02 marzo, 2008

Reflexión


Reflexión en voz alta.
Compulsión por saber quién está leyendo este cuaderno de anotaciones.
Acumulación de marcadores, de anotadores, de mapas.
Pérdida progresiva de la noción de qué estoy haciendo y por qué lo estoy haciendo.
¿Estoy escribiendo para aumentar el número de lectores? No.
¿Lo hago para saber si me leen estas notas en América o en Francia? Tampoco.
¿Nervios y prisas porque llevo dos días sin publicar? Qué tontería.
¿Me estoy creando una obligación donde "sólo" había pasión y divertimento? Otra tontería.
¿Por qué escribo sobre vinos y comidas? Porque me lo paso muy bien cocinando, comiendo y bebiendo con mi familia y con mis amigos.
Porque me apetece, de vez en cuando, explicarlo: escribir y describir qué compramos, qué comemos, qué cocinamos, qué bebemos.
Porque me gusta, en efecto, escribir y saber, de vez en cuando, que alguien ha disfrutado con lo que he escrito o comentado.
¿Necesito algo más que eso? No.

Vuelta a los orígenes: escribo porque me apetece, sin más, y todos sois bienvenidos. No necesito saber cuantos sois ni de dónde venís. Los que estéis, estáis y yo, encantado y orgulloso con los que seáis.
¿Síntomas? Sí: con una mano escribo, con la otra miro los contadores y los mapas.
Me veo a mí mismo redactando notas de lance para publicar casi cada día y no perder comba. Patético.
¿Conclusión? Se acabó. Índices de audiencia fuera y yo a lo mío, en exclusiva y por pura diversión de "amateur": a gozar con el vino y sus comidas y cuando me apetezca y tenga algo que decir, a contároslo. Con mimo, con detalle, con pasión. Meditando las palabras, buscando o haciendo las mejores fotos posibles. Tomándome el tiempo necesario.
Entiendo que quien se gana la vida con esto, necesite tener según qué datos y conocerlos bien y reaccionar a partir de ellos. Yo no estoy en ese supuesto.
Comprendo y respeto que haya quien sienta también esa necesidad o tenga ese deseo. Pero yo tampoco estoy ya en ese supuesto.
No escribo esto para criticar a nadie. No quisiera que nadie se sienta aludido o molesto conmigo. Este comentario es estrictamente personal y responde a un sentimiento mío en las úlimas semanas.
Perdonad la paliza, pero tenía cierta necesidad de reflexión pública y en voz alta sobre algo que empezaba a hacerme sentir casi ridículo conmigo mismo.

El primer Pensador de Rodin ha sido fotografiado por tsmyther, el segundo por jacques rivard, ambos en Flickr.

49 comentarios:

cuatro especias dijo...

Te doy toda la razón con el tema de tu post.
Se escribe por placer, por comunicar algo, sin buscar una "fama" por ello, sin pretender tener una audiencia "en progresión geométrica". Se escribe para comunicarte con personas que tienen algo afín con uno mismo, pero siempre, sin ataduras, con libertad, sin agobios.
Abusar de algo en la vida, cansa.
Lo mejor es recibir y dar información y cada uno a lo suyo.
Gracias por tu reflexión.
Al leerte, leí lo que llevo dentro, en mi interior.

Anónimo dijo...

Hola, Joan.

Soy Rafael, y te escribo desde Sevilla, "pa" darte ánimos, y que no te comas la cabeza, como el pensador de Rodin.

Mira, me encanta que todavía haya personas que viven por amor al arte, en un mundo mediatizado por lo rentable, que vive la vida como un fin -donde inevitablemente se agota, claro- y no como un medio para enamorarse de todo...

Un servidor conoció el vino, ligeramente, hará casi quince años, a través del novio de una amiga, un buen aficionado a la cocina sencilla y de madre cocinera (de restaurante, quiero decir), mas en ese tiempo no me llegó a interesar.

Años más tarde, fue un señor navarro que tenía un bar en Sevilla el que me hizo descubrir algunos vinos: fue su amor a lo que hacía lo que me llegó al alma, pues cuando algo se hace con amor, al que lo ve , como mínimo, le llega, le hace respetarlo e interesarse por ello, si no le llega a enamorar también...

Reticente a las tecnologías, incorporé el ordenador a mi vida recientemente, y ya internet como hace un año, más o menos.
Desde hace casi 2 años, me volví a interesar un poco por el vino, y sería hace 13 meses cuando puse internet en casa y buscando en google blogs de vinos dí con el tuyo.

Me enamoró el buen gusto, me llegó el amor con que lo haces, eso que te dije antes: vivir por amor al arte. Quizás lo único que pueda desmaterializar a esta humanidad es la vivencia del arte: en lo pequeño, sea cual sea la disciplina que hagas, puedes ser un artista.

Hoy, eres una de las direcciones de cabecera en la barra de direcciones, y siempre me pregunto. ¿a ver qué ha comentado este hombre hoy?
No me considero un aficionado en el sentido del término, pero me gusta saber de cosas, y, sin duda, la forma de acercarnos este mundo que tienes me parece muy hermosa.

Gracias por molestarte en esta labor, porque uno puede tener conocimientos, y sensabilidad para vivir la vida, mas, al ponerla en conocimiento de los otros, despiertas a nuevos mundos en los demás. Bendita preseverancia la del que ama algo y lo pone a disposición del resto.

Por todo ello, muchas gracias.

No te hablo de vinos, porque en verdad que no tengo ni idea, ni sé de catas. Sencillamente me gusta saber qué es lo bueno y tener la oportunidad de compartirlo, y en el mundo del vino, facilitas a muchos -entre los que me incluyo- el acceso a esta información, sin perjuicio del buen gusto y la impecabilidad de tu labor.

Muchas gracias y... sin más, ánimo, macho, que eres la caña.

Mucha suerte.

Un abrazo desde Sevilla.

Franco dijo...

extraordinaria reflexion Joan! My pensamiento (porqué animar un wine blog et escribir por qui) es el mismo. Me gusta mucho l'idea de traducir en italiano tu pensamiento por los lectores de mi blog Vino al Vino (muchas excusas por mi "espanol" ridiculo)
Franco

Sobre Vino dijo...

Joan,

Tienes razón en que convertir e obligación lo que es pasión puede acabar con "la chispa". Yo también trato de tomarmelo de forma relajada y escribir cuando puedo (tengo otras actividades en la vida que son las que me dan de comer) y cuando me apetece realmente. A veces todos los días. A veces no puedo hacerlo en una semana. Personalmente creo que no pasa nada, porque no disminuye en nada mi pasión y disfrute con la gastronomía y el vino.

Un abrazo,

Sobre Vino
www.sobrevino.com

J. Gómez Pallarès dijo...

Cuatro Especias,
gracias por tus palabras. Estoy ahora mismo lejos de casa, pero no quería dejar de decir que se agradece cierta complicidad en la afirmación de algo que incluso dudé en publicar. Como siempre lo más sencillo hubiera sido quitar todo (que es lo que he hecho, no darle opacidad, porque si hubiera hecho eso me hubiera traicionado a mí mismo) y no decir nada. Pero si tengo un cuaderno e intento explicar cosas en él, ¿por qué no éstas también?
A partir de ahora me voy a concentrar en renovar mi forma de enfocar las notas, en escribirlas de nuevo más a gusto y, sobre todo, en hacerlo más lentamente.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, Rafael, te ngo muchos amigos en Sevilla, para mi suerte, y de vez en cuando me dejo caer por allí, e inlcuso tengo un Rafael amigo, arabista insigne. En cualquier caso, tu pensar en voz alta, al hilo de mi pensar, me confirma lo que he escrito en su momento: tú no te habías dado a la luz y ahí estabas, compartiendo en silencio ratos conmigo.
Quiero recuperar esas sensaciones tan placenteras, las de los pequeños momentos, también alrededor de una charla que aunque no sea presencial, puede llegar a ser tan amigable y cordial, como las que podamos tener alrededor de la mesa y de la buena copa.
Aunque por supuesto, las que persigamos sean estas segundas!!!
Un saludo cordial
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querrido Franco,
tu español no es ridículo, por favor, es un gran esfuerzo que haces y yo lo agradezco de veras. Sabes que me gusta tanto Italia y tu idioma que me soltaría inmediatamente en tu lengua, pero hoy me contengo y lo hago en castellano también.
Será un placer y un honor si usas este texto para pensar sobre ello en tu blog y en italiano.
Y si puedo echar una mano con la traducción, pues ya sabes que la tienes.
Un abrazo, y gracias por estar siempre ahí!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Sabes qué me pasó, Sobrevino? qQue me vi a mí mismo tomándome como una obligación la escritura, tomándome como una obligación crecer en el número de lectores, mirando qué comentarios agr5adaban más y tenían más lectores, publicando en las horas en que veía que había más audiencia, calculando estrategias para todo ello.
Ridículo, pensé, y traicionas además todo aquello por lo que empezaste este cuaderno de anotaciones.
Fuera con todo ello y volvamos a recuperar, como tú bien dices, el placer por escribir cuando y como podemos, el placer de redactar con calma y pensando mucho lo que escribimos, el placer de seleccionar las mejores imágenes posibles. El placer, vaya, de hacer que este cuaderno sea una auténtica fuente de goze, no de nervios y prisas.
En eso estamos y en eso seguiremos.
Un abrazo
Joan

encantadisimo dijo...

Buena reflexión, Joan. Un blog cultivado con tanta pasión como el tuyo, la verdad que que requiere mucha exigencia y dedicación. Lo ideal es dedicarle tiempo cuando apetece de verdad pero es difícil abstraerse, especialmente cuando se aprecia cierta expectación alrededor. Fíjate que tú mismo, tras hacer examen de conciencia, estas fuera de casa controlando el chiringuito. Es la tendencia habitual, monopolizar el tiempo libre en un único sentido y derivando hacia un tipo especial de esclavitud. No digo que no sea posible desconectar totalmente (algunos posiblemente lo consigan) pero es difícil hacerlo y muchos han cerrado sus puertas a causa de esa dependencia. Recuerdo uno que yo seguía habitualmente que al finiquitarlo reconocía que cambiaba muchas horas frente al monitor por más paseos al aire libre. En fin.

el pingüe gourmet dijo...

¡Bravo!
Yo no tengo ni tendré celdilla de visitas, y eso que hace unos años, al principio, los creadores de la Coctelera me explicaron no sé qué de medidores. No sé qué es un rss, ni un agregador ni nada de este lenguaje. Soy un poco ignorante y si me sacas de fogones.....
Pues bien, no sé los que me visitan y vivo feliz.
Fijaté cómo será la cosa que, y no es coña, estaba apunto de escribir un post sobre "las audiencias", comparando el caso con la tv.
Actualmente yo escribo más porque estoy libre, me apetece y me lo paso bien.
A veces, como tú, me he sentido ridículo por tener que publicar algo a la fuerza sin tener ganas y al final he pasado página ....

Ya no escribiré el post. El tuyo es perfecto y me siento identificado.
Lo último sería llegar a la conclusión que han llegado algunos de cabrear al personal para tener audiencia

Un saludo.

Roberto

José Luis Giménez dijo...

No puedo añadir nada a lo que ya han dicho los posts anteriores. Únicamente: No cambies. Y te dejo un enlace a algo de música, que al menos a mi me anima:
http://www.youtube.com/watch?v=nZHs4C0gyYE

Saludos. Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

Tienes toda la razón, Enantadísimo, y mientras escribía esa nota de reflexión y, antes, pensaba en su contenido, he pensado no poco en ti. No sé ni lo voy a preguntar las razones que te llevaron a dejar en pausa o interrupción tu blog, pero pensaba en cuáles serían. Es cierto que nunca ha pasado por mi cabeza cerrar el blog, pero en el fondo de mis reflexiones sí está, "tan sólo", apostar por la calidad y dejarme de tonterías sobre si publico poco o mucho o si me lee mucha o poca gente.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues hemos hecho la misma reflexión y me agrada saber que compartes lo que he escrito. Tenía una necesidad casi física de mostrar mis ideas en este campo, sobre todo porque me notaba ya al borde del ataque de nervios sobre los medidores y demás. Hasta que me pregunté "pero qué estás haciendo?", y ahí paré. Escribí la nota, borré todos los medidores y cuantas de audiencia de mi plantilla y escribí una, creo, bonita nota sobre un extraordinario vino: el gewürztraminer de Hofstätter, Kolbenhof 2006, que publicaré pronto.
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Jose, en cuanto pueda la escucho.
Y conste que desanimado no estoy. Lo que estaba es enfadado conmigo mismo por haberme alejado tanto de lo que quería al inicio de este cuaderno: escribir tan bien como supiera y describir mis vinos y comidas. Sin más, sin menos.
Y ahora que he hecho esta reflexión en voz alta y veo que tanta gente que aprecio de veras la comparte, sé que tenía razón.
Vuelta pues a lo que me apetece y de la forma que me apetece, ni más ni menos.
Espero que lo sigamos disfrutamdo juntos, tanto los que os animás a escribir en públcio como los que leéis en privado, pero también pasáis buenos ratos aquí.
Saludos
Joan
PS. Por cierto: sobre música, ya estoy esperando en candeletas unos CDs y pensando combinaciones de música y vinos...hummm, qué tema tan interesante.
Saludos
Joan

Pilarvi dijo...

Hola Joan,

De nuevo nos sorprendes con un nuevo meta-post ;-)

Cuando empecé con el blog me apetecía practicar con las herramientas y demás artilugios que nos piden los clientes: contadores, publicidad, sindicación, difusión, accesibilidad, optimización SEO, etc., y puse en práctica muchas de las herramientas que utilizo. Pero al cabo de un tiempo, casi sin darme cuenta, noté que habían dejado de interesarme/obsesionarme (la novedad, seguro) las estadísticas. Un caso más del dicho “en casa de herrero cuchillo de palo”.

Pero bien, he sacado conclusiones interesantes que me han servido en mi profesión. Como que por muchas cosas interesantes que escribas, o que creas que escribes, siempre tendrás más visitas cuando escribes sobre un tema/vino/restaurante que todavía no se ha publicitado mucho en internet. Ej.: el post que escribió Jose sobre el Vidiví, un vino cuya Bodega no tenía (o tiene) página web ha sido de los más visitados (dos post que escribió Jose y uno ha sido uno de los que más visitas ha cosechado). Pero el más visitado, más incluso que la Home, es el que escribí sobre la temperatura de servicio del vino, esperanzador, no?

Bueno, mi caso es distinto, en el sentido de que yo lo he utilizado en el blog, pero con la intención de aplicarlo en otras partes. Por lo tanto no me ha condicionado y la verdad es que me da igual que me lea poca gente. Si a las pocas personas a las que he llegado les ha interesado aunque sea un poquitín, me doy más que satisfecha!! Básicamente por que empecé el blog con la intención de enseñar o guiar a mis amigos y familiares y me he dado cuenta de que quien realmente necesitaba aprender era yo misma. Y cada día aprendo cosas nuevas e interesantes gracias a los que desinteresadamente escribís sin esperar nada a cambio. Gracias!!!!

Salut!
Pilar.

PD: Yo no te dejo ningún enlace musical porque hoy me ha dado por Sergei Prokofiev y, digamos que, no es como para saltar de alegría.

encantadisimo dijo...

Pilar, Vidiví, o mejor dicho, Celler Espelt, tiene página web desde que hace años crearon su nueva imagen, y además es muy chula. Mira aquí.

Pilarvi dijo...

Hola Encantadisimo,
Sí, tienes razón, y además resulta que ya tenía un link a su web desde el post que yo llamo familiarmente como "el post de Vidiví", aunque en realidad esté dedicado a tres vinos del Empordà.

Pues resulta que este post recibía muchas visitas, pero también gracias a los otros dos vinos.
Pero bueno, ahora que veo de nuevo su web, aunque sea chula, la verdad es que no me extrañaría que el modesto post que escribió Jose recibiera más visitas que su web. Analizándola, creo que ninguno de sus contenidos está indexado por los buscadores. Bueno, si los de Espelt quieren saber más sobre el tema, ya se lo explicaré este viernes sin ningún compromiso ;-)
(Mentida, no pienso hablar de trabajo en ningún momento!!!!)


Salut!
Pilar.

IGLegorburu dijo...

El día que la obligación supere al disfrute, apaga y vámonos. Te lo dice uno que disfruta. Creo que tú también. A seguir...

Un saludo

Carlos Rodriguez dijo...

Joan, si lo que te hace sentir más cómodo es volver digamis a los orígenes, chapeau. Algo similar comentabamos hace poco al respecto, llega un momento que te puedes ver envuelto en una dinámica que te autoobliga a publicar, a escribir, a.... cuando el objetivo, entiendo de tu blog o del mío o de todos los blogs digamos amigos, debe ser relatar nuestras experiencias por si pueden resultar de interés a alguien. Logicamente a todos nos gusta saber que nos leen y que nos estiman, pero eso debe ser sólo un aliciente y no una obligación que distorsione nuestro objetivo inicial.
Si te sirve de consuelo muchas veces he pensado en la línea que has escrito. Y por cierto yo que te leo desde los comienzos NO he visto un giro en la gran línea que te ha caracterizado desde el principio, así que simplemente a seguir disfrutando.
Un fuerte saludo
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Querida Pilar, por supuesto que entiendo tus razones porque, de alguna forma, tu blog es, también, un banco de pruebas para ti.
Pero cuando alguien como yo también mira qué ha sido más leído, mira a qué horas del día y qué días recibe más visitas y DEJA QUE ESO condicione o, por lo menos, sugestione su redacción y publicación de comentarios, es que algo no funciona. En mi cabeza, por supuesto, y en mi forma de enfocar y disfrutar de esta redacción y de este cuaderno.
Tú has dado en el clavo: tú lo haces y tú sacas conclusiones porque te sirven para otras cosas. pero yo hacía lo mismo, incluso me preocupaba, sí, sí, preocupaba si algún día recibía menos visitas y urdía estrategias para no perder lectores.
Hasta que me miré al "espejo" y me dije, "pero qué haces?".
Y se acabó. Publicidad nunca ha habido en este cuaderno, y no me las doy de purista, conste: si algún día alguien paga mucho!!! mucho!!! ya hablaremos.
Pero aparte de eso, ni contadores, ni audímetros ni nada. A escribir lo que me apetezca y cuando me apetezca. Y a seguir intentando que guste lo que escribo y hago, primero a mí mismo, y después a quienes tengan el detalle de dejarse caer por aquí.
Un abrazo
Joan
PS. Por cierto, tiene guasa que Jose llegue a lo alto del ránuing así, no!!!???

J. Gómez Pallarès dijo...

Y en lo que le comentas a Encantadísimo, Pilar, está otra de las razones de mi reflexión en voz alta: ¿yo tenía que pensar palabras clave y meterlas en el título o en el cuerpo del texto para que los buscadores resaltaran mi blog?
Bufff...llegué a pensar que tenía que hacer eso!!!
Rectifiqué. Claro.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Supogo que tienes razón, Carlos. Quiero decir que mis ganas de hacerlo bien y de escribir no han cambiado, pero en mi fuero interno sé bien que algunas de mis notas de los últimos tiempos eran más por intentar no dejar de publicar cada dóa o cada dos días que otra cosa. Y que redactaba casi de cualquier manera, a cualquier hora y sin "perder" el tiempo suficiente en correcciones, en relecturas y en la búsqueda de imágenes.
Muchas gracias por el fondo de tus palabras. Intentaré seguir por la línea en la que coincidimos!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Iñaki, en esto estamos por pasión y de ahí no nos moverán. "Eso" es el mundo de la viticultura y del vino, claro. Pero en lo de la redacció, escritura y descricpión de comidas y bebidas, ya tenía ratos en que casi me sentía como "fichando", ya sabes. Un poco de obligación sí me había creado, repito, no en lo de beber, comentar y saborear buenos vinos y recetas con la familia y los amigos, pero sí en lo de escribir sobre ello.
Vuelta para atrás y a disfrutar de nuevo, también, con lo segundo.
Saludos
Joan

Gourmet de provincias dijo...

Te escribí esta mañana, pero veo que mi comentario no entró, así que lo repito:

Solo decirte, en este momento de pararse a pensar sobre el blog, lo que escribes en él y lo que implica, que yo retiré mi contador hace semanas.

A veces hace falta pararse, tomar aire y restarle importancia a las cosas.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, amigo GdP, no entró el comentario.
No me había dado cuenta del detalle de tu contador. Recuerdo, pero hace ya mucho, haberte felicitado cuando hablaste de tu lector 100 mil. Pero eso son anécdotas. Lo que cuenta es lo que dices: en el fondo, en esta como en otras cosas de la vida, es una ocasión la que me doy para decirme "paro, respiro, miro hacia dónde voy, no me gusta, rectifico".
Así de fácil de escribir, así de difícil de darse cuenta desde dentro.
Y ya que me pones en ese detalle de tu contador, que eindica sin más que estamos, de nuevo, en las mismas, te digo que me alegra haber coincidido contigo sin darme ni cuenta. Porque seguramente, en el fondo de tu acción hay, también, una reflexión parecida a la que he hecho yo.
Saludos!
Joan

Anónimo dijo...

Hola, soy Isabelyaiza y suscribo todo lo dicho por Rafael de Sevilla, así no te haré perder más tiempo. Solo decirte que es un placer leerte cada día y un gran regalo el que nos haces. Y si en un futuro, no es diario y pasa a ser semanal o mensual seguirá siendo un gran regalo.
Gracias Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Isabel, por unas palabras que casi me sonrojan.
La verdad te digo: ya llegados a este nivel de franqueza que me he dado, no tengo la menor idea de la periodicidad de mis notas a partir de mañana. Antes de esta reflexión en voz alta, empecé tal ycomo me aconsejó el amigo íntimo que me animó a empezar el blog: una nota cada tres días. Con el tiempo, he acabado casi obligándome a escribir una nota diaria. Y eso se ha vuelto en mi "contra", en el sentido de la reflexión.
Ahora vuelvo a los orígenes pero sin marcarme ningún hito: que sea lo que sea siempre que me apetezca y lo escriba con ganas y gusto.
Sabiendo que hay gente como tú al otro lado, ¡¡¡seguro que me sale bien!!!
Gracias a ti por tus palabras.
Joan

CarlosGonzalez dijo...

Pués voy a ser yo la nota discordante. Tal vez porque los Vadebacus estamos en esa primera etapa bloguera en la que se agradece leer comentarios de la gente, como blog nuevo, y ver que el número de visitas sube es reconfortante. Tambien ver que entras en algun ranking por primera vez y lo haces bien alto tambien nos anima a seguir escribiendo.
Por otro lado tambien te entiendo. Nosotros somos 5 y tú sólo 1. Eso crea un ritmo frenético y estás quemadisimo, lo supongo.
Yo te animo a que te quedes con tu contador aunque frenes la frecuencia de publicación.
Todo es cíclico.
Ojalá en Vadebacus tengamos tu problema algún día, un problema relacionado con el éxito que tienes.
Cuando llegue ese momento, todo cambiará. Si no hay disfrute, malament!
Salut i ànims!
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Carlos, yo más que nota discordante, te veos, os veo como estaba yo hace año y medio, con ganas efectivamente de saber exactamente quién y dónde estaba al otro lado. Tenía la sensación de que escribía para nada, esa sensación no me gustaba y me dediqué a rellenarla con datos.
No voy a criticar, por supuesto, que lo hagáis (yo hice lo mismo) ni a pensar que eres la nota discordante (yo pensé como vosotros también).
Digo sólo que llegar al punto al que yo llegué ni me interesa ni me es bueno. Tampoco creo que sea bueno que baje mi listón de calidad a base de notas de lance escritas al tuntún y en 10 minutos. Que es lo que me pasaba, en un x %, cuando perseguía incrementar la audiencia y estaba demasiado atenta a ella.
Creo que mi problema no es con el éxito (de hecho ni me atrevo a aplicar ese concepto a mí y a este cuaderno: esto no es Asimov o Vinography!!!) sino con bajar mis ganas de hacer las cosas bien a base de escribir más.
Y por supuesto, que vuestro caso, aún estando en los mismos inicios de los que todos partimos (Pilar lo comentaba también), es bien distinto porque sois cinco a tomar decisiones, a repartir la "carga" de redacción, etc.
No lo veo ni como ventaja ni como desventaja, es distinto: yo me siento muy cómodo solo y decidiendo yo qué y cómo lo hago y seguro que a vosotros os pasa lo mismo con los que estáis en la redacción de vadebacus.
Conclusión: vamos a seguir disfrutando de esto, del vino y de su comunicación y goze al ritmo que nos marque la vida y las circunstancias. Todo fluye, eso es lo importante.
Un abrazo
Joan

CarlosGonzalez dijo...

Pues te seguiremos leyendo igual que antes, Joan.
Y tienes razón cuando dices que a nosotros nos pasa igual que a tí, somos libres y nos ayudamos unos a otros, faltaría más.
Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

No lo digo por tu comentario, conste, Carlos, pero alguien ha deducido de mi nota que esto era casi una despedida. Al contrario: esto ha sido una catarsis.
Y como tal catarsis, procede una cierta metamorfosis y este capullo que soy en algo ligeramente distinto se convertirá!!!
Por supuesto no he pensado dejar de escribir, sólo he pensado en hacerlo de otra forma sin el aguijoneo de pensar "gustará?, lo leerán? Cuántos? A qué hora lo publico?" y etc.
Ésa será la diferencia. Y la periodicidad, claro: ahora casi me obligaba a publicar a diario, y a partir de ahora voy a publicar cuando pueda y me apetezca, que a diario, pues a diario, que a los tres días, pues así...
Pero el fondo del fumet será el mismo!!!
Saludos
Joan

CarlosGonzalez dijo...

La evolución es así...
Seguro que te has quitado un buen peso de encima.
Venga, que me toca llevar al chaval al cole.
Salut i força....

J. Gómez Pallarès dijo...

A disfrutar! Los míos ya van solos desde hace tiempo y recuerdo que una de las cosas que más me gustaba era ver cómo se encontraban con sus amigos.
Seguimos!
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Claro que si Joan! Yo siempre lo he dicho, el blog sirve para divertirse (por lo menos a nuestro nivel!) y todo lo que sobrepase esa barrera no sirve para nada bueno.

Particularmente me encanta poder expresarme (mal, zapatero a tus zapatos!)en ese espacio virtual, donde todos opinamos y valoramos el esfuerzo de otros del mismo modo... Y como tu, el día que no me apetezca dejaré de hacerlo aunque la "audiencia" sea máxima.

¡Nos gusta el vino y la teca!


Saludos muy coordiales!!


OG (VDB)

J. Gómez Pallarès dijo...

La verdad, Óscar, es que como bien ha visto Carlos, me he quedado bastante tranquilo haciendo limpieza de una parte de la columna de la derecha del cuaderno, que me llevaba ya cierto mal vivir.
Osea que a disfrutar de nuevo, aquó y ahora, de lo que venga cuando venga y como venga.
Un abrazo
Joan

Anónimo dijo...

anims Joan
Seguiremos leyendo lo que escribas cuando lo escribas y con la frecuencia que lo escribas
un salduo a todos
enrique
Por cierto nos vemos esta tarde en Gracia vinos biodinamicos??

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Enrique, la verdad es que estoy animadísimo sólo de ver la reacción de la gente, que no esperaba.
Así que encantado y sí, espero que esta tarde nada me impida estar a primera hora es decir, dentro de una hora, en Naturala Vinis (L'Ànima del Vi, C/ Mariana Pineda, 3bis, Barcelona).
Saludos
Joan

Enoteca d'Italia dijo...

Todalmente de acuerdo con tu reflexion, Joan. Ser Amateur de algo es como tocar un instrumento o querer a una persona: si ententas controlar demasiadas cosas ya pierdes el intimo placer de hacer algo simplemente para el placer de hacerlo, para seguir una pasión, un amor, para dar algo de ti sin esperar que algo vuelva.
Sigue como siempre, disfruta de tu tiempo, eres un Amateur verdadero y siempre tendràs almas libres que te seguiràn en tus viajes del paladar, sean 200 o 200mil poco importa.

Salute siempre,
Hal

J. Gómez Pallarès dijo...

Grazie, caro Hal, stiamo nella stessa storia!
Aspetta domani e leggerai un post che credo ti piacerà: nuova linea, stessa passione, grandi vini, sempre!!!
Salutem plurimam
Joan

javi... dijo...

y si este post es una argucia para batir records de comentarios? :P

es broma... pienso que este post es innecesario: no creo que nadie tuviera la más mínima sospecha de que escribieras por obligación o por amor a las estadísticas... Yo te leo (y te seguiré leyendo) por las ganas de aprender. Porque aquí se aprende, y mucho.

Un saludo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Agh!!!!!!! tenía que llegar Javi y descubrir mi treta!!! Todo esto para ganar más lectores!!!!!!!!!!!
Bromas aparte, ésta no es la entrada con más comentarios: por suerte, hay un par cuyo tema es exclusivamente vínico que la superan.
Y en fin...que, ya sin bromas, un poco desbordado por el tema sí estaba y ya me he puesto en mi sitio.
Mañana, más, pero ya sólo de vinos y comidas!!!
Un saludo!
Joan

manuel dijo...

¿Mapas? ¿Contadores? ¡Ñó, ¿quéjeso?! Me siento seriamente desfasado. Ahora va y resulta que esas herramientas existen y los de lomejordelvinoderioja.com sencillamente no me las han dado. ¡Porque mira que yo me entero sobre la mayoría de mis lectores nuevos cuando alguien me escribe un mensaje de contacto para vertir nada buenos deseos sobre mi señora madre!:-)

Pero fuera de relajo... A veces también me entra la morriña de que lo de bloguear se convierta en una obligación, sea por narcisismo o por algún misterioso deseo de complacer a la lectoría y aumentarla.

Me temo que en esos momentos no soy tan fino como tú, ni tan amable. Sencillamente busco lo más jodidamente jodido que haya en el mundo del vino, lo tiro contra la pared, y a ver si me queda algún lector después. Es que soy de la escuela de depurarme el pensamiento con napalm, un amateur un tanto kinky. Por eso celebro que exista gente capaz de reflexionar así y motivarlo a uno mientras se automotivan ellos mismos.

Sigue, compañero, que has creado uno de los mejores blogs que conozco, en cualquier idioma...

M.

p.d. Y lo del verificador de humanos con la palabrita en esto de los comentarios sigue siendo una gozada. Me ha dado ahora la enigmáticamente cachonda palabra "vonga", que imagino como sinónimo de "corveja" o "parga" en el Gran Diccionario Ilustrado del Reggaetón que pienso publicar este año.

J. Gómez Pallarès dijo...

La verdad, Manuel, es que tú pones al verificador de palabras, le pones mucho: "vonga", jamás tengo yo tantas vocales cuando lo pillo por ahí. Vonga, ciudad importante del Kongo, de las Islas Salomón, evocadora de largas noches en el trópico...
Es cierto que cada cual encuentra relajo de formas bien distintas, pero aquí nos encontramos todos! Tú bebiendo como el regimiento entero de lanceros bengalíes y contándonoslo a los demás; creando una agrupación, una hermandad a la búsqueda del santo grial vínico que, a no dudar, acabará alcanzado la inmortalidad; espachurrando lo que te apetece contra la pared, a ver qué sale de su interior.
Yo, con otro estilo menos sabrosón, pero gozando como tú de esta experiencia única que es el conocimiento y el disfute del mundo del vino.
Seguiremos, claro que seguiremos!
Por cierto, acaba de llegarme hace dos horas un fantástico regalo de NYC!!! Enterito y sin problemas me está mirando casi de reojo un "Comfort y Música para beber"!!! Lo escucharé, pensaré en qué vino le pongo, me lo tomaré y, además, lo contaré!!!
Gracias mil por el regalo y por la lectura tenaz. Sólo eso merece ya la pena.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Te dejé ayer un extenso comentario que por arte de magia no se publicó.
No importa, si se tercia la ocasión, intentaré transmitirtelo en persona.
Saludos y animo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo siento muchísimo, La Guarda, no tengo ni idea de qué puede haber pasado. Ya sabes que yo no tengo filtro alguno en la publicación de comentarios y que sólo los leo, pero no previsualizo, ni filtro nada. Es una buena jugada si has escrito un buen comentario y se pierde. Lo lamento deveras porqueme apetecía leer tu opinión, como siempre. A GdP le pasó algo parecido y voy a ver si puedo averiguar algo pero en principio, que yo sepa (a ver si habré tocado algo de la plantilla sin saberlo, pero creo que no porque el resto lo han podido publicar y nadie ha tenido problemas) no ha pasado más que contigo y con GdP. Igual tiene que ver con la amplitud del comentario, no sé.
Un saludo y mis disculpas de nuevo.
Joan

elbaranda dijo...

Joan,
la verdad es que leo tu blog por lo que trasmites ni más ni menos -casi náda-, y si me animé a tener el mío fue después de ver la ilusión que ponías en el tuyo.
Un fuerte abrazo maestro.
Mario.

Anónimo dijo...

Hola Joan,

Con tantos comentarios, me agregaré a las anotaciones de Rafael de Sevilla.

gràcies
nur

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, Mario, no te metas esa responsabilidad!!! Ya sabes aquello que dice la canción: "de sabio, Nicomedes!", Yo de maestro, ná de ná, pero me alegra mucho que compartamos entusiasmo por el vino y tengamos ganas de difundirlo.
Pronto tendremos un buen intercambio de vinos, eh?! Recuerda que tienes que darme tus preferencias, aparte del Roigenc de Capafons-Ossó.
Una brazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchísimas gracias, nur.
Me gusta ver que la gente que normalmente no comenta pero disfruta leyendo se pone también a escribir cuatro palabras aquí. Es un placer y un honor y ya has visto que después de esta reflexión, ya ha salido una nota: piano piano si va lontano!
Un saludo cordial
Joan

Publicar un comentario