23 abril, 2008

Sant Jordi de 2008 y la nota 500


Hoy, como cada año, es un día muy especial para quienes amamos la lectura y los libros. Olvidemos críticas facilonas sobre la visión comercial de la jornada y quedémonos con que es el día del año en que, ya casi en todo el mundo, se celebra la pasión por el libro y por el amor. Los unos reciben libros, las otras rosas (o según corresponda a la variedad de cada pareja, vaya) y todos andamos, felices y contentos, husmeando por las paradas de libros, comentando esto y aquello con los vendedores, encontrando amigos, disfrutanto de un día único de inicios de primavera. Los vencejos han llegado a Barcelona hace muy pocos días y revolucionan, ya desde primera hora, el cielo de la ciudad. Andan atareados reencontrando nidos, confirmando parejas y citándose, también ellos, para el próximo apareamiento. Más o menos como sus vecinos, los humanos: atareados quedando los unos con los otros, citándonos para comer o para cenar, confirmando compromisos, reafirmando parejas y obsequiándonos con un día muy especial. Me gusta mucho Sant Jordi y creo que con la celebración del solsticio de verano (lo celebramos la noche de Sant Joan) es mi día preferido del año. Mi cabeza se va a los amigos y parientes que se llaman Jordi, a quienes felicito de todo corazón. A mi cuñado, que con suma discreción me ha ayudado a apreciar y amar el arte de la fotografía y de las cosas bien hechas; a Jordi Melendo, que me transmite cada día más pasión y conocimiento por el mundo fascinante del vino espumoso. No les llamaré (no suelo hacerlo), pero saben, desde aquí, que pienso en ellos. Mi cabeza se va, también, hacia aquellos amigos que amaban los libros y no podrán disfrutar con nosotros de esta jornada.

Sobre todo se va a Isabel, que gozaba, desde Santillana, de este día en todo el mundo, y a quienes trabajaban con ella, por difundir la pasión por la lectura desde ese potentísimo altavoz, a Emiliano, a Iñaki, a Joaquín, a Carlos, a todos ellos, mis felicitaciones y mi ánimo a seguir trabajando por el libro y la letra impresa, aún sin Isabel. Mi cabeza se va, en fin, hacia NYC y Santo Domingo, donde mi amigo Manuel Camblor y su familia están a punto de iniciar una nueva y grandiosa aventura vital: que os vaya tan bien, en la nueva casa, como os merecéis. Por todos ellos, por los presentes y por los ausentes, por los buenos deseos y por las celebraciones, en esta tierra siempre hacemos lo mismo, levantamos una copa de buen cava y brindamos. Con un Celler Batlle de Gramona, reserva 1999, la última añada en el mercado del, para mi gusto, mejor cava de crianza catalán, lo hice yo anoche. Mayoritaria charelo, minoritaria macabeo, para un crianza de siete años mínimos, que conviene tomar sobre los 10ºC. Abres la botella media hora antes de la degustación y se llena la estancia de aromas vínicos: caso único, diría. Perlaje finísimo y muy activo, desde el fondo de la copa hasta la corona central. Aromas de madera delicada, de vainilla, de hinojo y anís estrellado, de hierbas aromáticas (maría luisa), de levadura de París, de fruta madura de carne blanca. Suave y delicado en boca, de extrema cremosidad y casi untuosidad, pero con la potencia y el alma del auténtico vino base que reposa en su corazón. Es un gran vino de cava, si se me permite la expresión. Posgusto de avellana tostada y de manzana madura, con unas horas de reposo con botella abierta y bien conservada, gana en cuerpo y muchos enteros en boca. Alcé la copa, brindé por todos y por todo y, ya hoy, escribo esta nota y os deseo un bonito día de Sant Jordi. Aunque no sea vuestra tradición, salid y comprad libros y rosas y si podéis, brindad con un buen cava o vino espumoso por el bienestar de los vuestros. ¡Salud!

POSTSCRIPTUM. Acabo de darme cuenta de que ésta es la entrada número 500 de mi cuaderno de anotaciones sobre vinos y comidas. Absoluta coincidencia que lo haya publicado, además, por Sant Jordi porque ayer por la noche ni sabía que esta mañana lo escribiría. Pero me alegra, la verdad: uno de mis objetivos en este cuaderno es intentar ofrecer buenos momentos de lectura, apuntes de crónica apasionada, de mis vinos y comidas. Que lo consiga o no, corresponde a vosotros decirlo, no a mí. Pero me gusta que la entrada 500 coincida con el día por excelencia dedicado a la lectura y a los libros.

La foto de la rosa By Chesil.

25 comentarios:

Olaf dijo...

Pues también es una de mis celebraciones preferidas a lo largo del año. Por la sencillez y por lo bonito del intercambio. Me encanta regalar rosas y me emociona y me intriga saber que libro me regalarán. Es una tradición que aprendí cuando vivía alli y que he conservado.
Feliz dia!

Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Me alegra leer eso, Olaf. La verdad es que casi siempre vivo el día en Barcelona, pero me gustaría saber también la intensidad con que se vive en Madrid, aunque allí el tema quizás se enfoque más hacia el Día de la lectura, Cervantes y el Quijote y la fecha de su muerte y etc.
Gracias, y feliz día también!
Joan

elbaranda dijo...

Aquí en Castilla y León también es festivo y además se celebra el Día del Libro.
Desde pequeño existía la tradición en la familia de acercarse a la Plaza Mayor de Salamanca ya que en sus soportales se montaban -y se montan- los puestos de las distintas librerías de la ciudad.
La tradición sigue y se la he inculcado a mi hija.
Esta tarde nos acercaremos para comprar y regalar algún libro. El mío está decidido: El juego del ángel de Zafón. Me encantó la Sombra del Viento, aunque tampoco le hago ascos al último libro de Peter Berling.
Bueno, ya veremos.
Saludos y feliz día.
Mario

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya se sabe, Mario: quod natura non dat, Salmantica non praestat... pero si ayuda un poquito, pues mejor que mejor!!! Y tiene que ser un lujazo poder pasear por esa extraordinaria Plaza Mayor, llena de paradas de libros, con espacio para curiosear.
Mi mujer y to también insistimos cada año (aunque van creciendo y cada vez cuesta un poco más esa lucha: pero no desistimos!) en ir a comprar junto con los "niños" (12 y 14) los libros en el día de hoy. Barra libre, les decimos, y se compra lo que cada cual desea. Tenemos la suerte, además, de que en su escuela, el día de fiesta oficial es precsiamente hoy. Así que hay actividades de todo tipo alrededor del libro y de la lectura.
Saludos y feliz día en Salamanca!
Joan
PS. Zafón cae seguro también poeque tanto mi hijo mayor como yo "chalamos" mucho con esa mezcla de Dumas literario / aventurero que propone este hombre. Y hay ganas de ver si sigue con ese ritmo!

Vicente Sierra dijo...

Fant�stico d�a Joan! Coincido tambi�n, es una de mis celebraciones favoritas del a�o, por su ambiente y colorido en las calles, los intercambios y emociones entre las personas, los libros, las rosas... para terminar el d�a con un for�a Bar�a!?.

Una abra�ada.
Vicente.

Vicente Sierra dijo...

Mil disculpas, no se que ha pasado con el texto, pero creo que se entiende.

Saludos.
Vicente.

J. Gómez Pallarès dijo...

Amigo Vicente, puede que lo más complicado de entender sea lo del "Força Barça!!!", pero vaya, ha quedado claro que si estos chavales se portan (así entre nosotros), abrimos otra botella de buen cava!!! A espera de cosas mayores, claro también.
Una abraçada
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Como cada año me he comprado el libro de rigor ("Un día de cólera" de Arturito P. Reverte). No celebro San Jorge, si San Juan pues es uno de los patronos de Laguardia. Y me ha encantado leer tu post que si me produce especial celebración.
Saludos.

el pingüe goourmet dijo...

¡Feliz San Jordi, Joan!

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues bienvenido sean Pérez Reverte y sobre todo tú, y me alegra que te haya gustado el post. A brindar con buenas burbujas, sean de donde sean, por la salud y bienestar de todos!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

¡Gracias, compañero PG! Igualmente en tu tierra, donde seguro que también celebráis el día de la lectura!
Saludos
Joan

Jordi dijo...

Gràcies Joan per les felicitacions. Et desitjo també una bona diada i espero que aviat poguem brindar plegats.

D'aquí a unes hores marxo cap al camp ("Nou", of course) i no sé perquè però tinc bones vibracions... ja veus que motius per brindar no en faltaran.

Salut!

Jordi

Carlos Rodriguez dijo...

Feliz dia Joan, un abrazo, particularmente aquí en Galicia y sino que me corrigan es un día más sin ningún tipo de celebracióne especial, una pena.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Vinga, Jordi, que no falti l'esperança a mitja hora de l'inici del match. I espero i desitjo que seguim tebin motius per brindar, ben aviat sí! I si no, ja ens els inventarem, què caram!
Salut i visca el Barça!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Un abrazo, Carlos, y gracias! Es una pena que en Galicia no celebréis el dia de la lectura, relacionado con sant Jordi en Catalunya y con la muerte de Cervantes en otras partes. Cerca de allí, por ejemplo en Salamanca, sí hacen buenas celebraciones. Todo se andará...si incluso lo celebran ya en Japón!!!
Un abrazo
Joan

zinfandel dijo...

Gracias por tus comentarios. Yo tampoco soy de BCN, aunque llevo viviendo 1 año y por supuesto que celebraré cada año San Jordi. De cada sitio siempre intentaremos quedarnos con lo mejor..., con lo malo..., ya veremos que hacemos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, amigo Zinfandel, de cada lugar en el que estamos tendemos a coger y retener lo que más nos gusta y a dejar de lado lo que menos.
Yo también he tenido la suerte de estar en muchos sitios distintos, sobre todo en Europa, y siempre acabas reteniendo y llevando contigo lo que más te llama...
Ingleses al margen, que de todo hay hoy en Barcelona, es una jornada de la ciudadanía que vive por y para pasear, leer y obsequiar rosas. Confieso que con los años me pesan cada vez más las aglomeraciones de las Ramblas y el Paseo de Gràcia, pero hay muchos otros sitios en la ciudad donde pasear más distendidamente, charlar con autores, comentar libros con amigos, comprar...ése es el espíritu de Sant Jordi que me gusta.
Saludos y que lo hayas disfrutado!
Joan

José Luis Giménez dijo...

Pues en Madrid "no se lleva". Una lástima. Me gustan los libros y las rosas a partes iguales.
Se hacen algunos actos razonablemente testimoniales en Alcalá de Henares y no mucho más allá de un puñado de puestos callejeros recordando el Día del Libro junto a los distintos ECI y actos puntuales en algunas librerías razonablemente clásicas, pero en suma se puede decir que este día pasa prácticamente desapercibido por aquí.
Saludos,
Jose

J. Gómez Pallarès dijo...

Se le da mucho espacio al tema "Cervantes", al premio, a Complutum (la de verdad, la de Alcalá de Henares!) y honor para el poeta Gelman, por supuesto. Pero me parece que en Madrid esta fiesta del libro y de la lectura se desplaza más bien hacia la feria que se hace en la Casa de Campo. Está muy bien, también, pero falta un poco ese aliento popular por toda la ciudad, que sí viven Barcelona y Catalunya desde hace muchos años. Y claro, rosas no suele haber fuera de aquí (menos en Japón).
Saludos
Joan

José Luis Giménez dijo...

Hmmm... ¿Casa de Campo? Ahí suele haber, feria pero un poco distinta :^) Creo que te refieres a la Feria del Libro de El Retiro ¿sí? También le tengo especial aprecio a la del libro antigüo que suelen poner en el Paseo de Recoletos. Saludos, Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Jose, lapsus mentis: la feria es en el Retiro, no en la casa de Campo. Lo de Recoletos me encanta también. Es un trozo de Madrid que encanta, con una pieza clava para mí, que es el Botánico. Ahora anda ya muy saturado el espacio con tanto museo de prestigio nuevo, pero sigue siendo un sitio especial.
Saludos
Joan

javi... dijo...

Joan, gracias a tu post me animé a celebrar San Jordi, a pesar de que por estas latitudes la cosa no se lleva. Mejor, porque ella no se lo esperaba y fueron más puntos para mi, jeje. Aunque, por supuesto, le expliqué el porqué del libro y la rosa.

A ver si exportamos las buenas costumbres ;)

Un saludo

(y lo siento por el Barça, me temo que este año la final es inglesa)

www.vinogusto.com

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Javi, estupenda noticia ésta de que Sant Jordi se haya celebrado también en la capítal de Europa!!! Aunque de hecho, tú tendrías que haber regalado la rosa y ella el libro!!! te debe uno, vaya!!!
Y sobre el Barça, menor no hablamos; se han llenado las pantallas, los periódicos de frases del tipo "qué buen empate", y yo pienso, "pero son tontos o qué?", si nos van a comer vivos en Old Trafford. No quiero ni pensarlo. Y estoy convencido, no por pesimista, sino por realista, que la final será inglesa!
Saludos
Joan

javi... dijo...

De hecho, ella me ha regalado hace poco un libro (en concreto, una novela gráfica, que para algo estamos en la tierra del cómic), así que podemos dejarlo en empate. Si acaso, me debe una rosa, pero creo que no se lo tendré en cuenta ;)

un saludo!

www.vinogusto.com

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues lo dejamos en empate, que en temas de "lucha" amorosa, de "agon" entre amantes, no hay como un buen empate!!!
Saludos
Joan

Publicar un comentario