09 junio, 2008

Hisop


Hisop es uno de los tres restaurantes en Barcelona que configuran, para mí, el eje de lo bistronómico en la ciudad: precios razonables, calidad y personalidad en la cocina, servicio profesional y esmerado (sin empalagos), meditada y más bien corta carta de vinos. Los otros dos son Caldeni y Gresca. Los tres tienen, además, una estructura más bien tubular con la cocina al fondo y los tres comparten un sentimiento por la decoración discreta y que acompaña y complace más que desborda. Hisop sea quizás, de los tres, el que ofrece espacios más amplios y sosegados, con pocas mesas y cierta amplitud entre ellas (¡cierta!), con blancos y rojos en la decoración y flores en las mesa y en las paredes. Me siento a gusto en él. Dos amigos no lo conocían y quedamos allí al mediodía. Ofrecen, por supuesto, la carta al completo, pero los mediodías, como todos los bistronómicos de la ciudad, tienen además la posibilidad de un "menú", una fórmula especial ("Àpat migdia"), que es escandalosamente conveniente: dos aperitivos entrantes, un primero y un segundo a elegir y un plateau frommages o un postre por 25 euros, vinos aparte ciertamente.


Puesto que nos convenció lo que nos "cantaron" de menú, para allá que nos fuimos: de los dos entrantes, me gustó especialmente una patata con sepia a la plancha y crujiente de chocolate. Mi primero consistió en una mezcla de ensaladas con bacalao y habitas tiernas, todo ello regado con una emulsión de agua de tomate y aceite. La gracia del aderezo es que te lo sirven en un tubo de ensayo y uno puede aplicar su contenido al plato o bebérselo directamente. Yo hice ambas cosas, y el bocado de ensalada junto con el contenido del tubo fue otro gran momento, sencillo pero qué bien logrado, de la comida. Mi segundo consistió en una merluza con "salsifins" y colmenillas: un sabrosísimo mar y montaña, que llega sin estridencias, suave y delicado. Había pensando en un Santbrú 2005 para estos menesteres, pero era lunes y las botellas habían volado el domingo. Cayó finalmente un Mauro 2004, de Bodegas Mauro, VT de Castilla y León, del reputado y sabio Mariano García. Con una mayoritaria tempranillo y un mínimo aporte de syrah, es el vino básico de la bodega, de capa alta y color picota bastante oscura. Se mostró algo cerrado y reacio a mostrar sus bondades, que las tiene, pero acabó con un buen alarde de cerezas maduras, de grosellas negras en sazón y de flores de primavera (violetas).


Con todo, confieso que lo mejor llegó al final de la comida. Con la complicidad absoluta de la jefa de sala y sumiller, nos embarcamos en una selección de quesos, del tou de til.lers al mimoulette y al munster, para acompañar a los más curados de los cuales, se nos permitió (¡qué gozada!) una copa de riesling. Digo "se nos permitió" porque me pareció que no tenían contemplada la modalidad en el menú del mediodía, Pero resulta que tenían a "prueba" algunos rieslings en la carta de vinos (algo parca, por cierto, en blancos de interés) y se me iluminó la cara ante la lectura de "Reichsgraf von Kesselstatt riesling 2005". No sabía de qué se trataba (ay la redacción de las cartas de vinos...) y resultó ser, ni más ni menos que un Kabinett 2005 del pago de Scharzhofberg!!! Un hada o hado (quién sabe) madrina había pasado por Hisop y nos había dejado esa botella....uno de los grandes del Mosela, de una de las grandes e históricas bodegas de la DO, que pertenece además a los 9 Magníficos de Alemania, en una vinificación seca pero que aporta el suficiente azúcar residual como para disfrutarla con quesos curados. De un color amarillo algo pálido, la copa (la única pega: era de oporto, no de riesling) tardó algo en ofrecer las maravillas de este Kabinett: aires terpénicos fabulosos, con puntas de matizado queroseno; pera limonera, fresca, fragante; una punta de carbónico; gran suavidad no exenta de volumen en boca; y un retrogusto de membrillo y algo de mango culminaron esta estupenda comida. El broche de oro llegó con unos petits fours en gran forma, sobre todo las aceitunas muertas servidas como dulce, con una capa de azúcar, y las minitartas de crujiente hojaldre con manzana. Un buen café y un trato excelente nos pusieron de patitas en la calle de un lunes que, gracias a Hisop y a sus gentes, casi me pareció viernes.

Las fotos de Hisop proceden de la galería de Encantadísimo en Flickr: sin él, a ratos no sabría ni cómo embellecer mis notas: gracias, una vez más. El póster es de la página web de los von Kesselstatt y está a la venta en ella.

16 comentarios:

CarlosGonzalez dijo...

Fantástico ese RVK Kab 2005...hace unas semanas que me lo abrí en casa y confieso que si éste está ya rico el spätlese 2005 lo está más.....más...
Bueno, estupenda entrada la tuya, como siempre, vamos.
Salut

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, compañero! Como sabes, andan en camino, de la mano de quien los llevó a Hisop, algunos Kabinett de von Kesselstatt de añadas anteriores (aunque también tenga disponibles de este espléndido 2005): se me erizan los pelos de pensar cuando pueda abrir una botella...
Y por supuesto que para los amantes de los spätlese, éste es espectacular.
Salut!
Joan

CarlosGonzalez dijo...

Dice el que tu ya sabes, y esto parece ya el miedo a decir el nombre del que tu ya sabes como en Harry Potter, que no abramos esos spatleses de 2005, que esperemos almenos 5 años, pero yo digo que lo abras ahora y te darás cuenta del potencial que tiene, bestial. Y luego ya habrá tiempo de guardar. Ya me lo anunció Oscar, pero hay que abrir y catarlo para creerlo, palabra.
Salut

J. Gómez Pallarès dijo...

Me temo que haré lo mismo, no sé por qué...Espero que en el piso nuevo, gane un poco de espacio para el vino y pueda hacer cosas de este tipo, guardando alguna botella pero abriendo otra antes para valorar el potencial de lo que contiene.
A ver si me apaño!
Salut
Joan

Gourmet de provincias dijo...

Tenía ya este nombre apuntado para próximas visitas a Barcelona (a ver si hacia final de año), pero después de leer tu post, queda confirmado.

Por cierto, este fin de semana abrí un Alamos de Catena 2005, que fue mi primer Malbec, y, pese a las advertencias del vendedor, me pareció fantástico: potente, con personalidad, con un final que en cierta medida trae recuerdos diría que de cuero pero muy matizados y bien ensamblados. Pese a mi poca experiencia, me gustó tanto que encargaré alguna botella más. Le dedicaré un post un día de estos, pero me gustaría saber si lo conoces y, en su caso, tu opinión.

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Jorge, es uno de los sitios que tienes que conocer. Pero no te preocupes, que si te dejas caer por aquí, ya te llevaré yo a ellos!!!
De hecho, escribí la semana pasada una lista de recomendaciones a un amigo de Madrid que quería pasar unas minivacaciones en barcelona con un hijo suyo, aficionados gastrónomos ambos, y estoy por publicarla. Así pongo juntos algunos de mis lugares favoritos en la ciudad.
Catena Zapata es una de las grandes bodegas mendocinas, GdP, y he probado varias de sus líneas, en efecto. No sé si lo sabías o no, pero has empezado muy bien, casi por lo más básico de la casa, su "segunda marca", Alamos de Catena. Lo de "segunda", para nada es peyorativo, pues en este caso, como en tantos otros, esta línea es también muy apetecible y sale mucho mejor de precio que otros malbecs de la casa (el Nicolás Catena o el Catena Alta).
Me alegra que lo disfrutaras porque yo también soy un gran amante de la malbec, argentina, sobre todo.
Saludos
Joan

Jose luis Louzan dijo...

Pero que suerte teneis para esto los que vivis en Barcelona.
Solo he estado una vez en mi vida y ya me encanto. Es el reino de las vinotecas, de los buenos restaurantes y de la elegancia y el buen gusto en general, con todos los matices que le quiera poner quien quiera por supuesto.

Solo lamento no haber podido estar mas tiempo. Volvere seguro... y ahora ademas se donde comer jaja

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, José Luis, aquí como se dice en botica, tenemos de todo y bien surtido...pero vaya, tampoco voy a pecar de chovinismo barcelonés porque creo que en cualquier gran ciudad acabas encontrando locales de este tipo. Quiero decir locales que transmitan un caracter y una idea específica en sus comidas y que sean sensibles, además, a una buena carta de vinos, buena que no larga. Como tú comentabas en otro lugar, no hay que tener muchas referencias para ser bueno en esto, las necesarias pero bien escogidas en función de tu tipo de cocina y del tipo de cliente que sabes que tienes. Y eso, creo, vale tanto para un restaurante como para una buena tienda. Aunque sé bien que es muy fácil decirlo y que cuando estás del lado del empresario, pues las cosas no son tan sencillas...
A ver si, como le decía al GdP, tengo un ratillo para redactar decentemente las notas de locales que le pasé a un amigo de Madrid.
Y por supuesto, si vuelves, que ojalá, serás bien aconsejado!
Saludos
Joan

Gourmet de provincias dijo...

Joan:

La recomendación vino de Jose Luis Louzán, el mismo que te escribe algo más arriba, propietario de una pequeña vinoteca, Vitualla, en Cee, un pueblo de la Costa da Morte. Sin duda un valiente.

Hace poco que descubrí su tienda online y he visto que tiene algunas cosas interesantes que no son fáciles de encontrar en Santiago. Además, siempre está bien tener de mano a alguien que te asesore en temas en los que flojeas. En este caso concreto, al menos, la sugerencia me pareció excelente. Tengo en la recámara un Domino Espinal, de Yecla, que me recomendó por su excelente relación calidad/precio y por ser una sorpresa dentro de esa gama baja. Lo probaré en breve y ya contaré.

Saludos.

Sobre Vino dijo...

Queda apuntado este restaurante para una próxima visita, Joan.

Y a ver si esos riesling "a prueba" se consolidan en la carta :-)

Saludos,

Sobre Vino

J. Gómez Pallarès dijo...

Vaya, GdP, sabía de José Luis porque le leo útimamente aquí y allá y deduje que era propietario de una tienda de vinos que andará, creo recordar, sobre las 150 referencias.
Intentaré localizar la página web, si es también virtual, detalle que se me había escapado.
Por lo demás, su recomendación sin duda fue buena. Y este Espinal que comentas, pues no lo he probado y andaré ojo avizor, no sea que caiga en mis "redes"!
Y sí, sin duda es un valiente que merece triunfar!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Creo que encajaría bien con tus gustos, SV, este restaurante. Y creo que sí, que este vino se consolidará: no tienen abundancia de este tipo de vinos, vaya un par, así es que si los pocos que tienen son de este rango, seguro que acaban teniendo salida. Vaya, creo, porque de gustos de la clientela sobre tema vinos creo que nosotros no somos precisamente un ejemplo: abiertos a probar todo, sobre todo si no lo conocemos!
Saludos
Joan

Roger dijo...

Un pequeño gran bistró, si señor.Coincidencia que también fui un lunes, día en que nos vimos en Vins Alemanys Joan, te acuerdas?Me pareció un sitio francamente interesante y el servicio muy correcto y amable. Pedimos a la carta y acompañamos con un Woodcutters 2004, evidentemente shiraz como dicen ellos, de la bodega Torbreck en Barossa Valley que estuvo al querer.

Pd: ahora tengo el blog un poco parado porque estoy en pleno proceso de oposición, pero sólo termine me pongo a actualizarlo, palabra.

Un plaer com sempre, Joan.

Salut!!

Roger

J. Gómez Pallarès dijo...

Vaya si me acuerdo, Roger, fue una gran jornada siempre que Pitu Roca y Michael Wöhr convocan a la tropa para degustar la gran rieslingada!
Pequeño gran bistró, sí, pero algo lejos del concepto de bistró que se tiene en Francia, tan bueno e interesante como el que más, pero quizás en un peldaño menos de elaboración que Hisop, Caldeni y Gresca.
me gusta que coincidamos en la valoración del lugar, Roger, por lo demás ya bastante conocido de los que amamos el buen comer y el mejor beber. Ahora se trata de que lo vaya conociendo más gente.
Y sobre el blog y sus circunstancias, sólo puedo decirte que te vaya lo mejor posible en esta tarea que ahora tienes y que ojalá pronto puedas volver a poner en común tus notas habituales con todos!
Salut i molta sort!
Joan

Gourmet de provincias dijo...

La página de su tienda es www.vitualla.es

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Jorge, hoy mismo la he "pinchado" y ya figura entre las opciones que tienen mis visitantes para "comprar sin salir de casa"!
Un saludo!
Joan

Publicar un comentario