16 febrero, 2008

Santa Digna cabernet sauvignon rosé 2007


He aquí un vino de la casa Torres en Chile, que nada un poco contra corriente. Siempre he pensado que Torres, siendo una de las empresas más importantes, a nivel casi planetario, dedicadas a la vitivinicultura, jamás ha descuidado la calidad entre sus marcas. Un Mas La Plana, por ejemplo, un Reserva Real, un Milmanda, son muestras de lo que digo y junto a ellos, otras cosas como Sangre de Toro y varios etc, que bueno... Esto es un negocio y lo que me gusta de esta casa es que sabe combinar la venta al por mayor con el producto más selectivo. El rosado reserva santa Digna sería, por su precio (sobre los 6 euros), un vino de gran difusión y menor calidad, pero en mi opinión, sigue siendo un vino sabroso Y bien hecho, con características algo diferenciadas de los rosados más al uso, que hacen de él, como decía, un vino algo atípico. Con uvas cabernet sauvignon procedentes del valle del Curicó, la empresa no da mayores detalles sobre su vinificación (14%), pero de lo catado (yo tomé el vino no muy frío, sobre los 11ºC y lo disfruté más), se deduce que la confección del mosto y la fermentación es un proceso delicado y lento.

Hay aquí poca extracción de materia colorante y una capa baja, baja, con el color de la frambuesa a medio madurar. Es un vino brillante pero, al mismo tiempo, su grado le proporciona un aspecto algo graso, glicérico en copa. Sus aromas no son, tampoco, una traca explosiva de frutas, sino que, con discreción, van asomando aires de grosella y de arándanos. Su punto más fuerte es, creo, su paso por boca: suave y con un ligero carbónico, se muestra sedoso, amable y fresco al mismo tiempo, con un largo posgusto, que ofrece algo de vegetal (zarza) y un mínimo de chicle de fresa pero de los de antes (bazooka, vaya), nada ácido y con el sabor ya en susurro (¡forma discreta de decir "ya masticado"!). Es un vino que agrada por su discreción y elegancia, aunque en paladar, más que en posgusto, quede algo corto. Es fresco (a ratos parece que asoma el pomelo de carne roja) y atractivo y posee, además, un fondo aromático y sápido entre el vegetal y el mineral, bien interesante. Un vino que por 6 euros se deja querer y beber y que está, ya ahora, en un momento bueno de consumo.

2 comentarios:

encantadisimo dijo...

Abrí hace unos meses, cuando apareció por el mercado, una botella de este Santa Digna 2007. Me gustó y tiene un precio atractivo pero tanta tropicalidad, "chuches" y "bazooka" acaban ofreciendo un vino un poco pesado, le salva su buena sensación ácida.

J. Gómez Pallarès dijo...

La verdad, Encantadísimo, es que comparando la "tropicalidad" de este rosado con otros rosados o maceraciones carbónicas, éste casi resulta discreto. No dudo, por lo demas, que los meses de botella que separan tu degustación de la mía, habrán atemperado las gominolas y bazookas de este rosado. Ésa era la idea que quería transmitir: que sí, que "tropicalidad", pero que no tanta como en demasiados vinos de este tipo encontramos ahora. Por eso he dicho que era, casi, "contra corriente", poeque están esas sensaciones, pero más discretas que en otros muchos. Y su boca es buena, buena, en efecto.
Saludos
Joan

Publicar un comentario