05 marzo, 2008

Dos citas interesantes, ¡ya!


Los que seguís este cuaderno sabéis que no lo he concebido como una revista de actualidad. No doy noticia, por lo tanto, de forma sistemática de todas las convocatorias de las que tengo conocimiento. Eso sí: cuando la cita me parece interesante y, además, tengo a amigos mezclados en ella, la comento y si puedo, voy. Así pasó el lunes pasado con la impresionante Naturala Vinis que L'Ànima del Vi montó, y que comentaré pronto. Y la próxima es la que montan para el viernes 7 de marzo, 21 h., Hal y Leo en la Enoteca d'Italia. Se trata de una cena ligera en que lo fundamental será presentar y conocer algunos vinos de la llanura Rotaliana (en la foto), un espacio único y bellísimo, en el que se dan algunas variedades autóctonas italianas que hay que conocer: la teroldego, por ejemplo (de la Cantina Rotaliana) o la foja tonda (de Albino Armani), junto con uno de los moscati que más me gustan (el de la Rotaliana).

La segunda cita ha sido organizada por los amigos de Slow Food y, casi con un concepto paralelo al Slow Vinis, se presenta ahora Slow Oli, en el Mercat de Santa Caterina, el sábado, 8 de marzo, de 10 a 14 horas. Confieso mi absoluta devoción, mi flaca por este oro fluido, a ratos viscoso, a ratos más suelto, a ratos con rayos de verdor, siempre amable, siempre atento, siempre fragante. El aceite es una de mis perdiciones y lo tomo, literalmente, cada mañana para desayunar. Una tostada de buen pan, un poco de sal gorda y un chorretón de aceite de primera prensada, por ejemplo, hum.... O unos spaghetti al dente, tan sencillos con un poco de orégano, con una pizca de parmesano y con un golpe de aceite virgen...Iniciarse en este mundo es hacerlo en el corazón de la tierra misma, a través de sus árboles más sagrados, los olivos. No os lo perdáis porque merecen mucho la pena los productores que llevarán sus aceites: sorpresas agradables os esperan. ¿Nos vemos allí?

9 comentarios:

Pilarvi dijo...

Hola Joan,

Lástima que no coincidiéramos en Naturala Vinis. Un evento tan interesante como divertido. Sí, me lo pasé muy bien charlando con los Singulares y con Laureano. Como se ha dicho en algún foro, se habló más de vides que de vinos, pero a mí igualmente me apasiona el tema.

Otra vez lamentar que para una vez que se organizan eventos dirigidos a los más eno-apasionados, va y coinciden en el tiempo. Este viernes tendrá lugar también la cena de enobloggers. Y me sabe mal perderme los vinos de la llanura Rotaliana.
Por cierto, la foto y el paisaje es impresionante!!! Además, entre el follaje de las parras se entrevé la estructura de la típica pérgola trentina, verdad?

Lo que no me voy a perder seguro es el Slow Oli. Un tema que me apasiona y que además, me viene de familia.

Pues hasta el sábado!!
Pilar.

Joan dijo...

Hola Joan,

Al igual que Pilar, no podré acudir a la Enoteca d'Italia este viernes, la cena de bloggers en el Gamvik es una ocasión única que lleva ya tiempo cociéndose. No sé puede estar en todas partes :-)

Lo que sí haré a poco que pueda es pasarme con mis retoños el sábado bien temprano por el Mercat de Sta. Caterina.

Intento inculcar a mis pequeños la cultura gastronómica, y el aceite es una parte fundamental de ella.

Salut!
Joan

cuatro especias dijo...

Hola joan:
Una pregunta algo tonta, pero importante.
El evento de "slow oli", ¿es en catalán?
En caso afirmativo ¿hay cascos con traducción al castellano?
Me interesa el mundo del aceite mucho y si todo saliese bien, me acercaría hasta alli.
Gracias.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Pilar y Joan,
coincidís ambos en la cena de blogueros. Ya le di mi opinión a la organizadora: la idea es estupenda, el precio final, no.
Yo no podré estar en la cena por decisión propia tomada hace ya bastantes días y tampoco podré estar en la Enoteca por cuestiones familiares posteriores.
En lo de los aceites también coincidimos!!! Amor y cariño hacia la tierra y hacia el aceite.
A ver si nos encoentramos!
Una brazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y ya más precisamente: caramba, Pilar, qué vista tan estupenda tienes!!! En efecto, los palos que asoman entre el follaje son los de la pérgola trentina.
Fue una pena, en efecto, que no nos encontráramos. Yo estuve a primera hora y la verdad, estuve muy cómodo porque casi todos los asistentes bodegueros estaban para atenderme!!! Un lujazo, de veras. Fue una sesión de hora y media interesante y con algunos vinos para contar.
Y como dijo Enrique y ahora tú: qué pasión tan contagiosa transmiten esta gente!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Estoy contigo, Joan, los niños míos (bien, "niños" entre comillas!!!) también adoran el aceite y lo toman casi a diario. Y han participado en más de una recolección de aceituna en invierno!
Yo no podré ir con los dos porque uno está en sus competiciones de baloncesto, pero espero poder ir con la santa y con el mayor.
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Cuatro Especias, me prones una pregunta que no sé contestarte. la gente de Slow Food MVM somos políglotas y los hay que nos expresamos en catalán o en castellano, según necesidad del interlocutor, los hay que son italianos y hablan de todo, los hay franceses y etc.
En Slow Food se habla de todo con máximo respeto hacia los demás.
Y los productores, como pasó recientemente en Naturala Vinis, saltan de una lengua a otra sin más.
No creo que el idioma sea un problema para nada en este país.
Así que las Cuatro Especias, si estáis en Barcelona, seguro que seréis bienvenidas, habléis loq ue habléis.
Saludos
Joan

samuel cano dijo...

A lo que comentas del aceite, añado sugerencia, queso tierno de oveja (manchega claro) con chorretón de aceite arbequina todo ello acompañado de un vino blanco dulce, ¿que os parece?

Salud y buen vino.

Espero tu cronica sobre los vinos naturales, seguro que habrá mucho que comentar.

J. Gómez Pallarès dijo...

Gran sugerencia, Samuel, sin duda, y ese acompañamiento de un vino dulce, hum...qué maravilla.
Aunque no olvidemos que en el Levante también se hacen grandes dulces con variedades tintas, que pegan de narices con variedad de quesos.
La crónica sobre los vinos naturales empecé ayer a escribirla en un ratillo, pero quiero darle vueltas todavía para intentar transmitir qué viví y qué significa este movimiento en un país como el nuestro, donde este tipo de vinos son la gran cenicienta, todavía, de la viticultura.
Saludos
Joan

Publicar un comentario en la entrada