08 enero, 2008

Vinos de supermercado: Lidl


Vaya por delante que, en mi experiencia, ir a Lidl fue una acción mucho más heroica que ir a Mercadona. Durante las fiestas aquello parecía el saqueo de Roma, directamente, y además olía mucho peor (por lo menos, el cercano a casa, C/ Casanova, 77-79) que Mercadona. En cualquier caso, y espoleado por los comentarios de Herr y Encantadísimo a mi entrada sobre las predicciones para 2008, además de por el listado que éste último amablemente volvió a colgar en mi cuaderno, me pareció que podía ser interesante seguir esta encuesta con la que pasa por ser una de las cadenas más baratas de Europa. Al vender y comprar, además, en muchos países, pensé que habría mayor variedad de orígenes en sus vinos. En parte acerté, pero temo que el saqueo había llegado a extremos tales que faltaban ya muchas referencias. Por lo menos, a mí me extrañó que Lidl no tuviera NI un solo vino alemán. De todo lo que detecté, me pareció que lo que tenía más potencial interés era, por una parte, este Muscadet de Sèvre & Maine 2006. Se trata de un vino de "négociant" de Le Pallet que tiene 12% y hay que servir a unos 8ºC. Este es un vino hecho con la variedad "melon de Bourgogne", que suelen tomar los franceses (y nosotros) como ideal compañero del marisco en general, con notas minerales, de flores blancas discretas y de frescor y sabores de los cítricos. Éste, para mí desgracia, no aporta nada de nada: oro pálido, muy poca fruta, cerrado en nariz y en posgusto, algo vegetal y mínima, por no decir, inexistente, mineralidad. Poco volumen en boca y ni tan siquiera el deseable frescor y verdor en un vino de este tipo, de 2006. Sus 1,49 euros son un buen reclamo, sin duda, pero No es un vino que pueda yo recomendar, sea cual su precio.

Del segundo vino, en cambio, ya había advertido el amigo Pingus Vinicus y no puedo más que confirmar sus buenas sensaciones. Se trata de de un monovarietal chileno de Sauvignon blanc, Viajero 2007. Winemaker's selection. Single vineyard. Con fruta procedente del Valle de Colchaga, en Qui, y 13% (servicio sobre los 10ºC), ya a copa parada es una explosión de flores blancas, de tilo y de jazmín (más del primero que del segundo), al que siguen, sobre todo en posgusto, agradables notas de raspadura de limón y más flor blanca, algo marchita. Remata con notas vegetales de hoja de geranio al atardecer. Tiene un color oro muy pálido y una boca casi grasa, opulenta, con volumen pero, al mismo tiempo, una buena acidez que deriva, casi, en atisbos de verdor. Es un vino bastante caro para los estándares en que se mueven los supermercados generalistas, 5,99 euros, pero creo sinceramente, que merece la pena pagarlos. Iba yo también buscando el carmenère que Pingus había probado en Portugal, pero no lo tenían ya en este Lidl. Volveré a por él, que la cuesta de enero lo será para todos, también para quienes amamos el buen vino, al margen de nombres y alcurnias.

9 comentarios:

Jose-Luis dijo...

Ir al Lidl o a cualquier supermercado, mercado o gran superficie en fechas navideñas es algo mucho más que heroico, es temerario!. Debieras haber comenzado este post con un:"Niños no hagan esto ** ni ** en presencia de un adulto!". Seguiré atento a tus descubrimientos por el proceloso mundo de los supermercados. Saludos. Jose.

manuel dijo...

Eres demasiado benévolo, Joan. No conozco ningún négociant en el Nantais cuyos vinos peuda ni remotamente pensar como muscadets "aceptables". Bueno, si me empujas, quizás alguna cosa de Sauvion, pero no es ni de cerca lo que la melon puede dar.

La desgracia es que esos vinos de negocio fueron los que cementaron una falsa reputación de mediocridad para el muscadet, cuando en realidad hay productores que hacen vinos realmente extraordinarios--quizás no a 1,49 euros, pero a precios que en el hiperventilante mercado de hoy son muy, muy ventajosos.

M.

encantadisimo dijo...

Joan, el listado que yo colgué no era precisamente de vinos de supermercado sino de buenos vinos económicos, que no es lo mismo. La oferta específica de supermercados es bastante chunga en general y en concreto la de Lidl, salvo alguna excepción como parece ser la que indicas ahí arriba, me parece de las peores. Yo personalmente no he triunfado nunca en Lidl, de hecho desistí hace mucho tiempo.

J. Gómez Pallarès dijo...

De hecho, y en previsión de tu acertada observación, FUI SOLO!!! Todvaía recuerdo la pista de patinaje en que se convertía el super cuando iba con los niños...
Por lo demás, haré una segunda incursión en la central de LIDL, en la antigua N II, que ahora es una calle que lleva al cruce entre Esplugues y Cornellà, a ver si encuentro cosas más interesantes.
saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ahí le han dado, Manuel. Una de las dos cosas que NO he dicho en el comentario pero que quería destacar con mi redacción, es que en esa zona se hacen muy buenos vinos que NO valen 1 y pico euros, pero SÍ valen entre 5 y 10 euros.
Es decir, que en este caso, mi consejo es claro: mirad por ejemplo en este comentario de ETB, donde hicimos una cata monográfica de estos vinos y probamos algunas cosas bien satisfactorias, a precios muy buenos. En este caso, hay que buscar en las buenas tiendas de vinos especializadas para encontrar la gran expresión de la melon de bourgogne. Los Expressión de...son un gran ejemplo de lo que dice Manuel.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Encantadísimo, cualquiera que haya leído tu lista tiene claro lo que comentas. Y espero no haber inducido a nadie a cometer ese error de interpretación. Tu listado es de vinos buenos a precios razonables, no de vinos de supermercado razonables a precios muy buenos.
Aclarado el concepto, no es menos cierto que vuestro interés por el asunto de esta franja de vinos, ha espoleado que yo visitara Lidl y buscara, en efecto, sin mucho éxito. Este Viajero es lo mejor que he encontrado, a la espera de ver si la central tiene algún riesling o golden Muskateller...
Y no es menos cierto que tu listado (la intención que subyace, vaya), sí me ha servido de inspiración para, en esta cuesta de enero, seguir buscando, ya al margen de los supermercados, buenos vinos a grandes precios. No voy a intentar otro listado o una revisión del tuyo, que tuyo es, sino a buscar y proponer vinos que me apetezcan a precios bajos.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Mas que heroico es un acto impuro y pecaminoso. Una persona integra como tú comprando vinos de dudosa calidad e incieto origen. No se que pensar. Espero por tu bien que fuera un acto involuntario propio del exceso de tiempo libre o de la busqueda de emociones fuertes en la ciudad de Barcelona. Por lo que comentas del olor, y detalles que seguro obvias, fue toda una aventura.
No te imagino buscando entre estantes joyitas enologicas, mas bien mi idea sobre ti era de una especie de Indiana en vinotecas añejas a la caza del Santo Grial con su liquido elemento en su interior, por supuesto:-):-):-)
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, la Guarda, todo esto no es más que puro altruismo, filantropía de las que ya no quedan, sólo para intentar favorecer la dura cuesta de enero de mis amigos lectores!!!
Por eso y por ellos uno se sacrifica lo que haga falta, aunque pongo a Dios por testigo que, además de no volver a pasar hambre en mi vida, no vuelvo a pisar ese LIDL. Otro, quizás, pero que no huela tan mal, por favor!!!
Bormas aparte, ese sauvignon blanc está bastante interesante: eso valió la pena.
Un abrazo
Joan

Anónimo dijo...

Todos los precios de los vinos de los supermercados en el Observatorio de Precios

Publicar un comentario en la entrada