06 enero, 2008

Los Reyes Magos, ¿a debate?


Tras el estupendo cuento caribeño que contó Manuel Camblor en su blog hace bien poco, y reprodujo aquí también, en que quedaba claro que Baltasar no era el rey negro (negro NO es peyorativo en nuestro idioma), me quedé con la mosca tras la oreja. No es que quiera hoy, día de la Epifanía del Señor (de la Beffana en Italia; de los Reyes Magos en nuestras tierras), escribir un minitratado sobre el asunto (de hecho, ya está escrito: hay mucha bibliografía histórica sobre el tema), pero sí rescatar de mi memoria una imagen que demostraba, ya en la Alta Edad Media, que el fondo del cuento transmitido por Camblor era tan histórico, por lo menos, como la versión que usamos hoy en día por estas tierras. Recordaba yo los mosaicos parietales de Sant'Apollinare Nuovo, en Ravena, extraordinarios, y que van del siglo VI al IX. Y resulta que en uno de ellos, los "magos" / profetas elevados a la categoría de santos (según las inscripciones que les coronan), son tres: Sancti Gaspar, Melchior, Balthassar. Y resulta, de esta iconografía, que Melchor no es el anciano rey de largas barbas blancas, sino el rubio, casi pelirrojo, imberbe; y resulta que Gaspar no es el rubio sino el rey de la cabellera y barba blancas; y resulta que Baltasar no es de raza negra, sino de luenga y asortijada barba oscura. Eso sí, todos llevan sus ofrendas al Cristo recién nacido. Sirva este pequeño guiño a la historia y a sus versiones para desearos que los Reyes de Oriente (¡o de donde sea!) os traigan cuanto les hayáis pedido.

¡Nos vemos mañana en IEC #7!

6 comentarios:

manuel dijo...

El mosaico representa el "Período Michael Jackson" de los Reyes. Alegaron estar aquejados de vitiligo, pero no coló tanto como las protestas del Rey del Pop.

Por cierto, la famosa "Carta de los Reyes Magos" no es de mi autoría, ni mucho menos. Me llegó en un e-mail reenviado por mi cuñado. Su originador (más allá de los Reyes Magos, que quede claro, el propagador) debe haber sido un humorista puertorriqueño que quiso permanecer en el anonimato.

Interesantes inquietudes sobre la raza de los Reyes que ha desatado esto. Mientras tanto, los Reyes siguen recluidos en Guantánamo, bajo sospecha de complicidad con Al Qaeda.

Aquí en Nueva York, un domingo normalito. Tranquilo.

M.

Yo cumplí con transmitir la

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, amigo Manuel (casi en tiempo real, eh!!!: escribes, te leo y contesto, de BCN a NYC y viceversa), queda claro que el cuento te llegó por vía parenteral (sic!!!) pero que la autoría queda en el anonimato. Una bonita historia pócrifa de los reyes Mago, como tantas otras más!!!
Es evidente que en el tiempo en que la historia de institucionaliza, por así decir, es imposible que venga de Oriente un rey de raza negra. Si hubiera venido de Nubia, un rey nubio, no digo yo, pero de oriente...
Y claro, no entendía yo, que lo de Michal Jackson y su emblanquecimiento progresivo tuviera que ver con Sant'Apollinare Nuovo!!!
Por cierto, soñé que Bush reconocía la ilegalidad de Guantánamo y la cerraba en 15 días. Y preparados ya para en nuevo rey negro (Iowa dixit!) que está por venir?
Saludos desde una BCN enloquecida, histérica y ocupada por fanáticos e hiperactivos sustitutos de los Reyes Magos!
Joan

manuel dijo...

Yo me mantengo ajeno al proceso político de ese país que queda allende el río, Joan. La política me deprime.

Ah, y obviamente no estás enterado del pinche que se formó entre le San Apolinar y el publicista de los Reyes Magos, pues el mosaico era un retrato "no autorizado" de los Reyes que los representaba en pleno apogeo de la historia del vitiligo y ya, para cuando fue revelado al público a través de la famosa web de aquel antepasado de perezhilton.com, los Reyes andaban loquitos porque quedara olvidada la historia de sus intentos de transracialismo.

Si una cosa buena tienn los gringos del norte es que la vorágine comercial se ciñe a la Navidad y no reconocen el relajo de los Reyes.

M.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Manuel, aquí somos tan...(no me atrevo a calificar la actitud de la mayoría de nosotros) que apechugamos con todo: celebramos la vigilia de Navidad; Santa Claus merodea ya a sus anchas por aquí; algunos, además, hacemos que un pedazo de madera ("tió" en catalán) literalmente cague golosinas y otras cosas de regalo para los niños; celebramos el día de Navidad; el de San Esteban y, por supuesto, pasan los reyes Magos!!! Además, por medio queda, como para todos, la nochevieja y mañana empiezan las rebajas, que para muchos son tan o más importantes que las fiestas previas. Un puro disparate, vaya!!!
Menos mal que siempre nos quedarán algunos buenos vinos y espumosos a los que acogernos y, tú por lo menos, los gemelos cuando empiecen a descubrir de qué va esto de Santo...Yo ya no tengo ni esto.
Pinches gringos del norte: arman una sola pero la arman buena. Creo que prefiero esto que 15 días de sesión continua!!!
Joan

nuriagonzalez dijo...

Si ya las noticias que hay en el evangelio (San Mateo 1-12) sobre los Reyes Magos son muy escuetas; son figuras muy borrosas, poco perfiladas: ni se dice que sean 3 ni se dice que sean reyes.Es con el tiempo que iran despertando curiosidad e iran apareciendo leyendas: se les da un nombre, se les atribuye un oficio y se dice que son 3 (por aquello de la trinidad....)
En el "Auto de los Reyes Magos" (version romanceada del drama liturgico Ordo Stellae) al menos, los Reyes que aparecen son unos seres que dudan y no le llevan regalos al niño que ha nacido porque si, sino para comprobar si es realmente el "Criador", para comprobar su naturaleza:
"Si fure rey de terra,el oro quera;
"si fure omne mortal, la mira tomara; si rey celestrial, estos dos dexara, tomara el encenso que l'pertenecera".
Me encanta el tema.
Saludos,
Nuria.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Núria! Yo no soy nada especialista, ya lo sabes (quiero decir que ya sabes cuáles son mis especialidades en estos ámbitos de la antigüedad), pero fíjate tú que si saco la iconografía de San Apolinar es porque el Auto de los Reyes Magos puede ser perfectamente del s.XII (por lo menos según Alain Deyermond), mientras que este mosaico es muchísimo anterior.
Tendrías que decirme tú la bibliografía, Núria, porque yo no la conozco. Sé que se publicó un libro importante sobre los Reyes Magos hará unos tres años, pero no lo compré. Y no sé si tienen en cuenta los temas iconográficos, que a mí siempre me "resuelven" muchas cosas que los textos no atinan a decir.
Saludos y bien por estas aficiones!
Joan

Publicar un comentario