales: el ejemplo de Samuel Cano


Hace bien pocos días hablaba de las características de los vinos naturales, que la asociación de sus productores ha decidido otorgarse. Y, será por casualidad o no (¡cada vez creo menos en ellas!), pero la semana pasada la asociación me hizo llegar la publicidad de su primer encuentro. Por desgracia, la cita cae un poco lejos de casa, pero aquí os la dejo porque merece la pena que la conozcáis los interesados en el mundo del vino. Será el próximo 23 de junio, vigilia de San Juan, en pleno corazón de La Mancha y de su DO, en El Toboso. En el restaurante del mismo nombre y de 10 a 19 horas, 11 ilustres bodegueros y productores de vinos naturales darán carta de naturaleza a su asociación, y se reunirán en su primer salón, no tanto para conocerse entre sí, que también, cuanto para darse a conocer a todos los que por allí os acerquéis. Mi pena es doble y la hago pública, porque casi no me creo mi desgracia: por razones familiares, tengo que estar en la zona (en La Roda, Albacete), los días 21 y 22 de junio, pero tengo que volver ese mismo 22 por la noche. Sic!!! Apenas 80 km separan La Roda de El Toboso...Sin comentarios.

Para intentar resarcirme de tamaño despropósito (mi otra desgracia es que Las Rejas de Manuel de la Osa anda de reposo vacacional precisamente esos días de junio: ¡es que no doy ni una! ¿Algún sabio consejo de los amigos en la zona?), me he apañado hoy un surtido de verduras de temporada a la plancha (berenjena, calabacín, con cebollas, nada más), sal gorda de Maldon, un chorretón de aceite, y me he abierto la botella que Samuel Cano tuvo la amabilidad de mandarme. Samuel vive en Mota del Cuervo (Cuenca) y sus viñedos se encuentran en la DO La Mancha. Supe de él gracias a Mario, que cantaba maravillas de su El Patio 2006 (decía Mario que "por amistad"; y yo pensé que me apetecería comprobarlo). Al leer que Samuel (El Toboso está casi a tiro de piedra de su bodega) formaba parte del cartel de elaboradores de este 23 de junio, miré la botella y pensé "hoy serás mía". Recomiendo abrirla una hora antes del servicio, hacerlo sobre los 15 ºC y permitir que suba de temperatura el vino en copa un par de grados más. Se trata de un experimento valiente y arriesgado: quasi-monovarietal de syrah (con algo de cabernet sauvignon), la uva de la primera vinificación de Samuel ha sido vendimiada y despalillada (sic!) a mano. Detalle importante para entender sobre todo su paso por boca, es que entre maceración prefermentativa, fermentación y maceración, el vino ha pasado 30 días en las mismas barricas (roble americano de cuarto año) que después le han dado el afinado (sobre los 8 meses), primero en posición vertical y como si de depósitos se tratara. Después en posición horizontal. No hay filtrado y sólo un clarificado po clara de huevo. Embotellado en junio de 2007, sale al mercado con 13%.

Su color es de un rubí intenso, casi encendido, subido y brillante, con un menisco de capa media y un ribete en degradado del mismo tono. Los aromas de fruta que asoman, agradan por su comedida austeridad : aires de ciruela madura y aceitunas negras muertas, acompañados del humo del hogar, llevan a una boca ligeramente astringente. Asoman posgustos de hollejos, una largueza de sabores muy notable y una pizca de regaliz de palo. Los taninos son medios, agradables y algo secantes. Tiene una lágrima notable este vino y te deja la sensación de vino austero, ligero y comedido, que termina su recorrido con aromas de campo en otoño: me vienen a la cabeza los aromas y la nobleza del sarmiento. No sé a qué precio estará en el mercado pero se trata de un primer vino muy notable y que me reafirma en la idea de que a los productores de los vinos naturales, hay que seguirles con dedicación y con ganas de probar cuanto hacen. Vaya que sí.

Postscriptum. Como sucede casi siempre, he hecho la cata a mediodía, en ayunas y antes de comer, y he reservado una parte de la botella para tomar con alimentos sólidos, horas después de abierta (esas verduras...). Ha ganado mucho, de veras, y se han añadido a las notas tomadas, un deje de cerezas maduras, junto con aromas terciarios de pimienta de cayena y clavo de especia. El recuerdo que deja el vino es cada vez más agradable, de fácil entrada pero buena complejidad al mismo tiempo y un claro consejo, que no seguí en su momento: casi es mejor decantarlo una hora antes que dejar simplemente la botella abierta (lo que yo hice).

18 comentarios:

María Fernanda Gómez dijo...

Independientemente de que se crea o no en lo de los vinos naturales, sí está claro el profundo interés que estos elaboradores de vinos tienen en ahondar en los procesos y cuidados de todo lo relacionado con el vino, desde su origen - cuidado y respeto de la tierra -, pasando por la uva - cuidado llegando al mimo de la misma - hasta llegar al vino como verdad.

Y ya se sabe, muchas veces la verdad no nos gusta, pero no deja de ser verdad.

Conocemos la dedicación de Barranco Oscuro, Marenas, Vetas, etc desde hace ya un tiempo, y hablar con ellos es hablar dela pasión por el mundo del vino.

Enhorabuena por la iniciativa a todos. Me pilla algo lejos, pero si pudiera iría ya que será muy ameno el escucharles a todos hablar desde su verdad, desde su conocimiento de la elaboración de los vinos.

Olaf dijo...

Si que esta rico el Patio del amigo Samuel. Y mas cosas que prepara para el futuro. Ha hecho incluso un Airén que esta bueno y mira que es difícil hacer algo interesante con esa uva.

Yo estoy en las mismas, el domingo pasaré muy cerca de Mota, a ver si consigo hacer las gestiones necesarias para poder compartir un rato con ellos.

Saludos

Olaf

elbaranda dijo...

¡Ya me hubiera gustado pasar por Mota y conocer a los "chicos naturales", pero me es imposible -lamentablemente-, pero confío en que estaremos bien informados.
De todas formas yo ya me he hecho acopio de El Patio ;-).

Roger dijo...

Pinta bastante bien ese El Patio, a ver si hay suerte y pesco alguna botella. Si encuentras cerrado Las Rejas, no problem Joan, puedes acercarte a San Clemente, que es sin duda uno de los pueblos más bonitos de La Mancha y comer en Casa Torta o en Casa Jacinto, que están casi pegadas, en la Plaza Mayor, y encontrarás los platos más típicos de la cocina manchega. Imperdible el ajoarriero(atascaburras) de Jacinto y si tienes oportunidad prueba el morteruelo. Torta es más de picar y Jacinto de tomar asiento. Aunque Torta es en mi opinión más auténtico. El morro también es fantástico y típico.

Que disfrutes y espero haberte servido de ayuda Joan.

Un abraç

Roger

samuel cano dijo...

Gracias Joan, por tu nota de cata y por tu reseña, me encanta que hayas disfrutado del vino. En cuanto a lo que comentas de que mejor decantarlo, te lo recomendé porque van unas cuantas abiertas y no falla. Supongo que es la variedad, la syrah es una casta que se cierra facilmente y que necesita de oxigenación, sobretodo cuando es joven. De hecho en las bodegas, cuando se va a embotellar como vino joven, se le dan varios trasiegos antes de meterla en la botella para evitar reducciones y malos olores (que son inevitables con el paso del tiempo en botella).

A los demás si quereis más información este es mi correo: samuel_cano@yahoo.es (espero que Joan me deje poner aquí mi correo y gracias por dejarme utilizar lel lugar)

En cuanto al precio, esto podría encontrarse en las tiendas sobre los 8-10€ iva incluido, lo malo es que la producción es tan corta (500 botellas) que a pocas tiendas va a llegar. Lo dicho ahí está mi correo.

Por último, gracias a Joan y a los demas por contar vuestra opinión sobre el vino, siempre es de mucha ayuda, a y por supuesto estais invitados el fin de semana que viene al Toboso.

Salud y buen vino.

Lorenzo dijo...

Nos alegra que os parezca interesante, solo quería comentar que el sábado y el domingo también será posible catar los vinos acercándose al Restaurante El Toboso aunque será más complicado que los bodegueros atiendan directamente. De todas formas se puede contactar con Samuel al teléfono que aparece en el cartel.

Carlos Rodriguez. dijo...

Hola Joan, tuve la oportunidad en Diciembre de conocer a Samuel y su Patio, y debo reconocer que si algo tenia Samuel era pasión por su vino, eso se notaba en aquella mesa.
Saludos para ti y para Samuel.
Carlos

javi.. dijo...

Una lástima que no puedas ir aunque ya veo que te has resarcido bien...

Esta semana publicaré la convocatoria, si me lo permites y me lo permiten, por el blog de Vinogusto.

un saludo.

http://www.vinogusto.com

Laureano Serres dijo...

Permitido está Javi, para esta y otras veces que os convenga. Nada hay que esconder, al contrario, agradecidos a vosotros porque estáis haciendo una labor muy importante. Que se sepa, gracias.

Laure

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, María Fernanda, por si no habías escrito antes aquí (ya no llevo el control, lo siento), bienvenida en la parte pública de este cuaderno. Y como he hecho con los amigos que habían escrito en el post anterior, me disculpo por empezar a conestar tan tarde las reacciones al comentario sobre la convocatoria de la AVN y la cata de El Patio de Samuel Cano: Genova me ha comido, subyugado, y yo me he dejado...
Lo de los vinos naturales, y estos días lo he estado comentando con muchos bodegueros y agricultores italianos y alguno francés, es un batiburrilo de tal calibre que, ahora, todavía agradezco más la iniciativa clarificadora de los amigos de AVN. Se estará de acuerdo o no, gustarán más o menos, pero esta asociación ha puesto las cartas encima de la mesa y ha dicho "quién quiera entrar aquí, tiene que pasar por esto". En Italia, los niveles de sulfuroso son tan escandalosamente distintos en vinos que se llaman, a sí mismos, naturales, que no sé no dónde buscarlos de verdad. Andaba yo por Terroir Vino casi como Diógenes...
Hasta que me puse a probar y a probar y a charlar y a charlar...y a algunas conclusiones he llegado.
Y sin duda, la primera tiene que ver con el tamaño de la empresa y la segunda con la absoluta pasión por la tierra y la cepa. Diréis que esto no tienen nada que ver ni con un vino bueno ni con uno malo. Es cierto. Pero todos tienen ese MCD.
El resto, a la vista de la falta de normas precisas, más allá de una certificación bio, pues pasa por saber exactamenet cómo se trabaja en campo y en bodega y, después, en probar.
La ocasión que se nos brinda en El Toboso es, en este sentido, tan preciosa como la que he vivido en Genova para los vinos italianos.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, querido Olaf, qué te voy a decir a ti que tú no sepas...
Si puedes hacer esas gestiones, valdrá mucho la pena estar. Yo, por separado, creo que los he probado todos, pero la gracia de verdad será que estén todos juntos: eso sólo ya merece el viaje porque se montan unas tertúlias de alucine!!!
Sobre la airén, esperaremos, por supuesto, a ver resultados, pero tu comentario me recuerda mucho los que se hacían sobre la xarel.lo cuandoe mpezó a vinficarse sola. Estoy, creo que como tú, seguro que con el debido conocimiento de la uva, saldrá más pronto que tarde, un monovarietal de airén que rompa ideas!!! No ha pasado con tantas y tantas uvas, blancas o no... La picapoll es otra que me viene ahora a la cabeza, y etc.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

No sabes tú nada, Mario. Conociendo como conoces el percal y el patio, tendrás de todo y en abundancia.
Y bien que haces!!! Y lo servirás con cariño y comentarios atinados cuando corresponda, por supuesto.
Así da gusto!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querido Roger, tus consejos me caen, literalmente, como agua de mayo (de hechoe stamops en junio, pero la autopista de vuelta de Genova parecía una barca!!!).
Tomo muy buena nota y estoy seguro de que sacaré el partido mejor de los días que pase por allí, gracias a ti!
Una abraçada
Joan
PS. Y sí, ya verás que siendo la primera añada de Samuel, la cosa promete pero estoy seguro de que irá a más!

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias por las precisiones, Samuel. De hecho, la syrah se cierra más o menos pero eso depende no poco de cómo se vinifique y de la tierra de la que provenga. La tuya, sin duda, es mejor decantarla. Y loq ue comentas de los trasiegos es definitivo: tampoco sé, la verdad, cómo estabilizas el vino antes de embotellarlo, por aquello que comentas de los olores...
La primera producción es, en efecto, casi testimonial, pero llegarán más...osea que la gete esté al quite. Un precio que ronde los 8-9 euros me parece muy correcto para el vino que probé, la verdad.
Ánimos y a seguir, que ya espero esto que se comenta más arriba de la airén!!!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, Lorenzo, me das otra alegría, porque ahora ya tendré que elegir entre San Clemente y El Toboso... De hecho mi única comida libre creo que será la del sábado, así es que tengo que empezar a valorar el asunto.
Muchas gracias por ampliar la información: conocer los vinos ya es importante, por supuesto, aunque lo mejor sea poder hacerlo en compañía de quienes los han hecho.
Saludos cordiales y muchas felicitaciones por hospedar tan buena iniciativa!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Por supuesto, Javi, la información es pública y cuanto más se distribuya, mejor. Ya lo apunta Laure, así que adelante!
Saludos
Joan
PS. De todos modos, ya me quedo más tranquilo con la información que da Lorenzo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabéis, a lo que diga Laure...amén!!!
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues Carlos, yo no he tenido esa suerte pero a lo visto por alguna fotos que circulan por ahí, seguro que haríamos migas...y es que esto del vino y de la pasión que sentimos por él, sea cual sea el lado desde el que nos lo miremos, une mucho!!!
Un abrazo
Joan

Publicar un comentario