18 febrero, 2008

En Alicante, Restaurante Puerto


Esto de pasarse la vida dando tumbos por ahí tiene sus ventajas...la más evidente es que te permite ir conociendo los lugares clave de los sitios por donde pasas. Y a Alicante, donde tengo buenos amigos, voy de vez en cuando. Y en Alicante, ya se sabe, la reina es la costa. Y de la costa, el pescado...En el puerto de la capital, barcas de pesca hay, claro, aunque queden cada vez menos (en el muelle de poniente; la zona de "privilegio" es, ahora, para el puerto deportivo) y me contaron mis amigos (buen diente, mejor paladar, yo lo sé) que una de las personas que mejor pescado tiene en la ciudad y mejor arroz a banda hace, es el dueño del Restaurante Puerto (C/ Dr. Sapena, 53, telf. 965 219574). Hay que apresurarse, amigos, porque me dicen que quiere jubilarse pronto y su hijo no parece estar por la labor de la continuidad.

El local es discreto, de aquellos de toda la vida donde lo que domina es el aparador del pescado y la sencillez por bandera (eso sí, Manzanares preside la sala: noblesse oblige!). De entrantes, mientras se prepara el arroz a banda (que ya no sirven con el pescado, sino con sus tropezones en la paellera), un marrajo semicurtido a la plancha, tibio y con un chorretón de aceite: impactante, de veras. Siguen unos chipironcitos enteros con la tinta en su interior: aunque suene a bruto, aconsejo vivamente embucharse el chipirón entero y dejar que la tinta explote en el interior de la boca. Impresionante. Cierra el tercio de recepción una tiernísima sepia encebollada. Una oreja la tenía ya asegurada el restaurante. Por cierto, maldigo la hora en que me dejé la cámara de fotografiar en casa. Nunca se aprende lo suficiente...

El arroz a banda, ¿qué deciros de él? Veía el primer plano y sólo pensaba en mi cámara...un grano suelto y entero, exactamente en su punto y formando un conjunto en que se intuían los agujeros por los que había respirado la paellera, un paladar sabroso pero nada grasiento, ajustado a los sabores delicados del pescado lo justo como para resaltar la maravilla que es ese grano de arroz. Cuando pillas un plato de estas características y terminas la primera ración (cayeron dos, dioses, ¿qué pasará con la próxima revisión médica?), miras el fondo del plato y ves esa pátina...sabes que has comido un gran arroz. Para acompañar, estuvimos de suerte: un Palacio de Menade, verdejo, 2007, recién llegado, que puso un gran contrapunto a la moderada untuosidad del arroz. Fruto de una escisión de la familia Sanz, y afincados en la mítica La Seca (VA), este verdejo mostró una delirante juventud: jazmín a borbotones, muy floral, hierba cortada, agua de rosas, lima-limón, poco amargor, un amarillo pálido con verde de océano y una boca sabrosa, larga, algo tierna todavía (cuerpo medio). Largo posgusto, muy largo. Un buen vino a un precio muy asequible (en tienda estará sobre los 7 euros). Con el arroz y el vino y su servicio, se había ganado ya El Puerto la segunda oreja y el rabo. De postres, volví a la discreción (piña natural) y al salir del local, saludé al dueño y a su hijo y me dio que si les daba un abrazo de agradecimiento, no me entenderían el gesto. Así que les escribo esta nota, que no leerán, y a Ustedes les digo que si pasan por Alicante, regálense con una visita a este restautante (sé que mi amigo no me perdonará la indiscreción, pero ya que no ha salido nombre alguno aquí, les diré que todo lo comentado, más pan, agua, una tarta de almendras y cafés salió por 35 euros por cabeza).

Foto de la costa de Alicante por edomingo.

8 comentarios:

Vicente Sierra dijo...

Carlos ayer ten�a raz�n, un Auslese hist�rico Alem�n ser�a mi elecci�n, pero hoy me voy con vos a Alicante. Una maravilla leerte, con esas acertadas descripciones que me transportan confortable al lugar de los hechos.Mis m�s sinceras felicitaciones por lo que escribes.

Un abrazo.

Vicente (BDB)

P.D.: Mil perdones por contestar tan tarde en BDB. Gr�cias

encantadisimo dijo...

Hombre!, Joan, una paella de esas características es uno de los platos más saludables que existen. Arroz, pescado, caldo de pescado y un sofrito hecho con aceite de oliva, tomate, cebolla y ajo no son ingredientes como para preocuparse por el colesterol o las arterias. Eso sí, si cada vez te tomas dos raciones sólo deberías preocuparte por controlar la obesidad;-).

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Vicente, hoy no he podido leer con fluidez ni aquí ni en mis enlaces por culpa de un viaje.
Me gusta la sensación de que lo que escribo, además de dar información, agrada a la gente.
Tu artículo, por lo demás, en Vadebacus, estuvo muy bien, y el sitio pinta estupendo.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Por desgracia, Encantadísimo, es lo que dices al final de tu comentario: estas puñeteras revisiones incluyen peso!!!
Por lo demás, uno de los baremos que uso para saber si he acabado disfrutando o no de un gran arroz es la pesadez de la digestión y este arroz no sólo era saludable, como tú bien apuntas, sino también casi ligero. Me tomé dos platos y casi ceno!!! tengo que volver al zen "way of life": siempre hay que procurar quedar no saciado.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Me agrada leer tu comentario sobre este verdejo que acabamos de incluir en la distribución. Ya que lo nombras no te pierdas el sauvignon blanc, el Saxum y el V3. Y para rizar el rizo el Palacio de Menade Dulce.
No los defino para dejarte a tí la libertad de disfrutar de ellos.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Confieso haber probado hace más de un año con grandes expectativas y una cierta desilusión, pero por supuesto, tras gozar este veedejo, pensé que le daría una segunda oportunidad a la madera. Intentaré buscar primero el sauvignon blanc, me apetece más ahora y seguiré con el Saxum después. Tengo una nota de sauvignon blanc del Penedès y quizás compare ambos, a ver si me da tiempo.
Pero este verdejo del Palacio de Ménade lo disfruté con el arroz, vaya que sí.
Fantástico que los lleves tú, son buenos vinos, sí!!!
Saludos
Joan

Restaurante en el Puerto Alicante dijo...

En el Puerto de Alicante, restaurante Taberna del Puerto es otra recomendación que os hago si también queréis disfrutar de buenos arroces, como el arroz del senyoret por ejemplo, que recientemente lo degusté acompañado por un expresivo e intenso Dinastía Vivanco Blanco de la muy buena añada del 2009. El sabor a malvasía y este arroz hizo el resto.
Mi sincera enhorabuena por este magnífico blog!!

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues hecha queda la recomendación! A la que vuelva a Alicante, pruebo el sitio, y a ver...para malvasías riojanas, con todo, yo me quedo con la de Abel Mendoza.
Saludos!
Joan

Publicar un comentario