11 marzo, 2008

Kühn Quarzit Riesling trocken 2005


Peter Jakob es la onceava generación de Kühn (desde 1786) al frente de la bodega de Östrich-Winkel, en el curso medio del Rin (en pleno Rheingau, 50 km al este de Francoforte del Meno). No sé si será "literatura" porque no conozco personalmente al personaje, pero parece muy orgulloso de su condición de viticultor y hace gala de ello en su página web. Con esmero por el cultivo de la tierra y con la etiqueta de ecológico (natural, por seguir con el tema de hace unos días), Kühn es una de las referencias en Alemania para la riesling y alguno de sus vinos ha cosechado grandes reconocimientos. Su Quarzit es uno de mis secos preferidos, de uvas cosechadas en su afamado pago de Doosberg, sobre terrenos de drenaje fluido, y arcillas entre cantos de cuarcita, de donde procede su atractiva mineralidad.

Con 13% (la foto es del 2006, conste, de Estintobásico) y una temperatura de servicio sobre los 10ºC, presenta un color de oro joven, pero maduro al mismo tiempo, intenso y brillante. Su mineralidad es sutil y ligera (alguien lo llamaría de mineralidad debil), con aromas de pera conference y unas notas de humedad (tierra) interesantes. Ofrece gran frescor en boca y un mínimo punto de perlaje. Ese paso por boca es muy grande, intenso, y deja un poso de cierto amargor vegetal, junto con un recuerdo de flores blancas: margaritas húmedas recién cogidas. Su recorrido remata con aires de tierra mojada tras la lluvia y con aromas de cítricos recién exprimidos. Se trata de un seco muy satisfactorio que se puede encontrar sobre los 20 euros, creo recordar (¡¡¡necesito llevar un registro de compras y precios, lo sé!!!: para dudas, Vinialia).

¿Y qué le echamos a este buen riesling? Pues resulta que mi santa pasó por nuestro proveedor habitual, se agenció unas colas de rape increíbles y, a la vuelta, descubrió, para su sorpresa, que la pescadera, nos había puesto en el zurrón unas gambitas descabezadas. Y me puse a la labor: un sofrito lento de cebolleta, tomate maduro rallado encima, sal, azúcar y una pizca de orégano. Cuando está al punto, le echo un traguito de Kühn, que se evapore y aromatice el conjunto y, a continuación, le echo un par de vasos de caldo de pescado que ya habremos hecho y reservado. Fuego lento, patatas del buffet cortadas a laminas muy finas, 10 minutos más y las colas de rape, que se salan en ese momento. Un cuarto de hora el conjunto con la chup-chup y se le echan las gambas. Cinco minutos más, otros 10 de reposo, y a la mesa. De escándalo, vaya, con el riesling seco del Rheingau.

20 comentarios:

Mena dijo...

Qué rico! que lástima que a México de pronto no nos llega tanta variedad. Buscaré el Kühn.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenos días, Mena. No recuerdo haberte leído en este blog, así que por si acaso, ¡bienvenido!
No sé c´pmo andará la distribución de este tipo de rieslings de alta calidad por las Américas, pero estoy seguro que se se juntan algunos amigos, se puede hacer un pedido a precio razonable, expedible via correo. Por otra parte, aunque no tengan mucha variedad a mano, seguro que algo encoentrarán por allí.
Vala la pena la experiencia de este tipo de riesling.
Saludos cordiales
Joan

E m i l io dijo...

Perdona Juan ¿no será "undécima" en vez *onceava?
Un saludo y enhorabuena por tu blog.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, caramba Emilio, me has bien pillado y llevas toda la razón. Sería onceava si hubiera once y ésta fuera la última generación. Pero vienen más detrás, por lo tanto es undécima.
Gracias por la lectura atenta! Y por tus palabras!
Joan

cuatro especias dijo...

Bueno, como siga aumentando la lista de vinos, no me va a llegar las extras para tanto gasto.
La idea es muy buena, y me apunto a ponerla a prueba.
Joan, da gusto leerte.
Por cierto; me metï en el blog de "estinto bäsico" y me encontrë con que tu participas en ël: no lo sabïa y por tanto; ahora se me va acumulando la tarea de leerte doblemente:
ojee algo;no tuve tiempo hoy para mäs;pero:::!menudo nivel!
me siento; una aprendiz en el mundo de los vinos; pese a haber realizado varios cursos de catas:
nunca serë capaz; de asimilar tanto en vinos:
Pero me aportas siempre nuevos conocimientos: GRACIAS por ello:

J. Gómez Pallarès dijo...

De nada, 4 especias, pero no te pongas más trabajo del necesario!!! Lo bueno de esto del vino es tener un listado que vas renovando y ampliando. El día que surge una oportunidad, se saca la lista, se compra (si se puede!!! Si supieras la cantidad de cosas que yo quisiera probar y no puedo...) y a disfrutar!!!
Formaba parte, en efecto, de ETB, pero dejé de pertenecer al grupo de cata. Ahora no publico en el blog del grupo porque ya no pertenezco a él pero siguen vivos ahí algunos comentarios que publiqué en su momento, de alguno de los cuales me siento bien contento.
Saludos, y gracias a ti por leer!
Joan

Anónimo dijo...

Joanet, pilla't la Vanguardia, que surts en una petita foto la secció salmó de la Vanguardia catant Continos...

Torino.

J. Gómez Pallarès dijo...

Gràcies, Torino, per la informació! Fa una estona m'ho comentava un altre company: a veure si l'agafo ja!!!
I sí que eren continos, sí, uns dels que vam catar: encara xalo amb l'amabilitat i saviesa del Chus Madrazo (acabat d'arribar de Noya York!) i amn el Graciano que em va deixar meravellat.
Salut
Joan

José Luis Giménez dijo...

Nada 4E, eso nos pasa a todos. Yo tengo listas por ahí que si las hiciera tangibles tenía que pedir 3 créditos. La cosa está que de vez en cuando encuentro a un precio asequible alguna botella de la lista y la meto al saco. Hay vinos que me los recomendaron a comienzos de este siglo y no los he probado hasta este año... Saludos. Jose.

cuatro especias dijo...

Jose luis Giménes:
Menos mal que no soy la única persona a la que le ocurre esto.
No sabría definirme si como persona consumidora nata o como "ente" gasstronómico con gran curiosidad por probarlo todo(gastronómicamente hablando, claro)

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Jose, en esto del vino hay que tener un poco de apciencia y de tesón. Como pasa con los buenos pescadores, siempre acabas llevándote al zurrón algo interesante de lo que tenías anotado y, lo mejor, algo interesante de lo que ni tan siquiera conocías apenas...los fondos de tienda son una de mis pasiones y dan sorpresas agradables, vaya si los dan!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, 4E, lo importante es la curiosidad, en mi opinión, y tener la mente abierta para probar sin prejuicios (verbi gracia, el tema de los vinos naturales comentado más abajo y del que volveré a hablar pronto). El consumo ya es algo más de rachas, de bolsillos, de posibilidades que te ofrezcan las miastades, etc., de la coyuntura vaya, menos controlable (por lo menos en mi bolsillo!!!).
Si tuviera una coyuntura controlable, querrñia decir que puedo comprar y probar lo que quiero y cuando quiero.
Y va a serq ue no, vaya.
Así que casi todos los que yo conozco andamos de pesca...
Saludos
Joan
PS. Es cierto que algunas actividades como la de indagar en fondos de tienda son más fáciles de ejercer en grandes que en pequeñas ciudades, pero si yo te contara lo que me encontré un día en las Tablas de Daimiel... (y no es metáfora).
Lo mejor es estar siempre ojo avizor, en grandes superficies también, conste.
Joan

José Luis Giménez dijo...

Hombre Joan, cuenta lo de las Tablas, no nos dejes ahí con la historia sin contar y la miel en los labios!
Y como apuntais tanto tú como 4E... a mi me sueltan en cualquier ciudad y en cuanto veo una tienda con botellas de vino o con productos de la tierra (alimenticios) ya estoy con la nariz pegada al escaparete :) Saludos. Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues fíjate tú como por pura casualidad y azar (andaba detrás de los pájaros, otra de mis pasiones) me crucñe con Las Estancias de Ana Romero. Si visitas la de las Tablas y entras en su sancta sanctorum, alucinarás en bastantes colores...lo prometo.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y perdona: en la columna de la derecha del blog encontrarás el enlace con Ana Romero y la pista para encontrar el lugar!!!
Joan

José Luis Giménez dijo...

¡Sorprendente el enlace de Ana Romero! 8-o Mi familia materna proviene de un pueblo muy cercano a Almagro y alguna vez hemos pasado por Daimiel (en plena sequía y los pobres patitos en lugar de nadar "caminaban con el vientre húmedo"), pero en aquellos tiempos ¡no había esas tiendas! claro que tampoco a mi con 10 años me interesaban estos temas... Me alegro de que los tiempos vayan cambiando. Saludos. Jose.

ss dijo...

En particular, la estancia de Daimiel es muya cogedora, con un espacio con hogar, sillas y mesas para tomar lo que quieras de la tienda y cenar de las conservas que distribuye también, o comer vaya.
Un sitio muy agradable, con Ana superhospitalaria y una bodega de relumbrón, no en la parte de la tienda, sino en el interior.
Saludos
Joan

ss dijo...

Escribo desde un PC extraño!!! Conste que ese ss soy yo, Joan!
Saludos de nuevo
Joan

José Luis Giménez dijo...

Me habías asustado Joan. Creía que eras Su Santidad =8-O Saludos. Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

Todavía no me explico cómo ha salido ese S S, que tiene otras explicaciones peores que la de Su Santidad...
En fin, recuperemos la normalidad!!!
Saludos
Joan

Publicar un comentario en la entrada