08 febrero, 2008

Luberri 2007


No son pocos los compañeros y amigos con los que hablo de vino a los que no gusta la maceración carbónica. Muecas, mohines, incluso rechazo frontal suelen ser habituales, últimamente incluso entre profesionales de la restauración. Me gustaría indagar un poco en las causas de lo que quizás sea una nueva corriente de opinión, porque hasta hace bien poco la gente solía comentar con orgullo lo bien que salían nuestros tintos jóvenes (¡también los de maceración carbónica!), frente a los "beaujolais nouveaux" que produce la gamay. Ahora estamos descubriendo que con la gamay se pueden hacer cosas bien interesantes, mientras que la muy mayoritaria tempranillo recibe bastantes palos en su versión joven. Cuando llega esta época del año, soy de los que compra y "reprueba" los carbónicos que me han dado alegrías en añadas anteriores: entre mis preferidos suelen estar Murmurón, Albiker, R. de Remírez de Ganuza y Luberri, en la DOC Rioja. Y hoy le ha tocado a Luberri 2007, un tinto con 95% de tempranillo y un 5% de viura, cuyos racimos enteros inician la fermentación en los depósitos, sin que los racimos hayan sido estrujados. Esta maceración provoca una gran extracción aromática, potenciada por la disolución de las pieles de la uva. Cuando pasan entre ocho y diez días, la fermentación tradicional con el mosto ya muy parcialmente vinificado, se realiza a 28 ºC. Este vino es bueno ahora, pero por lo catado, creo que unos meses más de botella no le harán mal. Yo lo tomo sobre los 14-15ºC.

Posee un bello y brillante color rubí, atractivo de veras, con notas algo violáceas. Sus primeros aromas no son, precisamente, de fruta intensa y madura, sino que (y puede que aquí radique uno de los inconvenientes que tantos le encuentran) te asaltan dos tipos de dulzor, uno, el del sirope de grosella o de granadina que un servidor tomaba de aperitivo de niño (con sifón, por supuesto); dos, el de lo que mi hijo mayor (ya muy acostumbrado a oler vinos, aunque todavía no los tome) calificó de inmediato como "¡huele a chuche!". Y en efecto, el vino, también en boca (empieza con un carbónico notable que se diluye con rapidez), peca de ese carácter dulzón. Es un vino sabroso y agradable, por supuesto, que muestra al rato aromas de mermelada de moras y que se deja beber con gusto y tiene, además, un buen precio (5 euros), pero esas notas dominan demasiado el conjunto. Lo mejor que tiene es su carácter casi refrescante. Por ejemplo, para unos de mis spaguetti preferidos, "aglio, olio, peperoncino", queda de fábula. Son de esos que uno prepara en cinco minutos, pero cuyo rastro benefactor se prolonga horas y horas... AOVE en el que uno sofríe (¡y no retira!) unos dientes de ajo, a continuación una guindilla bien picante (¡que tampoco retira!) y condimenta los spaghetti al dente (en este caso, yo siempre uso deshidratados) con este aceite aromatizado. Un poco de pecorino por encima y ¡directos a la gloria!

La "insinuación" del aglio olio peperoncino BY Paoletta S. en Flickr.com.

22 comentarios:

Pilarvi dijo...

Hola Joan,

Ya te di hace unos días mi opinión sobre los vinos de maceración carbónica españoles, los cuales creo que van en la dirección opuesta de lo que espero de un MC.
Yo busco vinos ligeros y frescos, y me encuentro con vinos pesados y excesivamente maduros con recuerdos a ciruelas maceradas en alcohol, pan de higos…

No sé, yo no soy muy entendida, pero quizá la tempranillo (una uva de piel gruesa), como tú mismo apuntas, no sea la más indicada para este tipo de vinificación. Aunque, a decir verdad, la maceración carbónica está muy arraigada en La Rioja. No sé si tradicionalmente se usaba más la mazuela o el graciano, pero otros MC del Montsant con garnatxa y carinyena, tampoco me han convencido. En todos encuentro demasiada maduración para este tipo de vino.

Salut!
Pilar.

La Guarda de Navarra dijo...

Como amante y seguidor incondicional de la mac.carbónica no puedo entender por que este tipo de vinos genera algún tipo de rechazo en los aficionados o pesudoaficionados al vino.
Ideales para todo tipo de platos y alimentos. Combinan armonicamente a cualquier hora del día y sus aromas y frescura los hacen imprescindibles en un clima mediterraneo.
¿No será que no hay nivel enologico en España para entenderlos? Toma ya!(que directo me he vuelto)
¿Por que se prefiere la madera para ciertos momentos del dia o con platos donde el tablón enmascara los buenos productos de la compra?
Amigo Joan, falta de cultura enologica y un insulto para los que nos hemos criado entre esos vinos y aún los frecuentamos.
Es como si alguien dice que no le gusta el cava por que con el dulce le empalaga y le acaba de llenar el estomago. ¡Maldita costumbre de dejar el cava para el final de las comidas! Falta de cultura, Joan.
O quien dice que el peor tinto es un blanco.
O quien toma el tinto crianza o reserva recién salido del refrigerador-frigorifico.
O que los blancos a cuatro grados, por que se toman frios, les resultan acidos e insipidos.
O que...
Me callo, que me conozco.
Por cierto, y creo que me repito, buen vino el Luberri pero, como dice tu hijo, pura gominola, y esa tampoco es la realidad de los vinos de mi tierra. Ni esa ni la banana.
Saludos y disculpa mi extensión en el texto pero es que no tengo a nadie con quien hablar, hoy claro. :-))

Pilarvi dijo...

Hola La Guarda,

Perdona, pero te veo enfadado y no entiendo por qué.
Como tampoco entiendo que trates de equiparar las opiniones de unos aficionados al vino, unos más expertos y otros menos, como yo (yo no hablaría de pseudo por el mismo respeto que le tienes a la mac. carbónica), con esta enumeración de tópicos sobre el vino y su servicio.

Todo lo que he apuntado en mi anterior comentario, no es más que lo que he constatado tras probar varios MC, de la Rioja, del Montsant, de Tenerife o de Beaujolais y no obedece a ningún tópico, ni influencia externa, porque es una conclusión a la que he llegado por mi misma sin contrastarla con nadie hasta la aparición de este post.

Yo creo que los MC españoles de la península que he probado en los últimos 2 ó 3 años, son vinos demasiado pesados y maduros y que para nada me saben frescos (salvo el último Tacoronte-Acentejo que he probado), que es precisamente lo que yo busco y espero de un MC.

Seguramente no habré probado tantos como tú, pero esto es lo que puedo decir ahora mismo.

Y no sé a qué viene lo de la madera. No creo que los que hayamos intervenido hasta el momento (o sea yo) prefiramos las duelas a la fruta.

Bueno, pues ya ves que sí tienes con quien hablar, aunque sea a estas horas.

Saludos,
Pilar.

encantadisimo dijo...

Me gustan los maceración carbónica pero coincido con la opinión de Pilar respecto a la tendencia actual a mostrarse demasiado maduros y pesados cuando deberían ser más frescos y ligeros, como los vinos de cosechero de antaño.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenos días, Pilar,
en primer lugar creo que la uva natural para la maceración carbónica es aquella con la que se construye esa tradición vinificadoira, y ésa es la tempranillo. Así pues, no creo que sea un problema del tipo de uva.
En segundo lugar y aunque ya comentaré después algo más de lo que apunta el amigo La Guarda, yo no me he criado con la maceración carbónica, ciertamente, pero noto (como él mismo reconoce, vaya) un paso decidido hacia una tipificación de estos vinos que no termina de ser de mi gusto.
Por supuesto que no voy a caer en el error de generalizar, pero este Luberri 2007 va en esa línea.
Es lo único que he querido mostrar con mi redactado.
Habría que hacer una encuesta masiva, en forma de cata generalizada, para poder hablar con fundamento. Yo no la puedo hacer porque la cata masiva que hice (la de la presentación de Quim Vila) era con vinos apensas salido del inox o recién embotellados o, directamente, muestras puestas en botella. No es justo opinar con fundamento sobre esa base.
Por eso me he decidido no a hacer un artículo general sobre el tema, sino a publicar notas específicas sobre los vinos jóvenes que pruebe. No voy a meter a todos en el mismo saco, eso lo tengo claro.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Amigo La Guarda, no quisiera que vieras en este nota mía un ataque a nada. Porque no hay nada más lejos de mi espíritu. Yo, aunque no me he criado con ella y la conozco muchísimo menos que tú, también me considero fan de la maceración carbónica, pero como en todo en el mundo del vino, no soy incondicional. Primero pruebo y después opino.
Ya sé que tu alusión a varios de los topicazos que campean sobre el mundo del vino, a los que aludes y, con razón, te cargas, no los diriges a mí ni a muchos de los lectores de este blog, porque nosotros estamos, todos, del mismo bando, amigo. Ya lo sabes.
Y de hecho lo que intentamos desde blogs como éste es explicar cómo amamos nosotros el mundo del vino y cómo nos aproximamos a él, por si alguien que vive todavía de alguno de estos tópicos, tiene a bien sustituirlo pra alguna buena práctica.
Termino con tu afirmación final, porque muestra, sin más, que estamos completamente de acuerdo en el diagnóstico que he escrito sobre este Luberri 2007: "Por cierto, y creo que me repito, buen vino el Luberri pero, como dice tu hijo, pura gominola, y esa tampoco es la realidad de los vinos de mi tierra. Ni esa ni la banana." Este Luberri está rico, sí, pero cansa un poco en el paladar por ese dominio que no le es propio.
Me alegra que una persona entendida como tu en estos vinos, y en todos los de tu tierra, coincida.
Pero por supuesto, prima lo dicho: no quiero generalizar, tan sólo probar los vinos y opinar libremente sobre ellos.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, Pilar ya ha contestado lo que cree menester. Yo, en la búsqueda de vinos de maceración carbónica que me apetecen, estoy tras el Viña Norte 2007 (no sé si es el que probaron PIlar y Jose), que no está hecho con ninguna de las uvas hasta ahora citadas, y que en el pasado también me ha dado buenas satisfacciones. Me gustaría contrastar mis sensaciones con algún vino de MC de tierras biebn distintas y con otras uvas.
Hasta ahora no lo he encontrado y la tienda que distribuía vinos isleños en Barcelona ha cerrado(pena).
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Encantadísimo. Aunque no puedo opinar sobre la base de los muchos vinos que probé en la Ribera en la presentación de los vinos jóvenes de Vila, parece que la tendencia apunta a eso.
Pero yo lo único que haré aquí es hablar de aquello que pruebe. Y puesto que con seguridad no tendré ni tiempo ni dinero para organizar una cata de estos vinos, con tres meses de botella y de reposo, hablaré sólo de los vinos que pruebe tranquilamente en casa.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Perdona Pilar pero mi comentario no alude al tuyo en ningún momento, de hecho creo que los escribimos al mismo tiempo pues cuando yo entré al blog de Joan no había ningún comentario escrito.
De todas formas si te has sentido dolida por algo, mil disculpas.
Solo pretendía puntualizar en el blog una tendencia que noto cada vez más extendida sobre los MC y que no me gusta pue no es del todo real.
Puede que los vinos sean mas pesados, no la mayoría, que antaño pero prima la carga frutal y la frescura. Acidez que cuando se marca como se debe tampoco acaba de encajar en el mercado. Lo digo por experiencia.
Para muestra este botón que creo que he dejado escrito por algún sitio.
Cuando empecé en Pamplona a distribuir vino pretendí vender las excelencias del MC. Nada de nada.
Ahora una vez escaldado me he traído un vino joven, sin mac.carb., despalillado, amable, fresco, alegre,...
Este gusta, incluso los más avispados me dicen que su amabilidad se debe a la madera, jua,jua, jua.
Repito, falta de cultura.
Vuelvo a disculparme y a agradecerte la compañia de ayer noche, aunque tampoco leí entonces el segundo comentario.
Que pena de malentendido, espero haberlo arreglado.
Saludos para todos.
PD:Escribo más líneas en tu blog, Joan, que en el mío.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabes que me encanta tenerte por aquí, la Guarda!!!
Por lo demás, tus opiniones y apreciaciones sobre este tema, como en tantos otros, vaya, son preciosos porque tú vives eso a pie de trinchera. Y si tú has llegado a esa conclusión y has tenido que poner en tu cartera un vino joven sin M.C. del tipo que describes, por algo será. Ya he dicho antes que es muy malo generalizar en esto, y que hay grandísimos maceraciones carbónicas que merecen ser ensalzados y recomendados, y espero poder hacerlo a lo largo de las próximas semanas, pero en algunos, también es cierto, destacan unos rasgos que no terminan de convencer.
Por mi parte, ya para acabar, no ha habido ningún malentenido y conociendo como conozco a Pilar, estoy seguro de que tampoco. Vaya, ya lo confirmará ella, pero pongo una ronda para todos en Alimentaria (vaya, fuera de ella pero en esas fechas) a que es así.
Un abrazo
Joan

Pilarvi dijo...

Perdóname tú, amigo La Guarda. Anoche debí sufrir un ataque de susceptibilidad, aunque esto es verdaderamente raro en mí… vamos, que no me suele picar a mí esta mosca. Aunque de todas formas, no lo vi como un ataque personal.

Creo entender como te sientes cuando alguien te rechaza un MC sin más. A mí me pasa algo parecido con mis amigos y el cava. Más de una vez me han dicho que les gusta más el champagne que el cava, pero cuando les pregunto cuántos champagnes han bebido, la respuesta es vaga y cuando les interrogo sobre qué cavas han tomado a parte de Freixenet carta nevada, la respuesta suele incluir el Anna de Codorniu y algún Juvé Camps… Pero de Recadero, Mestres, Gramona, Raventós i Blanc, Llopart, etc., no han oído hablar en su vida. En fin, paciencia…

La verdad es que yo no he probado muchos más MC que cavas han probado mis amigos, pero las sensaciones que me han producido han sido estas y además coinciden con las de más gente. Ya que dices que no todos son así, podrías darme algún ejemplo y trataré de encontrarlo y catarlo, por supuesto.

Un abrazo,
Pilar.

Pilarvi dijo...

Joan, pues yo pago la siguiente ronda!!!

Encuanto al MC timerfeño, en efecto era un Viña Norte, pero creo que era del 2006. Casi un año en botella (para un MC, quizá demasiado), pero no nos desagradó.

Salut!
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Ves, amigo La Guarda, como tenía claro lo de Pilar!!!???
Todo claro, pues, y lo que toca, también, es hablar de algún buen maceración carbónica, riojano y no.
Porque además de algún riojano que tengo en cartera, este Viña Norte 2007 parece prometer y, por qué no (entre otras cosas porque lo hacen unos amigos míos, pero si no me gustara, callaría vaya), un vino de la Sierra Norte de Sevilla, de cazalla, un Colonias de Galeón MC 2007, que todavía no he probado, pero que en añadas anteriores estaba de muerte, lenta por favor!!!
Ya tenemos dos rondas para Alimentaria, La Guarda: a ver si ligamos el tema del hotel ahora!
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Y por qué será que me pasa siempre a mí lo del 12 + 1?
Hala, arreglado.
Joan

José Luis Giménez dijo...

Yo no lo hago ascos a ningún vino, y los de maceración carbónica no iban a ser una excepción. No obstante no me gusta tomarlos todavía. Para mi gusto demasiado picantes en la lengüa, y fuerte en 'chuches'. Prefiero comenzar a beberlos cuando ya despunte la primavera hasta el otoño, cuando ya no tienen nada de carbónico y se siguen comportando como un fresco vino joven.
Mi MC de cabecera es el Milflores. Es uno de los vinos con los que comencé a beber vino y le sigo siendo fiel.
Saludos. Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, Jose, creo que llevas razón, Yo me he "aguantado" y he empezado a abrir alguna botella en febrero, pero ya comento que este Luberri necesitaría probablemente más botella. El Milflores, aunque no sea de mis favoritos, también caerá, pero como tú dices, algo más adelante.
Saludos y felicidades por el debú con tu pareja de hecho!
Joan

Olaf dijo...

Bufff, me he perdido toda esta bonita discusión. Muy interesante, por cierto. De todas formas, en el caso de los MC, no creo que sea falta de cultura como dice Guarda. Los vinos de MC dan unos aromas característicos que no a todos gustan. Y los hay buenos, pero también hay muchos malos, que apestan a bananas, cosa que me hace salir corriendo.
El R. me gustó, pero esta semana abrí un Milflores06 y creo que estaba demasiado cansado, a ver si mas adelante vuelvo a encontrarme con el 07. Y buscaré ese Viña Norte del que hablais.
Saludos
Olaf

La Guarda de Navarra dijo...

Gracias por aclarar el malentendido. Me iré tranquilo a la cama.
Posiblemente pase por Alimentaria, seguro que allí disfutaremos de algún MC.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Vaya, Olaf, nunca es tarde si la dicha es buena!!! Y para un comentario puesto ayer, llegan tus opiniones muy al punto.
Yo creo que R. sí puede aguantar el año prescriptivo máximo que suelen darse los productores msimos para el consumo de un MC, pero el Milflores claramente, no. Coincido contigo. Es un vino, como comenta Jose, que tien que reposar en botella, abrirse en marzo, abril y entonces estará ya bastante al punto. Puede que Murmurón aguante también un poco más.
Y el Viña Norte tiene la gracia de ser hecho con variedades no habituales en la península (listán, negramoll), con lo que tiene (por lo menos para mí) un plus de interés. No he probado 2007, pero en añadas anteriores es un vino más discreto, sin esos juegos florales y frutales tan brutales, y con una boca muy interesante. Yo no lo tengo todavía, oues me ha fallado mi proveedor habitual.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, La Guarda, sería cojonudo si pudiéramos conocernos en Barcelona y tomarnos las rondas que nos debe Pilar!!! (és broma, poma!!!).
Y por lo demás, hay que tener claro que estod e escribir sin la cadena suprasegmental, sin verse las caras, sin oir las entonaciones, suele provocar más malentendidos de los que creemos! Inncesarios, jamás buscados...
Un abrazo
Joan

Olaf dijo...

Deberíamos organizarnos para alimentaria, a ver si nos encontramos unos cuantos y así ponemos caras y quitamos teclados y cables de por medio.
Saludos
Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Eso está hecho, Olaf. Incluso creo que Catavino tiene un proyecto de cena de enobloggers presentes de por medio.
Ya lo comentaremos! A ver si conseguimos sustanciarnos en carne!!!
Saludos
Joan

Publicar un comentario